Portada » Juegos » Consola retro Powkiddy GKD mini
Consola retro Powkiddy GKD mini

Consola retro Powkiddy GKD mini

La fertilidad consolera china sufre de clara incontinencia, sobre todo en cuanto al fabricante Powkiddy, aunque no es el único.

Powkiddy GKD mini en gris y verde menta

Pero lejos de quejarnos, aquí en tiroriro.com la variedad es bienvenida.

Así que contra más modelos aparezcan en el mercado, mejor para todos, más facilidades para encontrar aquella máquina que más se le ajusta a las necesidades de uno.

Quizá más cuando vienen de la PowKiddy, a diferencia de su archirival enemigo, Anbernic, Powkiddy es el que a veces nos ofrece interesantes y variadas propuestas que rompen el esquema habitual, hablo de máquinas arcade como la A12 con su pinta de bartop, a las plegables además de su oferta de diseño de consolas más o menos habitual.

A estas últimas pertenece esta nueva consola Powkiddy GKD mini, pero que desde mi punto de vista, aún siendo una debo confesar que me gusta y mucho, aunque este enamoramiento pasajero es más por su aspecto y portabilidad que no por sus prestaciones puras, donde no innova y se queda como dos años atrás.

Por contra, en lo que innova es en su precio, que va a ser el introductor del siguiente párrafo, y es que es para quejarse, ya que una consola con una pequeña pantalla de 3,5″ y que emula justita consolas retro 8-16 bits y que con ello supere los 100 euros al cambio es para mi una exageración

El precio de las consolas retro china se dispara

Sugerente packaging, con la Powkiddy GKD mini en amarillo

Así que antes de pasar a detallar los aspectos más técnicos de esta consola retro china, que ya te adelanto que por dentro es como la inmensa mayoría, voy a aprovechar el artículo para lanzarme a una reflexión sobre algo que me preocupa, el precio al que están llegando estos productos.

No podía dejar pasar este momento donde cada vez estamos menos de acuerdo con los fabricantes de consolas chinas, el precio de sus productos, para mi ya demasiado disparados.

En su mayoría estas consolas retro no dejan de ser unos «pedazo» de plásticos de calidad media baja, con un hardware desfasado y es que en el mejor de los casos contarás con una pequeña pero buena pantalla y el resto de componentes algo justos, además desde China no nos ofrecen ni un soporte ni una garantía como tanto nos gusta en occidente.

Bajo esas condiciones, arriesgar 50 o 60 euros, pues bueno, uno las compra y si no acierta, tampoco es tanto pero para mi modo de ver, sobrepasar los 80 dólares, unos 75 euros de precio, en cualquiera de estas consolas retro chinas normalitas es estar pagando un sobreprecio.

Este precio máximo del que hablo no es baladí, si no que llego a él partiendo de la que para mi es una de las opciones que siempre está ahí para la emulación, la Sony PlayStation Vita, una consola que puedes comprar de segunda mano en un Wallapop bien negociado por algo menos de esos 75 euros.

Además la VITA la encontrarás en tiendas de segunda mano como CEX, los cuales además te ofrecen garantía y poder de elección, ya que suelen tener más de una, y a un precio inferior alrededor de los 90-100 euros.

La calidad de la consola VITA, su pantalla, sus controles, su batería, su sonido, su todo, es superior al de cualquier consola retro china, por lo tanto, que valgan más me hace perder interés de compra en ella.

Quizá la justificación para la subida de precios esté en la ausencia de stocks, en la escasez global de chips, bueno, puede ser, pero me da mi que en este caso los chinos han aplicado un multiplicador X2 a los precios al ver que tan bien vendían.

El ejemplo, esta misma consola analizada, yo por ella pagaría entre 50 y 60 euros, 60 porque me hace gracia como consola para mis desplazamientos, es pequeña y además es muy bonita, pero ni será mi consola principal, ni un icono ni mucho menos un objeto de culto como si que lo puede ser una PS Vita.

Características de la Powkiddy GKD Mini

Tras haberme quitado el peso de poder haber dado mi charla sobre los abusivos precios, vamos pues a ver que nos trae esta nueva consola retro de Powkiddy GKD Mini.

Los botones y ergonomía de la Powkiddy GKD Mini

Dando un primer repaso a su formato físico, destacar que está ya disponible aunque tan sólo en dos colores, verde menta y amarillo, la Powkiddy GKD Mini es una consola vertical de formas muy redondeadas lo que facilitará su transporte en los bolsillos del pantalón o de la chaqueta.

Sus botones son los típicos de 8 bits, cruceta digital o d-pad y los 4 botones frontales de acción, prescindiendo de setas analógicas, aunque para esta ocasión, y como casi todo el resto de consolas retro chinas, también incorpora los cuatro gatillos frontales L1 L2 R1 y R4 indispensables para emulación de algunas consolas como PSX.

Estos botones frontales los trae colocados ingeniosamente en la parte trasera y media de la consola, lo que repercute a tener una mejor ergonomía durante las horas de juego, no es algo nuevo, pero es de agradecer.

Botón airplane y botones de volumen

En uno de sus laterales tenemos dos botones denominados «airplane key», que el fabricante cita textualmente como botones para juegos de vuelo en vertical, los matamarcianos de toda la vida, aún así y tras cientos por no decir miles de horas de vuelo en máquinas arcade no acierto a imaginarme para que servirán estos dos controles.

En el otro lateral tenemos un control de volumen sin rueda, con botones con los que manejar el volumen de la consola, en la parte superior observamos el indispensable jack para auriculares así como la rejilla para el sonido de sus altavoces.

La consola se carga mediante un conector USB del tipo C, como ya viene siendo habitual. Su batería es de 2.500 mAH que nos daría para 3 o 4 horas de juego continuo, aunque el fabricante especifica 6, no llega seguro.

La pantalla tiene un tamaño de 3,5″ y el indispensable formato 4:3, ideal para juegos retro de 8 y 16 bits, su resolución es de 320 x 240 píxeles bajo tecnología IPS por lo que tendremos unos excelentes ángulos de visión.

El procesador es un MIPS32 a 1,5 Ghz con 128 Mb de RAM del tipo LPDDR2

Utiliza dos slots microSD, con un máximo teórico, que ciertamente pongo en duda, de 512 Gb. Uno de los slots sería la unidad de almacenamiento para el sistema operativo y los emuladores propiamente dichos la otra para las ROMs de videojuegos.

Pesa tan sólo 162 gr y sus medidas son de 111 mm en su vertical por 86 mm en su ancho y un grosor en su punto máximo, el de los agarres para los botones frontales L y R de 19 mm

Según el fabricante soporta los siguientes sistemas emulados PSX, Nintendo, Super Nintendo, Megadrive, MasterSystem, CPS1 CPS2 y CPS3, FBA, Neo-Geo, NAP, GameBoy Advanced, GameBoy Color, aunque el mismo fabricante hace hincapié en que ciertos juegos pueden no funcionar como es debido, supongo que a tenor de críticas recibidas en otros productos. Esto es porque no deja de ser un hardware quizá demasiado corto en cuanto a potencia para emular consolas de la potencia de PSX o N64.

¿Dónde comprar la Powkiddy GKD Mini?

Por el momento sólo la hemos visto en tiendas chinas, aunque es de esperar que llegue a Amazon en breve con el sobreprecio característico y es que la garantía y el transporte alguien lo tendrá que pagar, imagina quien, el comprador.

Puedes comprar la Powkiddy GKD Mini haciendo un clic aquí