Comprar productos de segunda mano

La compra de productos de segunda mano hace unas décadas quedaba relegada a bienes de muy alto valor, sobretodo vehículos, desde coches a motos y embarcaciones, además de los típicos inmuebles como pisos, parkings y locales.

En la actualidad, en esta sociedad enfocada al consumo voraz, dichas prácticas de compra de segunda mano se han extendido a productos de cualquier tipología y rango de precios. Siendo ahora común que nos cambiemos la consola de videojuegos, el móvil y culaquier otro producto de menos valor que un vehículo o inmueble mucho tiempo antes de agotar la vida útil de del mismo.

Si bien más o menos a todos nos gusta estrenar, es decir, ser los primeros en utilizar un determinado producto, a veces podemos reestrenar casi con la misma emoción y con la total funcionalidad ahorrándonos unos buenos euros, ¿Cómo? Fácil, si recurrimos al mercado de segunda mano.

Es cierto que un artículo de segunda mano está usado y puede tener “marcas” de dicho uso, muchos productos no las presentan o las mismas son irrelevantes.

La vida útil de un producto es aquella que hace que dicho producto nos ofrezca su funcionalidad total para la que fue diseñado a lo largo de determinado tiempo. Dicho tiempo máximo viene determinada por muy diversos factores, aquellos relativos a su construcción como su dureza y aquellos que inciden durante su uso y almacenamiento. No durará lo mismo un cucurucho en un congelador que en medio de un desierto. ¿No? Menuda comparación. Venga, otro intento, no durará lo mismo una sartén en una casa con una sola persona que en una donde hay cinco, evidentemente su uso será más intensivo.

A continuación vamos a realizar una pequeña clasificación ni mucho menos exhaustiva de los diferentes “bienes” que puedes comprar de segunda mano.

Comprar un coche o moto de segunda mano

Los denominados V.O. acrónimo de vehículos de ocasión han sido siempre uno de los productos que más se ha vendido usados.

Un coche pierde mucho valor días después de ser adquirido, con los años, entre 7 y 10 llega a venderse por una quinta parte de su coste total. Aunque el estado de dos coches siendo el mismo modelo de coche y con los mismos años diferirá mucho dependiendo del propietario que ha tenido cada uno, hay personas mucho más cuidadosas que otras y hay usos más cuidadosos que otros.

Un lastre en la compra y venta de segunda mano que puede frenar la decisión final son los cambios de nombre y los impuestos. Si relegas el cambio a un especialista, pongamos una gestoria prepara entre los 100 y 200 euros como mínimo más las correspondientes tasas de tráfico, si decides prescindir de la gestoria y tu mismo te desplazas a tráfico para realizar la gestión tan sólo deberás pagar las tasas, que pueden variar dependiendo de la población pero como mínimo serán de unos 55 euros. Además del cambio de nombre, dependiendo de tu comunidad autónoma y de los años que tenga tu vehículo deberás pagar el denominado impuesto de transmisiones patrimoniales, en mi caso, tuve que pagar 200 euros de este impuesto por un coche de 7 años.

Además al vendedor le tocará declarar dicha venta en la correspondiente declaración de renta del siguiente año tras la venta.

La garantía será otro causa que frene la compra de dicho vehículo, por un lado puede que te ofrezca mayor seguridad comprar el vehículo de ocasión en un concesionario por la garantía de 1 año que te ofrecen pero pocos conocen que la venta entre particulares también tiene una especie de garantía que debe cubrir el coche durante un periodo de 6 meses por posibles defectos ocultos.

El coche o la moto tiene también otra complicación en la compra venta de segunda mano inherente a todo vehículo, el ¿Lo puedo probar? Si eres un vendedor particular te la tendrás que jugar dejando el coche a un desconocido para que lo pruebe, además deberás tener el seguro y el impuesto de circulación en regla.

Además, como posible comprador si compras lejos de tu casa y debes desplazarte deberás plantearte cosas como el ¿cómo  lo recojo, cómo voy y como vuelvo?

Por si fuera poco a los impedimentos comentados también estará el referente al pago, el importe de un vehículo no es el de un reloj o un móvil y deberás confiar en que los billetes que te entreguen son verdaderos o deberás llevar algún sistema de comprobación de billetes falsos además de tener presente que el límite de pagos en efectivos es de 3.000 euros

¿Qué revisar al comprar un coche de segunda mano?

Son muchas las cosas, algunas sencilla otras no tanto las que debes revisar antes de cerrar un trato en la compra de un coche, tantas que he pedido a un compañero que trabaje en un artículo para ello.

Aún así a bote pronto te diré que deberás revisar que la documentación esté en perfecto orden y solicitar una pequeña prueba en la que puedas circular con el coche durante un buen rato, no menos de 15 minutos, si el vendedor se niega, que sea él que conduzca y tu intenta fijarte en la suavidad del motor, los ruidos que hace, etc.

Además existen comprobadores de fallos electrónicos que se conectan a un conector del vehículo y ordenador de a bordo te cantará los fallos.

