Portada » Series Películas y TV » Crítica serie Una historia muy real
Crítica serie Una historia muy real

Crítica serie Una historia muy real

Hoy os traigo la crítica de la serie Una historia muy real, «True Story» en inglés original. Antes de entrar más en detalle esta es de esas series que te aconsejo si te gustan las series con tramas de asesinato, extorsiones y altas dosis de violencia, de no ser así, pues nada, a por otra.

Sin resultar ni mucho menos una de esas series imprescindibles, es una serie que se me ha hecho sumamente entretenida, hasta el punto de querer ver más y más capítulos para ver como termina la trama.

Sólo cuenta con una temporada y 7 episodios, algunos de menos de 30 minutos de metraje por lo que en poco más de 4 horas puedes verla por completo.

¿De qué va Una historia muy real?

Portada de Una historia muy real

La historia, poco o nada tiene que ver con el título, pues de real no tiene nada.

La combinación de sucesos de antoja si no imposible de una carambola bárbara, y por ello no es defendible su título que parece más bien buscado para atraer la atención del espectador entre un gran catálogo de títulos de la plataforma que la produce, Netflix, que para otra cosa.

En cuanto a su historia, sin entrar a debatir la credibilidad de la misma te contaré que la misma va de un comediante reconocido en todo el país.

Este comediante que atiende al sobrenombre de Kid tras reencontrarse con su hermano Carlton, a quien siempre tiene que sacar de algún apuro económico se corre una farra considerable.

Tras la intensa noche, amanece en su hotel de lujo, todo un Four Seasons, con una mujer a su lado, la cual está muerta, recuerda que la conoció la noche de antes, a partir de ese momento, trata de ocultar la muerte, para lo que él y su hermano recurren a la mafia griega, unos personajes tan duros como violentos que no harán más que complicar la trama.

En la trama se cruza uno de los mayores fans del comediante Kid, Gene, quien sigue con fervor cada movimiento del cómico.

La puesta en escena, los guiones, la historia, todo funciona como un reloj suizo y es que si algo es achacable a esta serie es que todo parece demasiado en su sitio, sin que por ello sea políticamente correcto, me refiero a que lo que aparece de forma milimétrica es todo aquello relativo a la producción y dirección.

Es decir que la peca de estilo ceñido a libro tanto en lo visual como en el guión y por ello la hacen bastante predecible, esto es algo que últimamente se ve demasiado en las producciones de Netflix, y por lo que ha sido criticado hasta la saciedad.

Aún con estas, a mi la serie me ha gustado, me ha entren tenido y mucho, y la recomiendo, son sólo 7 capítulos de escasa duración y sin ver ninguna interpretación

El reparto de la serie Una Historia Muy Real

En cuanto al reparto hay varias interpretaciones y personajes a destacar aunque todo dentro de un esquema muy Netflix, sin altibajos.

Gene el fan genialmente interpretado por Theo Rossy con Kid, interpretado por Kevin Hart

Así que tengo que destacar el que más me ha gustado, ha sido el trabajadísimo papel del fan interpretado por un perfecto Theo Rossi, a quien vimos anteriormente en Sons of Anarchy, lo hace de forma realmente creíble. Como espectador puedes sentir desde cierto rechazo por su actitud friki, entregada y absolutamente bobalicona a sentir la pena más grande, incluso antes de su desenlace, un interpretación de nivel.

Ahora llegamos al protagonista, que lo hace francamente bien, pero sin brillo. El prota, interpretado por Kevin Hart es un comediante famoso, tanto en la realidad como en la ficción de la serie en todo el país.

Kid es alguien que como muchos otros humoristas comenzó con los monólogos club por club hasta luego conseguir llenar estadios, y convertirse en toda una estrella mediática tras su aparición reciente en una película sobre el metaverso acompañado del apuesto marido de la Pataky, Chris Hemsworth.

En un papel algo más secundario aunque con mucha cuota de pantalla tenemos a un sorprendente Wesley Snipes, sorprendente por su escualidez y es a cada aparición lo vemos más y más delgado, si bien no ha perdido del todo su mirada dura, ya no es tan dura como la roca, de lo que no queda rastro es de la amenazante masa muscular que tanto nos sorprendió en la saga Blade.

Sería fácil pensar que Wesley Snipes está enfermo o que las drogas o el alcohol lo han dejado para el arrastre, en parte no te equivocarías, sin embargo lleva casi más de una década sobrio y no hay noticas de enfermedad alguna por lo que finalmente no sacas nada claro al respecto.

¿Dónde ver Una historia muy real?

En Netflix, y si te interesa, date una vuelta por el artículo sobre cómo conseguir netflix barato.