Devolver un producto comprado por internet

El miedo del que pasará sí aquello que compro por internet no funciona tal y como me esperaba, si la ropa o los zapatos que voy a pedir serán o no de mi talla correcta, o sencillamente que puedo hacer si una vez lo recibo no me gusta.

¿Lo podré devolver? ¿Me devolverán el dinero? ¿Me harán un vale de compra? ¿Hasta cuándo puedo devolverlo?

Todas estas preguntas son sin duda preguntas que frenarán a muchos antes de lanzarse a la compra a través de internet. Desconocer nuestros derechos y las políticas de las tiendas que a veces pecan de opacas, no informándonos claramente lo que nos costará realmente un intento fallido de compra, si finalmente no estamos conforme con el producto adquirido y pretendemos devolverlo, así que si te interesa, sigue leyendo tras el salto.

Las desventajas de una tienda online frente a una tradicional son muchas, dependiendo del producto, en una tienda online no podremos apreciar el tamaño real, su peso, el color a la luz del día, el tejido, o el tacto de los materiales que lo conforman, ni tan siquiera apreciaremos la calidad real del producto que pensamos comprar. Las fotos aunque nos aporten mucha información y sean indispensables, siempre tienden a sobrevalorar el producto a ser demasiado perfectas.

Tampoco tendremos un interlocutor, un vendedor que nos transmita su confianza o nos ayude elegir entre dos productos concretos, deberemos ser nosotros mismos los que basándonos en la descripción del producto, las fotos y las valoraciones de otros clientes los que finalmente decidamos si dicho producto merece o no la compra.

¿Compraríamos más a través de Internet si supiésemos que podemos devolver el producto sin más?… me refiero a devolverlo sin ninguna pregunta por parte del vendedor y sobretodo sin que la devolución no nos suponga ningún coste para nosotros. Yo estoy seguro que compraríamos aún mucho más a través de Internet.

Existe un factor común que nos protege, la ley denominada “Ley al derecho de desistimiento de compra”. Esta ley nos da un derecho que será aplicable dependiendo de donde se encuentre la tienda, es decir, en que país, si es España, la devolución estará garantizada, pero no al 100% ya que los gastos de envío pueden estar excluidos y esto dependiendo del producto pueden ser de 5 a 20 euros entre la ida y venida del producto, importe que no recuperaremos.

En resumen, dependiendo de cada tienda dispondrá de unas ventajas o desventajas.

Devolución en las tiendas online nacionales

Tiendas online nacionales hay a patadas, desde la famosa PC Componentes relacionada con el mundo del PC a cualquier otra entre cientos de miles de cada sector.

Cada tienda online dispondrá de su política de cambios y devoluciones, busca dicha política entre las secciones de su web siempre en tus primeras compras, o sobretodo si dudas entre un producto u otro, no te dejes llevar sólo por las fotografías de producto o los textos de marketing, textos que a veces inflan las prestaciones del producto mucho más allá de lo razonable.

Si existe un teléfono o email de contacto y tienes dudas de como funciona la política de devolución, lánzate y telefonéalos o escríbeles un email del tipo:

Hola, tengo dudas con su producto, no se si se adaptará a mis necesidades, ¿cuánto tiempo tengo para devolverlo? ¿Los costes de envío y de devolución lo recuperaré?

Con ese pequeño esfuerzo harás tu compra más segura.

Además de informarte también, como en cualquier otra tienda online, deberás tener la habilidad de volver a embalar todo el producto en su sitio, limpio, ordenado, sin que falte absolutamente nada. Recuerda restaurarlo a los valores de fábrica si se trata de un Tablet o teléfono, y empaquetarlo correctamente para que quede perfetamente protegido. Para empaquetarlo se necesita algo de práctica, una caja de cartón adecuada y precinto para cerrar bien el producto. Recuerda, durante un tiempo posterior a la compra, conservar siempre conservar los embalajes, y no me refiero únicamente el embalaje del fabricante del producto si no la caja de cartón marrón en la que te llega, por lo menos guárdalo durante el tiempo que dure el posible periodo de devolución que por norma general será de 14 a 30 días.

Devolución en las tiendas físicas nacionales

Con la frase de “tiendas físicas” me refiero a los MediaMarkt, Fnac, Corte Inglés y otras cadenas de informática y electrodomésticos. La ventaja es que no deberás esperar mucho hasta recuperar tu dinero, pues en las tiendas online el proceso de devolución toma mucho más tiempo ya que deberás embalar el material, llevarlo a correos o a la empresa de transporte, esperar a que les llegue, que lo recepcionen, revisen y procedan a devolverte el dinero.

En las tiendas físicas tradicionales, el tiempo de devolución se reduce enormemente desde que tomas la decisión de devolver un producto hasta que tienes el dinero disponible para otras compras. Llegas a la tienda, te diriges al mostrador de atención al cliente, y comienzas un diálogo de:

¿Devoluciones por favor? Aquí mismo, ¿qué desea? Pues… devolver un producto ¿Qué producto?, este…

Presentas el producto, te cuestionan, ¿Qué le pasa? respondes, nada, que no cumple expectativas o era para un regalo y no ha gustado. Lo revisan por si falta algo, si es un producto electrónico lo encienden para comprobar que funciona, y proceden a emitir el abono, te piden la tarjeta y te devuelven el importe en la tarjeta, al momento ya lo tendrás en tu cuenta corriente, si pagaste en metálico, dinero contante y sonante, pues también te lo devolverán ipsofacto.

Esta, la de las tiendas físicas, es quizá la mejor opción para devolver, eso sí, mejor en una gran cadena que no en un tendero de barrio que sobrevive por poquito.

Devolución en Amazon

Su funcionamiento siempre dependerá de si lo que compras se trata de un producto vendido o gestionado por la propia Amazon, o si el vendedor es un tercero que utiliza Amazon como escaparate para sus productos. ¿Qué como sabes si es de un tipo o de otro? Fácil fíjate en la siguiente captura, te marcamos en fluor el vendedor del producto:

En el caso de que el producto sea de los denominados Premium, esos que salen del almacén de Amazon la devolución será rápida y relativamente cómoda, nos deja elegir entre llevar el producto a correos, o que personal de correos pase a recogerlo, nosotros deberemos imprimir las dos etiquetas de envío que nos facilitan, poner una dentro del paquete, embalarlo y poner la otra fuera  y esperar a que pasen a por él o bien llevarlo a una oficina de correos. Si se trata de una gran ciudad las oficinas suelen estar a rebosar y te conllevará no menos de 20 minutos de espera.

¿Qué pasa si realizo muchas devoluciones en Amazon?

Pues quizá te pase como a mi y acabarás recibiendo una especie de apercibimiento encubierto en forma de… ¿Te podemos ayudar?

A continuación una captura del email que he recibido:

El enlace no te lleva a nada específico, si no a la ayuda de Amazon, ayuda que no me pienso leer, menudo aburrimiento, y tras esto he seguido con mi procedimiento habitual, y devolviendo si el producto no da la talla, y nada, sin rechistar me lo han aceptado, faltaría más.

Devolución en las tiendas chinas

La devolución de productos en las tiendas chinas es difícil por la lejanía y el  idioma. Puedes escribirles en español, pero prepárate para recibir las respuestas en un español que se entiende poco o nada.

En mi experiencia una vez con una compre de un mini ordenador para conectar a la TV del salón, y así poder instalar en el Kodi y emuladores de consolas antiguas, pues bien, tras un tiempo de uso, creo que unos 15 días, el ordenador me pidió que adquiriese una licencia original de Windows 10, investigué un poco y pude comprobar que venia sin licencia activada de Windows 10 y debía adquirir una. Lo reporté a la tienda china usando el típico sistema de soporte mediante “tickets” del que dispone su web y me respondieron proporcionándome un enlace con un “activador ilegal” de Windows 10. Esto es impresionante. Las leyes en China parecen ser otras.  También he comprado en tiendas chinas desde cables, adaptadores pasando por teléfonos móviles y ordenadores y te puedo decir que 4 de cada 5 compras han tenido algún pero, o bien que la calidad del producto dejase algo que desear, o que fallase transcurrido algún tiempo. Ahora ya creo que en China se ahorran costes vendiendo directamente productos que no han pasado el QC o Control de Calidad mínimo al que estamos acostumbrados en Europa.

Si dudas, o si tu compra ya es de un valor considerable quizá las tiendas chinas no sean la mejor opción, todo te puede salir bien, pero si algo te falla no podrás devolver el producto y te lo comerás con patatas.