Portada » bits&bytes » Chuwi HiPad Air VS Apple iPad Air
Chuwi HiPad Air VS Apple iPad Air

Chuwi HiPad Air VS Apple iPad Air

Hoy comparamos dos tabletas, a un lado del ring los 170 euros de la tableta Chuwi HiPad Air contra los 679 euros del iPad Air.

Cabe destacar que la tableta de Chuwi cuenta con 128 GB de almacenamiento interno por los 64 Gb, demasiado escasos y a todas luces insuficientes, del iPad Air de 64 gb.

Hola Apple, ¿Estamos locos?

Podrías pensar que el Chuwi HiPad Air no está a la altura sólo mirando la diferencia de precio, y algo de razón llevas, pero poca, muy poca.

No puede ser que dos productos que más o menos te van a dar la misma experiencia de uso estén separados por tanto precio y es que si cogemos los 679 euros del iPad y los dividimos por los 162 euros que hoy vale el Chuwi HiPad Air de 128 Gb el resultado te dice que te puedes comprar hasta 4 Chuwis con lo que te costaría tan sólo un iPad Air.

Luego está lo de la capacidad, 64 Gb en dispositivos que tiene resoluciones de 1080p o superiores, como es el caso de ambos, los juegos usan texturas bastante grandes, que ocupan espacio en la unidad de almacenamiento, y claro, los 64 Gb te los comes en tres o cuatro meses con que instalen unos cuantos juegos con gráficos avanzados.

Podríamos entrar en comparar ambos sistemas operativos, cada cual tiene sus puntos fuertes, pero a mi, en 2022 el cerrajón de iOS, el sistema operativo de Apple lo encuentro tan injusto como despreciable, y sólo por eso, por no poder hacer cosas como volcar películas, series, músicas y app a través del USB cuando me voy de viaje, es motivo suficiente como para huir del iPad.

Materiales del Chuwi vs materiales del iPad

En cuanto a materiales y funcionalidades están muy a la par y en cuanto a prestaciones pues la verdad, en algunos apartados, como en la capacidad de almacenamiento gana Chuwi pero por goleada.

Los materiales de Apple siempre son lo más de lo más, pero es que los de Chuwi, sin ser lo más de lo más, son resultones y en cuanto a lo estético funcionan en el visual y en el tacto casi como los de Apple.

La calidad de los componentes de Apple siempre van un paso por delante, una mejor pantalla, unas mejores cámaras, pero créeme que son cosas que en un tablet, no hacen falta.

Cierto es que pasados unos años, no se cuatro o cinco, los materiales del iPad aguantan mejor el paso del tiempo, pero hasta cierto punto es normal, pues de alguna forma, más allá del marketing tienen que justificar su desmesurado precio.

Funcionalidades del Chuwi vs funcionalidades del iPad

En cuanto a las funcionalidades, Apple gana, su reconocimiento facial es mejor y más seguro, su sonido es mejor.ç

Pero en cuanto a la funcionalidad diaria esas tareas a las que puede hacer frente con una tableta, navegar, leer el correo, redes sociales, ver series en Netflix, en Prime Vídeo, sea el modelo que sea de ambos están sobrados en ese aspecto.

Hay que tener presente que no son las mismas que las que puedes realizar con un ordenador, las del tabletas casi siempre se limitan al consumo de contenidos y no a la creación de los mismos.

Consumir contenidos requiere mucha menos potencia que crearlos. Y por ende no hace falta que tengan una potencia desmesurada, como es el caso de la iPad Air de 2022.

Una tableta se utiliza para el consumo de contenidos y no para su creación, esto, es debido a que por la ausencia de teclado y ratón la creación no va más allá de ver webs, vídeos, jugar y en todo caso dibujar, algo que hace sobradamente bien el tablet Chuwi que te analizamos a continuación.

Potencia del Chuwi contra el iPad Air

En este sentido, lo mejor del iPad Air es su potente procesador, el problema es que el iPad Air de hoy en día es un despropósito de potencia ya que su sistema operativo no extrae ni una cuarta parte de lo que es capaz esa potente CPU.

Tampoco es algo que Apple vaya a solucionar esa limitación pues de alguna manera es autoimpuesta, y es que de hacerlo no tendría sentido la venta de ordenadores portátiles como el MacBook Air con chip M1, e incluso los MacBook Pro con ese mismo chip.

