Comparativa Chuwi GemiBook vs LapBook

Comparamos de tú a tú estos dos ordenadores chinos lowcost del fabricante Chuwi. El Chuwi GemiBook y el Chuwi LapBook SE.

Comparativa Chuwi GemiBook vs LapBook

Estos ordenadores no son contemporáneos, es decir, no se lanzaron al mercado el mismo año, la diferencia en cuanto a tiempo en el mercado entre ambos es de unos dos años, sin embargo ambos comparten mucho de sus rasgos internos que hacen que el GemiBook sea el digno heredero del LapBook SE.

De tal palo a tal astilla

Para empezar ambos son portátiles de 13″ de tamaño de pantalla, y cuentan con un diseño y acabados francamente parecidos. A nivel interno ambos utilizan procesadores Intel de la misma generación la Gemini Lake y por lo tanto son comparables a nivel prestacional.

Acabados metálicos de aparente calidad para ambos Chuwi

Además tanto uno como otro son de bajo coste con un precio que desde su lanzamiento hasta las posteriores rebajas ha sido muy parecido, ahora puedes adquirir el Chuwi GemiBook a unos 350 euros, exactamente lo mismo que pagamos hace un par de años por el último delos dos Chuwi LabBook SE que pululan por la redacción de tiroriro.com

Más oscuro el GemiBook con su formato 3:2 y en plateado el LapBook SE en 16:9

Si bien uno parece heredar del otro, existe una clara diferencia entre estos dos portátiles, esa es el formato de su pantalla, mientras que en el nuevo GemiBook es una proporción prácticamente cuadrada una 3:2, la del LapBook SE es una 16:9, mucho más panorámica.

Este cambio de proporción determinará tanto su tamaño como su forma, tal y como puedes apreciar en las fotos, resultando el GemiBook mucho más pequeño a la vista, aunque en la práctica no lo será pues su lateral es más largo que el panorámico GemiBook.

Si te preguntas qué formato de pantalla es mejor, pues te diré que tras más de una semana de uso me quedo con el 3:2 para trabajar, ya que las webs rara vez aprovechan el ancho total de la pantalla, sin embargo me quedaría con el 16:9 para ver películas y series.

El hardware del GemiBook y el del LapBook SE

Al tratarse de modelos diferentes y fabricados con dos años de diferencia, resulta obvio que el hardware entre ambos modelos ha sido modificado. Veamos en que puntos Chuwi ha cambiado su modelo estrella.

El procesador del GemiBook vs LapBook

La pantalla del GemiBook (a tu izquierda) realmente es mucho más reflectante

En cuanto a hardware, si te parece comienzo contándote las diferencias entre ambas CPUs, aunque ambas pertenecen a la misma serie o generación de procesadores de bajo consumo y potencia para portátiles, los Gemini Lake, son ambos procesadores Intel Celeron.

El GemiBook cuenta con un Intel Celeron J4115 que es un cuatro núcleos y cuatro hilos, que por tanto no cuenta con hyperthreading, exactamente igual que para el Intel Celeron N4100 que monta el Chuwi. Y es que si te dijas, a parte de la letra, la denominación pasa de 4100 a 4115 lo que ya te debe indicar que el incremento de potencia y las diferencias entre ambas CPUs es mínimo. Hablamos de procesadores casi idénticos, a lo sumo el 4115 es entre un 7 y un 10% más rápido que el 4100.

La memoria RAM del GemiBook y del LapBook SE

Donde si que vamos a notar una gran diferencia es en la cantidad de memoria RAM que dispone cada uno de estos dos portátiles y es que aquí el GemiBook juega en otra liga al ofrecer nada más y nada menos que 12 Gb de memoria RAM, contra los 4 escasos GB de RAM del LapBook Pro, algo al final va a resultar vital en notar al GemiBook como mucho más capaz para el día a día.

En ambos casos la memoria RAM no es ampliable, o al menos no lo es de una forma fácil y accesible sin desmontar el portátil.

