Las jarras purificadoras de agua

Aunque en este artículo voy a hablar de este tipo de productos de forma un tanto genérica, mi experiencia se limita básicamente a un par de productos en concreto, la Brita y la Jata. Aún así creo que esto se puede extender en mayor o menor medida a cualquier jarra purificadora de agua.

Estas jarras representan un ahorro y también un alivio al no tener que soportar el gasto y acarrear una y otra vez con el peso que supone subir garrafas de 5L a un piso sin ascensor.

Muchos no creen en su “mágico” poder purificante, yo algo sí, al menos el agua sabe mejor con ellas y voy a tratar de explicar mi propia experiencia y conocimiento sobre este tipo de producto.

Vamos a estructurar este práctico artículo en diversas partes para que conozcas este tipo de producto y sepas lo que te aportará en cuanto a sabor y ahorro para tu bolsillo

¿Qué son las jarras purificadoras de agua?

Son jarras de aguas que tienen un cartucho filtrante que permite purificar el agua corriente potable del grifo. El coste de una jarra del fabricante más reconocido, la Brita es de aproximadamente 24 euros. La jarra purificadora de Jata también la he probado y es algo más económica, pero cuando pide cambio de su filtro, nos puede costar algo más localizar los cartuchos de recambio.

Tanto el modelo como el diseño del artículo van variando con el tiempo; una jarra puede durarte entre un año o dos ya que los plásticos traslúcidos y transparentes acabarán poniéndose feos por el efecto de la cal que contiene el agua.

Dicho cartucho filtrante dura aproximadamente un mes, pasado ese tiempo hay que proceder a cambiarlo. En mi experiencia el cambio de sabor del agua de ciudad es enorme; ahora el agua no tiene sabor alguno y no sabría diferenciarlo de una garrafa de agua mineral por su sabor. No sé hasta qué punto su efecto purificante es a nivel químico todo lo saludable que debería ser, pero si partimos como base que el agua de toda España o de casi toda es potable al 100% independiente de su sabor, lo que yo busco con este producto és única y exclusivamente mejorar su sabor y dejar de tener que preocuparme de si se acaba el agua mineral o no.

¿Cómo funciona la jarra Brita?

Según me he informado para este artículo el cartucho elimina sedimentos, sabor y olores mediante el filtrado de moléculas orgánicas, entre ellas las que contienen algunos disolventes y trihalometanos que llegan al agua de nuestros grifos a través de los residuos de algunas industrias, así como cloro y pequeñas partículas en suspensión.

Según reza su propia publicidad, también debería eliminar otras sustancias presentes en el agua, como son el arsenio y los nitratos. Aunque según la OCU ninguna de las jarras hace un buen trabajo en este aspecto y se limitan a una mejora sustancial en su sabor.

Instrucciones para preparar el agua

Las instrucciones de uso no son todo lo sencillas que deberían, si bien colocar el filtro puede resultar fácil, hay que tener en cuenta que antes hay que activarlo y para ello deberás rellenar un recipiente con agua fría, agitar el nuevo cartucho completamente sumergido en dicha agua durante unos 5 minutos, posteriorment deberás fijarlo dentro de la jarra y filtrar dos o tres cargas completas, que deberás deshechar antes de proceder a beber por primera vez de ella.

Además una vez esté lista para servir deberás recordar que tienes que fijar la fecha a través del botón que tiene la jarra en su parte superior, manteniendo pulsado dicho botón durante unos breves segundos. Transcurridos los 30 días parpadeará el display indicador del nivel de carga para que procedas al reemplazo del cartucho.

Filtros compatibles con la Brita

Además de los cartuchos Maxtra que puedes comprar del propio fabricante de la jarra purificadora de agua Brita, o a cualquier otra marca de purificadoras que hallas adquirido, también podrás optar a comprar suministros de marcas alternativas, ya que como en casi todo, existen recambios piratas.

El diferencial de precio puede ser muy alto, por ejemplo un pack de 12 cartuchos compatibles con Maxtra de la marca Aqua Optima Evolve con una duración de 60 días por cartucho lo podrás comprar por escasos 30 euros, si haces las cuentas verás que esa compra te purificará el agua de beber durante dos años completos.

Personalmente debo decir que esta duración que anuncian en los Aqua Optima Evolve, y que literalmente dobla a la del cartucho original, me hace sospechar de la calidad de esos cartuchos compatibles. En mi experiencia con los cartuchos originales Brita se puede apreciar un cambio de sabor a peor a partir del mes de uso, o incluso algunos pocos días antes de que se cumpla el mes. Una duración de dos meses debería doblar la vida útil de los materiales filtrantes contenidos en dicho cartucho.

¿Cuánto ahorro respecto al agua mineral?

Seguro que te habrás preguntado cuánto vale de menos un litro de agua del grifo filtrado por la Brita comparado con un litro de agua mineral. Pues vayamos a ver una aproximación, pero en definitiva a lo largo del año puedes ahorrar mucho dinero.

En una casa donde vivan 2 personas y beban entre ambos unos 3 L de agua diarios, consumiran cerca de 100L al mes. Vamos a calcular las diferencias en base a este consumo de 100L mensuales.

El precio del litro de agua del grifo varia respecto a la ciudad, siendo Murcia con 2,92 eur por m3 la más cara de España, seguida de cerca por Barcelona con 2,87 eur m3 según la OCU así que cojamos entonces un valor medio de 2,50 eur por m3, el litro de agua del grifo nos saldrá por: 1m3 = 1.000 L 2,50/1000= 0,0025

El pack de 6 filtros de Brita tiene un coste aproximado en Amazon de 28 euros y te dura 6 meses, el coste mensual será de 4,66 euros al mes al que deberemos sumar 0,0025*100L(lo que consumimos al mes) 4,66 + 0,25 = 4,91

Por el otro lado, si tenemos en cuenta que cada garrafa de 5L de agua mineral embotellada tiene un coste de alrededor de 1,10 euros, si bien el precio puede oscilar arriba y abajo dependiendo de la marca del agua mineral, el coste del agua mineral mensual será de: 100L/5L*1,10 = 22 euros al mes.

El ahorro pues es de 17,09 euros al mes, ahorro que si multiplicamos por los 12 meses que tiene un año tenemos nada más y nada menos que un ahorro de 205,08 euros al año. Obviamente si en casa sois tres, cuatro o más el ahorro se dispara.