¿Dónde comprar cosmética vegana?

Imagen de un mapa mundi donde los países están rellenos de dibujos de verduras y frutas

¿Dónde comprar cosmética vegana?

A veces, no sé si os pasa a vosotros, no sabemos dónde podríamos encontrar esa  «cosa» determinada, que debido a sus características intrínsecas, cuesta hallar en algún sitio.

Quizás ese ejemplo podríamos verlo reflejado cuando intentamos comprar cosmética vegana.

Es difícil, en la mayoría de los casos, encontrar aquellos establecimientos especializados en este tipo de cosmética, por ese motivo, en ocasiones saber dónde poder comprar cosmética vegana es una difícil decisión.

No obstante, cada vez más, con el paso del tiempo, este tipo de productos, los “veganos” se están extendiendo por doquier. Ahora, prácticamente, la mayoría de nosotros sabemos qué es un producto vegano, o al menos podemos intuir un poco de qué se trata cuando hablamos de ellos.

Más adelante, conforme vayáis leyendo el artículo os iré explicando qué es un producto vegano, en qué consiste, en qué pequeñas cosas se diferencia de un producto vegetariano, y también, por qué no, os daré una pincelada sobre el fundador del veganismo.

Pero, mientras tanto, iréis viendo a lo largo del texto cómo os voy intercalando diferentes productos de cosmética vegana, para que si todavía no los conocéis, os vayáis familiarizándoos con ellos. Pensad que es una buena alternativa a la cosmética tradicional, y está pensado para aquellas personas más sensibilizadas con el uso que hacemos de nuestros recursos naturales.

Espero que os gusten.

¿Qué es un producto vegano?

Un producto vegano es todo aquel que para ser elaborado y fabricado debe regirse por la no utilización de componentes animales. Estamos hablando ya no solo de productos alimenticios, sino también de artículos tan básicos como la ropa y el calzado. Aunque, del mismo modo actualmente existen una multitud de productos veganos diferentes en el mercado, como es el caso de los productos de cosmética que estamos tratando en este artículo.

No sé si sería prudente decir que el veganismo es una corriente del vegetarianismo o que deriva de él. Quizás un vegano se enfade por ello, aunque no es nuestra intención, ni mucho menos, solo queremos reflejar un poco el origen de este estilo de vida.

¿Veganos o vegetarianos?

Siendo honestos, tendríamos que acotar, aunque sea muy brevemente, cuáles son aquellos puntos básicos que diferencian estas dos corrientes de vida. Tened en cuenta, que en ambos casos, ser vegano o vegetariano puede responder a diferentes visiones personales a la hora de planteamos la gestión que queremos hacer de nuestra vida. Elegimos ser veganos o vegetarianos por diferentes cuestiones, bien como postura ética, bien por la necesidad de cambiar nuestros hábitos alimenticios por motivos de salud, o también por otras muchas razones.

¿En qué se diferencia un vegano de un vegetariano?

Por ejemplo, el pilar principal sobre el que descansa el veganismo se basa en el radical respeto por todos los animales. Eso significa, que un vegano no puede comer ningún producto de procedencia animal, al igual que tampoco puede vestirse o calzarse con prendas derivadas de pieles animales.

En cambio, los vegetarianos suelen ingerir productos de origen animal como pueden ser los productos lácteos, huevos o miel. Del mismo modo, muchos vegetarianos se visten de igual manera que cualquier otra persona que no lo sea, es decir, vistiendo artículos de procedencia animal tanto en la confección de ropa, como de calzado.

Aunque vaya insistiendo a lo largo del tema sobre productos de alimentación o textil, existen otros muchos artículos que están fabricados respetando el uso y manipulación de animales: la cosmética es uno de ellos.

¿Quién fue el fundador del veganismo?

Pues fue el inglés Donald Watson. Este señor, nacido en 1910, procedía del sur de Inglaterra, concretamente de Mexborough, población dedicada a la industria minera. A la edad de 14 años decidió convertirse en vegetariano, y cuando tenía 34, es decir, allá por el año 1944 fundó la primera sociedad vegana del mundo, conocida como la Vegan Society. Junto a él, seis amigos más fueron los precursores de este estilo de vida conocido por su fuerte compromiso y respeto hacia los animales y la naturaleza.

Podríamos decir que en la actualidad el veganismo disfruta de muy buena salud, tal y como lo atesora la cantidad de personas procedentes de diferentes partes del mundo que han adoptado este alternativo modo de vida.

¿Cosmética vegana o cosmética tradicional?

Habréis podido comprobar que en este artículo os he ido mostrando únicamente productos de cosmética vegana, pero no os preocupéis, porque si os gusta el tema más adelante iremos trabajando nuevos artículos relacionados con el veganismo y así poderos mostrar que realmente existe un abanico enorme de productos derivados de esta “corriente” vital.

Si bien es cierto que la cosmética vegana está en auge y, cada vez más personas deciden optar por esta nueva forma de «adornarse» la piel, también es cierto qué, en cuanto al mundo de la cosmética, la tradicional sigue siendo la campeona. La lectura es muy fácil: durante mucho tiempo hemos estado estado imbuidos (y aún lo seguimos estando) de propaganda publicitaria masiva donde se exaltan las virtudes del uso de este tipo de cosmética, a pesar del precio excesivo de los productos.

Bueno, hay que reconocer que la cosmética tradicional proporciona al mercado una extensa gama de artículos con precios diferentes. Nos podemos encontrar desde marcas selectas, donde el precio desorbitado de sus productos nos «echan para atrás» (¡ya pueden ser buenos al precio que valen!) hasta artículos de cosmética la mar de asequibles, económicamente hablando.

Por otro lado, si os habéis fijado, los productos de cosmética vegana están muy bien de precio, son bastante asequibles. Suponemos que el hecho de ser naturales, y el no haber detrás de su producción la enorme infraestructura que caracteriza a las grandes empresas de cosmética, con todos sus laboratorios profesionales y sus prestigiosos I+D ( investigación más desarrollo), pues todo eso hace que se abarate el producto y podamos adquirirlos a mejor precio.

No obstante, si a vosotros os interesa más la cosmética tradicional, a continuación os linko unos artículos que confeccionamos hace un tiempo sobre los diferentes tipos de cosmética comercial.

Miraros estos: ¿Qué producto de cosmética puedo escoger? o ¿Cuáles son las marcas de cosmética más conocidas?

No te pierdas: