La PlayStation 6 serán unas gafas VR

Cada día tengo más claro que la próxima consola de Sony, la PlayStation 6, será 100% VR.

Render de una posible PlayStation 6

Al igual que pienso que la siguiente Nintendo Switch y las próximas Xbox, que bien podrían llamarse Nintendo VR y Xbox Series VR, serán también equipos de realidad virtual.

Cierto es que cada uno de los grandes tiene ya su propia propuesta, aunque muy vagas y poco trabajadas, Microsoft con su Neo, Sony con su PlayStation VR, y Nintendo con su Labo.

Pero todos esos sistemas son puros experimentos con una apuesta baja por parte de los fabricantes que aún quieren quemar los sistemas antiguos, de mando y consola tradicional conectada a TV, muy alejados de la casi total inmersión «videojueguil» que te proporcionan unas gafas de realidad virtual.

Sí, tras probar esto de la RV a fondo y experimentar con ello una inmersión sensitiva en los videojuegos sin igual hasta la fecha creo que quedarán atrás los actuales modelos de videoconsolas, me refiero a esos monolitos de discutible diseño que parecen jarrones de dudosa estética en nuestros comedores y habitaciones.

Estas nuevas consolas serán unas gafas de realidad virtual, a las que podremos añadir, pasando por caja unos guantes hápticos en diferentes calidades, desde los más profesionales y caro hasta algunos verdaderamente lowcost y ves a saber si en el lanzamientos de la futura generación de consolas VR, tendremos incluso unas tobilleras o calcetines VR.

Hablo de un futuro relativamente cercano, quizá sean 5 o 10 años, que es lo que suele durar una nueva generación de consolas, te recuerdo que la actual ya lleva un año con nosotros, aunque se esté haciendo largo.

Así que para el 2027, si algún fabricante no lo fuerza antes, como podría ser la propia Apple, calculo que las consolas actuales serán sustituidas por unas gafas o mejor incluso, por un par de gafas para poder sumergirse en los mundos de la realidad virtual y disfrutar de los juegos a dúo.

El margen de mejora de las VR actuales

Xbox Neo

Aunque la experiencia es notablemente positiva, creo que todavía les queda mucho margen de mejora a las gafas de VR.

Deben optimizar ciertos aspectos, desde hacerlas más ligeras y cómodas, así como tros que limitan su uso, como la cantidad de espacio libre que necesitas para poder jugar de pie con ellas sin tener que disponer de una gran casa con grandes espacios vacíos.

Mejorar la utilización de sistemas ortopédicos de desplazamiento en los mapas de los juegos (mediante el stick), cuando ya existen algunos juegos como Elixir para Oculus con los que puedes dejar los mandos aparcados porque ya mapean las manos, y lo hace prácticamente a la perfección.

La interconectividad con el PC de las actuales gafas de realidad virtual tampoco es algo que esté suficientemente desarrollado.

Nintendo Labo

Por un lado tenemos los sistemas de conexión inalámbrica mediante Wifi, que es la opción ideal, ya que andar con cables conectados en algo que nos «permite» movernos no es la mejor idea.

Aún así la conectividad de gafas como las Oculus Quest por Wifi, no acaban de proporcionar una placentera integración.

Tampoco lo consigue a la perfección la conectividad por cable, algo que me escama.

Te daré un ejemplo de ayer mismo, tras jugar al brillante juego Prospection de Oculus, este se me enredó en la silla, suerte que reparé que mi largo cable USB de tipo C de 5 metros ya había dado una vuelta a la silla desde la que jugaba, porque otra vuelta más y no se yo el estropicio que hubiera creado, probablemente gafas al suelo o cable desconectado.

La batería es otro de los puntos donde fallan, al menos las Oculus Quest 2, entre que uno entra en el sistema operativo se mira un poco las ofertas, las novedades, ve algún vídeo y prueba una demo y continua algún juego, resulta que ya te queda un 34% de batería.

Por estas mejoras, y por la longevidad de cada generación de consolas, que podríamos establecer entre 5 y 10 años, creo que todo se unificará para que la próxima generación sea VR.

La experiencia VR vale lo que pagas

Pi Max 5K XR

No se a ti, pero a mi la verdad que no me gusta nada tras desembolsar de 50 a 70 euros en un nuevo lanzamiento descubrir que se trata de juego que no me engancha, que le falta alma y no me hace desconectar.

Esto en las VR siempre queda más diluido, es decir, la experiencia de usuario siempre es mayor en VR que en un sistema normal cuando utiliza un mismo juego.

Sensaciones mucho más potentes, sustos, emociones, estarán unos cuantos peldaños por encima que jugar al mismo juego en una pantalla plana, da igual que esta sea de 34o 49″ y que prácticamente re rodee el cuerpo, la experiencia VR es siempre mucho más inmersiva.

Por ello, gastarme 50 o 70 euros en un triple A con el sello VR se que me proporcionará más alivio en el bolsillo que comprar el mismo juego al mismo precio para un sistema normal.

La competencia en VR va a ser feroz

Las grandes empresas fabricantes del hardware para los videojuegos, es decir, Nintendo, Sony y Microsoft, aunque quizá deberíamos añadir también Nvidia, tienen nuevos competidores en el mundo de VR.

Hablo de Oculus, de Facebook o Meta, como prefieras llamarlo y del fabricante de chips Qualcomm, que con sus chips especializados en la realidad virtual, los XR parece ser la punta de lanza del desarrollo tecnológico.

A todos estos tenemos a Steam, los de Valve siempre han estado ahí y han sido de los primeros en tener juegos VR en su catálogo, además los tienen para diferentes tipos de gafas, desde HTC a Rift y por supuesto Oculus.

Entre el catálogo de Steam VR, cabe destacar Alyx, de producción propia y uno de los mejores juegos VR de la actualidad.

Y ni mucho menos todo acaba ahí, no hay que descartar nunca a los grandes, como Apple, del que ya se oye hablar de unas tal «Apple Glasses«, que si bien parecen no apuntar a su uso como videojuegos o realidad virtual propiamente dicha, si no más bien como un complemento de vestir que nos aportará «AR» es decir, realidad aumentada.

Hay que tener presente que Apple fue una de las últimas en llegar al mercado de algunas gamas de producto, como por ejemplo los relojes inteligentes o Smartwatches, y en cambio, ha conseguido darle la vuelta situándolos como la referencia y el modelo a seguir.

Tanto es así que creo que tanto Nintendo como Microsoft, me consta de que Sony ya está en ello, deberían desde ya comenzar a plantearse y suministrar más bien pronto una experiencia VR los suficientemente buena y añadida a sus consolas de la actual generación para no quedarse claramente a la zaga en la que podría ser la próxima generación de consolas de videojuegos.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On