Crítica Nine Perfect Strangers

Llevamos viendo la serie nine perfect strangers al ritmo lento que nos exige Prime Video, un capítulo por semana, un auténtico coñazo, la verdad es que aguantar viendo esta serie a ese ritmo es algo que me está costando.

No porque sea una serie especialmente mala, no, es buena y tiene su que, pero conforme avanzan los capítulos es tan pequeña la atracción que me genera la escasa intriga, ya que es una única intriga común, un único qué pasará al final, que recordar cada semana que tengo que ver un capítulo más de esa serie ya me genera algo de repulsión hacia ella.

La serie consta actualmente de una única temporada y 8 capítulos, si bien en el momento de escribir este artículo tan sólo hemos podido disfrutar de los primeros 7, y resta un único capítulo para la resolución de la temporada.

Aunque quede uno en el tintero, haber visto siete capítulos de un total de ocho ya nos forma una opinión y crítica sobre las serie Nine Perfect Strangers.

De qué va Nine Perfect Strangers

De qué va Nine Perfect Strangers

Se trata de una serie basada en la novela bajo el mismo nombre, un éxito en ventas de la escritora australiana Liane Moriarty.

La serie tiene un toque dramático y intriga, sin apenas concesiones al humor, se queda en un mera introspección hacia los problemas y la vida de cada uno de esos nueve personajes.

El argumento es tan sencillo como complicado, una empresa que vende «tranquilidad» invita a nueve desconocidos, de ahí su elocuente y descriptivo título a una reunión en un resort vacacional, una especie de spa donde se dan tratamiento antiestrés y relajantes, cuyo nombre es Traquilum.

Casi todos los huéspedes del restor cuenta con una abultada cuenta bancaria, se trata de escritoras vendedoras de best sellers, una vieja estrella del beisbol, un actor, un ganador de un abultado premio de loterías y una familia conformada por tres personas, que es la única, digamos de alguna manera, no tan ricachona.

Estos nueve desconocidos entre ellos son elegidos por la directora el centro, y que no es otra que la Kidman, aunque la llaman Masha.

La conductora del centro les promete un viaje a la sanación de sus problemas, y les garantiza que han sido elegidos porque ella les va a curar y mejorar ostensiblemente su calidad de vida una vez completen el tratamiento único y personalizado a los que les va a someter durante su estancia en Tranquilum.

Así a priori el argumento suena muy bien, la serie comienza de forma progresiva presentándonos los diferentes personajes que van a tomar parte del experimento, sin embargo, posteriormente no avanza con magnetismo alguno más allá del que «reparte» Nicole Kidman, el resto de personajes resulta insulso y poco atrayente.

El reparto de Nine Perfect Strangers

El reparto de la serie

Nicole Kidman es sin lugar a dudas la cabeza de cartel y es que a pesar de su sintética apariencia sabe otorgar ese indescriptible halo de misterio a todos los personajes que acomete, como siempre su actuación es de nota.

El resto del reparto tenemos algunas actuaciones dignas de mención, como la de Michael Shannon que hace un estupendo y creíble padre de familia, así como el del pertubado ex-jugador y estrella de beisbol Bobby Cannavale.

Especial actuación la de Melissa McCarthy y Samara Weaving, la gordita y la guapa de la serie, y es que en toda serie americana que se precio debe haber al menos una belleza, claro que ya tenemos a la Kidman, aunque su belleza esté un tanto plastificada, sea como sea y volviendo a Samara Weaving, su papel, como pija nueva rica insoportable y tontorrona, lo borda.

El resto del reparto es también excelente y es que se nota la alta producción a la que están sometidas las serie made in usa, con actuaciones contenidas y perfectamente creíbles, pero que a la postre precisan de algo más, y convierten a una serie cuya historia se podría haber llevado mucho más allá, en una serie del todo eludible.

Escenarios de cartón personajes de plástico

Esa es una de las emociones que me transmite esta serie, ante unos especialmente oníricos parajes tenemos la omnipresencia de la actriz principal, un monumento al plástico.

Para mi Nicolde Kidman no ha sabido envejecer, se ha pasado con el bisturí y el botox y es que a veces su cara parece tener un único músculo, el brillo de su pómulos y su frente de tanto estirar y estirar esa piel para no presentar arrugas ha conseguido eso, convertir a alguien de carne y hueso en alguien de plástico y goma.

Es envidiable su estado físico, su delgadez y elegancia, su actuación es buena, como siempre, y es que Nicole Kidman todavía es una de las grandes de la interpretación.

Parecidos razonables

Otro de los problemas que me plantea esta serie es su razonable parecido, al menos en cuanto a concepto con una serie que más o menos ha aparecido al unísono, se trata de la ya acabada The White Lotus, una serie que para mi, tras visionarla es netamente superior a esta nine perfect strangers

Serie recomendada o no?

Quizá por estos motivos son por los que no debería recomendar esta serie de Prime Video, no obstante no puedo hacerlo pues no es mala, ni su historia, ni sobre todo la idea que subyace detrás de la serie.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On