¿Qué es mejor un monitor ultra panorámico o un monitor 4K?

Formato ultra panorámico

Este análisis sobre la conveniencia o no de un monitor ultra panorámico contra una de 4K lo escribo tras más de un año después de utilizar un monitor ultra panorámico con resolución 1080p. Un uso tanto a nivel profesional como a nivel personal.

Para quien no lo sepa un monitor ultra panorámico, quizá más conocido por su término en inglés, ultrawide es un monitor con un área de pantalla más ancha de lo normal, conservando la altura de un monitor normal. El ancho de una pantalla se mide en proporciones, tantas pulgadas de ancho por cada x pulgadas de alto. Así tendremos los denominados normales en la actualidad que son todos de 16:9 (se pronuncia dieciséis novenos) los antiguos, más cuadrados que eran de 4:3 y los nuevos ultra panorámicos de 21:9

 

En cambio un “monitor 4K” no es una medida o formato de monitor en sí tan sólo hace referencia a la resolución que te va proporcionar dicha pantalla, concretamente a la resolución vertical por tanto no podemos hablar como si que lo hacemos en el título del artículo preguntándonos ¿qué es mejor o pero si un Ultra panorámico o un 4K? No porque tenemos monitores Ultra panorámicos de 4K, si bien esta pregunta se hace porque el precio de un monitor Ultra panorámico de 21:9 más o menos equivale a la de un monitor “normal” de 16:9 pero con resolución 4K. Así que  en todo caso deberíamos preguntarnos:

¿qué es mejor un Monitor 21:9 de resolución 1080p en vertical o un Monitor de 16:9 y resolución?

Quedándonos en el mejor de los monitores imaginables con la tecnología actual, que sería un Ultra panorámico de resolución 4K, también denominada UHD (por Ultra High Definition) debo comentarte que sus precios son todavía muy desorbitados y que pocas tarjetas gráficas pueden mover juegos en esas pantallas con la resolución y FPSs correctos para tener una experiencia de juego solvente, así que a menos que tengas unos recursos económicos abultados la opción de un monitor Ultra panorámico con resolución 1080p es la que más te recomiendo.

En la práctica pasar a utilizar un monitor un ultra panorámico viniendo de uno normal o 16:9 que también se llaman “panorámicos” a secas, sin el ultra, sería casi como añadir media pantalla por cada uno de los laterales, ganas medio monitor a lo ancho. En la imagen que encabeza este artículo tienes una pantalla con un juego de conducción donde hay unas marcas con las diferentes proporciones de cada uno de estos tipos de monitores, como son los 16:9 y los 4:3 además obviamente del monitor en su total medida, que aunque no lo ponga es un 21:9.

Si la utilización de este tipo de monitores ultra wide es mejor o no que la de utilizar dos pantallas, una a lado de la otra como se hacía antaño… pues bueno, el resultado es más o menos el mismo, con algunas pero importantes diferencias. Y es que a decir verdad pierdes realmente superficie de pantalla en un ultra panorámico si lo compara a usar dos pantallas 16:9 pues si sumas por ejemplo dos pantalla típicas de 24″ que tienen unos de 52 cm de ancho tienes un área de visión de 102 cm. eso sí divididas entre sí por el marco de las dos, creando un efecto “partido” en cambio en un monitor ultra panorámico que se corresponda a esos tamaños su ancho será de unos 67 cm. Has ganado tamaño a lo ancho respecto a un monitor normal del tipo 16:9, pero no tanto como juntando dos monitores, eso sí, con el ultra panorámico eliminas los molestos marcos, por finos que sean en la unión de los dos monitores así como el comportamiento de Windows hace que en lo personal y en lo profesional yo prefiera el uso de un único monitor Ultrawide al uso de dos pantallas.

Volviendo a las proporciones y a decir verdad ese ancho extra que podrías conseguir con las dos pantallas o monitores de 16:9 uno colocado al lado de otro, rara vez lo aprovecharás, no es una superficie muy útil,  un ultra panorámico de 21:9 ya te permite trabajar con dos ventanas abiertas con un tamaño suficientemente cómodo, una al lado de la otra de forma más que eficiente.

Ahora vendrá el que piense y si en lugar de usar un sistema multi monitor basado en dos monitores de 16:9 lo hago con dos monitores también pero ultra panorámicos, así tendré un area de visión impresionante, y así es amigo, pero en la práctica no aprovecharás ese ancho extra, tu cabeza deberá recorrer demasiada distancia y no verás todo de un vistazo sin movimientos de cuello. Y además recuerda, que a mayores resoluciones precisarás mayor potencia en tu tarjeta gráfica. En el equilibrio está el éxito, y créeme un monitor de 21:9 con resolución 1080p será una experiencia formidable, tanto en aplicaciones como en juegos.

Monitor ultra panorámico con aplicaciones

En líneas generales este tipo de monitores facilitarán enormemente el uso de la multitarea al poder tener dos tareas abiertas y sobretodo visibles a la misma vez sin tener que ir andando con el cambio de aplicación para pasar de una a otra. Desde luego este hecho hará que tu productividad tenga un verdadero “boost”

Para edición de vídeo es una maravilla, puedes visionar líneas de tiempo bastante más largas que en un monitor convencional así como tener un rincón mayor para el preview resultante de la edición o para visionar las diferentes fuentes o medios que vas a incluir en tu vídeo.

Para hojas de cálculo podrás sacarle gran rendimiento ya que podrás tener en un lado una hoja de cálculo y al lado otra, o sencillamente una única hoja de cálculo maximizada de forma que retrases mucho la aparición de las molestas barras de scroll del programa, teniendo una visión de los datos mucho más amplia.

Para programar y/o diseñar páginas web también resulta una opción excelente pues podrás tener el código y el resultado en la misma pantalla sin tener que andar cambiando de aplicación, verás ambos, código y web resultante en un único vistazo.

Monitor ultrapanorámico con videojuegos

Con juegos que sean compatibles con este nuevo formato la capacidad inmersiva de los mismos será claramente superior si bien te encontrarás un poco de todo, los juegos modernos suelen aprovechar ese tamaño extra de pantalla, pero a veces aunque lo aprovechen esto es a medias, por ejemplo aunque en la partida se muestre en resolución ultra panorámica en los momentos los vídeos in-game de los juegos, tales como las intro de los jefes de final fase y otros, estos vídeos se verán normalmente en formato panorámico normal, mostrando dos franjas negras en lo laterales.

También es frecuente toparse con inconsistencias en los menús, juegos que aún funcionando bien en modo ultrapanorámico en el desarrollo del juego, los menús son aún en formato 16:9 y voy a citar uno sin ir más lejos que me ha sorprendido que sea así, Fallout 4.

Los juegos de conducción modernos por norma general se adaptarán todos bien, aprovecharán ese ancho extra y la verdad es que este detalle en este tipo de videojuegos se disfruta mucho.

Los juegos de tipo First Person Shooter o inclusive los de tercera persona también se beneficiarán y mucho de este tipo de formatos ofreciéndote un área de visión mucho mayor.

Cabe destacar que el incremento de tamaño diagonal, esa 1/2 pantalla más de píxeles pesarán como una losa a tu tarjeta gráfica. Por lo que debería de abstenerte en la compra de uno si los juegos ya te van algo “lageados” en un monitor fullHD normal, es decir de 16:9 porque al multiplicar el ancho de pantalla por 1,5 también multiplicarás el número de píxeles a mover.

Monitor de pantalla curva o monitor de pantalla plana

La verdad es que los monitores de pantalla curva o redondeado lucen un aspecto magnífico peor a decir verdad no se aprovecha esta curvatura, de hecho dichos sistemas fueron ideados para grandes pantallas, por encima de las 60″ y en condiciones que el mismo monitor lo estuviesen viendo cinco o más personas a distancias superiores a los 3 metros. Gracias a su curvatura ofrecía prácticamente la misma calidad de visión libre las deformaciones típicas del ángulo a los que se encontraban en el centro del sillón perpendiculares a la pantalla como a los que se encontraban en los extremos.

En la práctica pues, cuando un monitor es un espacio de trabajo para una única persona, la curvatura no aporta nada, quizá empeora la calidad de visión respecto a uno plano así que me temo que quien los compre será más por un tema estético que funcional.

Te señalo algunos de los que he encontrado interesantes.

Son caros los monitores ultra panorámicos

No, apenas, anteriormente sí, pero si te conformas, que ya está más que bien, con un monitor ultra panorámico de resolución 1080p conseguirás precios más que interesantes.

Los tienes en diferentes fabricantes como LG, Samsung y en diferentes tamaños, partiendo de 25″, si tu monitor anterior es de 24″ o 27″ te aconsejaría que partieses del modelo de 29″ pues al ser más ancho la diagonal aumenta, que es lo que anuncian como medida los fabricantes. Es decir, un monitor de 16:9 de 24″ se verá más grande que un monitor de 21:9 de 25″… a decir verdad un monitor ultra panorámico de 29″ equivaldría a un monitor de 27″ normal. Ten esto presente a la hora de elegir tu monitor, y si lo compras en Amazon, a través de cualquiera de los siguientes enlaces que sepas que si al llegar a tu casa e instalarlo, no te convence, lo puedes devolver a portes gratuitos y sin coste alguno por tu parte, Amazon te reembolsará el dinero en cuanto lo reciban.

¿Qué es mejor un monitor ultra panorámico o un monitor 4K?

Esta pregunta nos la hacemos todos, hasta que probamos un ultra panorámico. No es que se vea mejor un ultra panorámico que un monitor 4K no, un 4K siempre se verá más nítido, pero con el ultra panorámico trabajarás mejor con él, y disfrutarás mucho en juegos de conducción, en juegos de acción en primera o tercera persona.

Si te decides por un monitor de formato tradicional 16:9 te he recopilado los siguientes que encuentro interesantes por precio y prestaciones: