Desgaste de los neumáticos del coche

Los neumáticos de coche, sufren un continuo desgaste. Este desgaste de las ruedas del vehículo incidirá en una pérdida de adherencia y con ello de la seguridad. Sobretodo en caso de frenada de emergencia o circulando con el pavimento en mal estado.

Evita accidentes conociendo con unos simples tips cómo comprobar el estado de tus neumáticos.

Este artículo lo hemos realizado en colaboración la web de los mejores neumáticos de moto. Una web donde además de hablarte del desgaste y mantenimiento de los neumáticos te hablas de presiones, de cómo rodar bajo la lluvia, etc.

¿Por qué se desgastan los neumáticos?

Este desgaste del neumático en el coche es normal, ya que es un elemento que está en contacto con el asfalto. Como sabrás este es abrasivo, mientras que el compuesto de los neumáticos es justo lo contrario. Los neumáticos son de goma o plástico blando y que tiene como peculiaridad que tiene flexibilidad para agarrase a la carretera.

El agarre al suelo hace que los neumáticos suelten pequeñas partículas de su compuesto gomoso, es decir, que se vayan desgastando mientras conducimos el coche.

Cuanto mejor sean los neumáticos más rápido se desgastarán, ya que un neumático caro, un neumático bueno, suele ser más blando en su carcasa que los más económicos.

Los neumáticos se desgastan más cuando los sometemos a cambios de velocidad bruscos. Como fuertes aceleraciones en marchas cortas, o frenazos acusados.

Por supuesto, al hacer patinar las ruedas, la típica chirriada del neumático que todos hemos echo en alguna ocasión, es cuando estaremos desgastando más las ruedas de forma innecesaria.

Mayor agarre mayor desgaste del neumático

Neumáticos de competición, super blandos

La diferencia de dureza del compuesto, siempre jugará a favor de nuestra seguridad contra más blandos sean los neumáticos más seguros conduciremos. Ya que en caso de frenada de emergencia se agarrará mucho más al suelo un neumático blando que uno duro.

Este agarre extra hará que desprenda más partículas de goma y por ende, que se desgaste más.

Imagina por un momento que tienes dos gomas de borrar de diferente dureza, una muy blanda y una dura. Si la restriegas sobre un papel de lija que sería algo así como el tacto rugoso y abrasivo del asfalto. La blanda costará más de moverse por encima de la lija y además se desgastará mucho más que la dura a cada pasada.

La vida del neumático y su desgaste

En la vida de un neumático, llega un momento que no cumplen con la misma eficacia y seguridad. Aunque visualmente puedan parecer que los neumáticos se encuentran en buen estado hay que fijase en los dibujos.

El desgaste de los surcos debe ser uniforme. Estos dibujos que recorren los neumáticos del coche están diseñados con un único objetivo, evacuar el mayor número de agua en caso de lluvia. Con su trazo en forma de canal consiguen que no se forme una fina y resbaladiza capa de agua bajo los neumáticos. Esa capa alargaría la frenada en caso de tener que detener el vehículo mediante un frenazo. Y claro, que aumente el tiempo y los metros que recorremos cuando estamos realizando una frenada de emergencia no es nada que queramos.

Vamos a ver cómo comprobar el desgaste de los neumáticos de nuestro coche.

¿Qué son los avisadores de desgaste de un neumático?

Suelen ser unas piezas de plástico que el fabricante inserta en algunos de los surcos del dibujo de los neumáticos. Podrás distinguirlos porque interrumpen el surco natural del dibujo, y el material de estos avisadores es claramente más duro que el resto de la goma.

Avisador desgaste del neumático

Puedes intentar clavar una uña a dicho avisador y al neumático para observar la diferencia de dureza con respecto al resto de la goma. Los avisadores tienen forma de cuadradito y su tamaño es inferiores a 1 cm.

Esa «dureza» extra del avisador hará que cuando el neumático esté gastado entrará en contacto con el suelo. Entonces en cada giro del neumático emitirá un ruido parecido a un  «clic    clic   clic «

Aunque dicho ruido será solo apreciable a muy baja velocidad, sin apenas ruido ambiental y con las ventanillas bajadas. Motivo por el que te invito mejor a que inspecciones los avisadores manualmente. Es decir que los busques, los encuentres y los observes cada vez que compruebes la presión de los neumáticos, es decir una vez al mes.

En esta foto el avisador está en línea con la rueda, toca cambiar.

Si está en línea con el resto del dibujo o le falta un milímetro escaso, corre a cambiarle los neumáticos al coche, de lo contrario si tuvieses que conducir en lluvia podrías patinar.

Fecha de caducidad de los neumáticos

Además del desgaste propiamente dicho y visible gracias a los indicadores de desgaste que te hemos comentado, existen otro factor que hace que los neumáticos caduquen.

Este factor es la elasticidad del mismo. En la actualidad los neumáticos han mejorado mucho en la consistencia de su frenada y eso lo hacen al incluir unos compuestos plásticos muy especiales y tecnológicos, que sin embargo tienen una pega, y esta es su caducidad.

Con el paso del tiempo, se usen o no, caducan. Lo hacen porque una vez pierden la capa protectora de parafina que se usa cuando están almacendos, entran en contacto con el aire y comienza la oxidación del compuesto del neumático.

Da igual que el coche esté en un parking, o guardados bajo una funda y que no le de el aire, que aunque es cierto que algo ayuda, bajo el mejor de los casos sólo alargará la vida de los neumáticos unos días más.

Conocer la fecha de caducidad de un neumático de coche es relativamente sencillo, aunque no es algo fácil de ver la primera vez. Muchos usuarios desconocen hasta que estos tengan una fecha de caducidad.

Lo que tenemos indicado en la rueda es la fecha de fabricación del mismo, al que deberemos sumar unos 5 años para conocer la fecha de caducidad del mismo.

Esta fecha de fabricación está compuesta por unos números que encontraremos en los flancos del neumático, en los laterales de las ruedas sin tener que desmontarlas del coche.

No es una fecha al uso en plan 02/02/21 no, indicará sólo la semana del año con dos dígitos y el año de fabricación con dos dígitos. En total será un grupo de cuatro dígitos sin separación entre ellos.

Fabricado la novena semana del año 2007

Así por ejemplo, tendríamos que un neumático fabricado en la segunda semana febrero del año 2021 se indicará como 0521 si este está fabricado la penúltima semana del año, tendríamos 5521

Estos números estarán en el lateral del neumático, en la parte más cercana a la llanta y el interior de un óvalo, justo al lado de otro óvalo en el que suele figurar la palabra «DOT»

La fecha a la que deberemos sumarle esos 5 años, debería ser no obstante la fecha de la instalación de los mismos, pero como eso es algo que no solemos anotarnos, podemos guiarnos con la fecha de fabricación. En caso de duda si tienen más de 5 años, mejor cambiarlos.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro