Ampliar PC con AMD

Probablemente si tienes un PC de sobremesa con ya algunos años te habrás planteado la posibilidad de ampliar tu PC cambiándole algunos componentes.

Dependerá de tu propios gustos si escoges componentes para montar un PC bajo procesador Intel o AMD.

En nuestro caso y para este artículo vamos a realizar una configuración para ampliar un PC de la oficina. Aunque realmente vamos a realizar dos posibles ampliaciones.

Nuestro PC ahora mismo tiene un procesador Intel i5 con 16 Gb de memoria RAM y vamos a cambiar por una mucho más potente máquina con procesador AMD de última generación, o de penúltima.

Ampliación PC con AMD

Hemos elegido AMD como CPU en esta ocasión para nuestra ampliación de ordenador, y ha sido porque tanto la penúltima como la nueva generación de procesadores de AMD rinde mejor que Intel.

La denominada serie 5000 incorpora la nueva arquitectura Zen 3 que es capaz de rendir alrededor de un 20% más que los modelos anteriores. Me refiero a los de la serie 3000, que ya rendían a mejor nivel que los Intel en casi todos los apartados.

Sí, lo de 3000 no es un error, para PCs de sobremesa AMD se ha saltado la serie 4000 que sólo existe en equipos portátiles.

Escoger una CPU de la serie 3000 o 5000 para la ampliación de PC hará que nos ahorremos desde 60 a 170. En nuestra elección finalmente nos quedaremos con un Ryzen 7 de anterior generación, un 3700X.

Eso sí, con la serie 3000 no tendremos lo último de lo último. Aunque tampoco nos importa, pues el rendimiento del procesador Ryzen 7 serie 3000 contra el del Ryzen 5 serie 5000 será casi siempre mejor. A pesar de ser algo más antiguo.

No hace mucho comparamos los Ryzen 5 5600X contra Ryzen 5 3600, si te interesa entrar más al detalle, dale vistazo.

Si a estas dos configuraciones de ampliación con AMD lo comparamos con ampliaciones basadas en intel, pues nada, parece ser que los Intel en todos los benchmark se quedan algo atrás.

Con la serie 3000 los intel sólo ganaban en la ejecución de juegos. Sobretodo en aquellos que que se basan mucho en la ejecución mono-hilo. Todavía son muchos pero con la nueva serie 5000, los de Intel ya no ganan ni en eso.

Para el resto de tareas, el repaso que le proporciona AMD a Intel es de escándalo. Más aún teniendo en cuenta que los precios de los procesadores AMD siempre son más bajos que los de Intel.

Diferencias de rendimiento entre AMD e Intel

En la anterior gráfica se compara un procesador Ryzen 5 5600X con lo que vendría a ser su equivalente en Intel, el i5-10600K. El diferencial es notable, sobre todo en cálculo, como en la compresión de archivos, el renderizado 3D y la edición y exportación de vídeos.

Lo malo es que con la nueva serie 5000, AMD se ha venido algo arriba en cuanto a los precios de sus procesadores. Subiéndolos significativamente por encima de lo que salieron los respectivos modelos de la serie 3000. Por este motivo finalmente para ampliar el PC nos quedamos con Ryzen 7 de generación anterior.

No se si estos precios están inflados también por la falta de capacidad de producción que ha existido durante este pasado 2020. Creo confiar que la serie 5000 acabarán bajando del orden de 100 euros, en los sucesivos meses venideros.

Veamos la selección y los motivos por los que escogemos los siguientes componentes para ampliar nuestro PC:

Ampliación procesador

Vamos pues, a seleccionar dos posibles procesadores para ampliar nuestro PC

AMD Ryzen 5 5600X

 AMD Ryzen 5 5600X
AMD Ryzen 5 5600X

Nuestra primera opción de ampliación para nuestro ordenador es el procesador AMD Ryzen 5 5600X es nuestra primera opción.

Este procesador, en el momento de escribir este anuncio puedes conseguirlo en Amazon a un precio de 385 euros. Siendo este el precio mínimo en los últimos 3 meses.

Quizá en unos meses, cuando su predecesor, el modelo AMD Ryzen 5 3600 desaparezca de las tiendas por falta de stocks y la producción y demande se normalice, este 5600X pueda llegar a bajar hasta los 250-275 euros.

Pero claro, para aquel entonces seguro que ya se habla de la próxima generación 6000 de procesadores AMD. Así que si tienes que cambiarlo hazlo cuanto antes y no esperes mucho.

Este procesador 5600X cuenta con 6 núcleos físicos en su interior y capacidad de 12 hilos de ejecución. Desde luego la multitarea no será ningún problema para él, al revés será en estos entornos donde saque a relucir su poderosa musculatura multitarea. Partiendo de nuestro Intel con 4 núcleos físicos y 4 hilos de ejecución, a buen seguro notaremos mucho la potencia de esta ampliación de PC.

Su velocidad de reloj es de 3,70 GHz de base y 4,60 GHz de turbo. Tiene 32 Mb de cache L3 y está fabricado bajo tecnología de 7nm.

Para juegos llegará a superar a los Intel en todos los apartados incluso en los juegos mono-hilo. Apartado donde antes Intel superaba a AMD, pero que ahora con esta nueva generación Zen 3 y el incremento del denominado IPC AMD ha sabido mejorar allá donde era algo más débil.

El consumo de este procesador es además relativamente bajo, quedándose en los 65 vatios hora a plena potencia. Aunque luego se debe sumar el resto de componentes como la RAM, los discos, los ventiladores e incluso la propia placa base y la gráfica.

Puedes comprar esta CPU >aquí< al mejor precio.

AMD Ryzen 7 3700X

AMD Ryzen 7 3700X

Este otro procesador es el Ryzen 7 3700X de la anterior generación, es un serie 3000 con arquitectura Zen 2. A priori podría parecer equivocadamente que debería rendir menos que el Ryzen 5 de la serie 5000 en nuestra ampliación de ordenador.

Pero claro, estamos hablando de un procesador, el Ryzen 7, que cuenta con dos núcleos físicos más, que en total van a ser 4 hilos más para llegar a la impresionante cifra de ser un procesador de 16 hilos, contra los 12 hilos que tiene el Ryzen 5 5600X de la serie 5000.

En cuanto al resto de aspectos van bastante a la par, mismos 32 Mb de caché L3, fabricación a 7nm y 65 W de consumo. Únicamente difieren un poquito las frecuencias de reloj, este anda a 3,60 Ghz de base con capacidad de turbo hasta las 4,40 Ghz, es decir escasos 200 Mhz menos.

El rendimiento será superior en casi todos los apartados para el Ryzen 7 3700X por poseer cuatro hilos más de ejecución. Si bien en juegos el poder mono-hilo con su IPC más alto del serie 5000 hará que gane en ese punto, pero no por mucho.

La diferencia de rendimiento en juegos radicará más en la tarjeta gráfica que en la CPU. Si montamos la misma máquina bajo ambos procesadores y utilizamos una tarjeta gráfica Nvidia RTX2060, los fps que obtendremos serán casi idénticas en resoluciones de 1080p. A lo sumo conseguiremos 1 o 2 fps más para el 5600X, pero hablo de juegos que serán ambos capaces de mover a más de 80 fps sin pestañear.

Si disponemos de una gráfica superior, como una RTX3080 y a esos mismo 1080p la diferencia se incrementa, siendo superior entre 10 y 15 fps a favor del 5600X.

En nuestro caso tenemos una RTX2060 por lo que creo que esta opción del Ryzen 7 3700X cobra especial interés para ampliar el PC.

Compra esta CPU con descuento >aquí<

Cambio placa base ordenador

Nuestra placa base actual no nos va a servir, no soporta ninguno de estos procesadores. Para empezar porque hay un cambio de fabricante de CPU por el medio y para finalizar porque varias generaciones de procesador entre ambos, y el formato y patillaje de las CPUs han variado. Así que para ampliar el PC no nos quedará más remedio que adquirir una placa nueva.

Placas base para AMD existen muchas, lo más importante para la elección de una u otra es que el zócalo donde va insertado el procesador sea AM4. Siendo este el que utilizan estos dos procesadores de AMD que recomendamos para ampliar el PC.

Otro requisito que diría que es también indispensable es que el chipset sea un B550. Ya que así tendremos la garantía de que nos va funcionar tanto con los procesadores de la serie 3000 y con los nuevos de serie 5000. Además de no sin tener que ir haciendo actualizaciones de BIOS.

El rango de precio de las placas base de AMD es muy grande, existen placas que van de poco más de los 50 euros hasta los 200. Las diferencias en cuanto a prestaciones son mínimas, por lo que nos interesa ahorrar en este componente para por ejemplo poder adquirir más RAM o una mejor tarjeta gráfica.

