Las mejores colchonetas para el verano

Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refranero popular. Y, digo yo, ¿por qué no?, ¿verdad? ¿Quiénes somos nosotros para negarlo, eh? Si la dicha es buena, ¡por supuesto que nunca es tarde!

¿Qué el verano del 2018 hace un rato que empezó? Vale, ¿y qué? ¿Qué para muchos de nosotros las vacaciones ya se nos están olvidando? Bueno, ¿y qué? ¿Qué daríamos lo que fuera para volver atrás y situarnos justo en el preciso instante en que iniciamos nuestras ansiadas vacaciones? ¡Pues claro!

¿Qué no nos importaría quedarnos atrapados en el tiempo, como en la película aquella llamada “El día de la marmota”, en el que el personaje principal revive, una y otra vez, la misma historia? Sí, claro que no nos importaría, ¿no?, pero eso sí, con una condición: que nos quedáramos atrapados en una isla del Pacífico o del Caribe, rodeados de bellos paisajes marítimos, con palmeras grandes y frondosas en medio de un mar paradisíaco color turquesa esmeralda, con barra libre para degustar los mejores mojitos o caipiriñas o lo que sea que está buenísimo, además de disfrutar de las mejores viandas con las que maravillar nuestro exquisito paladar… ¡Ayyyyyyy!

¡Ayyyyyyy! ¡Qué bonito (y que cruel es a veces) soñar! ¿Verdad? Pues claro que nos gustaría y, no nos importaría, en absoluto, tener que “sacrificar” nuestro tiempo libre pasándolo en esas insulsas y aburridas playas paradisíacas… 😉

Bueno, pues eso, retomando un poco la idea que comentaba un poco más arriba sobre el tiempo transcurrido de este ya verano del 2018 que nunca es tarde si la dicha es buena, pues que precisamente por eso, porque nunca es tarde, más vale que aprovechemos lo que queda de verano y disfrutemos de él antes de que podamos arrepentirnos mirando atrás y nos demos cuenta que no hemos llegado ni a meter los pies en el agua, por decir algo, ¡eh!

Qué aún así, por otro lado, estás cansado del verano y del calor, y lo que prefieres es alejarte lo antes posible de los tentáculos solares que no hacen otra cosa que engancharse a tu piel provocando irremediablemente que no pares de sudar, sudar y sudar… Pues bueno, en ese caso lo mejor será que “huyas” a la montaña o al verde prado o las colinas más frescas y allí, resguardado del astro Sol, disfrutes de tus frescas y merecidas vacaciones, ya sabes: nunca es tarde si la dicha es buena.

Qué, del mismo modo, a pesar del calor (a veces asfixiante) del verano, lo que tú prefieres es coger todos los bártulos que acumulas año tras año en el trastero de tu casa, subirlos al coche, recorrer unos cuantos (o muchos) kilómetros con ellos para poder desparramarlos después en un manto lleno de arena y agua, entonces, en ese caso, bienvenido seas a la playa, ya sabes, ese inmenso espacio de acogedores brazos veraniegos, en los que muchos de nosotros nos dejamos caer irremediablemente, mecidos por el run run de las olas, la arena y las bebidas fresquitas…, ya sabes: nunca es tarde si la dicha es buena.

Qué, eres de los que no les gusta ni el campo ni la playa, pero les encanta darse un chapuzón en el agua, o estar sumergidos durante un buen rato en una superficie mojada azul cristalina, pues en ese caso, no importa, bienvenido seas a la piscina. Sí, ¿por qué no? No todos tenemos que tener ni los mismos gustos ni las mismas aficiones (menos mal), ya sabes: nunca es tarde si la dicha es buena.

Los hay de playa, los hay de montaña y los hay de piscinas. Para gustos, colores.

Pues, seas de los que seas, seguro que en alguna ocasión habrás necesitado, si no para ti para algunos de tus familiares o amigos, una buena colchoneta con la que pasar tus merecidas salidas veraniegas, ¿verdad?

Pues en ese caso, tal y como te hemos ido mostrando a lo largo del artículo, aquí podrás encontrar las mejores colchonetas para el verano.

Colchonetas divertidas

En la actualidad podemos encontrar un sinfín de colchonetas divertidas con forma de animales de lo más dispares, reales e irreales, o incluso colchonetas con forma de frutas: que si una sandía, un kiwi o una piña. ¡Ay!, ¡qué diferencia con las de antes! (todas iguales y aburridas…)

Colchonetas para el relax

Pero si lo que tú prefieres son otro tipo de colchonetas, de las que no se inflan, pues también tendrás ocasión de encontrar un buen surtido de colchonetas para el relax, ya sabes: para Yoga o Pilates o Fitness, tú decides.

En fin, ¿para qué domorarlo más? No dejes pasar el tiempo más de lo necesario y coge la oportunidad por los pelos, dándote un buen chapuzón, aunque, por otro lado, también puedes aprovechar la ocasión para descansar o meditar o hacer algo de ejercicio sano. Cualquier opción es válida siempre que disfrutes haciéndolo, ¿verdad? Pues, ¡venga, todo tuyo!