Las mejores tiendas de campaña

Verano, solecito, calorcito y buen tiempo…, todos ellos son los mejores ingredientes para confeccionar un maravilloso plato vacacional.

Y, si además, disponemos de una buena tienda de campaña, ¡qué os voy a contar!

Pues eso, que las tiendas de campaña pueden ser unas de las mejores compañeras de viaje por esos y por varios motivos más.

A ver, por ejemplo, decidme, ¿cuáles podrían ser las causas que nos impulsan a utilizar tiendas de campaña?

A ver, a ver, dejadme pensar, ummm… ¡pues claro!, ¡ya está!, una de las respuestas podría ser esta:

Las tiendas de campaña son (aparte de ocupar espacio en nuestro maletero) el sustituto perfecto para cuando nos fallan las reservas hoteleras… Ummm, ¡que no, que es broma!

Aunque una de las razones podría ser esa, ya sabes, más vale prevenir que curar, es decir, que siempre viene bien tener a mano una tienda de campaña para cuando te encuentras “overbooking” por doquier, en realidad el uso de las tiendas de campaña posee diferentes causas.

Si seguís conmigo, a continuación os iré mostrando cuáles son las mejores tiendas de campaña, y qué tipo de personas diversas acostumbran a usarlas en sus desplazamientos vacacionales.

¿Quiénes suelen utilizar las tiendas de campaña?

Aunque las tiendas de campaña suelen asociarse a colectivos de personas jóvenes, en realidad, no son solo patrimonio de ellos, al contrario, si tenéis la oportunidad de viajar con tiendas de campaña os encontraréis en los diferentes campings que visitéis a generaciones enteras de “campistas” habitando dichos espacios.

Así que si os preguntáis quiénes suelen utilizar las tiendas de campaña, sin duda os responderemos que todo el mundo, desde los abuelos hasta los nietos, todos comparten el gusto y las aficiones de celebrar sus vacaciones hospedándose en estas peculiares casas de verano.

Por otro lado, las tiendas de campaña no solo las puedes utilizar en verano, ni mucho menos, también les puedes dar uso durante el resto del año, y si no, fijaros en las imágenes que nos tienen acostumbrados algunos reportajes de deportes y aventuras cuando nos enseñan a los alpinistas y montañeros enfundados en sus minúsculas y coloridas tiendas de campaña.

No obstante, las tiendas de campaña son un reclamo perfecto para disfrutar de ellas durante el periodo vacacional, entre otros motivos debido a su idoneidad: son perfectas de utilizar con el buen tiempo ya que normalmente están pensadas para instalar al aire libre.

O sea que, si te gusta la naturaleza, llevar poco equipaje y disfrutar del contacto directo con tu entorno natural, no importa que seas grande o pequeño, porque las tiendas de campaña serán una de tus mejores aliadas de viaje.

¿Para qué y por qué se utilizan las tiendas de campaña?

El ¿para qué? ya lo hemos explicado, se utilizan principalmente para cobijarse en ellas durante nuestros viajes, ya sea porque estamos de vacaciones, o porque viajamos con ellas por el motivo que sea.

Y, ¿por qué las utilizamos?, pues la verdad es que en este caso existen varias razones.

Diez razones para utilizar una tienda de campaña

  • Primera: porque nos gusta viajar con ellas.
  • Segunda: porque suele ser una opción económica de viajar por todo el mundo.
  • Tercera: gracias a su versatilidad.  Ya sabéis, las tiendas de campaña suelen ser muy prácticas de llevar, eso sí, también os encontraréis con tiendas de campaña algo engorrosas debido a su tamaño ya que  puede dificultar, en cierta medida, nuestra libertad de movimientos  (y es que las hay muy grandes).
  • Cuarta: son ideales para propiciar encuentros sociales con otros viajeros. Ya sabéis, la cercanía hace el cariño, o el roce hace el cariño, ambas definiciones nos van bien. 🙂
  • Quinta: pueden ser muy románticas; sobre todo cuando eres joven, estás empezado una nueva relación y viajas por primera vez con tu pareja o tu colega.
  • Sexta: porque las tiendas de campaña favorecen la camaradería. Cuando viajas en grupo con tus amigos ayuda a afianzar los lazos comunes entre vosotros (¡o no!, también puede darse la situación contraria, pero bueno, no es lo que se pretende, ya sabes…)
  • Séptima: porque siempre son un buen sustituto. Como ya os he comentado antes, si te fallan las reservas hoteleras siempre es una buena opción tener a mano una buena tienda de campaña.
  • Octava: porque no hay más remedio. Me explico: resulta, que puede ser, que donde vayáis no haya otra opción que llevar una tienda de campaña, sobre todo si vuestro caso es visitar el monte Everest, por poner un ejemplo…
  • Novena: porque en términos efectivos y eficientes habéis calculado que la mejor manera de viajar con poco equipaje y sin medio de transporte convencional (coche, caravana, moto, bici,…) es llevando encima una pequeña tienda de campaña con la que podéis montar y desmontar vuestro alojamiento cada vez que queráis y cuando queráis.
  • Décima: puesss, la última razón por la que podéis llevar con vosotros una tienda de campaña no se me ocurre. La verdad es que me hacía mucha ilusión exponer diez razones… 🙂 Aunque, por otro lado, también he pensado que sería una grosería por mi parte no dejaros esta última opción para que vosotr@s mismos la acabarais de completar, ¡eh!, ¿qué os parece?

Tipos de tiendas de campaña

Bueno, como habréis podido comprobar mientras ibais leyendo el post, os hemos ido mostrando una retahíla de tiendas de campaña de todos los tipos, o al menos, eso es lo que pretendíamos.

No obstante, y por si se os ha pasado por alto, estos son los tipos de tiendas de campaña que podéis adquirir para vuestros viajes:

Están las tiendas de campaña en forma de túnel:

Las tiendas de campaña con forma de iglú:

Las tiendas de campaña llamadas “instantáneas“:

Ahora ya solo faltan los accesorios que acompañan a las tiendas de campaña, ya sabéis: los colchones inflables o hinchables, los hornillos portátiles, las neveras portátiles…, en fin, un montón de cosas más. Pero eso lo trataremos en otro post. Hasta entonces, ¡disfrutad de vuestras vacaciones!