Famosos con bigote

 

El bigote, cuando es aislado, sin barba de por medio… o mejor dicho sin barba por abajo, ni tan siquiera una incipiente perilla, es algo que dependiendo de tu edad sabrás ver o no, o mejor digo… sabrás aceptar de buen grado o no.

Y es que a los que nacieron ya hace algo más de 30 o 40 años, esto de los bigotes aislados no es algo que parezca tan natural e inherente como parece serlo ahora, si no más bien es visto como un claro error estético, algo viejuno y de tiempos atrás.

Sí, y es que aunque los cánones estéticos actuales, sobretodo aquellos que van bajo el brazo de los hipsters y otras razas urbanitas, han vuelto a traer a los bigotes a la palestra.

Si tú eres chico y eres de los que ya no van a cumplir los cuarenta tacos seguro que esto de los bigotes es ya algo que ni te planteas, porque a excepción de Groucho Marx y Tom Selleck (Magnum P.I.) a nada ni a nadie le quedaba bien el bigote.

Y si eres chica… pues todavía te lo plantearás menos eso de dejarte crecer el bigote, porque ni se llevaba, ni creo que se lleve, al menos más allá de las fronteras de Portugal… toooma cliché… ahora me lloverán las críticas a torrentes… en fin, era una simple broma un comentario ocurrente en un momento donde mi capacidad cómica dista mucho de la habitual… el tiempo apremia y este artículo debe salir cuanto antes 😛

Volviendo a los bigotes

Esta moda, como tantas otras, acaba fuera de sus propias fronteras, empieza con algún que otro influencer haciendo la gracia en un evento, gracia que luego es seguida por algún famosete, sea este actor, futbolista o quienquiera que sea… pero que por su «belleza natural» tanto da que se deje bigote o que se arranque una oreja que guapo va a seguir estando.

Tras estos guapos con bigotes luego vienen las personas normales, los del montón, gente que «ni fu ni fa» y luego venimos las personas feas y las tremendamente feas… a las que el bigote algo de la cara tapa ¿no?

Sin irnos a estos extremos, y quedándonos en ese gran grupo intermedio de las personas normales, pues no se, quizá el bigote, bigotillo o mostacho mostachón les pueda sentar más mal que bien ¿no? al menos eso es lo que creo yo, pero claro, al estar de moda, ese plus de modernidad pues puede ser visto como un cambio a mejor, no se…

Sea como fuera, a continuación vamos a ver y juzgar, sin miramiento alguno, a algunos de los famosos que últimamente han recurrido a la inclusión del bigote como elemento decorativo para sus caras.

Brad Pitt con bigote

En la foto Brad Pitt con bigote

Brad Pitt con bigote

Brad Pitt, cuyo nombre completo es William Bradley Pitt es uno de los hombres sexys más iconizados de nuestro tiempo, si bien, como a todos la edad parece que le está desplazando poco a poco de la actualidad «guapil» donde más jóvenes y fornidos actores lo desplazan del olimpo de los dioses.

Brad como tantos otros actores, ha ido experimentando con su imagen, y es que a este chico, o hombre, pues ya no volverá a cumplir los 50 años… ni tan siquiera los 55, pues nació por allá un lejano 1963, le queda bien casi todo.

Reconocido actor por películas como Troya, la icónica El Club de la Lucha, actor oscarizado por 12 años de esclavitud, actuaciones soberbias como en Malditos Bastardos bajo la dirección del genial Tarantino está de máxima actualidad por la reciente película «Había una vez en Hollywood» donde repite a las órdenes de Tarantino acompañado por el genial Leonardo Di Caprio.

El bigote es un elemento recurrente en la imagen de Pitt y es que es de esas caras que todo le queda bien, ya sea un look trabajado y perfilado como uno desacicalado y descuidado.

En la foto Pitt muestra un bigote estrecho de altura, bigotillo, que llega justo hasta las comisuras de sus labios fortaleciendo la carnosidad de su labio inferior, vaya, que el chaval o su asesor de imagen lo tienen pero que más que estudiado.

Josh Brolin con bigote

En la foto Josh Brolin con bigote bastante canoso

Josh Brolin con bigote

Quizá Josh Brolin puede ser uno de esos actores a los que les queda realmente bien el bigote, incluso  aislado, aunque muchas veces lo hemos visto con perilla y no le queda nada pero que nada mal en conjunto o por separado.

Este actor, nacido hace ya unos cuantos años, por allá el 1968 tiene algo en su interpretación que me captura, cuando hace policía duro me resulta de lo más creíble y consigue que meta de lleno en sus películas.

Recientemente lo he visto protagonizar de forma impecable una las últimas películas incorporadas a las novedades de Netflix, Ganster Squad.

En su extensa filmografía, se encuentran Los Goonies, por allá un 1985, y más recientemente cuando ya cuenta con más de 50 años, se ha reconvertido en un auténtico villano en películas como Dead Pool 2, además de sus recientes apariciones en las películas de vengadores en el papel del malvado Thanos

En su vida ha sido marido de la bellísima Diana Lane, aunque en la actualidad Josh comparte su vida con la también guapísima modelo Kathryn Boyd (1987)

Clive Owen con bigote

En la foto Clive Owen con bigote traje y corbata

Clive Owen con bigote

El varonil actor Clive Owen conocido por ser el protagonista sádico de la serie «The Knick» de Steven Soderbergh que tras intentar dejarse bigote le apareció un contundente mostacho.

El bigote de Clive es muy poblado y negro, aunque ya se aprecian las primeras canas, tanto en el propio bigote como en las cejas.

Pero este bigote quizá trataba de permanecer en su cara más tiempo del debido, no es que le quedase mal el bigote al bueno de Clive, no, pero es que no me negarás que ese grueso mostacho parece que acentúa su ya de por sí prominente nariz de patata y claro… la combinación de ambos le hace perder algo de su gran atractivo ¿no crees?

Así que nada, Clive, nos vamos afeitando y aquí no ha pasado nada.

Tom Hanks con bigote

En la foto Tom Hanks con bigote y algo pasado de peso

Tom Hanks con bigote

Bueno, aunque en la actualidad el Tom Hanks de estos tiempos es un canoso empedernido, bigote incluido cuando se lo deja y que además cuenta con mucho menos pelo que en la foto que acompaña esta entrada, años atrás Tom Hanks se dejó el bigote, por exigencias del guión, nunca mejor dicho y el resultado fue el de la foto.

Júzgalo por ti mismo…

Parece, o al menos a mi me lo parece, como casi todos los actores que aparecen en este artículo, que Tom Hanks es un actor sacado de otra época, claro que la pajarita que luce en la foto parece o quiere reforzar este pensamiento.

Aunque alto ahí, la pajarita, amigos míos, vuelve a estar de moda, aunque la de Tom parece algo alicaída, plana por su parte superior.

Pero dejándonos los adornos en el vestir de los famosos para otro artículo y centrándonos en su bigote… ¿qué decir?

Mal desde luego mal, no le queda en absoluto, o al menos le queda mucho mejor que esos kilitos de más… y es que en la foto se le parecia no menos de una doble o triple papada que le confiere una imagen clara de que uno de nuestros actores fetiches está al borde de la obesidad.

John Travolta con bigote

Travolta fue uno de los más grandes iconos pop de los años 80, el joven y escuálido Danny Suko que bailaba a toda velocidad haciéndose el rey de la pista.

En sus mejores épocas como «guaperas» Travolta jamás usó bigote, su melena y sobretodo su marcado mentón le conferían suficiente atractivo para las féminas como para arriesgarse a tapar algo de su cara bajo un bigote, inclusive lo vimos sin barba durante mucho tiempo.

Con el paso de los años comenzaron a llegarle los kilitos a este privilegiado actor, privilegiado porque o bien tuvo la inmensa suerte o supo estar en el sitio adecuado en el momento adecuado ya que para el que escribe, sus capacidades interpretativas son bastante escasas, aunque reconozco que con el paso de los años ha ganado tantos kilos como capacidad interpretativa, y eso de por sí ya es mucho.

En la foto, Travolta luce un estilizado bigote que pretende enmarcar su antes bonita barbilla, además de compensar su incipiente alopecia.

Actualmente estoy disfrutando en Netflix de la serie O.J. Simpsom donde un gordísimo Travolta hace el papel del abogado Bob, interesante trama e interesantes actuaciones, aún no puedo decir más pues estamos por la primera de sus temporadas.

Groucho Marx con bigote

En este artículo se nos ha colado un famoso con un bigote falso, pintado a mano, un genial personaje que no todos conocerán, pues el mismo cría gusanos desde por allá un 1977.

Con un bigote tan falso como ninguno, pintado con betún de zapatos bajo su misma nariz… os presento al genial Groucho Marx.

Bajo su seudónimo, vivía el genial humorista Julius Henry Marx

En una sus biografías, Yo Groucho, nos cuentan que en una actuación en un teatro, en la que solía actuar disfrazado con un gran bigote, parecido al que había visto en un rival cómico de su época, un tal Charles Chaplin, Groucho se quedó sin cola para adherirse el bigote a la cara, y que claro en esos tiempos donde los recursos materiales escaseaban, así como las tiendas de los chinos… y es que hablo de hace más de 50 años… Groucho recurrió a pintarse el bigote con betún de acicalar zapatos.

Sea verdad o mentira, me da igual, yo me rindo ante el bigote del más genial de los hermanos Marx, para mi, el cómico por excelencia, con un humor absurdo que roza lo imposible y una irreverencia y chisposidad capaz de incendiar a cualquiera.

Criticar su bigote sería completamente absurdo, eso sí, quizá algo menos que los que nos respondería Groucho tras criticarle.

Hay más, muchos más autores con bigotes tanto es así que nos reservamos para un segundo artículo.

No te pierdas: