Portada » Gaming » Mejor juego de coches Switch
image 54

Mejor juego de coches Switch

El género de los videojuegos de carreras de coches siempre ha sido mi punto débil, se que quizá no es el género preferido del gran público, más dado a géneros fantásticos, roleros, o de una mayor complejidad tanto técnica como argumental.

Sea como sea, los aficionados a los juegos de coches, y por ende de carrera somos un reducto ochentero que a día de hoy echamos en falta algunas propuestas en los catálogos de las nuevas consolas.

Aunque claro, hay una de estas consolas modernas que se erige como la preferida por este minúsculo grupo y es que la Nintendo Switch se ha dado y muy bien a los ports y remakes de viejos juegos con claro aroma de años 80.

Si embargo, y aunque en esa década vimos sagas de conducción emblemática mi videojuego de coches favoritos no se encuentra directamente entre ellos, o sí, porque este juego no es otro que Mario Kart.

En este momento los más puristas y dados más al género de la simulación habrán bramido un un contunden bahhh… este artículo no me interesa.

Insensatos! os estáis mintiendo a vosotros mismos, que hace si no alguien dado a la simulación leyendo un artículo sobre Switch y conducción ¿no entiendes que esas dos palabras no debería estar jamás en la misma frase?

Así que le guste a pocos o a muchos aquí hemos venido a hablar del mejor juego de coches de Nintendo Switch y para más desaliento al lector ya le he dicho que el vencedor, nunca mejor dicho en algo como las carreras, no es otro que Mario Kart.

TOP 1. Mario Kart 8 Deluxe

El «kartocho» es desde luego mi prefe, aunque esta saga lleva ya con nosotros la friolera de más de 30 años ya que fue por allá el año del naranjito, en 1992, cuando Mario se puso por primera vez a los mandos de un rápido Kart.

Desde entonces la fórmula vista en 1992 tan sólo ha hecho más que mejorar y mejorar, sin perder ni un ápice de su esencia y es que Mario Kart es una saga divertidísima, la hemos vivido tanto en la actual Nintendo, la Switch, como en en anteriores, mítico es el Mario Kart de Nintendo DS, o el de N64, y por supuesto el Super NES, aunque de todos me quedo con el de la Switch, aunque no se yo si en cantidad de horas jugué más al de 3DS o al mencionado de NDS.

El Mario Kart de Switch auna unos gráficos espectaculares que lucen a las mil maravillas tanto en la pantalla de la portátil como en la pantalla de TV si tenemos la Switch dockeada, como una selección de copas y circuitos sin igual.

Los DLCs que han ido apareciendo sólo han ido redondeando la fórmula perfecta, y es que esta octava generación de este videojuego es tan fantástica como imprescindible.

TOP 2. Grid Autosport

Uno de los pocos juegos series de conducción, de gráficos realista aunque con un tono jugable bastante arcade, un juego de Codemasters que ha llegado a Nintendo Switch, y desde luego mi número dos de la lista.

Dispone de un elevadísimo número de circuitos, de coches, de categorías de la competición, cada uno con su estilo propio bien marcado.

Lo que me sorprende es que con el trabajo ya realizado, con un port de su motor, Codemasters no explote el filón de este tipo de juegos en la que va camino de convertirse en la videoconsola más vendida de todos lo tiempos.

TOP 3. Rush Rally Origins

Quizá a nivel de conducción es una de las mejores propuestas de conducción arcade que tenemos para la Nintendo Switch.

Esta versión Origins pertenece a la saga bajo el mismo nombre aunque con apellidos numéricos, y es que junto el Origins hemos estado también probando el Rush Rally 3, y ambos nos han agradado, pero especialmente el Origins ya que por defecto te muestra la acción en carrera con una perspectiva cenital isométrica que nos encanta y que tanto nos recuerda a los videojuegos de carreras de coches ochentero.

Lo que no me gusta tanto de Origins es ese intento burdo de hacer la gracia fácil, porque de otra forma no lo entendería, con el nombre de los pilotos, estoy de acuerdo en que un pequeño juego no quiera o no pueda permitirse una licencia y directamente se escabulla de utilizar nombres comerciales, pero este juego lo lleva al esperpento, digo yo que sería mejor utilizar nombres que nada tienen que ver las grandes figuras del mundo de los rallies y quedaríamos todos más contento.

Por lo demás, el avance, las mejoras de coche, las diferentes etapas con su ambientación más o menos conseguida hace que junto con el escaso espacio que ocupa en nuestra microSD se convierta en todo un MustHave que no pensamos desinstalar de nuestra Switch.

TOP 4. Horizon Chase Turbo

La fórmula del OutRun llevada a las consolas modernas con un respeto prodigioso, aunque esto que he soltado así sin más podría ser un insulto para el juego en sí ya que si bien se basa en la misma fórmula la pone al día con el máximo respeto posible.

El equipo de desarrolladores brasileños detrás de Horizon Chase Turbo ha dado en el clavo con este subproducto de la conducción que se ha convertido en un musthave de la consola portátil de la gran N.

Algunas fases son entrañables, como las que cuentan con una puesta de sol y es que sus gráficas y su música te transportan a las máquinas arcade de aquellos tiempo.

TOP 5. The Art of Rally

Más de 5 Gb de espacio en la Switch para un juego que sin ser malo no se entiende su desatinada propuesta.

Ojo, no es que me desagrade, pero es que hay opciones que con muchos menos recursos funcionan mucho mejor, utilizando la misma perspectiva y jugabilidad.

Sus gráficos están bien en cuanto a su vertiente artística y es que lo que vemos en pantalla bien podría ser eso, arte, fiel a su nombre. Claro que eso es a costa de tener poca definición, las carreteras son poco más que suaves degradados que siluetean las curvas y colinas donde a veces vemos desproporcionados animales, como una gigantescas cebras que hacen dos o tres veces el tamaño de mi coche

Algunos amaneceres y atardeceres tiñen la pista y el escenario con unos preciosistas tonos que parecen un cuadro de acuarela donde el vehículo fluye en un interminable baile de suaves y controlables derrapajes.

Una fluidez que es lo más destable del juego pero que sin embargo es emborronada de cuajo con el desagradable efecto popping invertido, por el cual árboles con flora voluptuosa en sus copas pasan a ser modificados de un fotograma a otro para ser definidos con multitud de hojas cuando pasas con tu coche a tan sólo cinco metros de cualquier árbol, un efecto desagradable en la fluidez de la conducción.

Tampoco ayuda al espectáculo visual y artístico esos «agujeros» que se producen en la imagen de los elementos más próximos cuando un elemento del escenario, como puede ser un árbol de gran altura, oculta la visión del vehículo, es decir, te tapa la vista, es otro de esos efectos que me sobran.

TOP 6. Super Woden GT

Un juego con una inspiración ochentera total que sin embargo resulta algo soso. Los momentos iniciales del juego prometen ya que te ofrecen una imagen típica de tubo CRT, de monitor o TV de antaño con sus distorsiones, pero que una vez pasada la intro desaparece para ofrecerte un juego de perspectiva cenital con unos gráficos poco conseguidos.

Es en el aspecto gráfico y en el jugable donde Super Woden GT decae y es que por un lado los gráficos parecen estar pintados con una especie de filtro pensado para emborronar la resolución de los mismos, que si bien lo consigue no aporta, quizá al revés, va en detrimento de la agradabilidad visual.

Luego está el control de los vehículos, que resulta algo tosco y exagerado en la longitud de los derrapes, desde luego no consigue capturarnos más allá de 20 minutos.

TOP 7. Wreckfest

Lo menciono porque era un amante de Flatout y el parecido en vídeos y capturas con este Wreckfest es muy grande, aunque fue instalarlo en mi Switch esperanzado en revivir aquellas tardes gloriosas de golpes, mejoras, trucajes y carreras salvajes para luego ver un juego de coches para Switch más, de esos que no tienen alma ni razón de existir.

Seguro que habrá aquellos que se lo pasen en grande con este juego, pero sinceramente y en mi caso, tengo otras cosas más importantes a las que dedicar mi tiempo.

TOP 8. Team Sonic Racing

El intento de Sega para transferir parte del éxito y reconocimiento de los Mario Kart es eso, una copia con una técnica más o menos conseguida y que únicamente aporta el carácter de algunos de sus personajes, que sin embargo resultan mucho menos adorables que los del mundo de Nintendo, al menos en lo que atañe a su uso para un videojuego de carreras.

TOP 9. Crash Team Racing Nitro-Fueled

Crash irrumpe en las carreras con la ya desgastada fórmula de los clones de Mario Kart.

A pesar del carismático personaje no consigue llamar mi atención, y acabo desinstalándolo en 3, 2, 1…. fuera

TOP 10. Gear.Club Unlimited 2

Una basura en cuanto a jugabilidad, muchas carreras sí, más de 250 más de 50 coches, un modo historia, un modo online pero un juego despreciable.

TOP 12. Need for Speed Hot Pursuit Remastered

Una remasterización de un clásico portada a la Switch que nadie había pedido, y que problemente pocos se hicieron con ella, si está bien o no… pues la verdad… no mata.

TOP 15. Rocket League

Un juego de conducción arcade llevado al extremo que tiene su que, pero que es mucho más jugable en TV que en modo portátil y que realmente no aporta nada al género y bien poquito a la Nintendo Switch.

TOP 16. La saga WRC

No puedo con ella, pesa una barbaridad, uno de los últimos son casi 15 Gb de espacio para un juego soso insulso y sin chispa, y es que me reitero en la semántica del adjetivo porque desde luego es un juego fundamentalmente aburrido.

Y eso que también peca del nivel técnico, desde luego no se lo recomendaría a nada ni a nadie.