Portada » bits&bytes » Diferencias Surface Pro 8 y 7
Diferencias Surface Pro 8 y 7

Diferencias Surface Pro 8 y 7

Microsoft año tras año nos va actualizando uno de sus productos estrella, la tablet o mejor dicho, el convertible Surface Pro, además de esta versión Pro nos lo complica un poco todo con otras variantes como las Surface Go, o incluso los portátiles con el apelativo de Surface, los Surface Laptop.

En este artículo vamos a tratar de aclarar tus dudas si quieres comprarte una Surface Pro, comentando las diferencias y los parecidos entre la versión 8, la más nueva, y la 7.

Desde luego la mejora entre el modelo 7 y 8 es evidente, aunque vamos a tener que pagar un alto precio por ello, y durante su lanzamiento, que se está haciendo de rogar, seguro que vamos a poder encontrar ofertas interesantes del modelo anterior, de la Pro 7, la cual será perfectamente válida para acometer los mismos trabajos y retos que lograrías con la nueva Pro 8.

Claro que una pantalla mayor, una batería que dura bastante más, casi el doble y algunos detalles podrán hacer que uno se decante por el nuevo modelo de Surface Pro.

Parecidos entre las Surface Pro 8 y Surface Pro 7

La nueva Surface Pro 8 como stand, portátil y tablet

Ambos son ordenadores completos, es decir, corren la versión completa de Windows 11, tienen la misma funcionalidad que cualquier ordenador.

Ambos son tablets con sistema operativo Windows completo, no como la Surface Pro X que tiene un sistema operativo Windows para procesadores ARM, el cual es limitado a día de hoy.

Ambos son actualizables, si no lo recibes ya actualizado a Windows 11.

Los Surface Pro puedes utilizarse sin teclado, o sin la funda teclado, como si de un tablet se tratase, en el momento de escribir aparecerá un teclado táctil en pantalla, tal y como hacen Android e iOS en los iPad y otros tablets.

No tienes las limitaciones de un sistema operativo Android o sobre todo las de un iPad en el momento de copiar archivos, incluso aunque estos sean películas piratas, música en formato MP3 o cualquier tipo de archivo. Tampoco tendrás limitaciones para instalar programas, vengan desde donde vengan, es decir sin tener que recurrir a las tiendas oficiales del fabricante del producto, como exigen tanto Android o Apple.

Puedes hacerlo funcionar como un ordenador de escritorio conectándolo a un monitor externo de forma que o bien extiendas el escritorio con esas segunda pantalla o bien trabajes únicamente con la pantalla del monitor, teniendo así apagada la pantalla integrada en la Surface Pro.

A ambos Surface Pro 8 y Pro 7 le vas a poder conectar un teclado de dimensiones normales y un ratón, lo podrás hacer a través de los puertos USB que incorpora o bien sin cables, mediante bluetooth.

El teclado, la pantalla, se parecen mucho entre uno y otro modelo, tanto que los teclados son compatibles entre ambos modelos, esto querrá decir que las conexiones son exactamente las mismas.

La pantalla continúa con el efectivo formato 3:2, lo que nos dará una mayor comodidad en su uso como tablet o en tareas ofimáticas, ya que dicho formato se parece más a una hoja de papel que los formatos más panorámicos como los 16:9 habituales.

La memoria RAM máxima con la que puedes adquirir alguna de estas dos tabletas de Microsoft es de 16Gb, no existiendo modelos superiores.

El almacenamiento máximo interno, sin recurrir a tarjetas microSD es de hasta 1 Tb para ambos modelos de Surface Pro.

Ambas disponen de puerto para tarjetas microSD.

La carga del dispositivo se realiza igual en ambos modelos, mediante un conector propietario, el Surface Connect, el cual podría ser reemplazado de una vez por todas por un puerto USB del tipo C que aceptase carga a través de él, ahorraríamos en transformadores, y podríamos cargar el equipo prácticamente en cualquier lugar con un cargador de móvil moderno.

La conexión de auriculares sigue siendo en ambos equipos mediante el jack de 3,5 mm aunque como es evidente también podrás conectarlos mediante bluetooh.

Diferencias entre las Surface Pro 8 y Surface Pro 7

Mejor pantalla para la Surface Pro 8, más grande y con el doble de tasa de refresco

La nueva Surface Pro 8 es 114 gramos más pesada que el modelo anterior, pesando en la báscula, sin teclado, 889 gramos.

También ha engordado algo su grosos, pasando de los 8,5 m a los 9,3 mm.

El tamaño de la pantalla es superior en el nuevo modelo de Surface, siendo de 13″, directamente para competir con los MacBook Air M1 y los MacBook Pro M1, recordamos que la Surface Pro 7 tenía 12,3″.

La pantalla es mayor pero no el tablet, bueno algo más sí pero es casi inapreciable, esas 0,7″ extras de tamaño de pantalla se consiguen gracias a unos marcos más finos.

La resolución de la pantalla también sube en la Surface Pro 8 pasando de los 2736 x 1824 píxeles anteriores a los 2880 x 1920 píxeles, sin embargo la densidad de píxeles es exactamente la misma, de 267 dpi, el aumento de resolución es debido al aumento en el tamaño de la pantalla.

El refresco de pantalla de la Surface Pro 8 dobla al de la 7, siendo ahora de 120 Hz en lugar de 60 hz. También el color mejora al ser HDR.

Ya no existe versión con procesador Intel Core i3 en el modelo Surface Pro 8.

Los procesadores disponibles para la Surface Pro 8 se reducen de 3 a 2 modelos, ahora todos ellos con 4 núcleos, pudiendo elegir entre un i5 1135G7 o un i7 1185G7, ambos de la generación 11.

Anteriormente eran de la décima generación, siendo tres modelos, desde un i3 con doble núcleo a dos de cuatro donde encontraremos un i5 1035G4 y un i7 1065G7.

El incremento en la autonomía conseguida con estos procesadores de generación once es notable, siendo en la Surface Pro 8 de hasta 16 horas mientras que en la 7 se quedaba en 10,5 horas.

La memoria RAM pasa a ser ahora de como mínimo 8 Gb, antes en el modelo básico de la 7 teníamos la opción de 4Gb, que se quedaba claramente corta. En cuanto a las opciones de memoria máxima en el momento de la compra, recuerda que posteriormente ninguna de las Surface son ampliables, es el mismo, 16 Gb.

En cuanto a conectividad, perdemos el puerto USB A, el de tamaño estándar o grande, que teníamos en la Surface Pro 7, aunque ganamos un USB del tipo C, un cambio que a mi en lo particular, no me ha gustado.

Aunque funciona perfectamente con el hardware anterior, también se han evolucionado teclado y lápiz.

Compartimento para el lápiz en la funda teclado

El teclado y funda disponibles para la Surface 8 es nuevo, disponiendo ahora de una ranura para poder guardar el lápiz óptico en ella cuando cerramos la tapa/funda.

El lápiz ahora incorpora un motor en su interior para ofrecer sensaciones hápticas, que de alguna forma consiguen transmitirnos una fidelidad más cercana a estar escribiendo con un lápiz sobre papel.

El precio, siendo la Surface Pro 8 sensiblemente más cara en su lanzamiento que lo fue en la Surface Pro 7. Aunque luego te muestro los diferentes precios de las diferentes versiones, el más básico de la Surface Pro 8 saldrá al mercado costando 1099 dólares USA, mientras que en la Surface Pro 7 costó 749 dólares.

Precios de la Surface Pro 8

Según la nota de Microsoft el precio en dólares de los diferentes modelos de la tablet Surface Pro 8 van a ser los siguientes:

Intel Core i5 8/128 GB 1,099.99
Intel Core i5 8/256 GB 1,199.99
Intel Core i5 8/512 GB 1,399.99
Intel Core i5 16/256 GB 1,399.99

Intel Core i7 16/256 GB 1,599.99
Intel Core i7 16/512 GB 1,899.99
Intel Core i7 16 GB / 1 TB 2,199.99
Intel Core i7 32 GB / 1 TB 2,599.99

Conclusiones sobre si merece la pena comprarse la Surface Pro 8

Pues depende, como siempre, si no puedes estar sin tener lo último de lo último esta Surface Pro 8 te encantará, pero si lo que quieres es trabajar rápido y de forma eficaz ambos modelos rendirán por un estilo, si que la 8 es mejor que la 7, pero en absoluto lo notarás en el día a día a menos que te dediques a la edición de vídeo, al renderizado de imágenes 3D o tareas de gran calado.

En el trabajo ofimático, de hojas de cálculo, presentaciones, redactado de documentos, navegación por internet, retoque fotográfico y otras tareas comunes el rendimiento será excelente para ambos modelos.

Las diferencias más plausibles las encontraremos en la autonomía de la batería, mucho mayor en el nuevo modelo, en que el panel es mejor y más grande, y si vamos a dibujar y bocetear mucho con ella se agradecerán todas esas mejoras.

En el momento de comprar tu tablet Surface Pro analiza precios porque puede ser que por 750 euros tengas una Surface Pro 7 con una buena capacidad de disco y procesador, ahórrandote del orden de 300 a 400 euros comparándola con el modelo Pro 8.