¿Cómo va el mundial de MotoGP 2020?

Os traslado una conversación mantenida con la web para ver las carreras de motoGP motogp.com.es sobre el avance de este extraño mundial de MotoGP.

Extraño en cuanto a que el campeonato de MotoGP comenzó tarde, a que el número de carreras es muy inferior al habitual, al que muchas carreras se celebran en fines de semana consecutivos, a que se celebra exclusivamente en Europa, y que se repiten los mismos circuitos más de una vez.

Y eso sin contar la ausencia de Marc Márquez, quien a pesar de la caída, y el posterior accidente en medio de una espectacular remontada, le dio tiempo a dejar claro que está a otro nivel con respecto al resto de pilotos de la parrilla de 2020.

Así que vamos a dar un rápido repaso al estado del campeonato de Moto GP.

La última carrera de MotoGP

Tras una última muy accidentada carrera de MotoGP donde Andrea Dovizioso pareció reivindicarse ante sus jefes ganando la carrera tras anunciar su marcha de Ducati, las cosas se han puesto mucho más igualadas entre varios de los pilotos.

Quartararo y su Yamaha no son tan sólidos como parecía

Y es que como mínimo el aparente predominio que se afincó el piloto satélite de Yamaha, Fabio Quartararo, en las dos primeras carreras, parece comenzar a desdibujarse y ponerse en duda tras las victorias consecutivas de Andrea Dovizioso y Brad Binder anteriormente.

Ducati se pone a la altura de Yamaha

Tras un inicio muy renqueteante de la marca italiana, y muchas tiranteces con las renovaciones de sus dos integrantes Andrea Dovicioso y Danilo Petrucci, quienes finalmente no van a seguir en el equipo de Borgo Panigali en 2021, parece que las flechas rojas se han puesto por fin a la altura de las Yamaha.

Andrea Dovizioso
Andrea Dovizioso

Dovi ganó en esta última carrera, gracias a su constancia y su saber hacer, pues este circuito es un lugar donde las KTM parecen dominar a placer, claro que de alguna forma este circuito austriaco es para la marca Austriaca el patio de su casa, donde efectúan pruebas y el desarrollo de su moto de MotoGP.

Quizá la moto italiana mejoró o quizá simplemente Andrea Dovizioso se llenó de orgullo propio tras propinar un contundente «No voy a renovar con Ducati», algo que no pareció sentar muy bien a la marca, en especial a Gigi Dall’Igna, el ingeniero líder del equipo de MotoGP que mueve los hilos en Ducati y quien dudaba de la capacidad de Dovi por dos carreras malas.

Esta marcha, la de Dovi, parece que es hacia ningún lugar, no se conoce contrato firmado con otro equipo, es más aún, casi todos los equipos tienen ya a sus dos integrantes fichados para 2021. Quizá el piloto de Forli quiera tomarse un año sabático o quizá abandonar el circo de MotoGP, ya tiene una edad, y claro, lo mejor sería abandonarlo con un título bajo el brazo y ahora es el mejor momento para poderlo hacer, porque no está Marc.

De no conseguirlo, Dovi se marcharía del equipo transalpino, y quién sabe si de MotoGP, sin haber ganado ese ansiado mundial, claro que al bueno de Dovi le ha tocado convivir con la época dorada de Marc Márquez.

Ahora Ducati tendrá que batallar por hacerse con algún fichaje de renombre para 2021 que haga compañía a Jack Miller, quién ya ha sido confirmado, y quién podría apuntar alto por su gran regularidad, aunque lo descarto para este 2020.

A Ducati se le presenta una tarea que no le va a resultar nada fácil con ese segundo piloto, pues casi todos los pilotos con experiencia y caché ya tienen cerrados sus contratos. Incluso se rumorea que Jorge Lorenzo puede volver al equipo italiano, aunque creo que a tenor de sus resultados en Honda durante 2019, de su actual año sabático y de su experiencia anterior en Ducati esto se quedará en un rumor más de la parrilla.

Comienza la lucha por liderar MotoGP entre Fabio y Andrea

La segunda parte de la ronda austriaca que vamos a vivir a partir de este viernes se presenta con un Fabio Quartararo como líder actual del mundial pero que no parece convencer del todo, al menos a los que llevamos tiempo en esto del MotoGP.

El chico es bueno, muy bueno, pero parece que tanto su montura, la nueva Yamaha que los japoneses han puesto en sus manos, como su propia consistencia todavía peca de cierta juventud.

Y es ahí donde Andrea, espoleado por querer demostrar a su jefe de filas que es lo que se pierde con su marcha y la grandísima experienca que atesora, la que puede hacer que este fin de semana repita triunfo en este circuito que se le da también a las Ducati.

Esos escasos 11 puntos que le separan del piloto francés de la marca del diapasón queden casi exiguos, Dovi puede superarlo en la tabla general si no en esta carrera en la siguiente, esa es mi apuesta personal.

De no hacerse Dovi con la victoria en el último circuito de Portimao, creo que mi siguiente apuesta sería en favor Fabio Quartararo, quién creo que ha sido lastrado en las dos últimas carreras al encontrar problemas en los motores oficiales de Yamaha.

Con permiso de Marc

Marc Márquez, el campeón ausente
Marc Márquez, el campeón ausente

Claro que todo esto lo ponemos sobre la mesa sin atender otras opciones que no deberíamos olvidarnos.

La primera esa tan cacareada de que si Marc Márquez se recupera y vuelve a tiempo y si por entonces todavía calculadora suma cada vez queda más lejos pues recientemente el equipo oficial Honda HRC ha comunicado que no volverá a subirse a lomos de la Honda RC213V hasta dentro de dos o tres meses, lo que implica unas 4 carreras más sin puntuar.

De lo contrario, si la recuperación se acelerase, todos conocemos la capacidad y el empeño del de Cervera, para el que aquí escribe, el mejor de la historia y ahora mismo dos o tres pasos por encima del resto de la parrilla.

Si le dejan cierto margen, si los pilotos más punteros continúan dejándose puntos en las carreras venideras por pilotos nóveles como Binder, Mir, Miller o no tan rookies pero que están lejos de tener la solvencia para hacerse con el mundial, como Pol, Zarco, Rins… Sabemos que Marc es capaz de ganar todas las carreras tras su vuelta y sumar 25 puntos en cada una. Ahora las diferencias son de casi 70 puntos, es decir, de 30 carreras completas, algo muy difícil de superar, pero no imposible, a menos que lo que ha declarado HRC a los medios sea cierto, aunque sea en parte, y Marc se pierda el mes de septiembre con las 4 carreras y 100 puntos que habrá entonces en juego.

Con permiso de las KTM

La segunda cuestión que no deberíamos dejar pasar por alto es el gran momento de las KTM, las motos naranjas parecen que están a nada de consolidarse como una opción más al campeonato y convertirse así en un verdadero rival frente al resto de marcas. Si continuasen así los austriacos su moto sería poco menos que inalcanzable, pero creo yo que aquí cierto truco y es que están corriendo en casa.

Pol Espargaró, primer piloto de KTM y quién ha tenido una mezcla de exceso de ímpetu y mala suerte, todo a dosis iguales, quizá despierte y consiga el gran premio de casa.

Tal y como el dijo, este año tiene doble oportunidad al correr de forma inusual, dos carreras consecutivas en el mismo circuito austriaco. Tampoco debemos olvidar a su compañero de box, el joven Brad Binder, ganador de la anterior carrera de Brno en la República Checa y quinto en la de casa, el Gran Premio de MotoGP de Austria.

Si bien, me da a mi que KTM, aunque han mejorado enormemente en relación a su primer año en MotoGP, en el momento que salgan de este circuito «de casa» tenderán a desinflarse y no poder seguir el ritmo de las marcas más punteras como Yamaha y Ducati.

El resto de la parrilla

Sobre el resto de pilotos de MotoGP, bueno, realmente no veo a nadie con el poder de tomar las riendas del campeonato más allá de Dovi o Quartararo.

Maverick Viñales parece no estar cuando se le espera, Valentino Rossi hace un gran trabajo y siempre acaba bien clasificado es un hombre de carrera, pero nunca, desde hace años, ha vuelto a ser el mejor y falla de forma estrepitosa en la pole, lo que luego hace que tenga que forzar para alcanzar las primeras posiciones una vez en carrera.

Las Yamaha parecen limitadas

Además estas Yamaha me producen dudas, tras unas dos primeras carreras donde parecía que sus viejos problemas habían dejado de existir, resulta que descubrimos que han desprecintado casi todos sus motores asignados para todo el campeonato.

Son motores que han dado problemas que han perdido potencia o se han roto.

En la última carrera todos vimos algo que no resulta casual, y es que les adelantaban en las rectas sin aparente esfuerzo, daba igual si era una Ducati una Yamaha o una KTM.

Esto, sin lugar a dudas es un claro indicativo de que han relajado el motor, aunque desde el equipo digan lo contrario, estas Yamaha deben ir algo más bajas de revoluciones para no comprometer más motores y con ello que comience el festival de penalizaciones, pues tanto Mack como el satélite Franco Morbidelli están al límite y Valentino y Quartararo pronto llegarían sin preservar un puñado de vueltas. A menos vueltas, menos potencia, y más aún en estas motos de competición.

Las Suzuki están ahí

Quizá las Suzuki a partir del pasado GP nos vayan sorprendiendo con algunos podios más, sobretodo cuando Alex Rins aprende a no caerse de su MotoGP y por fin saca a relucir algo que no hemos visto en él, la constancia que hace del buen piloto un buen campeón. Sin embargo a quién veo cada día mejor es al joven Joan Mir, y no dudo, que de no centrarse lo desplace como primera espada del equipo japonés de Hamamatsu.

Dicen que las Suzuki son a día de hoy las MotoGP más equilibradas

Aprilia y Aleix

Pasamos por alto las Aprilia de MotoGP, con un Aleix Espargaró que lo intenta y que a veces consigue ciertos destellos de poder llegar ahí, pero que luego en carrera se acaban yendo inexorablemente hacia atrás, comenzando bien pero cayendo puestos de forma imparable, están mejor que otros años, pero aún con mucho por hacer.

Honda es Honda, ¿Sin Marc?

Y llegamos a las motos campeonas de MotoGP, las Honda, bueno, queda claro que sin Marc no son nada, lamentablemente. Y Marc Márquez aún tiene para unas semanas antes de su vuelta, está confirmado que esta carrera no la va a competir.

De su hermano, Alex, pues parece que la moto viene grande, a pesar de ser bastante más alto que su hermano, no parece que este año vaya a conseguir algo más allá que una adaptación suave y creo que deberemos esperar un par de años hasta conocer su verdadero nivel en MotoGP.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro