Clásicas modernas y japonesas

Hace ya algún tiempo, en un artículo anterior, hablábamos de motos neo-retro o café racer, concretamente te presentábamos nuestro top 5, y a decir verdad tras acaba el artículo nos dimos cuentas de la ausencia total en este comparativo de motos japonesas.

Quizá, es que en el país nipón han decidido obviar bastante ese segmentos, centrándose en otro tipo de motocicletas, si bien esto en la realidad no es del todo así casi lo es. Ellos, los nipones, también disponen de sus propias gamas neo-retro, aunque por el motivo que sea, parece que en “lo retro” aún no han dado en el clavo y su comercialización en el viejo continente europeo hoy parece estar exenta de éxitos a diferencia de décadas anteriores.

Vamos allá:

Honda CB1100RS

Me confieso fiel a la marca japonesa del ala, y siendo conocedor de que tienen alguna joya neo-retro en su catálogo, he decidido ponerla en primer lugar, es una moto gorda, que suena como el cielo, una moto de las que gustan a primera vista, sobretodo gracias a sus cuatro rectilíneos y robustos colectores cromados.

Si bien son dos los motos las que Honda destina al segmento de clásicas modernas, ambas motos se basan únicamente en un mismo modelo del que han sacado dos sub modelos. Cuentan con muy pocas diferencias entre ellas, y de ambas, a nosotros nos gusta la versión más deportiva, hablamos de la gran Honda CB1100RS.

Equipada por un potente bloque de cuatro cilindros en línea y una equipación de primera línea como sus suspensiones Showa totalmente regulables en ambos ejes. Su motor de 1140 cc. no entrega unos nada despreciables 91 Nm de par  y 88,5 cv. a 7.500 rpm.

Yamaha XJR1300 y XSR900

El fabricante del logo del diapasón, Yamaha, cuenta con diferentes modelos dentro de su oferta de neo-clásicas una gama que ellos han denominado “Sport-Heritage”.

Dentro de esta gama podemos encontrarnos con motos con mecánicas muy dispares con 2, 3 y hasta 4 cilindros en línea, comenzando por los bicilíndricos desde 700 c.c. donde ofrecen calidad a un contenido precio, pasando por los 900 c.c. equipados con el potente motor tricilíndrico crossplane de las XSR900 hasta los tetras de nada más y nada menos que 1.300 cc. motores menos potentes que los de 900 c.c. pero con más par.

Yamaha XJR1300

Esta es la moto neo-retro que quizá menos nos gusta de la comparativa y eso que puede presumir de contar con el motor más gordo de la comparativa, nos referimos a un tetracilíndrico refrigerado por aire y que rinde unos excelentes 98 cv a 8.000 rpms entregando 108 Nm de puro empuje a 6.000 rpm.

Su estética está muy lograda, aunque la ausencia de llantas de radio, o la excesiva modernidad de sus neumáticos y el quizá demasiado pequeño foco redondo delantero la penaliza como moto de la gama neo-clásica y nos hace relegarla a la última posición de nuestras preferencias.

Aún así seguro que será la elegida por algunos para poderla mimar y con cuatro cambios convertirla en un bellísima y musculosa café racer.

Kawasaki W800

Sólo hemos encontrado una moto en todo el catálogo de Kawasaki de las que podemos considerar como clásicas modernas. En Kawa tienen un par de modelos más dentro de la clase que ellos denominan “Cruiser” pero su exceso de cromados y la posición de conducción nos hace apartarla del concepto exclusivamente retro ya que se acercán más a las del mundo custom.

Kawasaki W800 Final Edition

Se trata de una moto de corte aparentemente sencillo, y de mecánica realmente sencilla.

Por algo más de 9.000 te llevas una moto con llantas de radio propulsada por un motor de dos cilindros en línea y 773 cc. de cubicaje que entrega unos algo justos 48 cv. a 6.500 rpm y 60 Nm de empuje.

A nivel estético sus tubos de escape cromados destacan por ser fieles a las formas de antes, la disposición de su motor, su limpieza de formas y su auténtico sillín la convierten en una excelente opción.

Además este modelo de Kawasaki es de los pocos que apto para el carnet A2 sin necesidad de realizar limitación de potencia alguna.