Hemos seleccionado dos placas para nuestra ampliación de PC. Al final nos hemos decantado por la Asus por disponer de más slots para RAM y para almacenamiento M2.

Placa base Gigabyte Technology B550M S2H

Gigabyte Technology B550M S2H

En nuestro caso para nuestra ampliación de ordenador hemos seleccionado dos placas.

Por un lado una placa base de Gigabyte, y lo hemos hecho por dos razones fundamentalmente.

La primera es porque el ordenador que vamos a ampliar equipa una de la misma gama de precio (sobre los 80 euros). Placa que ha estado funcionando durante más de 5 años sin presentar ningún problema.

También dispone del hoy en día indispensable conector para discos M2 NVMe PCIe 4.0 con el que podremos instalar más adelante un rápido disco duro de estas características.

Esquema placa base Gigabyte Technology B550M S2H

Como punto negativo de esta placa es que sólo dispone de dos bancos de memoria RAM. Esto lo que hará es que debamos adquirir la RAM en una única vez para poder aprovechar la configuración dual channel que otorga mayor velocidad al PC que vamos a ampliar.

El poseer dos slots, que soporta cada uno como máximo un DIMM de 32 Gb. nos dará una memoria RAM máxima de 64 Gb. Más que suficiente para cualquier tipo de usuario.

Puedes ver el precio de esta placa base >aquí<

Placa base ASUS Prime B550-K

Placa base ASUS Prime B550-K

Por otro lado tenemos la otra elección, la placa base ASUS Prime B550-K que es algo más económica que la Gigabyte, unos 5 euros menos, en el rango de 70-75, y que dispone de mejores especificaciones.

Para empezar la Asus cuenta con 4 slots para memoria RAM en lugar de los únicos 2 slots de la Gigabyte, el soporte de memorias es igual, tan sólo que permite hasta 128 Gb de memoria RAM máxima al disponer de esos dos slots adicionales.

Sigue ofreciéndonos conectividad para los rápidos discos M2, pero en este caso son dos puertos M2 PCIe, uno es 4.0 y el otro PCIe 3.0 en lugar de uno como en la Gigabyte, ambos son también compatibles SATA.

Esquema de la placa base ASUS Prime B550-K

Puedes ver el precio de esta placa Asus >aquí<

Ampliar memoria RAM

En nuestro caso contábamos ya con dos módulos de RAM DDR4 de 8 GB a 2133MHz por lo que optamos por alargarles un poco más la vida. Y por el momento continuaremos con esos 16 Gb. de RAM.

Más adelante los sustituiremos por dos módulos a 3200 MHz con los que el PC aún irá todavía más rápido

Recuerda que depende de la placa base que compres dispondrás de 2 o 4 slots. Ambas soportan módulos DIMMs de hasta 32 Gb de RAM, siendo capaz de tener un máximo de 64 Gb de RAM en total la Gigabyte y 128 la Asus. Créeme que a menos que te dediques al renderizado en 3D y tareas muy exigentes con 16 Gb tendrás más que suficiente.

Eso sí, en el momento de comprarlas, que sean en pares de dos módulos idénticos, de esa forma podrás utilizar el double channel por lo que la velocidad de acceso a memoria se incrementa casi al doble al utilizar la velocidad de ambos módulos simultáneamente.

Si quieres 16 Gb deberás entonces comprar dos módulos idénticos de 8 Gb cada uno. >Aquí tienes nuestra selección de módulos de 8Gb<

En cambio si quieres 32 Gb de memoria RAM y puedes permitírtelo, adelante, compra dos módulos de 16 Gb como estos de >aquí<

El presupuesto de esta ampliación de ordenador estará situado en los 390 euros sin optamos por el Ryzen 7 3700X con la placa ASUS y aprovechamos la memoria de nuestro anterior equipo por ser módulos DIMM de 2133 MHz DDR4 que es lo mínimo que soportan las placas seleccionadas.

Si no aprovechásemos la memoria deberíamos de añadirle unos 80-85 euros para contar con una RAM de 16 Gb en dos módulos y así aprovechar la DualChannel. De ser 32 Gb, nos añadiríamos unos 170-185 euros.

Puestos ya podríamos optar por el Ryzen 5 5600X de última generación, lo que haría que deberíamos continuar sumando 60 euros a la configuración de esta ampliación de PC.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro