Instalar emuladores en PS Vita

Sonic corriendo por la PS Vita

Sonic corriendo por la PS Vita

Puedes instalar emuladores en PS Vita para volver a jugar aquellos maravillosos juegos que jugaste años atrás.

Con la PS Vita podrás emular consolas y máquinas arcades de videojuegos de prácticamente cualquier fabricante y época anteriores a la PS Vita.

Gracias a los emuladores podrás jugar a juegos de Nintendo en los circuitos de tu Sony PS Vita, y amigo mío, no me negarás que eso da bastante morbo… ver saltar a Mario Bros recogiendo monedas en una consola de Sony, máximo rival de Nintendo en el sector «videojueguil», no tiene precio.

Y quién dice Mario también puede decir Sonic el erizo azul de Sega. 😉

Claro que para poder hacer esto deberás tener la consola PS Vita previamente pirateada, cómo? Qué? no la tienes pirateada todavía! pero si es facilísimo, tiempo atrás te contábamos como, ande, agarra tu PS Vita y ve corriendo a este otro artículo que ya tardas.

¿Qué puedo emular con PS Vita?

Pues son muchos sistemas los que puede emular la PS Vita, prácticamente todas las consolas anteriores a la Vita y además algunos ordenadores, esta lista no es una lista exhaustiva pero si incluye la mayoría de emuladores que hemos probado en la redacción de tiroriro.

  • Sony PSP
  • Sony PSX o PS1
  • Nintendo DS
  • Nintendo original
  • Super Nintendo
  • Nintendo 64
  • Nintendo GameBoy en todas sus versiones
  • Sega Saturn
  • Sega Master System
  • Sega Game Gear
  • Atari 7800 y 2600
  • Sega Genesis
  • Megadrive
  • Neo-Geo y Neo-Geo Pocket/Color
  • Atari Lynx
  • Virtual Boy
  • Ordenadores como:
  • ZX Spectrum
  • MSX
  • Amiga 500
  • PC con DOS hasta procesadores 386

Cómo instalar emuladores en PS Vita

Lo primero es lo ya comentado, tu PS Vita deberá estar correctamente hackeada, una vez tengas la consola pirateada podrás instalar aplicaciones, juegos y homebrew bajo la extensión de archivo .vpk en la PS Vita.

Pues bien, existen dos formas principalmente para instalar emuladores en tu PS Vita.

Una, la de instalar los emuladores sueltos, es decir, conseguir el archivo .vpk del emulador que necesites, copiarlo en la PS Vita junto con un buen puñado de ROMs y a disfrutar.

Claro que esto hará que tengas que tener varios emuladores instalados, por ejemplo el de Nintendo 64, el de SuperNintendo, el de DreamCast, el de máquinas Arcades, etc.

Aquí es donde aparece el segundo método o forma para poder disfrutar de antiguas consolas de forma unificada mediante el poderoso RetroArch.

RetroArch es un sistema de emulación que permite emular diferentes consolas desde un mismo programa, cargando el núcleo de la consola necesario antes de ejecutar el juego, de una forma bastante transparente para el usuario.

¿Cómo instalar RetroArch en la PS Vita?

Pues es algo que en principio parece sencillo y que da unos resultados excelentes, pero no se, a mi no me ha parecido tan sencillo y la verdad que encuentro que la versión que existe en la actualidad de RetroArch para PS Vita está todavía muy poco pulida, ya no sólo la interfaz, si no a todos los niveles, y carga los juegos y los núcleos de emulación de una forma algo lenta.

Para colmo la emulación de PSX en RetroArch me ha parecido que contiene muchos bugs, aunque bueno, puedes solucionarlo sin utilizar RetroArch para estos menesteres y tirando de otro software, de Adrenaline, que es un emulador de PSP que soporta a su vez PSX, es decir, cargar un emulador que a su vez va a emular una consola anterior, magia sobre magia.

Pero bueno, te contaré que para instalarlo deberás bajar dos cosas, el emulador en sí y un paquete de datos de configuración para que RetroArch se vea bien en tu PS Vita.

En cuanto a versiones, mientras escribía este artículo RetroArch para vita está en su versión 1.8.9 y puedes descargarlo desde la siguiente URL aunque deberás eliminar los espacios que he introducido artificialmente para que la URL te funcione:

https:// buildbot.libretro .com/stable/1.8.9/playstation/vita/

El emulador ocupa unas 250 Megas, mientras que el paquete de datos son unos 36 Mb.

Lo copia de estos ficheros a la PS Vita la haremos mediante el programa VitaShell, para ello mejor crea una carpeta en a ux0: o utiliza alguna de a ux0: donde tengas otros homebrew ya copiados anteriormente, por ejemplo los del hackeo, recuerda que para piratear la PS Vita nosotros creamos una carpeta con el nombre de «crack»

La copia si bien puedes hacerla tanto por USB o por FTP, como te sea más cómodo, por experiencia te diría que mejor por FTP ya que en una ocasión no se si por algún error mío o por interacción de alguna aplicación de Windows algo falló y la microSD quedó corrupta, y tuve que volver a piratear la Vita, bajarme las APK, un rollazo, así que mejor FTP.

El archivo RetroArch.vpk lo copias a la PS Vita en un momento con VitaShell activado, una vez copiado no abandones VitaShell, ahora deberás crear en la raíz de ux0: una carpeta con el nombre de retroarch, todo en minúsculas, donde irá la configuración, puedes hacerlo desde FileZilla FTP si estás empleando el método de FTP,  copias allí los archivos que extraigas del paquete comprimido RetroArch_data.7z, ahh, si no te lo he dicho antes, lo debes descomprimir en el PC.

Esta copia tardará un buen rato ya que se trata de muchos archivos pequeños.

Ahora tan sólo deberás desconectar la PS Vita del PC y lanzar el instalador RetroArch.vpk, una vez instalado, aparecerá la correspondiente burbuja para que lo lances.

Claro que quizá antes deberás copiar algunas ROMs de juegos de consola en la memoria de la PS Vita, para ello utiliza nuevamente VitaShell, crea en la raíz de ux0: una carpeta que se llame por ejemplo roms, y allí dentro crea subcarpetas del estilo «gba» «supernes», etc copia tus ROMs en ellas.

Tras lanzar, ahora sí RetroArch, deberás escanear la carpeta de ROMs que has creado para que el sistema agregue los juegos al listado.

Hacer funcionar por primera vez RetroArch en PS Vita

Instalar emuladores en PS Vita

Instalar emuladores en PS Vita Retroarch

La primera vez que arranquemos RetroArch será durillo, lo primero porque el texto en pantalla es muy pequeño aunque es verdad que con RetroArch todo es configurable y podrás bajarte assets actualizados para que la interfaz se vea algo mejor.

Lo segundo es porque deberás elegir que núcleo carga cada juego y como te ofrece varias opciones que te pueden parecer muy iguales tendrás problemas de decisión. Hablando de núcleos a veces un juego te distorsionará el sonido con una versión de núcleo más nueva que con una antigua, total que tendrás que tocar y tocar.

Además cada vez que cargues un núcleo por primera vez el juego tardará en iniciarse, la pantalla se quedará en negro durante un buen rato, esto es porque RetroArch debe bajarse cada núcleo de internet al menos una vez para poder ejecutar ese juego.

La experiencia de uso que te brinda RetroArch en vita desde luego no es excelente, al menos como sí lo son en PS Vita tanto con los juegos nativos como con la emulación de PSP y PSX con la ayuda de Adrenaline.

¿Es mejor la PS Vita que una RG350 para emulación?

Bufff… la pregunta del millón, muchos te dirán que sí, que la PS Vita es mejor que la RG350, pero yo que tengo ambas… no te negaré que como consola es mejor la PS Vita sí, tan sólo por el hecho de que con ella puedes jugar a juegos nativos de la PS Vita, que los hay muy buenos y juegos de PSP además del resto de plataformas de potencia inferior con las que si que puede la RG350

En cambio con la RG350 no podrás emular juegos de PS Vita ni PSP, se queda corta en potencia incluso con algunos juegos 3D de PSX puede flaquear nuestra RG350, hasta aquí es mejor la Vita.

En cuanto al resto de juegos, me refiero a Super Nintendo, PSX y demás para mi la RG350 me tiene robado el corazoncito, es encenderla y estar jugando en menos de 30 segundos a cualquiera de ellos, sin la complicación extrema a la que te puede enfrentar RetroArch o el uso de emuladores sueltos en PS Vita.

Además RG350 te permite grabar partida en cualquier momento, que la PS Vita también, pero que en definitiva deberás editar los controles porque el combo por defecto es para personas que tengan más de cinco dedos por mano, a la PS Vita para emular le faltan cosas, comenzando por mejorar su sencillez y como no quizá hay algo, que en su pantalla panorámica que crea márgenes negros, que no me convence, o por los sticks en sí, pero con la RG350 me encuentro algo más cómodo jugando a los juegos de consolas 2D.