¿Cuándo llegan los Reyes Magos?

Los Reyes Magos de Oriente por fin están a punto de llegar, de llegar cargados de regalos, para todas las familias entregar.

Regalos para todas las familias. Niños y no tan niños deseosos estamos de recibir, a esas ilustres Majestades, que con sus presentes nos quieren divertir.

La víspera de Reyes es una de las mejores noches del año, en ella se conjugan deseos, ilusiones, esperanzas, y sobre todo, mucha impaciencia por descubrir a la mañana siguiente, si nuestros deseos por fin han sido escuchados por sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, y comprobar de esa manera si nos han traído los regalos que tanto anhelamos.

La noche de Reyes es mágica por todo lo que representa. Es una noche llena de esperanzas donde se aglutinan un montón de sentimientos. Esa noche los niños no paran de preguntarse, “¿pero, cuándo llegan los Reyes Magos?” Pues sí, esa noche, desde los más peques hasta los más grandes de la familia esperan ansiosos e ilusionados el devenir de los regalos. Pero antes de que eso suceda no debemos olvidar la magia previa.

Magia compuesta por carrozas, pajes, caramelos, confetis y sobre todo los reyes, sí, los Reyes Magos: Gaspar, Melchor y Baltasar acompañados por todo su séquito.

¿Qué juguetes me van a regalar los Reyes Magos?

Son muchos los insólitos medios de transportes que suelen utilizar estas ilustres Majestades para desplazarse de un lugar a otro. Los vemos llegar desde Oriente subidos en fantásticos camellos, o también en magníficos caballos. Aunque, los hay más osados y viajan incluso en ligeros barcos, transportados por mares y océanos desde sus lejanos países.

Ver la ilusión en la cara de los niños es una de las mejores cosas que te ofrece la noche de los Reyes Magos. La impaciencia y los nervios que se apoderan de los niños en la víspera de los regalos de Reyes es digno de contemplar. Esa noche los pequeños están dispuestos a creérselo todo, tal es su estado de excitación ante la agradable sorpresa que les depara al día siguiente, que son incluso obedientes y te escuchan y hacen caso cuando les mandas irse a la cama. En esos momentos piensas, ¿no sería posible tener más noches como esta?, ups!

En fin, qué bonita es la tradición de los Reyes Magos. Ojalá la vida fuera siempre así de feliz, llena de ilusión, esperanza y sorpresa. Ojalá fuera así para todo el mundo, o al menos ojalá fuera así para todos los niños del planeta.

Supongo que una de las preguntas que los niños deben formularse en secreto (aunque no siempre) cuando se van a dormir la víspera de Reyes será esa, la de, “¿qué juguetes me van a regalar los Reyes Magos?” o esta otra, “¿me traerán todo lo que les he pedido?”, o, “¿Se acordarán de todo lo que les he escrito?”

En todo caso, como a veces sucede, los Reyes no se acuerdan de todo lo que les hemos pedido porque tienen que atender a muchísimos niños; debéis pensad que la lista de regalos que tienen que cumplir es tan grande, que en ocasiones es casi misión imposible llegar acordarse de todo. Por eso mismo, en estas ocasiones no estaría de más echarles una mano extra y recordarles aquéllos regalos que quizás han quedado un poquito en el olvido.

Pues entonces chic@s, no os preocupéis, que nosotros estamos aquí, al pie del cañón, para recordarles a los Reyes Magos (si es que hace falta), o proponerles, mejor dicho, algunos otros regalos que quizás puedan encajar con lo que los niños están buscando desde hace tiempo y no saben dónde encontrarlos, ¿no?

Pensad que hay tanta variedad de regalos diferentes que podemos regalar que es casi imposible acordarse de todos ellos. Por ese motivo, hemos ido desgranando poco a poco esa lista infinita de juguetes divertidos con el objetivo de hacer felices a tantos niños como sea posible.

Así que desde aquí os deseamos de todo corazón, que paséis un maravilloso día de los Reyes Magos, pasándolo en grande con vuestros fantásticos, preciados y nuevos juguetes “mágicos”. Esperamos que sus Majestades Gaspar, Melchor y Baltasar, hagan honor a su leyenda y os traigan todos aquellos juguetes que habéis deseado durante todo el año, bueno, quizás no todos, pero con unos cuantos ya estaría bien, ¿verdad?