Irreverente Houellebecq

Michel Houellebecq nació en 1958 en la isla francesa Reunión (situada en el océano Índico, al este de Madagascar, perteneciente al Archipiélago de las Mascareñas ),-aunque, por otro lado, su madre cuenta por ahí que nació dos años antes-.

Houellebecq está considerado como un poeta, ensayista y, sobre todo un  gran novelista a pesar de haber estudiado ingeniería.

Su primer libro fue publicado en 1991, se trataba de un ensayo sobre Lovecraft. Tres años más tarde publicó su primera novela titulada en español, Ampliación del campo de batalla, eso fue en el 1994. Dicha novela ganó el premio literario francés Prix Flore.

En 1998 publicó su segunda novela titulada Las partículas elementales, la cual tuvo un gran éxito editorial. Además, ese mismo año recibió el premio Prix National des Lettres, otorgado por el Ministerio de Cultura francés. A partir de esta novela, Las partículas elementales, Michel Houellebecq se dio a conocer mundialmente.

En 1999 publicó una colección de poesía llamada Renacimiento, en el 2000 publicó Lanzarote, y en el 2001 salió a la venta su reconocida novela Plataforma.

En 2005 publicó La posibilidad de una isla, otra de las famosas obras literarias de este gran y controvertido escritor, la cual ha sido traducida a varios idiomas y comercializada en más de treinta países.

En 2010 publicó El mapa y el territorio, otra de las grandes obras de este importante autor con la que consiguió el premio Gorgourt. Pero fue con la novela Sumisión, publicada en el 2015, cuando realmente llamó la atención por la repercusión que dicha obra provocó en la sociedad, sobre todo, en la musulmana. Por esta novela, Houellebecq fue amenazado de muerte por los radicales islámicos, y estuvo viviendo durante un año entero bajo protección por temor a su vida.

Michel Houellebecq está considerado como uno de los escritores franceses más polémicos y provocadores de los últimos tiempos. Amado y odiado por igual, Houellebecq es de ese tipo de personas, que aunque no estés de acuerdo con él por según qué declaraciones o puntos de vista del autor, realmente, por otro lado, te fascina el ingenio, la imaginación, el estilo y, sobre todo, la “facilidad” de pensar futuros posibles aunque, por otro lado, increíbles. Desde luego, Houellebecq no te deja indiferente!

Aquí os presentamos parte de la obra del irreverente Houellebecq.

La posibilidad de una isla

Precio: EUR 10,40
Precio recomendado: EUR 10,95
Si me dijeran a bote pronto que definiera esta novela, La posibilidad de una isla, diría que es surrealista (por decirlo de alguna manera). Por supuesto me quedo, realmente, a años luz sobre lo que realmente es.

La posibilidad de una isla es una novela donde se hablan de temas como el sexo, la muerte, el paso del tiempo en el cuerpo humano, y todo ello macerado con temas trascendentes, filosóficos y de carácter socio-político en general.

El protagonista de la novela se llama Daniel, aunque podréis comprobar mientras estéis leyéndola que existe más de un Daniel en sus páginas; en realidad os encontraréis con varios Danieles, aunque de hecho, co-existen separados solo a través de un periodo de tiempo de dos mil años… ¡Ah!, también aparece un perro, llamado Fox (dicen que las obras de los escritores, en cierta medida, poseen reminiscencias autobiográficas…)

Las partículas elementales

Precio: EUR 10,35
Precio recomendado: EUR 10,90
El prólogo de Las partículas elementales empieza de esta manera: “Este libro es, ante todo, la historia de un hombre que vivió la mayor parte de su vida en Europa Occidental, durante la segunda mitad del siglo XX. Aunque por lo general estuvo solo, mantuvo de vez en cuando relaciones con otros hombres. Vivió en tiempos de agitación y desdicha. El país que le vio nacer se inclinaba lenta pero inexorablemente hacia la zona económica de los países medio pobres; acechados a menudo por la miseria, los hombres de su generación se pasaron además la vida en medio de la soledad y la amargura. Los sentimientos de amor, ternura y fraternidad humana habían desaparecido en gran medida; en sus relaciones mutuas, sus contemporáneos casi siempre daban muestras de indiferencia, e incluso de crueldad”.

En Las partículas elementales se narra la historia de dos hermanastros: Michel, reconocido biólogo, y Bruno, profesor de literatura. Ambos, personas de mediana edad, fueron abandonados por una madre que decidió dejarlos y marcharse a una comunidad hippie de California (¿qué decíamos antes sobre la autobiografía de los autores…?)

Sexo, reflexiones filosóficas y científicas, serán las constantes de esta novela de Michel Houellebecq.

El mapa y el territorio

Precio: EUR 10,35
Precio recomendado: EUR 10,90
Con El mapa y el territorio, Michel Houellebecq consiguió el premio Gorgourt. Está considerada como una de las grandes obras literarias de este autor.

El mapa y el territorio es una novela que contiene aspectos tan vitales como el amor, la muerte, el arte, el dinero y las relaciones familiares. Además, es un claro ejemplo de disección social de la Francia actual.

Michel Houellebecq con esta novela sigue fiel a su estilo tan característico de narrar la realidad mostrándonosla como él la interpreta mediante esa genial forma de hacer, ese “savoir faire” de su arte narrativo.

Mediante El mapa y el territorio se nos muestra la existencia humana, con sus contingencias metafísicas y trascendentes, unidas, cómo no, a la obsesión sexual de sus personajes.

A grandes trazos la novela conjuga historias varias donde su principal protagonista se encuentra inmerso: Jed Martin (el nombre del protagonista) se dedica a fotografiar mapas de carreteras de la empresa Michelin (conoce a Olga, chica rusa, durante una exposición). Jed Martin también hace de hijo de un arquitecto reconocido con el que mantiene una relación especial.

Por otro lado, el protagonista de la novela se dedica a fotografiar personas famosas englobándolas en la serie de “oficios”. Precisamente, una de estas personas es el propio Michel Houellebecq. Y, además de dedicarse a fotografiarlas, Jed también ayudará a resolver, en parte, la misteriosa muerte de Houellebecq.

Llegados a este punto es donde se puede apreciar la fina ironía del escritor al narrar mediante una especie de “metalenguaje” (si se me permite esta expresión) su muerte ficticia: “El escritor Michel Houellebecq salvajemente asesinado’, titulaba Le Parisien, que consagraba al suceso media columna, por otra parte bastante poco informada. Los otros periódicos, sin dar más detalles, le dedicaban más o menos el mismo espacio, se limitaban en síntesis a reproducir el comunicado del fiscal de la República en Montargis. Al parecer, no habían enviado a ningún reportero al lugar de los hechos. Un poco más tarde se publicaron las declaraciones de diferentes personalidades, así como del ministro de Cultura: todos se declaraban ‘anonadados’ o como mínimo ‘profundamente tristes’, y mostraban su respeto ‘por un creador inmenso, que permanecerá siempre en nuestra memoria’, en suma, se trataba del marco clásico de la muerte de una celebridad, con su alboroto consensuado y sus necedades adecuadas…’

 

Bien, hasta aquí os puedo hablar de lo poco que conozco de la obra de Michel Houellebecq. Me gustaría hablaros de la novela Sumisión, pero todavía no he tenido la ocasión de leérmela, aunque estoy deseando hacerlo (creo que sí leí Lanzarote pero ahora mismo no recuerdo bien) 😉

Ya sabéis, demasiadas cosas por hacer con poco tiempo disponible nunca ha sido una buena combinación. Pero bueno, mientras el deseo persista ahí estaremos, esperando a que llegue el momento justo.