¿Merece la pena el TomTom Rider?

Un TomTom Rider

¿Merece la pena un GPS para la moto?

Ante la pregunta de si merece la pena uno de los GPSs de moto con más renombre y más utilizado como es el TomTom Rider la respuesta es un rotundo, no, hoy en día ya no.

La relación calidad precio lo convierte en un dispositivo del todo prescindible, si que nos aportará ciertas cosas sobre soluciones habituales como la de usar el móvil como GPS, pero pagar más de 300 euros en el caso del modelo más básico, el TomTom Rider 40 por disfrutar de esos pequeños aportes, es para mi del todo injustificado. Prefiero utilizar mi propio teléfono o un teléfono móvil viejo o uno chino lowcost de esos que aguantan la lluvia y el polvo por poco más de 100 euros, con un soporte del tipo araña, un X-grid o una funda de cremallera.

Veamos porqué creo que hoy ya no merecen la pena y porque no recomiendo este TomTom Rider tras el salto.

Compré mi TomTom Rider GPS en Amazon, me llegó un jueves, el viernes lo monté en mi moto y sábado y domingo estuve de ruta, haciendo tanto tramos de asfalto como alguna pista de tierra, lo usé con guantes, sin ellos, con sol en la espalda, de frente, de día y de noche. El lunes lo estaba limpiando y embalando para devolverlo.

¿Qué no me ha gustado del TomTom Rider?

En la foto el TomTom Rider y todos sus accesorios al completo

TomTom Rider al completo

Es demasiado lento al moverse por los menús del TomTom Rider, lento en el cálculo de rutas y también es lento en los recálculos cuando te has pasado de salida o cuando decides tirar por otro lugar del previamente indicado.

Ojo, digo que es lento comparado con un software de GPS instalado en un teléfono móvil actual de gama media o media-alta, es decir un móvil de 200 euros. Y amigos, este GPS no hace nada más que de GPS, a diferencia de un teléfono móvil pero vale la friolera de 309 euros.

Su pantalla es de muy baja resolución escasos 500 x 275 píxeles, es que ni llega, y esto es algo que en la actualidad es una resolución de risa, sí, aunque su pantalla sea relativamente pequeña concretamente de 4:3 y su calidad no nos importe mucho una vez estemos montados sobre la moto y en marcha; resulta muy escasa cuando estemos preparando una ruta en casa, o revisando la ruta actual mientras tomamos un refrigerio en una parada a medio camino, una resolución

El Bluetooth que incorpora el TomTom Rider conecta perfectamente con los auriculares que tengo instalados en el casco pero su volumen incluso a tope me resulta muy bajo sobretodo comparándolo con el volumen que consigo al conectar mi teléfono móvil a los cascos, también por Bluetooth, ya que la sensación es de que es casi disfruta de una sonoridad el doble de potente.

El software para el PC o el Mac, el Tyre en su versión Pro y que no viene en la caja sólo lo conseguirás tras registrarte y esperar no menos de 24 horas para que te envíen a tu email un enlace con un código promocional para que lo compres a 0 euros en la tienda online de tyre, un rollo ya que en sí es un programa patatero que no está a la altura de un producto premium como es el TomTom, realmente una vez instalado no me ha gustado nada, parece una versión beta, muy poco trabajado y realmente tras preparar una ruta no he conseguido traspasarla al dispositivo de una forma fácil. Tiene que existir otra manera de hacer las cosas señores de TomTom.

Ventajas que no lo son en la realidad

En la foto aparece el TomTom Rider montado en el manillar de una moto

El TomTom Rider montado en el manillar

Es impermeable, totalmente estanco y en esto gana a un GPS de coche e inclusive a un móvil, ya que aunque llevemos fundas nos arriesgamos que ante un gran diluvio se acabe filtrando agua en su interior con la consiguiente «pérdida» de nuestro amado teléfono móvil.

Permite ser usado con guantes, pero tampoco nos engañemos, con guantes de invierno manipular un GPS que no llega a las 5 pulgadas no es la mejor de las formas, y ni mucho menos en movimiento.

Total que dependiendo de lo que debamos hacer deberemos manipularlo en parado y depende que guantes y que manos tengamos, quizá acabaremos sacándonos los guantes para consultar donde hay una gasolinera cercana o cambiar la ruta, así que su «compatibilidad con guantes» no es ni mucho menos algo indispensable, al menos para aquellos que rodamos en invierno.

La conectividad Wifi a través de tu móvil para actualizar el tráfico en tiempo real, los radares, etc. esto en la práctica puede resultar un coñazo, perdón por la expresión, pero compartir una conexión de datos del móvil hace que mengue la batería del móvil a un ritmo considerable y demuestra que un GPS de moto como es el GPS TomTom Rider 400 es del todo dependiente de otros dispositivos y que por su precio ya podría incorporar alguna especie de conexión 3G o 4G mediante una tarjeta SIM o por pedir, que disfrute de una conexión gratuita a Internet como por ejemplo la que disfrutan algunos libros electrónicos o eBook de Amazon, costeada por el fabricante y limitada a la descarga de libros.

Ventajas reales del TomTom Rider

Como claras ventajas sobre otros sistemas, como el uso de soluciones «más caseras» como un teléfono móvil como GPS son, su visibilidad a pleno sol, que en el caso del TomTom es muy correcta, aún sin el parasol de por medio.

Su impermeabilidad en caso de lluvia, está preparado para recibir trombas de aguas sin inmutarse, también es estanco al polvo así que si haces pistas de tierra te irá de fábula. El soporte RAM que incorpora, aunque yo mismo he comprado alguno en Amazon par el móvil por menos de 20 euros al cómprate un TomTom rider no lo tienes que adquirir por separado.

Las famosas «rutas con curvas» que ahora los de TomTom llaman algo así como «rutas emocionantes» y que es un sistema de ruta que si lo eliges no se limita a calcular una ruta del punto A al punto B de forma optimizada en el tiempo y en los kilómetros, si no que buscan carreteras divertidas, con curvas. Sin duda, esta opción, que no he visto en GPSs para coche ni tan siquiera en GPSs para el móvil nos puede ayudar a descubrir sinuosas carreteras con las que disfrutar con nuestra monturas.

¿Y utilizar un GPS de coche en la moto?

Pues sí, esta será una opción y podrás aprovecharlo también para tus viajes en coche, si te esfuerzas en tus investigaciones puedes encontrar modelos de GPS pequeños, de unas 4.5 o 5″ de tamaño, mejor no superes este tamaño pues modelos más grandes serán difícil de anclar sin que se toque con los cables de freno, embrague y otras piezas.

Fíjate también que cuenten con una duración más que correcta de la batería, Garmin tiene algunos modelos por escasos 100 euros, vale que no podrás anclarlo con su ventosa, pues no tenemos cristales, pero como he comentado con anterioridad existen soportes RAM para cualquier dispositivo.

Quizá te encuentres con el problema de la visibilidad de la pantalla al usar un GPS de coche que van en el interior y no le incide el sol al equipar ese mismo GPS en el manillar de tu moto y a pleno sol, recuerda que las motos no tienen techo, así que para evitar el efecto del sol sobre la pantalla también puedes disponer de soportes con visera.

Si bien estos GPSs de coche utilizan en su mayoría la tecnología capacitiva en sus pantallas, y esto hará que no podrás manipularlo con guantes, pero ojo, ¿Esto es realmente importante? teniendo presente que no deberías manipularlo en marcha tan sólo te molestará el hecho de que al pararte deberás quitarte uno de los dos guantes, puede que te parezca esto un incordio, pero tampoco es para tanto. También con suerte puedes llegar a dar con algún GPS con una antigua pantalla de las de tipo resistiva, con estas podrás utilizarlo sin quitarte los guantes.

La lluvia, desde luego que este no será un gran aliado para tu GPS de coche montado en el manillar de tu moto pero recuerda que existen fundas que puedes comprar y que claramente lo protegerán.

Y… un móvil en lugar de un GPS al uso

Para mi, es casi la mejor opción, sobretodo hoy en día, un buen soporte, una funda impermeable y descargar los mapas para poder navegar sin conexión

¿Qué no sabes que app es mejor? pues te damos una pista, no se si será la mejor pero es gratuita y tienes la posibilidad de descargar mapas de casi todo el mundo, y ojo, la calidad de sus mapas es impresionante, la he utilizado por media Europa y debo decir que pocas, muy pocas veces me ha confundido. Permite descargar los mapas, en la memoria SD de tu móvil, toda Europa son unos 12 Gb. España sóla 940 Mb. así que esta opción es de agradecer. Ummmm… y el nombre de la app? pues toma nota, Here Maps.

Que aporta, pues que tienes todos tus contactos, que puedes realizar búsquedas de restaurante y sitios para dormir y con dos pulsaciones copias o abres el destino en tu app de navegación, tu móvil a diferencia de un GPS es autosuficiente ya que tiene conexión a internet sin necesidad de Wifi.

 

 

No te pierdas: