Honda CBR Fireblade

Te mostramos la saga de la espada de fuego… pero alto esto no va de dragones… hablamos de la todopoderosa:

Honda CBR Fireblade

Una moto hiperdeportiva de calle, de esas que puedes comprar en los concesionarios. Claro que barata no lo es, pero es una de las sagas de motos más míticas que podrás conducir.

Desde principicios de año existen muchos rumores conforme va a ser objeto de una profunda remodelación en breve, dicha nueva Fireblade de 2020 es una moto que debería estar en las calles más bien pronto que tarde, para poder cumplir las correspondientes homologaciones de forma que podamos verla correr en los circuitos del campeonato del mundo de SuperBikes del próximo año, el ya casi inminente año 2020.

Además aunque nos resta la confirmación oficial, para este próximo 2020 Honda va a contar con uno de los mejores pilotos actuales de SBK, en sus filas, el talaverano Álvaro Bautista, Alvarito como díria el malogrado Angel Nieto.

Álvaró va a dejar el equipo oficial Ducati tras una temporada, su primera temporada en SBK atípica, habiendo ganado en las 4 primeras citas hasta 11 carreras, momento en el que comenzó a sufrir caídas y con ello fuertes lesiones que finalmente parece que van a dejar el título en bandeja al piloto de Kawasaki, Jonathan Rea.

¿Quiéres conocer la historia de la espada de fuego de Honda?

Esta historia de la saga de las FireBlade da comienzo un noviembre de un ya muy lejano 1991, cuando Honda anuncia que está preparada para lanzar una nueva moto en el segmento de las hiperdeportivas, la van a denominar Honda CBR 900 RR FireBlade

1992 La Honda CBR 900 RR FireBlade nace

La CBR 900 RR FireBlade original ve la luz en 1992, esta es una moto que fue desarrollada como si de una 750 cc con cuatro cilindros en línea se tratase, pero a la que que finalmente se le consiguió agrandar las cotas internas de su motor hasta elvarla hasta los 893 cc.

Por su concepto inicial en el que se utilizaba un ligerísimo chasis la primera CBR 900 RR lograba un contenido peso de tan sólo 185 Kg.

Todo ello contribuyó a una excelente recepción de esta moto por parte del público. La FireBlade ya estaba entre nosotros.

En 1993 Honda mantiene su moto casi exacta, pero es sometida a su primera revisión, cambiando tan sólo algunos pequeños detalles estéticos para mejorar su acogida en Europa. Además de su gama de colores, también a simple vista cambian los discos de frenos delanteros.

1994 La segunda generación de la Honda CBR 900 RR FireBlade

Para 1994 nos llega la segunda generación, esta vez de mucho mayor calado que la primera revisión y que nos trae de la mano una segunda generación de nuestra querida FireBlade.

Se trata de una evolución que nos trae una horquilla delantera multi-regulable así como algunos cambios en el motor al contar ahora con culatas fabricadas en magnesio en lugar del anterior material, el aluminio y una potencia de 106 cv.

Cambia el frontal, manteniendo sus característico frontal agujereado y su doble óptica aunque esta vez emulando una única óptica delantera.

Todo ello le confieren a esta segunda generación un nuevo incremento en ventas.

En 1995 Honda lanza una nueva revisión del modelo actual conservando las formas de la versión anterior pero añadiendo nuevos colores y sobretodo mejorando consistentemente la respuesta de su motor al elevarlo hasta los 124 cv desde los 106 cv anteriores

1996 La tercera generación de la Honda CBR 900 RR FireBlade

Llegamos ya a 1996 donde vamos a ver nacer a la tercera generación de las FireBlade, que estará entre nosotros desde ese 1996 hasta el 1999 sin grandes cambios y sometiéndose únicamente a pequeños cambios.

La principal innovación de esta nueva FireBlade de 1996 es el incremento de cilindrada hasta los 918 cc, una diferencia conseguida gracias al aumento del diámetro de sus cilindros en 1 mm.

Con dicho aumento de cilindrada se consiguen sumar 4 cv más para situarse en los 128 cv.

También vemos que el chasis se refuerza, siendo notablemente más rígido para hacer frente a los 128 cv que rinde este nuevo motor con tan sólo 183  Kg. de peso.

El depósito, es rediseñado en su forma ahora resultando en una posición final para el piloto con un mejor control sobre la FireBlade.

En 1997 nos llegará una pequeña revisión estética del modelo lanzado el año anterior, dicha revisión se centra de forma exclusiva en una nueva gama de color, un vivo color amarillo inspirado en la Honda NSR500 de competición.

1998 La cuarta generación de la Honda CBR 900 RR FireBlade

En 1998 ya alcanzamos la su cuarta generación de la FireBlade, donde Honda nos dice que ha procedido a revisar y modificar el 80% de los componentes de la Honda CBR FireBlade.

Con estos cambios Honda vuelve a conseguir una nueva reducción de peso, situándose en 180 Kg. así como un aumento en la potencia final de la Honda, consiguiendo extraer 3 cv más del mismo bloque motor, situándolo en unos considerables 130 cv. para la época.

En 1999 estamos ya en su cuarta revisión, revisión que se limita a la aparición de los acabados en color azul oscuro y pequeños cambios como la aparición de un pequeño asidero ubicado en la parte superior del colín de la moto que nos permitirá maniobrar la moto en parado, para por ejemplo moverla dentro del parking o el paddock del circuito.

2000 La quinta generación de la Honda CBR 900 RR FireBlade

En el año 2000 le toca una nueva subida de cilindrada a nuestra FireBlade, nada escandaloso pero la CBR 900 RR FireBlade ya cuenta con 929 cc.

Pero lo más importante de esta nueva generación, es que se incorpora la inyección electrónica PGM-FI por primera vez, abandonando la batería de carburadores que alimentaban hasta entonces a la saga FireBlade.

El resultado no fue otro que un nuevo aumento de potencia, esta vez de nada más y nada menos que 18 cv, elevando la potencia total a los 148 cv.

La FireBlade en ese año 2000 consigue aligerar su peso, adelgazando esta vez 10 Kg. ya estamos en los 170 Kg. muy lejos ya de sus iniciales 185 Kg.

Además consigue un notable cambio estético en relación a los modelos anteriores y un nuevo rediseño del bastidor de la moto que le proporciona un look todavía más agresivo.

Al año posterior, en su quinta revisión aparece por primera el gris metalizado com opción.

2002 La sexta generación de la Honda CBR 900 RR FireBlade

En el año 2002 el motor de la CBR vuelve a subir de cilindrada hasta los 954 cc.

Continuando su escalada de potencia, ahora en esta generación acaba  superando los 150cv, con una entrega de 150,9 cv exactos, que unidos a su continua pérdida de peso, nos deja unos datos en báscula de tan sólo 168 Kg que ahora logran convertir a esta moto mítica en un auténtico misil.

A nivel estético los cambios son muy acentuados, consiguiendo un frontal mucho más afilado, perdiendo la redondez anterior de su anterior óptica frontal.

Ahora las llantas con acabados en color dorado, a juego con sus pinzas de frenos le confieren un aspecto elegantemente deportivo.

En el 2003 con su sexta revisión nos traen nuevamente el color amarillo brillante pero esta vez en combinación con un negro brillante que consigue un montón de ventas. Sin embargo el creador de la Fireblade original, Tadao Baba abandona definitivamente el proyecto y Honda decide que la marca «FireBlade» pierda la letra B mayúscula, suponemos que en honor a T. Baba, para pasar a denominarse «Fireblade» sin esa B en mayúsculas.

2004 La séptima generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

En 2004, nuestra querida Fireblade pierde además de la «B» mayúscula, su número, ese 900 nos abandona para pasar a ser la nueva Honda CBR 1000 RR Fireblade, ahora con un un cubicaje de 998 cc.

Incorpora por primera vez dos inyectores totalmente indepedientes por cilindro así como un sistema más directo de admisión de aire para ofrecer una respuesta al acelerador todavía mucho más rápida.

Ahora proporciona 172 cv a 11.000 rpm y un par de 103,6 Nm

Además destaca por su nuevo amortiguador electrónico HESD y su suspensión trasera Unit Pro-Link.

El cambio en el bastidor unido a los profundos cambios y mejoras de su motor comentados anteriormente tienen una clara intención, participar en el campeonato mundial de Superbike con el objetivo de alzarse con la victoria.

En 2005 llegamos a su séptima revisión, donde recibe cambios estéticos, diversos esquemas de colores como el bonito azul marino combinado con plateado y el rojo brillante.

2006 La octava generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

Es en 2006 cuando la evolución del motor es escasa, ajustes en las cabezas de los cilindros, así como en las válvulas para aumentar la eficiencia del motor, consiguiendo mejorar la entrega de par hasta los 115 Nm y una potencia casi idéntica a la generación anterior con 171,31 cv a 11250 rpm.

En cambio, en esta generación se mejora notablemente toda su parte ciclo, empezando por el basculante de la Fireblade, sustituyéndolo por uno más ligero que permite una agilidad increíble para toda una «mil».

Su parte ciclo también mejora con la incorporación de unos discos delanteros de un mayor diámetro al incrementarse hasta los 320 mm para detener a la poderosa Fireblade.

En 2007 llega por primera vez un nuevo esquema de colores no visto hasta la fecha, este es el de los colores anaranjados de Repsol, el patrocinador del equipo oficial de Moto GP.

2008 La novena generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

En 2008 las modificaciones en el motor tras introducir una carrera más corta, nos dejan una cilindrada de 999cc que entregará el mismo par que la octava generación, esos ya significativos 115 Nm pero con un aumento de potencia que la situa en los 177,02 cv a un régimen de giro de 12.000 rpm.

Además esta Fireblade de novena generación ahora colocará su escape en la parte inferior de la moto, modificación que a la postre nos abocará hacia un mejor reparto de masas. En otro orden de cosas también se incorpora por primera vez el embrague antibloqueo.

Transcurrido únicamente un año de los últimos cambios, es decir, en 2009 Honda anuncia que incorpora en la Fireblade el sistema de frenado antibloqueo ABS.

2010 La onceava generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

En 2010 y ya en la 11 generación de la CBR Fireblade se introducen cambios en el cigueñal y algunos cambios menores en el sistema de refrigeración.

Estos cambios nos llevan a una mayor finura en marcha que según la propia Honda nos permitirá gozar aún más de la deportividad de uno de sus modelos estrella.

La potencia se queda estanca en los mismos 177,02 cv a 12.000 rpm, al igual que el empuje de su motor, siguiendo durante las tres últimas generaciones estancado en los 115 Nm

El escape sigue colocado en la parte inferior de la moto pero de una forma todavía más integrada.

A simple vista a parte de mostrar «más motor», no porque crezca en tamaño o cilindrada si no por sus carenados laterales que son claramente más pequeños, no se encuentran grandes cambios estéticos y ni mucho menos en su bastidor, posiblemente Honda se ha tomado un descanso en las profundas y constantes mejoras a las que está sometiendo a una de las estrellas de su catálogo.

2012 La doceava generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

Llegamos al 2012 donde debemos celebrar el 20 cumpleaños de la espectacular Honda CBR Fireblade.

Sin embargo para su 20 cumpleaños Honda no desarrolla más su motor, pequeños ajustes en su inyección pero sin variar sus datos en el banco de potencia.

Realmente en este pasado 2012 se nota que estamos ante un ocaso de las motos deportivas a favor de las naked y las motos trail.

La caída en picado de las ventas de todos los fabricantes hacen mella en el desarrollo de las mismas. La crisis mundial afecta a todos los mercados.

En este 2012, las mejoras vienen en las suspensiones, que esta vez se cambian por completo en ambos trenes ahora con una horquilla delantera Showa BPF y un amortiguador trasero Balance Free Rear-Cushion.

Su motor sigue siendo el mismo.

En 2013 se lanza de nuevo una exclusiva decoración como una réplica de la Honda de Moto GP con los colores de Repsol, además de una preciosa versión tricolor con los colores de Honda HRC.

2017 La treceava generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

Nos tenemos que esperar más años de lo habitual, cuando antes cada dos años teníamos una nueva generación de Honda Fireblade, Honda tarda hasta cinco años en renovar su anterior modelo, un modelo que si has leído el artículo hasta aquí contaba con el mismo motor desde ya un muy lejano año 2018.

Honda incorpora por primera vez el sistema de acelerador electrónico o ride-by-wire que permite disponer de diferentes modos de motor, que combinan con sus ajustes electrónicos de suspensión que podrás manejar desde su nueva pantalla TFT a color.

A nivel prestacional logra rebajar su peso en 15 Kg. y que su motor entregue alrededor de 10 cv. más, una potencia total de unos 190 cv que no obstante quedan claramente inferior a la de sus rivales en cilindrada y segmento que consiguen potencias inclusive algo por encima de los 200 cv. de potencia.

2019 La catorceava generación de la Honda CBR 1000 RR Fireblade

Este es el rumor… Honda está preparando o mejor dicho, tiene ya casi lista su nueva «arma secreta»… creemos que esta vez sí, se pondrá a la par que el resto de fabricantes como las también japonesas Kawasaki, Yamaha o Ducati y BMW superando esos 200 cv.

Para conseguirlo la rumorología dicen que van a tirar mano de su sistema VTEC, presente en las Honda VFR que permite modificar la cantidad de válvulas implicadas en el motor e incluso su posición e inclinación para permitir un régimen de giro mucho mayor.

Esperamos tener noticias muy pronto de esta nueva Honda CBR 1000RR Fireblade 2020.

 

No te pierdas: