Portada » bits&bytes » Análisis Asus Rog Zephyrus G14
Análisis Asus Rog Zephyrus G14

Análisis Asus Rog Zephyrus G14

Probamos a fondo un ordenador que me enamoró tan sólo con verlo una primera vez en foto el Asus Rog Zephyrus G14, y que luego he podido comprobar en primera persona el buen hacer de Asus con este equipo concreto, aunque como es lógico dista mucho de ser perfecto.

Este portátil toma el apelativo de Zephyrus, Céfiro en español, el nombre de un viento suave y apacible que en la mitología griega fue convertido en dios, uno de los cuatro dioses de los vientos, el que se correspondía al dios del viento del oeste y quien según el mito podría ser el mismísimo padre de Eros tras su relación con Iris, posteriormente Zephyrus raptó a Cloris, la diosa de la flora para hacerla su esposa y engendrar los dos caballos del guerrero Aquiles, Janto y Balio.

La perfección del Zephyrus

Este portátil ofrece una pinta estupenda

Se trata de un portátil que respira elegancia y prestancia a partes iguales, es de esos ordenadores portátiles que consiguen aunar un buen criterio y una construcción superior hasta rozar la perfección.

Desde el primer momento de uso, y ya llevo con él a full no menos de tres días se repite aquella percepción de perfección que sentí cuando probé por primera vez un Apple MacBook Air con procesador M1. Confieso que este Asus es de largo el PC que he probado para la redacción que más se asemeja a aquel en la experiencia de uso.

Esta sensación va más allá de las prestaciones puras, me refiero a sensaciones de uso, a su tacto y su magnífica calidad de componentes tanto externos como internos, a tamaños, a dimensiones.

En cuanto a su potencia, parece como aquel M1, prácticamente inacabable. En este punto aclaro que si bien el M1 en trabajos de redacción y retoque fotográfico así como en las pruebas sintéticas se sentía tan potente como este Zephyrus, cuando necesitamos ir más allá, en edición de vídeo, apertura de máquinas virtuales, renderizado 3D, compilación de programas y con videojuegos el Zephyrus lo destroza por completo, y es que el Zephyrus es un pequeño monstruo lleno de potencia.

Diferentes modelos de Asus ROG Zephyrus G14

Cabe aclarar que dentro de este mismo chasis puedes encontrar diferentes modelos, los más nuevos que puedes comprar a día de hoy son de una generación de procesadores más nueva, AMD Ryzen de la serie 5000 y cuentan con gráficas RTX 3050, en cambio la unidad que voy a someter a pruebas es del 2021 y como tal cuenta con un procesador de la serie 4000, un Ryzen 7 4800HS y una gráfica GTX, la GTX 1660 Ti de 6Gb DDR6.

Sin entrar a comparar potencias entre ambos Zephyrus, ya te digo que a lo sumo el modelo nuevo rendirá entre un 7 y un 14% más en pruebas de CPU y en cuanto a potencia gráfica, más o menos irán a la par, pues la RTX 3050 no es Ti y sólo lleva 4 Gb de memoria contra los 6 de la GTX 1660 Ti, que para colmo es una gama 60, siempre superior a las 50.

Dicho esto vamos a poner a este pequeñito pero matón equipo contra las cuerdas.

Características de este Rog G14

Un portátil francamente impactante, la toma de corriente no está en buen sitio

Se trata de un portátil de la gama destinada al gaming de Asus denominada ROG, cuenta con una pantalla de 14″ y 1,6 Kg de peso, sintiéndose más ligero y portátil que la mayoría de portátiles gaming gracias a su delgadez de chasis y a los reducidos marcos de su pantalla.

Es importante señalar que este portátil no es apto por sí sólo para videoconferencias ya que no dispone de webcam, por extraño que parezca y deberás recurrir a conectarle una externa si precisas hacer videoconferencias.

Está construido en materiales más premium de lo habitual, cuenta con una tapa de aluminio y a nivel de componentes dispone de un gran poderío computacional que lo habilitan para un uso tanto a nivel gaming como a nivel profesional, capaz de soportar cargas muy exigentes de trabajo.

Cuenta con una CPU de AMD, un Ryzen 7 4800HS con 8 núcleos y 16 hilos corriendo entre los 2,90 y los 4,27 Ghz en modo turbo, la especificación HS difiere de la H normal en que está limitada a un consumo máximo de 35W en lugar de los 45W de la especificación H a secas.

Dispone de una gráfica integrada Vega 7 con un total de 7 unidades de cómputo funcionando hasta 1600 Mhz, sin embargo también disfruta de una gráfica dedicada Nvidia GTX 1660 Ti Max-Q design, ¿qué? que no sabes lo que significa toda esa parafernalia de GTX Ti Max-Q típica de las tarjetas gráficas, nosotros te explicamos qué es una RTX, una GTX un Max-Q y todo ese lenguaje.

Además el ROG 16 Gb de memoria RAM DDR 4 y una unidad de almacenamiento sólido con tecnología PCIe de 1 Tb de capacidad.

Nota sobre las características: 7/10 Si bien podemos aguantar años con este potente procesador Ryzen 7 la gráfica es obsoleta, una GTX, sin trazado de rayos ni DLSS, tecnologías imprescindibles en el futuro inmediato.

Ampliaciones del Asus ROG Zephyrus G14

Pocas cosas puedes ampliar en este portátil, aunque si que puedes sustituir dos por piezas de mayor capacidad.

Por un lado tenemos RAM, que es ampliable por sustitución, pero al ampliarlo perderás siempre el acceso de doble canal que incrementa la velocidad general del sistema.

Esto es debido a que si bien los 16 Gb que lleva de serie este portátil vienen configurados en doble canal distribuidos en 8 Gb soldados en placa, los cuales son del todo inamovibles y no los puedes desconectar, más un módulo adicional de 8 Gb insertado en el único slot interno para RAM que tiene este portátil.

Por lo que podrás subirlo hasta los 24 Gb o los 40 Gb de RAM al no ser compatible con módulos de más de 32 Gb. así que para conseguir los 24 Gb deberás sustituir el módulo de 8 por uno de 16 Gb y los 40 Gb por un módulo de 32 Gb.

Eso sí, con cualquiera de estas dos ampliaciones perderás ese plus de velocidad del dual channel al quedar desactivado automáticamente por la asimetría de los módulos.

Sobre si afecta o no el Dual Channel en la percepción de velocidad del equipo, pues claramente poco, para empezar se trata de un equipo super rápido, trabajar con él es una delicia y si por tus necesidades bien sean de compilación, máquinas virtuales, renderizados 3D o edición de vídeo precisas de más de los 16 Gb de memoria RAM el incremento de capacidad de memoria a 24 o 40 Gb compensará la posible pérdida de como máximo el 25% en operaciones intensivas de uso de memoria que se traducen en un 3-6 % en el rendimiento global que nos puede aportar una configuración de memoria doble canal.

Luego está la capacidad de almacenamiento del ROG G14, no dispone de segundo slot para una segunda unidad así que para añadir una unidad de mayor capacidad deberías sustituir la que lleva en su interior, no obstante, con el terabyte de capacidad interno yo creo que de necesitar mayor capacidad ya deberías tirar de algún disco duro o unidad externa, pues en NVMe el siguiente paso desde el terabyte es irte a por una de 2 Tb cuyo precio en la actualidad me parece injustificado. Es de suponer que como todo, con el tiempo, cuando existan unidades de 3 y 4Tb. las de 2 Tb se pongan a tiro por precios entorno a los 100 euros, por más, a mí no me merecen la pena.

Lo que no tiene este portátil es un slot para tarjetas de memoria, algo que para los profesionales fotográficos cámaras es del todo imprescindible, siendo este un equipo tan capaz para la edición no entendemos el motivo para no haber incorporado un slot para memorias extraíbles.

Nota sobre posibilidad de ampliación: 3/10 Únicamente podrás ampliar la RAM, pero perdiendo un módulo y la configuración de doble canal, debería llevar dos slots en lugar de 8 Gb soldados + 1 slot, por otro lado no dispone de segundo slot para almacenamiento.

Estética del ROG G14

Visto desde el frontal es francamente elegante

De 10. La estética de este portátil es diferente al de la mayoría de equipos existentes en el mercado, comparte dimensiones colores y cierta presencia con los MacBook Pro de 13″, si bien los detalles como su teclado, botón de encendido y salidas de aire traseras denotan que estamos ante un equipo gaming con ciertos toques futuristas.

Lejos de ser horteras o demasiado gaming el conjunto enamora, incluso a más de un usuario de Mac le he echo abrir los ojos ante este pequeño monstruo.

Antes de llegar a abrirlo y con la tapa del portátil bajada te encuentras con unos acabados metálicos de primera, la tapa superior tiene algo más del 50% de su superficie con micro agujeros que en otros modelos superiores se iluminan mediante LEDs en lo que ASUS denomina AnimeMatrix, pero que en este modelo no está presente.

En la vista trasera y lateral tiene un acabado gaming elegante

En su trasera hay unas rejillas de ventilación con un diseño futurista, integrado y a la vez elegante que ya denotan que estamos ante un equipazo, en sus laterales también podemos observar branquias para la respiración del mismo, así como multitud de puertos, hasta 4 puertos USB, conector de monitor y auriculares.

Luego puedes comprobar que se abre con una única mano, algo de lo que les encanta presumir a los usuarios de MacBook, pues toma, la primera en la frente. además el teclado quedará inclinado pues la tapa hace de patas posteriores facilitando dos cosas, lo primero la posición para escribir, un teclado inclinado siempre es más cómodo que uno totalmente plano y la segunda cosa, facilitar la refrigeración del equipo.

El teclado, que te voy a decir del teclado, es una delicia visual y funcional, más adelante te cuento, pero es que es un conjunto que ofrece mucha personalidad, con su tecla de espacio y botón de encendido especiales.

Pulsamos el botón de encendido, que reconocerá nuestra huella y en un par de segundos este te da la bienvenida con un tono sonoro, como los Mac, otra más que encajar Apple fan boys, pero esta vez no es un tachán sinó un sonido de espadas que dan por sentado que el equipo está preparado para luchar.

Nota sobre el diseño: 10/10 Es uno de los portátiles más bonitos sin dejar de ser algo diferente al resto que he tenido la suerte de probar.

Instalación de Windows 11 y setup del equipo

Impresionante, sin palabras, creo que el instalador de Windows 11 no tardó más de 1 minuto en el proceso de copia e instalación desde el pendrive USB para ya estar reiniciando por primera vez en modo Windows 11.

Luego, tras el tedio al que te somete el asistente de post-instalación con sus preguntitas, comencé a descargar como un poseso todas las aplicaciones que necesito en mi día a día y alguna más, todas las aplicaciones para pruebas, y esto mientras simultáneamente actualizaba Windows 11 con no menos de 2 paquetes gordos que han salido desde que preparé el pendrive de instalación que he utilizado.

Sin tener datos exactos la sensación es que este equipo ha respondido como ningún otro, de forma contundente y a toda máquina, eso sí, los ventiladores se han escuchado y mucho durante todo el proceso de setup, pero ahora ya está totalmente listo para hacerlo sudar bits.

Nota de la instalación 9/10, y es que si llevase ya el s.o. de serie sería perfecto en este aspecto.

La pantalla del portátil Asus Rog g14

Grado máximo de apertura de la pantalla del ROG

El ROG G14 en este modelo y versión dispone de una pantalla con resolución FullHD, esto es 1920 x 1080 píxeles con una capacidad de refresco de 120 Hz. tiene un acabado mate por lo que se convierte en ideal para escribir largas hora con él.

Según el fabricante este panel entrega hasta 300 nits, sin embargo lo noto algo falta de brillo, ahora por ejemplo me encuentro en una cafetería con una luz cenital justo encima y escribiendo parte de este análisis he tenido que subir dos puntos el brillo, hasta el 80%, con respecto al interior de la oficina.

Su grado de apertura no es destacable aunque suficiente para tener una posición de trabajo cómoda incluso siendo alto.

Los marcos laterales y superiores son muy finos, y disponen de un finísimo perfil de goma saliente de unos dos milímetros que serán a priori suficiente para que las teclas del teclado no estén apoyadas cuando tenemos la tapa del portátil bajada.

Nota de la pantalla: 7/10, le falta algo de brillo y los marcos aún siendo finos podrían ser todavía un poquito más, me he encontrado estos mismos marcos en Chuwis de 300 euros.

El sonido del portátil Asus ROG Zephyrus G14

Cuenta con cuatro altavoces, dos en la parte inferior encargados de las frecuencias más bajas y dos frontales ubicados en el reposamuñecas del equipo.

Esta doble configuración de altavoces, típica por otra parte de estos equipos premium debería garantizar una experiencia de sonido óptima tanto para contenidos multimedia como para juegos, sin embargo no es así, al menos no en todos los aspectos.

La sensación estéreo está bastante bien resuelta y la sensación que dan es que el sonido sale de la parte inferior de la pantalla cuando realmente no es del todo así, pues cuenta con dos altavoces en la parte más cercana a nuestras muñecas.

En relación a los juegos la riqueza auditivo en matices de los mismos se ve claramente mejorada con este sistema de cuatro altavoces que son capaces de brindar unos bajos más potentes y profundos que prácticamente cualquier otro portátil gaming.

Reproduciendo música en streaming, con el consabido Spotify también ofrecen un buen rendimiento aunque quizá algo falto de brillo y es que los agudos no suenan tan cristalinos como deberían, de alguna forma parece que fallan un poco, en lo más básico y se muestran contundentes en lo más difícil para un equipo pequeño, en los graves, sin embargo ya notas que andan cortos de potencia al estar como mínimo al 80% de su potencia para poder escucharlos de forma más o menos correcta.

En cuanto a la reproducción de contenidos multimedia, Netflix, Prime Vídeo, YouTube y otros contenidos de web he notado que claramente le falta algo de volumen, ya sabes que series y películas tienen la manía de bajar demasiado el sonido para luego subirlo en explosiones y disparos.

Esto es algo que piensas que no es verdaderamente preocupante hasta que no estás por ejemplo en una cafetería donde un sonido medio producido por conversaciones, hilo musical y aires acondicionados sobrepasa los 55 dB, en este mismo momento estoy en una cafetería escribiendo este artículo y mido 61,6 dB con una app del móvil, con lo que ahoga casi por completo la potencia de sonido del portátil.

Estoy de acuerdo que en estos entornos lo mejor es tirar de auriculares, no obstante me gustaría disponer de un mayor margen de subida de volumen, más aun contando con esos cuatro altavoces.

Nota sobre el sonido 6/10, la calidad está bien, pero la evidente falta de potencia del sistema de sonido del Zephyrus analizado puede ser un problema dependiendo del ambiente donde lo uses.

El teclado del Asus Rog Zephyrus

El teclado es de nota

Prácticamente perfecto, se trata de un teclado convencional sin teclado numérico ni columna extra de teclas en su lateral, aunque cuenta con cuatro botones independientes en la parte superior para el control del audio y de las prestaciones del portátil.

Lo más destacable del portátil es su calidad de uso, cuenta con tacto premium, pero es que además me encanta en su diseño, tiene mucha personalidad, se diferencia de los teclados habituales en ordenadores portátiles por diferentes motivos.

Destaca sobremanera la forma de la tecla del espacio, la cual es preciosa, futurista, si bien para ser perfecta sería más funcional invirtiendo de lado su panza, más que nada porque somos muchos los que utilizamos el dedo pulgar derecho para pulsar el espacio.

Otra cosa que influye en el buen desempeño del mismo es que dispone de una separación entre teclas algo mayor a la de otros portátiles, pero sin resultar en absoluto excesiva y es que confieso que quizá este es el teclado de portátil con el más rápido siento que escribo.

La posición de los cursores es también especial respecto a otros ordenadores, estando ubicado casi en el mismo lugar de siempre pero desplazados algo hacia abajo y con una superficie de tecla bastante más reducida, contando con la mitad de altura que el resto de teclas.

En la parte superior a las teclas de función tenemos 4 teclas extras, subir y bajar el volumen, una para mutear el micro y la tecla que da acceso al sistema de control Armory Crate que Asus integra en sus equipos gaming.

El detalle de la tipografía impresa en color blanco es más tipo gaming que la de otros teclados, algo que le otorga todavía una modernidad más destacable.

Finalmente tenemos una retroiluminación en color blanco regulable en tres intensidades pero sin poder cambiar su color.

Nota sobre el teclado: 9/10 si pudiese cambiar el color de la retroiluminación a mi antojo y la panza del espacio estuviese en la parte derecha sería el teclado perfecto.

Reconocimiento de huellas en el Asus Rog

Este portátil premium de Asus dispone de un lector de huellas discretamente integrado en su nada discreto botón de encendido, el cual cuenta con un diseño a lo nave espacial que sencillamente luce espectacular, como el resto del equipo.

Su funcionamiento una vez configurado es correcto, con el equipo totalmente apagado tan sólo deberás pulsar el botón de encendido con alguno de los dedos previamente registrados en Windows y el ya luego se encarga de abrir Windows sin la necesidad de tener que volver a poner el dedo en el sensor.

Si teníamos el equipo en reposo tan sólo con pulsar una vez sobre él será suficiente para desbloquear el equipo.

En este sentido y tras haber probado un Honor MagicBook cabe destacar que el sensor del Honor reconoce mucho mejor la huella, y eso que su botón es mucho más pequeño, en el ROG es común tener que repetir una vez la operación de reconocimiento para desbloquear el portátil, e incluso acabar desistiendo para introducir manualmente la contraseña o PIN.

En cuanto a su puesta en marcha, me resultó como mínimo extraño que durante el setup de Windows 11 no te ofreciese esta posibilidad.

Windows 11 no hace ninguna referencia a la configuración del mismo y deberás ser tú el que mediante la configuración vayas a Windows Hello y configures la huella, a partir de ese momento podrás utilizarlo de forma impecable para iniciar sesión con él.

La configuración no obstante es muy fácil y el mismo ofrece incorporar en el registro dactilar la huella de varios dedos de forma que no precises siempre utilizar el de dedo de la misma mano para iniciar sesión en el portátil.

Sin lugar a dudas esta funcionalidad que a día de hoy todavía se considera premium y que muchos equipos obvian en pro a una absurda reducción de costes es sumamente útil para incrementar la seguridad del mismo.

Tan sólo señalar que en un aeropuerto, en una estación de cualquier otro tipo de transporte, o simplemente en una cafetería o despacho de reuniones de cualquier empresa hay cámaras, y digitar un pin o una contraseña es del todo inseguro, la huella en cambio ofrece esa seguridad de que nadie va a estar espiando en ese momento o a posteriori mediante grabaciones lo que has tecleado.

Nota sobre el lector de huellas: 6/10 si bien es una adición que me encanta y facilita la vida luego compruebas que no es tanto debido a su escasa fiabilidad en la lectura.

Autonomía y batería del Asus Rog G14

Ya con el equipo totalmente configurado y actualizado en una hora de uso muy light, con el brillo de pantalla al 70% y sólo haciendo trabajos de escritura con el navegador Edge, me consumió un 12% para esos primeros 60 minutos, esto nos arroja una autonomía matemática de alrededor de 8 horas aproximadas en trabajos de muy poca intensidad, yo firmo.

Con el brillo al 80% y acabando de instalar no menos de tres o cuatro programas el consumo en la primera hora llegó a ser de un máximo de 15%

Consumo en reposo 7:55 al 82% a las 13:16 estaba con un 79% esto es un gasto del 3% para 5,20H o lo que es lo mismo 320 minutos, por lo que este portátil gasta aproximadamente en reposo un 1% por cada 100 minutos de tiempo así que la misma podría aguantar en standby un máximo teórico de 10000 minutos, casi 7 días en reposo sin perder toda la carga.

La carga se realiza mediante un cargador de tamaño medio, sin llegar a ser el tocho de algunos portátiles gaming es más grande que cualquier otro cargador de portátil no gaming, la carga es bastante rápida, aunque lo que no me ha gustado es la ubicación del puerto de carga ya que está en un lateral, el izquierdo, pero ubicado justo en el medio por lo que el cable se calentará si utilizas el portátil conectado a corriente ya que pasará justo por delante de la salida de aire antes de llegar al conector.

Nota sobre la batería: 7/10 claro que querría más, pero si digamos que un MacBook con procesador M1 o M2 es un 10 este se queda dos o tres pasos por detrás de estos en cuanto a eficiencia energética. Eso sí, comparado con otros equipos gaming me saco el sombrero pues en sin lugar a dudas, el mejor de ellos.

Térmicas del Asus Rog Zephyrus G14

Salidas de aire traseras

Es un equipo portátil que cuenta con la peculiaridad de que la pantalla al abrirla eleva la base del portátil, de forma que no entra en contacto con la mesa facilitando así la ventilación.

Cuenta con cuatro salidas de aire, una a cada lado del portátil y otras dos en la parte trasera, quedando estas últimas enfocadas contra la parte inferior de la pantalla.

No es portátil ruidoso en absoluto, pero sus ventiladores siempre están girando así que si los buscas escucharás siempre sus ventiladores en situaciones de completo silencio, como ahora mismo a las 07:00 de la mañana mientras redacto este párrafo.

No obstante es un leve, muy leve rumor que sólo si lo buscas te darás cuenta de que está ahí y que en el día a día quedará ahogado ante cualquier otro ruido ambiente.

Es decir no dispone de un sistema que desconecte los ventiladores del sistema en situaciones de baja carga, como es ahora mismo cuando escribo este artículo sin nada más abierto que el navegador de internet.

Fuera de esas situaciones de baja carga luego están las del otro extremo, mientras juegas, renderizas o instalas aplicaciones a toda velocidad el portátil hace bastante ruido, sus ventiladores giran a gran velocidad.

En cuanto a la sensación térmica en el trabajo con este portátil debo confesar que te da un poco de arena y otro de cal, si bien lo normal es que se mueva entre los 36 y los 50 grados, temperaturas muy soportables, más cuando los 50 son sin aire acondicionado encendido, a 27 grados de temperatura ambiente y tras varias horas de uso con descompresiones y descargas continuas de archivos mediante FTP, ya que esta misma tarda estaba haciendo un backup de un proyecto web que estoy trabajando con el Asus.

Cuando exigimos rendimiento al ROG de forma sostenida en el tiempos hay momentos en los que su superficie quema, haciendo que no puedas escribir cómodamente con él, claro que eso es sólo durante la instalación de programas pesados, en renderizado de vídeos y 3D así como durante sesiones de videojuegos, momentos en los cuales no sueles utilizar el teclado para escribir.

Ahora mismo estoy escribiendo este párrafo mientras instalo un repack de 11 Gb desde una un disco WD_BLACK externo conectado por USB lo que requiere lectura de la fuente externa y luego una fuerte descompresión de los archivos antes de grabarlos en el disco duro interno, noto un claro aumento de temperatura en la superficie donde apoya mi palma derecha al escribir. Los ventiladores en ese momento andan algo más acelerados, pero sin llegar a molestar.

Nota sobre las térmicas: 7/10 realmente está muy bien su bajo nivel sonoro y su buen hacer cuando la exigencia es baja o media, luego en juegos, como es normal, se hace escuchar.

Rendimiento del Asus Rog Zephyrus en pruebas sintéticas

Bajo Geekbench 5 y con el ordenador conectado a corriente el perfil de máximo rendimiento obtuvimos 7395 puntos en la prueba multinúcleo y 1202 en la de un sólo núcleo, una cifra realmente buena, puedes consultar todos los detalles de la prueba en este enlace.

El Rog G14 consiguió 1202 y 7395 puntos en Geekbench

Comparado con otros portátiles con el mismo procesador pero sin la especificación HS, sólo con especificación H, lo que le da libertad para subir hasta los 45W de TDP en lugar de los 35 W de los HS, la diferencia de puntaje está en unos 1000 puntos a favor del H, el cual no está sometido a ese relajamiento de los HS con el fin de poder utilizarlos en portátiles con chasis pequeños.

Como apunte, un ROG G14 con procesador Ryzen 9 5900HS consigue el mismo resultado en mononúcleo y 7493 puntos en multinúcleo lo que significa que entre un Ryzen 7 y un Ryzen 9 de una misma generación las diferencias en cuanto a potencia serán mínimas.

Sin embargo y auque se trata de números buenos este ROG se queda algo por detrás de los resultados obtenidos por el MacBook Air con chip M1, además aquel ni se calentaba bajo Geekbench.

Del mismo Geekbench lanzamos la prueba gráfica de OpenCL con una puntuación de 61537 puntos, bajo el motor Vulkan fueron 15761 y bajo Cuda 66353, unos resultados inferiores a los obtenidos por una RTX 3050 Ti de 75W en un Acer Nitro, aunque en Cuda y en OpenCL la distancia es poca no es así en Vulkan donde la diferencia es muy acusada.

Como solemos hacer siempre en nuestra prueba posteriormente repetimos el Geekbench pero funcionando con baterías, seleccionamos el perfil de Equilibrado en Windows y el resultado fue de 5215 para la prueba multinúcleo y 726 para la de un único núcleo.

En cuanto a las pruebas de computación con el ordenador desconectado de la toma de corriente las puntuaciones son de 25494 en OpenCL, 10463 en Vulkan y 27431 en CUDA.

Resultados de Cinebench R23

Llegamos a la prueba sintética de potencia de renderizado bajo Cinebench R23 en la que obtuvimos 7458 y 1200 con el equipo conectado a la toma de corriente, por los increíbles 7738 puntos en multinúcleo y 1190 puntos para la de un único núcleo en el caso de no estar conectados a la misma.

Esto nos da que pensar en que o bien Windows 11 o bien Cinebench R23 están fallando en algo pues el rendimiento conectado debería superior al desconectado.

Claro que bien podría tratarse de un problema de acusado thermal throttling en el portátil debido a los 10 + 10 minutos que tarda en realizar cada prueba Cinebench

Poniendo las cifras arrojadas en Cinebench en contexto, esto es, comparándolas con la de otros equipos, el resultado es algo inferior al esperado, claro que esto se debe a buen seguro por el uso de una GTX de la última serie existente, la 1600 en lugar de una gráfica RTX de la serie 3000 y es que el cambio generacional entre ambas tarjetas es de dos generaciones lo que hace que una RTX 3050 Ti esté por encima de la GTX 1660 Ti que calza este equipo.

Es evidente que el ordenador hace un trabajo extra cuando tiene alimentación, podríamos decir que la diferencia de potencia de estar conectado a desconectado de la corriente se encontraría entorno al 30%.

Velocidad de la NVMe

Una vez puesto a prueba el rendimiento de la CPU y la gráfica vamos a por el de la unidad de almacenamiento.

En este caso se trata de una unidad de almacenamiento de 1Tb de capacidad bajo tecnología SSD NVMe en formato M2 2280, el cual es intercambiable abriendo el portátil, pero no cuenta con un segundo slot para albergar dos unidades, algo bastante habitual en portátiles de tamaños de 15″ que priman la delgadez y portabilidad por encima de todo.

Gracias al programa CrystalDiskMark extraemos la información de la unidad de almacenamiento y observamos que se encuentra fabricada por Western Digital y se trata del modelo WDC PC SN530 SDBPNPZ-1T00-1002

Posteriormente con CrystalDiskMark, un programa del mismo creador que el anterior pero enfocado a medir la velocidad obtuvimos una velocidad máxima en lecturas secuenciales de 2457 Mb/s en la lectura y 1977 para la escritura.

Realmente espera más, cifras de lectura por encima de las 3000 Mb/s para un equipo premium y es que sin ir más lejos la semana pasada probamos un Honor de gama de entrada, con procesador Intel Core i3 y una unidad de 256 Gb que ya nos daba los 3000 megabytes en lectura y escritura.

Rendimiento real en el uso diario

La experiencia obtenida en la instalación de Windows 11 y el setup inicial de aplicaciones fue de las más satisfactorias que he experimentado, quizá la madurez de Windows 11, que ya tiene más de un año de edad y los subsiguientes parches, la compatibilidad con programas, todo fue coser y cantar.

Estar trabajando con este portátil mientras se instalan no uno, si no dos o más programas simultáneamente no provoca conflictos, parones ni bajadas de rendimiento, da la sensación de que puede con todo.

Aunque las cifras de lectura del disco que lleva no sean las mejores, estas están en consonancia al resto del equipo, y ofrecen sensaciones de gran velocidad en la apertura de programas, las siguientes mediciones las he realizado en segundas aperturas tras la instalación pues la primera vez que lanzas un programa en un equipo tras su instalación siempre demora mucho más ya que configuran estructuras y vínculos.

Abrir un Chrome, sin tenerlo residente en segundo plano, ocupa menos de 3 segundos, un LibreOffice Writer son 3,91 segundos, el programa de renderizado Blender se abrirá, con proyecto en blanco, en 8 segundos; los mismos que tarda en lanzar un GiMP, su competencia Krita tomó 20 segundos en iniciarse.

Una vez puesto en materia, configurando un completo servidor web en el portátil para continuar durante la prueba con el desarrollo de mis proyectos me ha demostrado un increíble buen hacer.

En este sentido comentar que un cambio de configuración en WampServer cuesta en reiniciar menos de 3 segundos, algo inédito pues en cualquier equipo demora entre 5 y 8 segundos.

Instalando máquinas virtuales con Virtual Box el desempeño también es muy alto, por supuesto en aplicaciones de edición de vídeo, de retoque fotográfico e incluso lanzando builds con Unity 3D y Unreal el portátil se muestra muy capaz.

De alguna forma tienes esa increíble sensación de que es difícil de acabárselo, que le puedes exigir abriendo mil cosas que el dará la talla de forma consistente.

Rendimiento en juegos

Quieras o no se trata de un portátil con especificaciones gaming por lo que su rendimiento en juegos era una de las partes que más esperábamos, sin embargo coincidió con un volumen de trabajo fuera del habitual así como un fallo en el panel del portátil por lo que lo tuvimos que devolver a Asus realizando menos pruebas de las esperadas, lo sentimos.

Antes del de que llegase el fallo del panel interno nos dio tiempo a probarlo aunque sin mucha intensidad y tiempo con juegos como Cyberpunk 2077, SBK 2022, Elden Ring y otros y en todos ellos ha rendido a más de 60 FPS en 1080p con el panel del portátil y calidades medias, con algunas excepciones en las que hemos tenido que bajar las sombras a calidad baja para lograr mantener esos 55-60 fps de rendimiento.

Cabe comentar otro problema y es que tras conectarlo a nuestro monitor de 1440p para realizar pruebas a 3440 x 1440 píxeles descubrimos que al usar el conector HDMi el equipo empleaba la gráfica AMD Vega 7 integrada por lo que el rendimiento en juegos no fue bueno, es de suponer que con algún software se pueda switchear entre ambas gráficas, la integrada y la dedicada, sin embargo no encontramos nada al respecto en Armory Crate ni en el software de MyAsus.

Pruebas de renderizado 3D

Volvemos a una de las pruebas estrellas de tiroriro.com el renderizado de diversas escenas en 3D con el programa Blender. Estas pruebas las hemos realizado con el portátil conectado a la corriente.

Comenzamos con la primera prueba, se trata de la escena de la pantalla de carga de Blender en su versión 2.83 LTS, esta escena parece compleja por contener líquidos, como el agua, así como vapores y diferentes puntos de luz, ,sin embargo nuestro G14 fue capaz de renderizarla en tan sólo 8 segundos de tiempo, un resultado excelente.

8 segundos para renderizar esta imagen

Pasamos a la animación de Nishita, renderizando el fotograma número 120, donde otros equipos han estado muy parejos con el 01:25 conseguido por el Zephyrus.

El tiempo de renderizado en Nishita es bueno pero no el mejor.

Ahora llegamos a la prueba de Andy y Nacho para los que el equipo tardó poco más de 8 minutos, 08:08 para ser exactos.

Queda bastante lejos de los 05:44 obtenidos por un HP Pavillion con procesador Ryzen 7 5800H, es decir, de una generación superior, y eso que aquel incorporaba una tarjeta un escalón inferior a la de este G14, una GTX 1650 de 4 Gb.

8 minutos para la escena de Andy y Nacho no es de los mejores tiempos

Un Ryzen 5 5500U, es decir un procesador dos escalones por debajo aunque de una generación más nueva, aunque eso no sea excusa el 5500 U cuenta con especificación U de bajo consumo y al ser un Ryzen 5 dispone de 2 núcleos y 4 hilos menos, en cambio su tiempo de renderizado está muy cerca con sus 09:04

Ahora comienzan las pruebas más PRO, pruebas a las que únicamente sometemos a los ordenadores más capaces ya que de lo contrario o bien no son capaces de ejecutarlas o conlleva demasiado tiempo de renderizado.

La escena de carga de Renderman, que no se por qué motivos lleva desde la versión 3.1 renderizándose en ese tono violáceo, fue completada en 4 minutos 20 segundos, un tiempo correcto.

Renderman con un color extraño

Iniciamos el render de la pantalla de carga de Blender 3.0 donde el G14 tardó tan sólo 3 minutos 28 segundos en renderizar el primer fotograma, un tiempo francamente mejor de lo esperado.

3 minutos y medio para este complejo render

Con otra escena avanzada de la versión 3.3 de Blender, creada por Piotr Krynski, puedes visitar su perfil en Artstation en esta dirección fueron necesarios 08:2

8 minutos para la escena más compleja

Nota sobre el rendimiento: 8/10 realmente es un portento de máquina, no le doy más porque ya existen en el mercado configuraciones más actualizadas que tienen todavía una mejor eficiencia energética y desempeño.

Armoury Crate

Captura de pantalla de Armory Crate

La aplicación de Asus Armory Crate se puede instalar en este equipo y sirve para el control total de ciertas capacidades del dispositivo.

Tras lanzarla se muestra lenta, muy lenta en arrancar y estar lista para el usuario, al menos la primera vez.

En la pantalla de inicio de la aplicación, la cual es franca y estéticamente sobresaliente tienes el control de varios aspectos del portátil, como parece ser el rendimiento del dispositivo, sin embargo al tratar de cambiar a «Silencio» o de incrementar el «Rendimiento» mediante la pulsación en el correspondiente botón el programa te informa que debes hacerlo desde la configuración de Windows.

Después tienes cierta desilusión cuando ves como esta aplicación sirve sólo en algunos equipos, y más que nada está enfocada en utilizar los denominados efectos Aurora, mediante el que te ofrece utilizar diferentes tipos de iluminaciones RGB, en color y en efectos para el teclado.

El problema que le veo a Armoury Crate es que te ofrezca modificar todas estas configuraciones cuando tu dispositivo no tiene esa posibilidad al contar únicamente con leds blancos para dicha iluminación, un error de bulto de Asus el no reconocer el equipo en que se está ejecutando y por ende adaptar las posibilidades en base a sus características.

Nota sobre el software: 3/10 no aporta y no sé por qué duplican las funciones de energía de Windows, esto sólo añade gráficos bonitos y nada que no puedas hacer con el sistema. Deberían incluir Windows de serie y dejarse de invertir en utilidades que están de más.

Conclusión sobre Asus ROG Zephyrus G14

Me ha gustado muchísimo, y es que es innegable la calidad del equipo así como su estética diferenciadora, claro que el precio que deberás pagar por él es alto, y este es para mi su principal problema.

Pagará el doble o más que otros equipos más o menos igual de potentes, así que sin un precio de oferta se me hace difícil justificar la compra del ROG Zephyrus G14 a pesar de ese extra que respira en casi todos los aspectos sobre esos otros equipos que cuestan la mitad.

Es lo de siempre, lo premium se sobrevalora en exceso, no estando en línea la mejora percibida por el gran esfuerzo económico que representa. Es aquello de que un par de pasos más requieren un esfuerzo que equivale a seis o más, algo a considerar.

En su mejor momento, su lanzamiento y los meses subsiguientes existían equipos con el mismo procesador, aunque en su especificación H, es decir algo más potentes, por la mitad de precio, claro que ni eran de aluminio ni tenían 16 Gb ni 1 Tb de disco, ni por supuesto eran tan bonitos. Pero claro, si vale la pena gastar el doble por esas mejoras, en mi punto de vista no.

En cambio al enfrentarlo con el que para mí sería su rival, el MacBook M1 Pro de 13″, no me queda duda, este por el mismo precio es capaz de ofrecerte el doble de memoria RAM, cuatro veces el tamaño de la unidad de almacenamiento y una potencia gráfica para juegos muy superior. En lo único que le ganaría el Mac es en el precio de su reventa, ya que apenas se devalúan, a diferencia de los PCs que pierden valor de forma mucho más rápida.

Construir equipos así es el camino, ahora bien, los precios deberían ajustarse más.