Comprar un ordenador de segunda mano

Si lo que compras o vendes es un portátil la venta será mucho más rápida que la de un ordenador de sobremesa ya que para la compra de un ordenador portátil podrás quedar en un territorio intermedio puesto que al incorporar baterías podrás hacerlo funcionar en un bar o una cafetería. Si se trata de un ordenador de sobremesa y el comprador lo quiere ver funcionando el vendedor deberá dejarlo entrar en su casa, y esto quizá pueda suponer un problema y provocar cierta desconfianza.

¿Qué preguntar antes de comprar un ordenador de segunda mano?

Algunas de las preguntas que como comprador debes hacer antes de comprar un ordenador son preguntas como:

  • ¿Cuántos ciclos de batería tiene?
  • ¿Es el sistema operativo original?

Como en los coches, preparé, esta vez yo mismo un artículo con mayor profundidad sobre que preguntar antes de comprar un ordenador de segunda mano.

Comprar un móvil de segunda mano

Quizá es uno de los productos que son más aptos para la compra venta. Son pequeños, de fácil transporte y totalmente autónomos al disponer de batería. Su precio puede bajar mucho comparándolo con el precio del producto nuevo, sobretodo a partir del momento que se lanza al mercado una nueva versión de dicho modelo, por ejemplo, si mañana saliese el iPhone 8, los anteriores modelos, el iPhone 7 y sobretodo el iPhone 6 bajarían su precio no menos de un 20% sobre la última rebaja. Los usuarios siempre queremos lo último de lo último.

Hemos hablado de iPhone, en esto de la venta de segunda mano son los que se llevan la palma, es el fabricante que menos se devalua, una inversión segura, yo mismo he tenido un par de iPhones y un par de iPads y ha sido ponerlos a la venta y venderlos en menos de un par de días y tengo que decir que por un buen precio, en cambio, al tratar de vender otros móviles, entre ellos Android, la venta ha llevado sensiblemente más precio y la devaluación ha sido bastante mayor.

¿Qué preguntar antes de comprar un móvil de segunda mano?

Si eres el comprador deberás preguntar varias cosas, aunque como en el resto de este artículo creo que haremos otro artículo en profundidad sobre la compra de teléfonos móviles. Pero toma nota de lo mínimo que deberás cuestionar a tu vendedor:

  • ¿Es libre?
  • ¿Está bloqueado? Especialmente si es un Apple, esto podría delatar que el teléfono es robado.
  • ¿Cuánto te dura la batería?

¿Dónde comprar de segunda mano?

Tienes diversas opciones, desde las tiendas especializadas pasando por los mercadillos hasta el uso de internet, cada vez más generalizado para comprar artículos de segunda mano entre particulares.

La opción más segura, por la garantía que te pueden proporcionar son las tiendas especializadas como las cadenas de productos usados como Cash&Converters, CEX, R3cicla o Game en lo relativo a videoconsolas y juegos para estas. Estas tiendas cumplen con todos los requisitos legales y si el producto no te funciona te lo podrán arreglar, cambiar por otro o devolver el dinero.

Otra interesante opción son los mercadillos de segunda mano de tu barrio o ciudad como puede ser el Rastro en Madrid, el Mercat de Sant Antoni en Barcelona o otros tantos muchos mercados de segunda mano de la geografía española. Muchos de los vendedores de estos mercadillos ambulantes o semi ambulantes te darán garantía de venta pues los puedes encontrar semana tras semana en la misma parada, otros contarán con una tienda a la que puedas desplazarte incluso entre semana si bien si se trata de un mercadillo puntual deberás pedir alguna forma de contacto en caso de problemas.

Si decides comprar segunda mano mediante páginas webs o app especializadas podrás hacerlo pero no contarás con la misma garantía en caso de fallo que las opciones anteriores. Tampoco podrás saber si el producto es robado o no, tendrás que guiarte por las impresiones que te de el vendedor y deberás leerte lo que otros usuarios han opinado sobre el comprador si la web o la app dispone de esta posibilidad, Wallapop, líder en segunda mano, así lo permite. En cambio Milanuncios no tiene esta opción.

Si decides vender artículos en segunda mano pues también deberás vigilar un poco a quien le vendes, si es un coche y lo quieren probar, que tenga carnet, que lo cubra tu seguro, incluso en lo personal te contaré que yo he vendido un pack de licores, de esos que vas acumulando navidad tras navidad y al final te das cuenta que tienes no menos de cinco botellas de Whiskey, otras tantas de Bourbon, algún Vodka que otro ocupando espacio en tus armarios y que en tu vida te las vas a beber, véndelas, pero si te viene un menor deberás decirle que no.

Si tu interés de compra es sobre digamos producto genérico puedes hacer una primera búsqueda en Wallapop, milanuncios.com, Vibbo (El segundamano.es de toda la vida ahora bajo un nombre muy poco acertado) o ebay, si bien eBay puede resultar caro por los portes y casi lo incluiría como opción para comprar objetos de colección como aquél viejo ordenador que te hace ilusión recuperar, comprar de nuevo la que fue tu primera videoconsola, buscar recambios para restaurar una moto vieja y cosas por el estilo.

Además tenemos buscadores de artículos usados globales, donde puedes lanzar una consulta y ya se encargará de buscar en los diferentes portales de segunda mano, uno que nos ha resultado muy funcional es uzzet y lo encontrarás en: http://www.uzzet.com/

Que tengas muy buenas compras, o ventas, depende del lado en el que estés.