Portada » Juegos » Juegos de coches para Oculus
Juegos de coches en VR

Juegos de coches para Oculus

Tras hacerme con unas gafas Oculus Quest 2, he podido experimentar en primera persona, nunca mejor dicho, una experiencia brutal en la conducción. La realidad virtual aporta y mucho en los juegos de coches.

A diferencia de jugar en un monitor tradicional las bajadas y subidas en los circuitos se sienten como tal, con vértigo, eso es lo que para mi destacaría por encima del resto en la experiencia en juegos de coches en VR.

Antes en circuitos míticos como Portimao, Brasil, y principalmente en Laguna Seca disfrutaba y mucho del trazado, pero con las VR esto adquiere ya un sabor mucho más auténtico, el sacacorchos de este último circuito te hace sentir un nudo en el estómago cuando afrontas la bajada con tu vehículo a la máxima velocidad sin intentar no salirte del trazado.

Aunque debo confesar que dicha vivencia virtual no ha estado exenta de problemas, y algún gran pero, como el desenfoque o la calidad gráfica, que no llega a la que consigues con una buena gráfica y un buen monitor, pasando por los inevitables tirones, cortes, e incompatibilidades.

A todo esto debo añadir la incomodidad del manejo de interfaz en la mayoría de los juegos, sobre todo en conjunción el mando de juego que no será el habitual de VR, y que en definitiva hace que tengas que cambiar varias veces de mando a ciegas, pues tienes las gafas puestas, hasta iniciar la partida.

En resumen, la VR para juegos de coches, asombra y es casi la excusa para su compra, si bien su manejo puede resultar bastante incómodo, aunque en definitiva y en lo personal te diré que he podido disfrutar de mi género favorito de los videojuegos, los juegos de carreras de coche.

Juegos de coches nativos de VR

Los juegos testeados no son nativos para Oculus VR ya que por el momento no existe ningún juego nativo para Oculus bajo este género de simuladores de conducción.

Los únicos juegos nativos de VR bajo cierta temática de coches serían Death Loop que es más un juego de combate, donde el luchador es un coche y otro juego de karts, VR Karts Sprint que sería algo análogo a Mario Karts y Mini Motor Racing X que es un juego totalmente arcade.

He probado todos los juegos que tenía en mi biblioteca de Steam compatibles con VR y te cuento cual es el mejor juego de coches en VR de la actualidad.

El equipo de pruebas

Se trata de un equipo algo viejuno, un PC de sobremesa con un veterano procesador Intel Core i5-6500 con 16 Gb de memoria RAM, es decir, un generación 6 cuando en la actualidad ya se está anunciando la generación 12.

La tarjeta gráfica del equipo es una Nvidia RTX 2060 equipada con 6 Gb de GDDR 6.

Como visor de VR vamos a utilizar las más famosas y vendidas gafas de realidad virtual de todas, las Oculus Quest 2, las cuales son realmente unas gafas de realidad virtual de gama baja.

La conexión entre el PC y las gafas la realizamos mediante cable USB 3.2 gen 2, el más rápido hasta la fecha, ya que por Wifi, aún cumpliendo todos los requisitos, 5 ghz y mismo SSID no ha habido forma de funcionar.

El mando, porque en este tipo de juegos los mandos originales de las Quest 2 poco te van a servir se trata de un mando inalámbrico de xbox one conectado al PC mediante el dongle/mochila pertinente.

Los juegos que hemos utilizado en este comparativo han sido de Steam, mediante la aplicación Steam VR, es decir, los mismos no son juegos nativos para Oculus, aunque tras lanzarlos te ofrecen esta opción.

Quizá deberíamos hacer estas pruebas de VR con equipos más potentes y gafas de mejor calidad, ya nos gustaría, pero piensa que nuestro lector seguro que no tiene posibilidad de acceder a esos equipos, esas tarjetas gráficas que superan los 1.000 euros y gafas de realidad virtual que valen otros 1.000 y pico euros.

Nosotros probamos tecnología mundana, y la llevamos hasta el límite para ver si merece o no la pena cosas como la que nos ocupa en este artículo, los videojuegos de coches en VR.

Juegos de coches de PC compatibles con VR

Existen muchos coches de juegos, de todo tipo, en este artículo querernos centrarnos en los simuladores pero que sean compatibles con VR.

El total de juegos VR de PC que aprovechen esta tecnología es más bien escaso a día de hoy, está claro que desarrollar juegos VR para las productoras de videojuegos es una tarea que no resultará nada sencillo.

Algo que es casi común a todos y que no me gusta es que su accesibilidad, configuración y puesta en marcha hasta que estás compitiendo en el asfalto, o la tierra, según el juego, es bastante abrupto.

Te deberás de quitar las gafas bastantes veces para comprobar que es lo que sucede durante el proceso de puesta en marcha, deberás soltar los mandos de la Quest 2 y coger el mando de xbox sucesivas veces, incluso en algún juego acabarás manejándote por los menús con el ratón y el teclado.

Y es que en casi todos menos en Assetto Corsa Competizione los menús son totalmente heredados de las versiones de juego normal, son 2D y no hacen ningún intento real de meterse en el mundo 3D, total que algunos llegan a ser del todo desesperantes y claro, eso es algo que también al final uno valora, y no sólo el rendimiento en pista.

Los mejores juegos de coches en VR

La verdad es que la selección de videojuegos de coches en realidad virtual no es excesivamente grande y es que ha día de hoy no son muchos los juegos que son compatibles con VR

Automobilista 2 en las Oculus Quest 2

Automobilista 2 para Oculus Quest 2

Este videojuego de Reiza es por el momento, junto con Dirt Rally 2.0, el que mejor sabor de boca me está dejando.

Destacable el rendimiento, muy constante, sin apenas caídas, y el nivel de inmersión que te ofrece.

En cuanto a modos de juegos, lo típico, pero sin existir un modo carrera, sólo campeonatos.

Los vehículos disponibles combinan los denominados Open Wheel o de rueda abierta, como los F1 y similares, incluso karts aunque estos son los que menos conseguidos están, los deportivos de competición en plan Le Mans así como algunos super deportivos de serie y compactos deportivos, más bien pocos, un Mini y algún que otro BMW.

Si que tienes la posibilidad de correr algunos clásicos, como los BMW M3, los Ginetta y similares, pero realmente se me hace un poco corto el no poder tener compactos deportivos.

El número de circuitos es bastante grande.

Los menús, en 2D, lo único una vez cargado el coche y los circuitos, tienes una vista desde una terraza de los coches en parrilla bastante bien conseguida en 3D.

Project Cars con las Oculus Quest 2

Project Cars VR

Fue el primer juego de conducción de PC con compatibilidad para las Oculus que probé, recuerdo que lo hice en una showroom y me pareció absolutamente mareante, sin embargo y tras tener las Oculus en casa, me decidía a volverlo a probar de nuevo, total, lo tenía en mi biblioteca de Steam

Debo decir que ha este juego le he echado muchas pero que muchas horas fueras de las Oculus, es decir, me lo conozco bastante bien y bueno, las sensaciones están ahí.

Obviamente la inmersión es mayor que en 2D, pero tiene algunso fallos de flickering, como carteles que aparecen y desaparecen y de falta de resolución, sin embargo efectos como el sol de cara están bien conseguidos en el primer Project cars.

Project Cars 2 en las Oculus

Project Cars 2 VR

El segundo juego de la saga sube un poco el listón en todo respecto al original aunque no cuenta con la frescura que aportó al género el anterior al menos en cuanto a su modo normal y no VR.

Realmente tan sólo debo echar un vistazo al contador de horas jugadas que me ofrece Steam entre uno y otro, aunque también debo apuntar que el 2 lo jugué inicialmente en PS4 para luego pasarme a PC.

En el caso de este Project Cars 2 VR adolece de problemas similares al 1, la ausencia de inmersividad 3D en los menús, aunque luego el juego se muestra con una mejor resolución. Aunque eso tiene un coste ya que los parones y lagueos se muestran de forma más frecuente que en el uno.

Dirt Rally 2.0 en las Oculus Quest 2

Dirt Rally 2.0 en las Oculus Quest 2

Con el DiRT Rally 2.0 he tenido una gran sensación de inmersividad, la vista te sitúa en el interior del coche donde tienes elementos que prácticamente puedes tocar, como los acabados del tablier, las barras antivuelco, los pedales, todo luce con un gran nivel de detalle.

Quizá de todos es el que menos sufre pues en un rally sólo se debe renderizar un coche y una vista, no debiendo de renderizar en pantalla y de forma simultánea los diferentes pilotos ya que corren por tramos de uno en uno y rara vez, salvo avería o accidente, se cruzan.

La inmersividad llega justo en el momento de arrancar el coche, nunca antes, los menús son bidimensionales.

Assetto Corsa Competizione con Oculus

Assetto Corsa Competizione VR

Quizá Assetto Corsa sea el videojuego de coches con una mayor esencia de simulador real de conducción y por ello el que a priori debería de ser el más inmersivo de todos los juegos de coches VR probados para la redacción de este artículo.

Si embargo evidentes problemas de rendimiento han lastrado la experiencia, los tirones son tan frecuentes como desagradables.

Raceroom Experience en Oculus Quest

Los menús de este juego y el abuso de los DLC lo arruinan por completo. Lástima.

Al menos eso es lo que pensé la primera vez que lo lancé, pero la segunda la experiencia que obtuve fue claramente a peor.

Tras lanzar el juego, la pantalla de carga del mismo se me mostraba a unos dos metros debajo de lo que sería una mirada al frente, además en un tamaño muy pequeño que no me permitía leer lo que allí se mostraba, total que tuve que forzar la salida de juego.