Insostenible e indefendible por nada ni por nadie, el que compra una tableta iPad Air hoy existiendo tabletas chinas como la Chuwi HiPad Air que valen cuatro veces menos, o sabe poco, o le sobra realmente el dinero o es realmente un especimen para el estudio.

Cierto es que tenemos un iPad sin el apellido Air por 379 euros pero claro, no es comparable en absoluto ya que pertenece al pasado. Con unos marcos de pantalla ridículamente anchos y un rendimiento que sin ser malo no está a la altura del conseguido por el tablet de Chuwi.

A nivel prestacional el Air en la teoría, y solo en la teoría diaria se come al Chuwi en todo, pero es que en la práctica, el sistema operativo iOS de los iPad no saca ni de lejos el rendimiento que atesora el chip M1 de Apple que ahora incurrirán los Air.

Así que aunque sobre el papel el procesador M1 del Apple destrozaría al T618 que lleva el HiPad Air de Chuwi, en la práctica no hay tareas que así lo demuestren, y no vamos a notar ese extra de pechuga en nuestro día a día.

Expresándolo desde otro enfoque a riesgo de hacerme pesado, te diré que no existen tareas lo suficientemente exigentes para una tableta como para notar la potencia del M1 del iPad. Las tabletas son meros dispositivos para consumir contenidos ya enlatados, no para crearlos, no vas a renderizar imágenes y animaciones en 3D con Blender, 3D Studio Max o a editar y exportar vídeos en 4K con una tableta.

En este sentido, en el de la edición de vídeo, puede que algo hagas, pero no te engañes, más allá de alguna captura y pequeño proyecto muy pero que muy puntual no va ser su uso.

El almacenamiento del HiPad dobla al del iPad

Pues gana y de calle el HiPad Air ya que por 170 euros tienes 128 Gb de almacenamiento contra los 64 Gb del modelo base del Apple iPad Air de 2022, si que tienes una opción de 256 Gb en el iPad, pero entonces la diferencia ya es insalvable pues sube hasta casi rozar los 900 euros.

Y bueno, quiero destacar que yo ya soy de los que en pleno año 2022 considera 128 Gb lo mínimo para un tablet, ya que los juegos de Android un poco punteros ya usan gráficos y texturas de por lo menos resolución FullHD, por lo que comienzan a ocupar gigas y más gigas, a lo que unimos los constantes parches del sistema Android y al final te pasa lo de siempre, que llenas los 128 Gb antes de lo que esperabas.

Suerte es que en el Chuwi HiPad Air no sólo tenemos el doble de capacidad que en el rival que lo enfrentamos, si no que además tiene un slot para insertar una tarjeta microSD y así poder ampliar la capacidad de almacenamiento todavía mas. A día de hoy una microSD de 128 Gb de una buena marca la tienes por poco más de 15 euros. Las de 256 sobre los 30, y las de 512 Gb están sobre los 60-70 euros.

De nuevo, Apple, de verdad ¿Estamos locos?

Las cámaras de ambas tabletas

Aquí el iPad gana de calle y eso que no tiene unas cámaras de alta calidad, pero es que las del Chuwi son pésimas.

Aunque en este aspecto hay que tener presente que las cámaras en una tableta no son un elemento de uso, como si que lo son en un móvil, y es que sacar una pedazo tableta de 10,3 pulgadas para hacer una foto, créeme que no es lo más idóneo.

En todo caso la única de las cámaras de una tableta a la que se le puede sacar un mayor provecho es a la frontal, para videoconferencias, y bueno, aquí de nuevo la del iPad gana por goleada, pero con la del Chuwi, pues te apañas.

La conectividad del Chuwi es infinita

Luego llegamos a ver que el Chuwi HiPad Air tiene conectividad 4G, y además a través de su puerto estandar USB del tipo C podemos conectarle desde discos duros externos a pendrives y otros elementos, como teclado, ratón etc.

Al final el cerrajón de Apple para su sistema operativo iOS es tal que hace que se pongan rojos en depende que comparaciones.

Conclusiones

No se si te ha quedado claro, y eso que no soy un hater de Apple no, aunque de sus políticas elitistas en cuanto a precio sí.

Lo soy de Apple y de cualquier empresa que claramente engañe insuflando ese tufillo a premium, a veces innecesiario y a base de inflar precios por encima del sueldo medio.