Portada » Series Películas y TV » Crítica serie Utopía original
Crítica serie Utopía original

Crítica serie Utopía original

En este artículo opinamos sobre la serie Utopía de 2013 vista en Channel 4, en España mediante canal+, especifico esto como desambiguación con el remake made in USA, pero de mucho menor calado aunque bajo el mismo nombre y lanzada en 2020 por Amazon Prime Video en un mal ejemplo de oportunismo audivisual.

Nuestra Utopía original de 2013 fue y sigue siendo una serie británica innovadora, un remake ni le hace justicia ni favor alguno, las genialidades, más aún cuando son piezas exquisitas que hay que saberlas encontrar y entender, no hay que tocarlas.

La serie Utopía se trata de una obra de tan sólo 2 temporadas y 12 capítulos en total.

¿Cómo es la serie Utopía?

Violenta, sanguinaria y desmedida con pinceladas de genialidad que en suma engancha aunque en parte si eres medianamente sensible, deberás verla en ciertos momentos a ojos cerrados.

Desde luego esta serie salpica, y no precisamente agua, algo que no te deberá dejar indiferente, y eso es lo consigue la serie Utopía, muy a pesar de que te va a recordar a no menos de un buen puñado de otras series.

Sí, ese es quizá su gran «pero», en esencia tan parecida a otras, aunque saben convertir ese «pero» en una excepción, y al final les sale una serie bastante redonda, digo más, quizá estamos ante un clásico repleto de recursos en base a recortes de las que posiblemente han sido las referencias de su creador, el dramaturgo Dennis Kelly pareja de la actriz Monica Nappo.

Parecidos razonables de la serie Utopía

Entrando más al detalle de los parecidos vistos en la serie Utopía, comentar que se trata de una serie que expone en pantalla una narrativa ya vista anteriormente y es que desde la carátula de la serie, con ese extenso uso del color amarillo no me negarás estar viendo a nada más y nada menos que una pincelada a lo Kill Bill del gran Tarantino, y estarás en lo cierto.

Mucha de la narrativa visual que circula por la pantalla es sin lugar a dudas de un corte y estilo totalmente tarantiniano.

Por si fuera poco, asomará a nuestra cabecita una similitud a la distopía que baña la serie Black Mirror que tanto nos gustó y que ya analizamos en tiroriro.com

Esa amalgama de ingredientes no es ni mucho menos dispar, comparten ese subgénero de series que podríamos tildar en ocasiones de series surrealistas, y es que aún dejándonos algunos otros recursos de enorme parecido cabe destacar por último esa otra similitud, un cierto surrealismo, que sin lugar a dudas bebe de David Lynch.

¿De qué va la serie Utopia?

Esta serie va de cuatro frikis, así literalmente, aunque bien podría decir mejor numéricamente, estos frikis de los videojuegos y sobre todo de los cómics se encuentran sumidos de forma al principio «desconectada» entre ellos en busca de cierto cómic, novela gráfica para los más puristas, bajo el nombre de The Utopia Experiments.

Este cómic es considerado por ellos como una obra profética aunque con un claro reflujo maldito.

Es quizá la maldad que albergan sus páginas la que también despierta el interés de las fuerzas del mal.

Estos malos, aparecen como una pareja de raritos con un comportamiento sádico fuera de lo común.

A partir de su irrupción en escena estaremos ante una constante carrera por conseguir el libro y con escapar de la acción maligna de sus persguidores.

Reparto de Utopia

Los malos nos encantan, en especial el inquietante hombre de la portada, cuya mirada de pasmado ya te da cierto repelús y pensamientos sobre lo malo y calmado que puede ser al mismo tiempo.

Así pues la interpretación de Neil Maskell en el papel del malo Arby es lo más identificativo de esta serie, su compañero Lee, interpretado por Paul Ready se queda unos pasos por detrás aunque quizá sea únicamente por la impronta del carácter de su personaje, no tan alienado como el de Arby.

También nos ha gustado el descaro interpretativo de Fiona O’Shaughnessy en el papel de una de los cuatro protagonistas, Jessica Hyde.

Conclusiones sobre la serie Utopía original

Por poco que te guste Tarantino y o Black Mirror y si tienes cierto aguante visual y moral, esta serie es un imprescindible en tu biblioteca de series recomendadas para ver.