Portada » Series Películas y TV » Crítica serie Dahmer
Crítica serie Dahmer

Crítica serie Dahmer

Desde luego llevamos unos días en los que no paramos de ver series de esas que tienen una impronta como mínimo destacable y la serie Dahmer no iba a ser menos, curiosidad, inquietud, asombro, rechazo, consternación y rabia.

Muchos adjetivos para describir unas noches de visionado que la serie Dahmer, el apellido del prota, noches que los 10 capítulos que conforman la única temporada de esta serie torna en oscuras y preocupantes, porque sí, porque se ve que existe gente así.

Es como ya te estarás imaginando o habrás podido leer en algún titular, una serie basada en hechos reales, algo que preocupa, y mucho. No solo me aterra que puedan existir personajes así, si no por la escasa protección que brinda la ley y la policía entorno a estos grandes monstruos.

Lo sabían, lo volvieron a saber y el temido monstruo campó a sus anchas.

Una serie no apta para todo el mundo

Portada de la serie Dahmer

Desde luego Dahmer no se trata de una serie apta para todos los públicos, desconozco su clasificación por edades, eso es algo que no me preocupó nunca, escribo y veo series de adultos.

Sin embargo esta serie Dhamer es de esas series adultas donde las haya, y es que no creo que la sea indicada para muchos tipos de público y no necesariamente por su juventud.

Si ir más lejos dudo que disfruten de su visionado a personas que no estén muy equilibradas que tengas problemas de adicciones o algunos de índole mental, como personas violenta o resentidas e incluso aquellos posibles espectadores ya de cierta edad.

Se trata de una serie donde el estupor y el pavor que se respira en esta serie la convierten en dura, muy duro, y es que incluso los más proclives a este género tendrá sus momentos para verla y sus otros muchos para no verla. No es plato de digestión ligera.

En la serie contemplarás atónito una sorprendente y cruda realidad bañada en una extrema maldad.

Maldad que a veces, demasiadas veces, se te presentará por el propio personaje como algo sorprendentemente racional.

Es esto lo que aporta al género mejor que ninguna otra, la capacidad del asesino de racionalizar todos y cada uno de sus actos, los cuales eran cometidos para poder estar más tiempo con aquellos que elegía, niños y jóvenes que le resultaban especialmente guapos.

Por si fuera poco tan atroz raciocinio y para colmo, también observaremos la incompetencia del estado con sus policías y jueces para protegernos de estos monstruos.

Algo que digo yo que si se comprueba cierta reincidencia en unos mismos sujetos ante actos sospechosos y señalados por posibles víctimas debería ser suficiente para que estos sujetos estuviesen sometidos a una mayor vigilancia y control a cada reincidencia de lo contrario sucede lo que no todos somos capaces de aceptar, la existencia de monstruos.

Dahmer, el monstruo, desprende esa extraña y por suerte muy infrecuente realidad que huye de toda pasión como eje vertebrador de los actos de un asesino y que aunque pueda parecer tan increíble como imposible sabes que existe, pues los hechos que la inspiran sucedieron.

¿De qué va la serie Dahmer?

Esta serie que hoy analizamos en tiroriro.com está basada en hechos reales, nos narran la vida de un asesino en serie, Jeffrey Dahmer, o Jeff, nacido en mayor de 1960 y también conocido también como el Canibal de Milwaukee o el Monstruo de Milwaukee.

Jeff Dahmer drogó, asesinó y descuartizó a no menos de 17 personas entre los años 1978 y 1991, practicó necrofilia y canibalismo con sus cuerpos.

Trece años de terror donde mató a niños y jóvenes que solían tener en común dos cosas, su color de piel, negros, y su condición sexual, ya que muchos de ellos eran gais que conocía en bares de ambiente. muchos de los cuales eran negros y gays.

La serie ha levantado bastante polémica en redes y sobre todo entre las familias afectadas por los asesinatos ya que de alguna forma les ha vuelto a traer aquellos dolorosos recuerdos cuando perdieron a hijos y hermanos.

Por otro lado la periodista Anne E. Schwartz que destapó el caso ha señalado a la producción de Netflix como una serie donde prima el drama por encima de los hechos reales.

La serie comienza en el momento más reciente para luego ir hacia atrás, combinando momentos de la madurez del personaje con momentos escolares y familiares que fueron en sí ingredientes para conformar el monstruo en el que se convirtió este temible asesino.

El reparto de la serie Dahmer

Es una serie de pocos actores. Si bien resulta evidente que me voy a deshacer en elogios hacia Evan Peters, un admirable y sobresaliente actor en tan escueto reparto.

La verdad es que se dan dos grandes personajes en la serie con interpretaciones de gran altura. El hijo, interpretado por el ya comentado Evan Peters y el padre, Lionel interpretado por Richard Jenkins.

Aunque repito, es del todo imposible no rendirse ante la actuación de mayor peso, la del hijo, un actor que maneja la escena, los tiempos y sobre todo la mirada de forma absolutamente magistral, tanto que hasta cierto punto es preocupante.

Además su doblaje al español es de 10, su tono, su ritmo verbal acrecientan los valores y rasgos de tan monstruoso personaje.

Obvio que no me preocupa porque el autor pueda ser en parte parecido al personaje, aunque uno ante semejante credibilidad da crédito a esos pensamientos, donde me preocupa es que se pueda encasillar a este joven actor en este tipo de papeles y es que creo que se le debería dar de inmediato un papel en una serie que contrarreste el carácter del personaje, porque de firma otra buena actuación lejos de este tipo de papeles de asesinos en serie podríamos estar ante un nuevo grande. Sólo el tiempo lo dirá.

Llegamos al padre, una figura tan influyente en el hijo que te hace entender ciertos actos y tendencias, interpretado por XXX de una forma perfecta, matemática, claro que es un papel menos difícil que el del hijo, el cual es de una complejidad inalcanzable dentro de una misma historia, pero que también tiene sus altas dosis de calidad interpretativa y es que como el hijo la interpretación roza lo perfecto.

Sobre el resto del reparto no hay nada destacable por malo, más bien al contrario todos cumplen con creces aunque claro en su mayoría son personajes de poco minutaje en pantalla lo que va en detrimento de convertirlos en realmente destables.

Conclusión sobre la serie Dahmer

Sin juzgar los hechos, los cuales son atroces sin reparos, la serie es magnífica, oscura, inquietante y que te hace levantar la ceja ante la maldad humana desde un punto de vista rechazamente natural.