¿Qué es mejor Paypal o tarjeta prepago?

La seguridad en la red es vital, cada día realizamos más pagos a través de ella y si no eres un usuario algo avezado seguro que tienes auténticos recelos a la hora de proporcionar los datos de tu tarjeta de crédito en alguno de los comercios y servicios online donde encuentras ofertas interesantes.

A lo sumo ya confiarás en alguno de los grandes del comercio electrónico, como pueden ser Amazon, Fnac, Mediamarkt, Apple y otros pocos más.

Desde mi experiencia profesional las he visto de todos los colores y puedo transmitirte algunos patrones básicos para decidir cual és el método de pago más óptimo para tus compras por la red.

Seguro que en ocasiones habrás podido comprobar de primera mano que justo en el momento de realizar el pago que el comercio electrónico te permite elegir sobre cual es la forma con la que deseas realizar el pago. ¿No?

De entre estas formas de pago, las más comunes serán:

  • Pago por tarjeta de crédito
  • Pago mediante Pay Pal

Pues en este corto artículo te vamos a ayudar a elegir entre dos métodos de pagos, si bien también puedes optar por usar los dos, de forma separada o conjunta.

La tarjeta de crédito

En el primer caso, el pago por tarjeta de crédito, és el más versátil y el que aceptan casi la totalidad de comercios digitales, pero aunque su nombre de “tarjeta de crédito” parece que la compra se vaya a realizar “a crédito” cuidado, esto no es así, es realmente un pago por tarjeta, el que luego el pago entre tú y el banco sea a crédito o no es indiferente y esto será algo que se rija por las condiciones exclusivas de tu tarjeta, en otras palabras, este pago no tiene porque ser de crédito, funcionará en él perfectamente una tarjeta de débito, independientemente que sea de un banco u otro o respaldada por una entidad determinada como Visa, Mastercard o cualquier otro grande de las tarjetas.

La tarjeta prepago

La ventaja es que en la actualidad casi todas las entidades te pueden ofrecer una tarjeta de prepago, esta es una tarjeta que no tira directamente de tu cuenta bancaria si no que funciona como un monedero al que le transfieres una cantidad de saldo, pongamos 50 euros, y que una vez gastados no será aceptada en los comercios por falta de saldo.

El pago mediante Paypal

En cuanto al segundo, el pago por Paypal, es un servicio online al que permite dos opciones principales, la primera es asociarla con una tarjeta de crédito y la segunda asociarla a una cuenta corriente. Una vez está asociada a una de ellas, o a las dos, ya que permite tener ambas enlazadas, podrás decidir si al realizar una compra con tu cuenta de Paypal tiras del saldo de estas o si prefieres transferir tú una cantidad de saldo desde tu cuenta bancaria a Paypal mediante transferencia.

Desde luego será siempre mucho más seguro transferirle una cantidad de dinero desde nuestro banco mediante una transferencia bancaria internacional a una cuenta bancaria que te proporcionará Paypal para que realices la transferencia y que en el momento de escribir este artículo está ubicada en Alemania. Llegado a este punto consulta antes con tu banco si este tipo de transferencias dentro de la comunidad económica europea puede representar un coste o no para ti. La seguridad estriba en que sólo podrán gastar el saldo máximo que quede en tu cuenta, al igual que con las tarjetas prepago.

Eso sí, Paypal nunca proporcionará al comercio electrónico los datos de tu tarjeta, ni número ni por supuesto pin, ni tus datos bancarios, sencillamente le dirá al comercio “pedido pagado” para que este proceda a su envío.

El uso de la cuenta de Paypal es más cómodo que el de una tarjeta de crédito pues sólo requiere una cuenta de correo y una clave, sin necesidad de introducir los números de la tarjeta de crédito, la caducidad de la misma, el código CSV y la clave de la tarjeta.

Buscando los tres pies al gato

Ahora te preguntarás si puedes asociar a la cuenta de Paypal a una tarjeta de prepago y así poder pagar en aquellos sitios que sólo aceptan Paypal con tu tarjeta de prepago, pues sí.

¿Qué es mejor Paypal o tarjeta prepago?

Llegamos al punto de debate final, qué método de pago de entre estos dos será el mejor, el más seguro, el más cómodo.

En cuanto a seguridad gana por goleada la tarjeta prepago, una vez consumida no hay más donde gastar y en el caso de que te la “roben” no podrán sacarle más jugo que el saldo que tengas en ella. En cambio en PayPal deberá estar asociada a una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito real por lo que si te la roban o capturan la contraseña y la clave podrán gastar dinero hasta que te des cuenta del hecho y procedas a cancelar la cuenta asociada.

En cuanto a comodidad, en principio Paypal, por el hecho de que si optas por asociar una tarjeta o una cuenta bancaria no se agotará el saldo tan frecuentemente como una tarjeta prepago, si bien Paypal presenta otra incomodidad y esta es la de que al realizar el pago suele abrirse una ventana más del navegador donde introduces tus datos y pagas, estas ventanas emergentes siempre son poco elegantes, me refiero a que confunden un poco en tu proceso de navegación y compra.

En cuanto a posibilidades de reclamación, aquí de nuevo gana Paypal ya que si no estás conforme con el artículo recibido en tu compra online tendrás más posibilidades de que el vendedor te devuelva el dinero o te cambie el producto sin mayores problemas, puedes abrir una reclamación hasta 180 días después de tu compra, en cambio en los pagos con tarjeta los procesos de devolución dependen del buen hacer del vendedor, si este no comparte tu punto de vista y se niega a cambiarte el artículo sólo te quedará recurrir a una denuncia a un organismo competente o a la policía por fraude online, con todo lo ella implica.

Si compras productos en dólares o libras esterlina Paypal siempre irá con el cambio en tu contra, por ejemplo acabo de adquirir un pack de juegos que se me anunciaba el precio en dólares, el cambio debería de ser de 4,34 euros y en cambio he pagado 4,51 eur., es poca la diferencia sí, pero existe, y siempre es a favor de Paypal, que ya está comisionando al vendedor, es decir gana por el vendedor y por el comprador.