¿Cuándo es el Día de la Madre?

Pues, de hecho, el Día de la Madre nunca tiene una fecha fija ya que ésta varía cada año. Y, os preguntaréis, ¿cómo es eso? ¿Cómo que cada año tiene una fecha diferente?

Pues veréis, resulta que el Día de la Madre se celebra siempre el primer domingo de mayo por una simple razón. Y, ¿cuál es ésta? Pues como casi siempre sucede con las celebraciones “mayoristas”, su origen posee connotaciones religiosas, y en concreto de índole católico.

Pero a todo esto, respondiendo a vuestra pregunta sobre ¿cuándo es el Día de Madre?, deciros que este año 2018, el Día de la Madre se celebra el domingo 6 de mayo. Y, para los más curiosos, en el año próximo, es decir, en el 2019, se celebrará el domingo 5 de mayo.

Retomando lo que estábamos diciendo, resulta que el Día de la Madre se celebra en mayo, porque este mes es el dedicado a la Virgen María. Aunque, debéis saber que no siempre sucedió así.

Resulta que si tuviéramos que remontarnos al origen primigenio de esta celebración, pues podréis comprobar, -aunque supongo que no del todo sorprendidos-, que (como casi siempre) el verdadero inicio de esta fiesta tuvo su origen en la Antigua Grecia.

¿Verdad que no os sorprende? ¡Es que la riqueza que hemos heredado de Grecia es impresionante¡

Bueno, pues como decíamos, por aquel entonces se homenajeaba a la diosa Rea, madre de los dioses del Olimpo. Entonces, la iglesia católica copió esta celebración para honrar a la Virgen María (debéis saber que muchas de las fiestas cristianas proceden de celebraciones paganas, aunque eso lo explicaremos en otro momento).

Pero cuando esto sucedió, el Día de la Madre pasó a celebrarse el 8 de diciembre, coincidiendo con el día de la Inmaculada Concepción. No obstante, en 1966 se decidió cambiar la fecha y pasarla al mes de mayo, considerado como el mes de la Virgen María y también como el mes de las flores. Y, esa es una de las razones por las que el Día de la Madre se celebra siempre en mayo, al menos aquí en España, porque también hay que señalar que el Día de la Madre posee muchas otras efemérides, dependiendo del país donde se celebre.

¡Viva la madre que te parió!

Al margen de que el Día de la Madre se celebre finalmente el primer domingo de mayo, estaréis de acuerdo conmigo cuando digo que el Día de la Madre, realmente, se produce cada día del año.

Pensad, ¿qué haríamos sin el soporte incondicional de una madre? Esas personas que de forma desinteresada (la mayoría de las veces) lo hacen todo por nosotros. Que están ahí cuando las necesitamos, que acudimos a ellas en busca de consejos, que nos invitan en las fechas más señaladas del año, que semana sí – semana no, nos reunimos todos para comer en familia junto a ellas.

Esas madres que cuidan de nuestros hijos, que no dudan ni un momento de echarnos una mano, que se sacrifican siempre… en fin, qué más os puedo decir que no sepáis.

Pues bien, consideramos que toda esa predisposición debería ser recompensada. Debemos homenajear a nuestras madres aunque sea con un pequeño obsequio, con un regalito que les anime su día tan especial.

Ya que el Día de la Madre es una fiesta, celebrémosla como tal y regalemos muestras de amor. Lo importante es que ellas se sientan queridas y felices. Tenemos que ofrecer ese reconocimiento hacia nuestras madres, en definitiva, como dice el refranero popular: “madre solo hay una”, o, dicho de otra manera, aunque suene más castizo: ¡viva la madre que te parió! 😉

Joyas para el Día de la Madre

Regala joyas para el Día de la Madre, verás que siempre es una buena opción. ¿A quién no le gusta un joya para lucir? Además, si procede de un ser querido, mucho mejor. No importa si eres hijo, hija, marido o yerno, con este regalo acertarás seguro.

Perfumes para el Día de la Madre

Otra de las opciones que nunca falla a la hora de regalar son los perfumes, y más si hablamos de esta fecha tan señalada. El Día de la Madre es de esos días que nunca deberías olvidar, aunque hayamos dicho anteriormente que cada día es el día de la madre. O, incluso si ella te dice que no le regales nada, que no es necesario, olvídate de ello. De verdad, si puedes, hazle un pequeño obsequio, y verás cómo su cara se ilumina.

Bolsos para el Día de la Madre

Regalar bolsos en el Día de la Madre es otra de las mejores opciones que este día tan especial os brinda. Pensad que las mujeres acostumbran a llevar mil y una cosas encima, entonces, decidme, qué mejor regalo que un bolso, ¿eh? Además si eres recién mamá agradecerás que te regalen un bolso grande y espacioso donde meter todas esas “cositas” necesarias para tu bebé.

En definitiva, podría continuar ad infinitum con la retahíla de obsequios para regalar en el Día de la Madre. De hecho existen infinidad de “cosas” que regalar. Se me ocurren un montón de ideas: que si complementos de vestir, de calzar, libros, maquillajes, ordenadores, móviles, coches… Qué te voy a decir!

Ya sabes, echa tu imaginación a volar, y, ¡si quieres, puedes!