La vuelta al cole del 2018

Un año más estamos a punto de entrar en el nuevo curso escolar y, como estoy imaginando, supongo que muchos de vosotros sabéis lo que eso significa, ¿no?

Lo cierto es que la vuelta al cole del 2018 seguramente no será tan diferente como la de otros años, ¿verdad?  Quiero decir que, probablemente, el revuelo que se forme en casa entre padres e hijos tiene que ser el habitual cuando llegan estas fechas.

Ya sabéis, peleas y discusiones a la hora de levantarse de la cama, ver quién va primero al baño, el tomar el desayuno a tiempo, las prisas, el llegar tarde al cole… Total, un sinfín de rituales matutinos que inaugurarán la campaña escolar del nuevo curso.

Solo de pensarlo me duele la cabeza…

Bueno, hay que ser positivos, cerrar los ojos y tirar para adelante 😉

Como íbamos diciendo, la vuelta al cole del 2018 va a suponer el nuevo reto anual. Sí, sí, y si no decidme, ¿a veces no os sentís como si estuvierais en la línea de salida de los cien metros vallas? Quiero decir, ¿no pensáis que para poder llegar a la meta será necesario esquivar unos cuántos obstáculos?

Quizás exagero un poco, pero de vez en cuando (o a menudo)  te puedes encontrar con algún  que otro pequeño inconveniente, como por ejemplo, el no poder llevar tú mism@ a tus hijos al cole. A veces eso sucede y tienes que recurrir a los abuelos (si es que tienes la suerte de tenerlos a mano), o si no, buscarte cualquier otra opción improvisada para salir del paso. En fin, ese podría ser el primer salto de valla.

Los otros seguramente son más “light” pero aun así no dejan de tocarte un poco las narices, ya sabéis, que si tu hijo se despierta tarde, que si no tiene ganas de ir al cole, que si no quiere desayunar porque es muy temprano, que si finge un malestar cualquiera como excusa para evadirse de las clases…

Pero bueno, por otro lado no todo van a ser malos rollos, ¿no?, claro que hay niños encantadores que te hacen la vida muy fácil, que todo les va bien y no te tienes que preocupar en absoluto por ellos, pero si explico esto al principio resulta entonces un poco aburrido, ¿no? 😉

A lo que íbamos, que la vuelta al cole también puede ser visto como la vuelta al trabajo, pero con “dimensiones” más pequeñas, ¿verdad?

Sea como fuere, la vuelta al cole también tiene su lado “normalizador”. Es decir, que después de haber tenido a los niños de aquí para allá durante todo el verano, por fin viene la rutina, tan odiada en algunos casos pero que en este aspecto nos viene genial.

Por fin se instaura de nuevo en nuestros hogares la cotidianidad del día a día, que no es poco, porque de esa manera podremos estar un poco más organizados a pesar de los desajustes que podamos encontrarnos de vez en cuando.

Bueno, y cómo no, después del rollo que os he soltado, lo que también os queríamos mostrar desde aquí son los diferentes materiales escolares, que supongo habréis ido viendo mediante avanzabais con la lectura, todos ellos necesarios para tener un buen equipamiento escolar.

Las mejores mochilas para el cole

Podríamos decir que las mochilas, quizás, son el accesorio principal y más necesario para ir al cole, sin contar, por supuesto, con los libros y documentos escolares. La verdad es que las mochilas son ese complemento diario que nos acompañará día tras día durante todo el curso escolar.

Por ese motivo es muy importante seleccionar aquélla que mejor se ajuste a las necesidades del alumno. Aquí podrás ver una buena muestra de las mejores mochilas para el cole para que puedas escoger la mejor. Y, si aún no te has decidido, mírate el artículo: Las mochilas vuelven al cole, que publicamos el año pasado. Quizás  >aquí< encuentres algo mejor.

Los mejores estuches escolares

No todo iban a ser mochilas, ¿no?, para llevar los lápices, bolígrafos, rotuladores, colores, gomas de borrar, sacapuntas, calculadoras, clips y muchas cosas más… necesitaréis algún artilugio donde meterlos, ¿no? Veis, lo que yo decía, pues bueno, en ese caso quedaros con algunos de los mejores estuches escolares que os enseñamos, ¿vale?

Las mejores libretas escolares

Y no podíamos olvidarnos de las mejores libretas escolares, bueno, quizás no sean las mejores, pero la verdad es que casi se acercan 😉

Que sí, que hay libretas muy chulas. Tenéis las de toda la vida: cartón-espiral-papel, y luego las otras, las de cuero, que son tan bonitas que da pena usarlas.

Y, por cierto, si queréis ver artículos parecidos con productos similares, entrad >aquí< y echad un vistazo a la entrada titulada: Venga, venga, que vamos tarde que hicimos hace un tiempo.