Churrería Laia en Fabra i Puig Barcelona

Churros, porras y chocolate caliente, son todos ellos y sin lugar a dudas, un agradable despertar para un matutino domingo, ¿oh a caso vuelves a estar a dieta?

Aunque a fin de cuentas a alguno le tocará madrugar, desplazarse hasta la churrería del barrio y hacer cola ¿y si ya es demasiado tarde? pues nada, hoy tocan churros sí o sí, os vais andando todos hasta la churrería y a disfrutar, que fuera de casa los churros saben igual o mejor que en casa, pues estarán más calentitos.

Os introduzco a la churrería Laia, la responsable de ese churro y ese apetecible chocolate de la foto que encabeza este artículo. La churrería Laia es un clásico al norte de la ciudad condal, hace relativamente poco se mudaron de local, aunque a decir verdad no anduvieron lejos, a escasos 30 metros del antiguo que estaba en la calle Malgrat, en el barrio de Sant Andreu, muy cerquita de la Avinguda Meridiana, en la calle Fabra i Puig.

En esta churrería con solera saben lo que se hacen, sus churros siempre recién hechos, y su chocolate espeso pero sin ningún grumo así lo atestiguan.

Además, una cosa que siempre me ha gustado de esta churrería es que su chocolate, a diferencia de tantas otras, lo consiguen hacer apetitoso sin ser excesivamente dulce, su punto es muy equilibrado.

Los churros y las porras que sirven en Laia, los verdaderos protagonistas de esta y cualquier churrería, están muy bien trabajados, nada quemados, sin aceite sobrante, dale un OjO a la foto, ni manchan la servilleta, sencillamente están crujientes y ricos, los tienes en los dos clásicos formatos, churros y porras. Además si te apetece llevarte para más tarde las típicas patatas, cortezas otros y snacks también típicos de las churrerías podrás hacer un excelente vermut al volver a casa, y es que un domingo es un domingo.

Es importante destacar que en esta churrería sirven medias raciones, ideal cuando en una pareja de dos las preferencias entre churros y porras se encuentran divididas, de esa forma, tan sencilla todos contentos incluso el dueño, pues media ración no cuesta en euros la mitad de una entera, siempre las medias se cobran por encima de la mitad, pero vaya, nada con lo que escandalizarse.

El local, ubicado en Passeig de Fabra i Puig esquina con Vèlia, es de dos pisos y cuenta con una pequeña terraza en la ancha acera de Fabra i Puig, por dentro es algo frío, su excesiva iluminación blanca lo penaliza, el suelo de su piso superior de mosaico es muy bonito.

En esta churrería conté hasta seis trabajadores un sábado por la mañana.

Toma nota por si te quieres acercar:

Churrería Xocolateria Laia

Passeig de Fabra i Puig, 146, 08016 Barcelona

933 49 42 04

Abierto de 06:30 a 20:30H ininterrumpidamente