Portada » Series Películas y TV » Crítica serie Shantaram
Crítica serie Shantaram

Crítica serie Shantaram

Shantaram es una serie compuesta por doce episodios que a poco que estés ocupado podría pasar bien desapercibida ante la mirada de los muchos seriéfilos que visitan la revista digital tiroriro.com

Shantaram tiene un color especial

Portada Shantaram

Me apropio de esa vieja pero entrañable canción del rey de la rumba para llevarla hasta esta crítica de series, y es que Shantaram, la serie, como aquella ciudad a la que cantaba Peret, goza de ese color especial.

Es una de esas pocos series evasivas, evasivas en cuanto a que producen un estado de ensoñación donde te acompaña de una evasión constante que te aleja de tu día a día, algo que no a priori no debe resultar tan fácil cuando serie tras serie, te das cuenta de que pocas series lo consiguen.

Y lo hace de una forma sencilla, sin un guión excesivamente complicado, quizá gracias a que la serie, sus personajes y su devenir resulta bastante fiel al libro en el que está basado.

Eso para mi, que aquí escribo, es uno de los pilares del entretenimiento, el que una serie por cualquier causa, logre evadirte de tu realidad, contarte una historia y tu ofrecer tus ojos, oídos y razón para hacerla crecer en tu interior.

La serie Shantaram tiene ese componente especial, a veces indescriptible, pero confluyen uno o más ingredientes que provocan esa evasión de la realidad.

No se si serán sus colores en escena, que quizá sí, y es que ahí la magia de la India cobra un especial, ¿color? pues sí, a riesgo de ser tan evidente como demagogo, eso es así.

Además, no se si serán los personajes, que también, con su halo de misterior, con esa punta de iceberg de un extraño, oscuro y misterioso pasado.

Y es que en esos dos ingredientes está su elogiada capacidad para la evasión, porque es digno de elogio lograr conseguir ese estado en el telespectador dado al consumo constante de series, más aún cuando la misma no se acerca ni por asomo a la ficción, ya no desde el punto de vista de la ciencia, si no del punto de vista cronológico.

¿De qué va la serie Shantaram?

Dicho esto, seguro que te estarás preguntando de qué va Shantaram, pues bien, te lo contaré, aunque no te creas que eso es algo que te va resultar llamativo, no será esa invitación a ponértela a ver cada noche, no, se trata de una historia sencilla y que nos han contado muchas otras veces.

Aunque intentado ser algo más precisos, y para no dejar la serie como un hecho aislado que se le ocurrió a alguna de las muchas mentes que trabajan en el sector, te puedo señalar que la serie está basada en el libro homónimo escrito por Gregory David Roberts por allá un lejano año 2011.

En la historia de dicho libro, al igual que en la serie, se narran los hechos de un fugitivo australiano que llega a la ciudad India de Bombay, ciudad que lo recibe, literalmente con los brazos abiertos, y es que da con alguien muy especial.

Será su inmediata integración, su pasado, y sus ganas de superarse la que dará comienzo a sus aventuras, que serán una constante lucha con su pasado aderezado por la ilusión de lo nuevo y que en definitiva le harán conocer todo un espectro emocional inesperado, el paraíso y el infierno, el problema y la solución, la pasión y la guerra.

Reparto de la serie Shantaram

Lin Ford, el personaje interpretado por Charlie Hunnam, el prota de Sons of Anarchy casado con Katharine Towne entablará una hermosa amistad con el joven Prabaker, interpretado por Shubham Saraf y que será quien le hará de Cicerone en la ciudad, ciudad donde se enamorará de Karla, tras la actriz Antonia Desplat.

¿Dónde ver Shantaram?

Este pasar de largo sin tan siquiera darte cuenta probablemente es porque su visualización es exclusiva para el servicio Apple TV+, un servicio casi veto exclusivo de los fanboys de la marca de la manzana.

Sin embargo es una serie que no pocos consiguen descargarse online y verla gratis a través de páginas como la de dontorrent.

Conclusiones sobre Shantaram

Es una serie digna de ver, en cualquier momento, sencilla, y por ello muy digerible, bonita y evasiva como pocas.