El almacenamiento de estos dos portátiles Chuwi

En cuanto al almacenamiento en disco, ambos tienen la misma tecnología m2 SATA, es decir, no son unidades NVMe y por lo tanto van a tener un rendimiento que se situará sobre las 400-500 Mb. por segundo. Si bien el GemiBook cuenta con dos bahías de m2, una ocupada por la unidad de 256 Gb que ya trae consigue y una segunda en la que podremos ampliar la capacidad. El LapBook SE lleva una sóla bahía con una unidad de 128 Gb, que también es accesible y podremos ampliar. Comentar que el LapBook tiene además una memoria interna de 64 Gb en formato flash eMMC, con una velocidad francamente baja, es de alguna forma como si tuviésemos una microSD insertada en el lector de tarjetas microSD

Las pantallas del GemiBook y del LapBook SE

Llegamos a la pantalla, aquí tenemos notables diferencias y mejoras, aunque el formato cambia, en lugar de ser el panorámico 16:9 al que estamos acostumbrados se trata de un formato 4:3, es decir más cuadrado en el GemiBook.

Del resto de características de pantalla gana por goleada el GemiBook, para empezar por lo primero que salta a la vista, sus diminutos marcos, y eso que los del LapBook, cuando este salió al mercado ya eran francamente estrechos, pero es que los del GemiBook son finísimos.

El GemiBook monta exactamente la misma pantalla que utiliza Huawei en sus MateBook de 13″, unos equipos que a poco se acercan a los 1.000 euros, y que puedes tener delante tuyo en un Chuwi de menos de 400 euros. Se trata de una pantalla IPS con unos ángulos de visión increíbles y una fidelidad de color sRGB del 100%, es decir, impecable.

En este punto la pantalla del LapBook SE sale perdiendo por goleada, y ojo, porque no es mal en absoluto, al revés, se repasa a la de muchos portátiles de gamas más altas, pero es que ante la pantalla del GemiBook, pocos, muy pocos pueden luchar con ella.

El teclado del GemiBook y el del LapBook SE

Ambos son excelentes teclados

En cuanto al teclado, ambos son excelentes, quizá al principio en el GemiBook erraremos más de lo normal al escribir y es que sus teclas se encuentran más cerca que de costumbre, de esa forma el diseño se mantiene compacto y al final el portátil es claramente más pequeño en tamaño que su predecesor.

Otro detalle que los diferencia es la retroiluminación, la cual está mejor conseguida en el GemiBook ya que ilumina también el borde o contorno de la tecla y no únicamente la letra de la tecla como hace en el LapBook SE.

Lo que falla en el GemiBook es que tras entrar en reposo la retroiluminación, cosa que pasa cuando paramos de escribir durante un rato, tarda 2 segundos en reaccionar ante la primera pulsación de una tecla. Este retraso resulta incómodo y desde luego no sucede en el LapBook SE.

Por otro lado comentar que el teclado del GemiBook resulta algo más duro al tacto que el del LapBook SE, es decir debes hacer algo más de fuerza para hundir la tecla. lo que no quita que ambos teclados sean excelentes.

El touchpad de los portátiles Chuwi

Bonito en diseño, horrible en funcionalidad, y en ambos casos. La historia se repite, los chinos lowcost no logran dar con un touchpad que funcione realmente bien.

El problema es que resulta demasiado fácil hacer involuntarios clics cuando estamos desplazando el cursor por la pantalla, cosa que puede provocar efectos indeseables.

La conectividad de ambos portátiles

El Gemibook tiene unas patas de goma que lo elevan en altura, pero son casi igual de delgados.

En este punto gana el antiguo LapBook, ya que dispone de dos puertos USB 3.0 además de un conector microHDMi donde conectar un monitor externo. En cambio el GemiBook dispone de un único puerto USB 3.0 y de un USB Type-C así que si quieres conectarle un monitor externo al GemiBook deberás de adquirir y llevar contigo un adaptador de Type-C a HDMi

Ambos portátiles disponen de conector de auriculares y de slot para tarjetas microSD.

Acabados del Chuwi GemiBook y del Chuwi LapBook SE

Ambos gozan de una estética fenomenal, parecen equipos de Apple, con tapas metálicas, y símil de metal en todo su cuerpo, teclas de isla en color negro con un fenomenal tacto. Un generoso y centrado touchpad sin botones y unas pantallas con buena resolución y estrechos marcos. Aunque en este punto, en la pantalla desde luego el GemiBook es el más espectacular.

Si embargo, en este punto quiero señalar que las dos unidades de LapBook Se que tenemos en la redacción adolecen de un mismo problema, la junta frontal izquierda de la base del portátil se resquebraja, el plástico se rompe con el uso. Y no es debido a ninguna caída accidental ni nada, suponemos que el simple roce que se produce al escribir de la manga del suéter o camisa ha acabado por despegar mínimamente esta unión rompiéndose por ahí. Esto ha pasado justo fuera de los dos años de garantía por lo que no hemos podido hacer nada al respecto más que intentarlo arreglar con celo para evitar que vaya a más.

Por lo demás el GemiBook parece estar un paso por delante del LapBook y es que detalles como la calidad sonora lo convierten también en una delicia para el oído y no sólo para los ojos.

Comparativa de rendimiento entre GemiBook y LapBook

En tareas cotidianas, como la ofimática, esto es Libreoffice, escritura de documentos, presentaciones, hojas de cálculos, redacción de correos electrónicos, uso de aplicaciones en la nube como la suite de Google Drive, videoconferencias, navegación por internet, visionado de series y películas ambos equipos cumplen.

Es en el momento de realizar tareas de mayor calado donde sale victorioso el GemiBook de una forma más que patente, y no se trata de hacer renderizados en 3D o edición de vídeo, si no simplemente de un uso más intensivo de la memoria. Como por ejemplo en el proceso de investigación y documentación para la redacción de un artículo, cuando uno empieza a abrir y abrir más y más pestañas en el navegador y se junta con más de 40 pestañas, aquí el LapBook SE te recuerda que tiene tan sólo 4 Gb de memoria RAM y eso en el 2021 es para Windows 10 ya demasiado poco.

Si nos adentramos a pruebas de rendimiento en entornos reales, vemos como por ejemplo con el Chuwi GemiBook hemos podido renderizar con Blender 3D alguna escena compleja como la de Andy y Nacho, tomándose su tiempo, pero completándolo, mientras que el LapBook SE no ha podido al entregar al poco de comenzar el render un «Out of Memory» nuevamente esos 8 Gb de memoria RAM adicionales que tiene el GemiBook sobre el Chuwi LapBook SE se dejan notar, esta vez de una forma absolutamente contundente.

Conclusiones entre ambos

El Chuwi GemiBook es más moderno en diseño y formato que el LapBook SE

El Chuwi GemiBook es mejor que el LapBook SE, claro que comprar un LapBook SE hoy en día no es una opción pues sólo lo podrás hacer de segunda mano. Hablando de segunda mano, su precio óptimo estaría alrededor de los 200. Por ese precio sería una buena compra.

Si quieres un equipo nuevo, la opción entre los dos portátiles chinos Chuwi, la única opción es el GemiBook, que te costará casi el doble que un LapBook de segunda mano.

En cuanto a la eleccíon del GemiBook, te diré que es un portátil prácticamente perfecto para aquellos que no necesitan una gran potencia de proceso, aquellos que van a navegar y consumir contenidos sin pretensiones de crearlos por ellos mismos.

Si vas a realizar renderizado de imágenes 3D o edición de vídeo, claramente este no es tu portátil y deberás recurrir a otros con procesadores claramente más capaces, por ejemplos los Ryzen 5 o Ryzen 7 de otros portátiles que hemos probado en tiroriro.

Si tu uso va a ser el del consumo de contenidos y un uso ofimático o escolar, olvidándote de jugar a juegos triple A con tu portátil el GemiBook es una excelente compra.

Comparándo el Chuwi GemiBook con otros portátiles con procesadores intel core i3, pues la verdad, me quedo con el GemiBook, cosa diferente sería si ya lo comparamos con un i5 de octava generación o superior, o con un portátil que equipe un Ryzen 3000 o 4000. Contra esos la CPU del GemiBook no puede luchar, pero claro si esos otros portátiles no tienen gráfica integrada, estás seguro que necesitas tanta CPU, porque para Office y consumir contenidos, créeme con la CPU que calza el GemiBook es más que suficiente.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On