Portada » Juegos » Consola retro Odin
Consola retro Odin

Consola retro Odin

Por fin está disponible para la compra la consola Odin, se trata de una consola que tiene diferentes modelos, y el más top, el denominado modelo Odin Pro era una consola retro que muchos estábamos esperando.

Su precio, comienza en los 178 euros para el modelo Lite, quedando el Pro por debajo de los 260 euros.

Desde luego que la convierten en una consola retro cara, eso es innegable, pero que a su vez hay que destacar que tiene unas prestaciones brillantes y por ello nos puede dar mucho pero que mucho juego, valga la redundancia.

En cuanto a su pantalla y su tamaño, todo es muy pero que muy parecido a lo que estamos acostumbrados a ver en una Nintendo Switch Lite, si bien en la Odin la pantalla es algo mayor.

Medidas de la consola retro Odin Pro

Consola de crowdfunding

La Odin Pro ha conseguido ver la luz gracias a IndieGogo, una reconocida plataforma de crowdfunding, creada por la empresa china AYN Technologies.

Si quieres puedes verla en Indiegogo a través de la siguiente dirección online.

En términos «jugables» es una consola moderna, pero que te va a permitir emular casi cualquier consola retro, anterior a PS2 sin dificultad alguna, y en ella correr todo tipo de juegos retro

Modelos de consola Odin

Tenemos varios modelos, por un lado la Lite y por el otro la Base y la Pro

La Odin Lite, que en el momento de escribir este anuncio tiene un precio de 178 euros al cambio, la Odin Lite Cold Gray que sería la versión especial con colores de Nintendo americana por 187 euros. Esta G68 MC4consola tiene unas prestaciones inferiores, un procesador Mediatek Dimensity D900 y una gráfica Mali

La Odin Base que asciende hasta los 215 euros, ya calza el Qualcomm Snapdragon 845 y una GPU Adreno 630 a 787 Mhz

Y la Odin Pro que marca su precio en 259 euros, más cara pero con más memoria RAM y más capacidad en la unidad de almacenamiento, el doble en ambos casos.

La pantalla de la consola retro Odin

La pantalla es común para todos los modelos se trata de una gran pantalla táctil de 5,98 pulgadas con tecnología IPS y una resolución de 1920 x 1080 píxeles en un formato de 16:9

Quizá ese formato no es el mejor para las consolas de 8 bits, que aprovechan mucho mejor una proporción más cuadrada, la 4:3 para ser exacto.

Todas ellas vienen con un cristal de protección de Dragontrail para hacer frente a las rayaduras y caídas de objetos.

Aunque no sea de la pantalla propiamente dicho, todas llevan salida HDMi para ser conectada a una pantalla externa, si bien el modelo Pro y el modelo Base incorpora además DisplayPort.

Botones de la Odin Pro

Botones y micrófono de la consola retro Odin

Sus botones están cosntruidos con una gran calidad, el DPAD por ejemplo tiene un tacto sin igual, perdón, no es exactamente así, se asemeja y mucho al que podemos sentir con la PS Vita, y es que esa consola de Sony es la que para mi tiene los mejores controles vistos en una consola portátil. Pues bien, esta Odin Pro ofrece un tacto idéntico.

Parte frontal de la consola retro Odin Pro

Las setas analógicas, que tiene dos, también son de gran calidad y además ofrecen funcionalidad de L3 y R3, es decir, tienen botón, y por si fuera poca tienen un anillo circular con led azul que se ilumina en su base, superando así a todas las consolas chinas que hay en el mercado actualmente.

En la parte inferior tiene dos botones, los M1 y M2

En este sentido cabe destacar que el esquema de los mandos analógicos es a lo «xbox» es decir, en diagonal, y no en paralelo como tiene costumbre Sony, y eso para mi ya es señal de una buena ergonomía.

Potencia de la consola retro Odin

En cuanto a potencia, pues mucha, en ambos modelos, aunque claramente el Pro es el que rinda más ya que en su interior late un Qualcomm Snapdragon 845, que si bien no es un 888 ni un 865 es un tope de gama de hace unos tres o cuatro años.

Podrías pensar que 4 años son muchos, pero sinceramente, poniéndola al lado de cualquier otra consola retro china el Snapdragon 845 la va a reventar en cuanto a potencia.

Además en el modelo PRO, cuenta con overcloking en la GPU Adreno 630 a 787 Mhz de velocidad y 4Gb de memoria RAM para el modelo Base que se convierten en 8 Gb para el modelo Pro

En la versión «Lite», el procesador es un más económico Mediatek Dimensity D900 con una GPU Mali G68 MC4.

La unidad de almacenamiento interna es una rápida UFS 2.1 de 64 Gb para las dos consolas más económicas y de 128 Gb para el modelo superior.

Para salvaguardar la electrónica, la Odin incorpora ventilador, el cual es configurable desde el sistema operativo en cuatro modos, de forma que esté deactivado totalmente o en tres niveles de ruido y refrigeración. Siendo esta función algo totalmente innovador y es que no conozco consola donde se pueda realizar esta configuración.

Configuración del ventilador de la consola

En cuanto a qué consolas puede llegar a emular la Odin, si nos centramos en el modelo de más alta prestaciones, la Odin Pro y que es el más interesante desde mi modo de ver, puede emular casi todas las consolas retro y algunas que no consideramos todavía retro, como la PS2 y la Wii.

Podrás correr videojuegos de PSP en resolución nativa de la consola a casi 60 fps.

Además de todo lo que es emulación también podrás correr juegos nativos de Android, y sea cual sea su nivel gráfico lucirán espectaculares en esta potente consola.

Conectividad de la Odin Pro

Parte inferior de la ODIN pro

La conectividad a redes está garantizada gracias a disponer de la rapidísima Wifi 6 en ambos modelos, en el caso de la Pro además tiene conectividad dual a redes 2,4 y 5,0 Ghz.

Por supuesto ambas tienen bluetooth, que en el caso del modelo Lite es sorprendentemente superior, una versión 5.2 al de 5.0 de los modelos más potentes.

En su base nos encontramos con tan sólo dos elementos además de las salidas/rejillas de los ventilación, un conector de audio estándar, mediante el cual podremos conectar auriculares estándar y un conector USB Type-C

Este conector USB Type C es el que mediante la base permite sacar la señal por HDMi para ver los juegos en la TV, aunque también dispone de un conector específico microHDMi en la parte superior de la consola, justo al lado del lector de tarjetas microSD que incorpora la Odin.

El dock de la Odin y sus diferentes salidas

La autonomía de la Odin

Con sus 5000 mA para las versiones Lite y Base ofrece una autonomía que va desde las 6 horas a las 11, todo dependerá del emulador y el juego que estés emulando en ese momento.

La versión pro viene con un poco de capacidad extra siendo 6000 mA, con lo que claramente nos podrá ofrecer entre una o dos horas más de autonomía.

La construcción y los acabados de la Odin Pro

Con un aspecto más premium que la mayoría de las consolas actuales la encontramos en varios diferentes colores, dos translúcidos, uno negro, otro transparente, otro en color blanco y otra también blanca per más exclusiva al contar con los botones en color lila, como las versiones americanas de las consolas de Nintendo.

Cuenta en su frontal con su bonito logo serigrafiado bajo el D-PAD

Además de la consola tenemos una dock station, l igual que por ejemplo la Nintendo Switch, lo que nos permitirá jugar en la TV con ella y

El sistema operativo de la consola Odin

De forma nativa ejecuta Android, sin embargo está también preparada para el uso de Windows ARM, es decir, de la versión especial de Windows que ejecuta tan sólo algunos programas de la versión mayor.

En cuanto a la versión del sistema operativo Android que llevan, difiere dependiendo del modelo siendo Android 11 para el modelo Lite, y Android 10 para los modelos que llevan el procesador de Qualcomm.

Puedes jugar a juegos retros mediante varios sistemas, desde configurar Retroarch con diferentes emuladores a utilizar los emuladores por separado.

Además de juegos retro, por supuesto que podrás jugar a juegos de Android y es que en este sentido, esta consola retro tiene un enorme potencial.

Además de los juegos en sí, se trata de un dispositivo Android con pantalla táctil, por lo que podrás instalar cualquier tipo de aplicación, como las de redes sociales, navegación etc.

Competidores de la Odin

Para su versión Lite, la verdad es que esta consola no tiene otras consolas rivales en el mercado con las que podamos compararla ya que queda claramente por encima de todas estas, la Anbernic RG351p es por ejemplo un rival, pero con su procesador Mediatek MT8163 y su GPU Mali G31 y su único gigabyte de RAM queda claramente por debajo

En cuanto a la PRO, si la comparamos con su competencia deberíamos irnos quizá a una que queda unos 150 euros por encima, y la que para mi sería la opción a considerar ya en este mes de febrero de 2022, la esperadísima Steam Deck.

Aunque también podríamos hablar de las GPD XD+, la PowKiddy x18.

El resto de consolas que llevan Windows, y que comparamos en un artículo anterior quedan lejos, tanto a nivel prestacional como de precio y es que cuestan tres o cuatro veces más.