No veas Asquerosamente Ricos

Hoy te traemos una recomendación negativa sobre una serie, se trata de la serie Asquerosamente Ricos. Filthy Rich en inglés.

Asquerosamente Ricos

Una serie que puedes dejar de ver al poco que comiences con ella. Dicho de otro modo, puedes pasar de ella como si nada, pues nada puede aportar. O al menos eso es lo que pensamos nosotros desde nuestro punto de vista.

Y quizá también desde el punto de vista de FOX, que ha acabado cancelando la serie, algo que no es de extrañar en absoluto.

Vimos los tres primeros capítulos de la serie esperando encontrar el punto de humor que destila una de las actrices de la serie en otras lindes.

Se trata de Kim Cattrall, la maravillosa y fantástica Samantha en la serie y la posterior saga de películas de Sexo en Nueva York. Un papel, el de Samantha, que estarás de acuerdo conmigo que derrocha magnetismo y simpatía.

Pues aquí, en la serie Asquerosamente Ricos a nuestra amada Kim la vemos vacía, sin gracia y a destiempo, en una serie que francamente ni entendemos ni vamos a poner más empeño en que nos agrade.

Esta serie se une a ese cada vez más abultada categoría de series que no debes ver

¿De qué va Asquerosamente Ricos?

En esta serie Asquerosamente Ricos, su prota, Kim Cattrall se mete en el papel de la madre de una familia de telepredicadores cristianos, los Monreaux.

La familia Monreaux al completo

Clan que atesora un gran poder y regentan un gran imperio económico. Todo en base a donaciones y a la venta de productos a través de su plataforma online.

A quién recomiendo esta serie

Bueno, en sí, Asquerosamente Ricos es una serie que no recomiendo a nadie pues no nos ha gustado, y realmente la audiencia que ha cosechado según Fox ha sido realmente baja.

El enfoque de Asquerosamente Ricos era ya de por sí origalmente poco ambicioso. M explico, en principio estaba destinado a ser una serie de media-baja audiencia, lo que en América llaman una serie de verano. Siendo el verano un momento del año donde se pretendía tener todos los capítulos listos para su emisión. El verano es tradicionalmente un momento de bajas audiencias y sobretodo de baja exigencia por parte de los espectadores, que son más proclives a tragarse cualquier cosa.

En cuanto a su ámbito demográfico, esta serie de Asquerosamente Ricos iba destinado a adultos entre los 18 y los 49 años.

Podría tener cabida para aquellos seguidores de su protagonista, pero es que ni eso, pues ya de por si la trama no sincroniza mucho con nuestra forma de entender la sociedad. Al menos aquí en España una inmensa mayoría de los posibles televidentes que estarían interesados en esta serie ven como anacrónico el tema de los «telepredicadores» es un hábito, profesión o como quieras llamarla que escapa un poco de la habitualidad en estas latitudes y que se siente una práctica tan lejana como increíble.

Reparto de Asquerosamente Ricos

La verdad es que confeccionar el típico y mecánico listado del reparto de una serie se convierte en un camino realmente cuesta arriba cuando no logras conectar con la trama.

Ni tan siquiera alcanzo un mínimo de conexión con ninguno de sus personajes. Más aún cuando alguien en quien «filmográficamente» confías, y con quien tienes una falsa vinculación personal en base a las numerosas risas que ha sabido sacarte, te falla estrepitosamente al verla como alguien totalmente desconocida.

Así que de su reparto poco o nada puedo destacarte más allá de Kim Cattrall con un papel y argumento tan sobreactuado como desafortunado.

Sobreactuado, esta vez sí, sin la amortiguación de la guasa y la comedia, la Cattrall se vuelve poco menos que insoportable.

Quizá una única mención a su marido en la serie, que es el único que en esos primeros capítulos lo hace medianamente bien, aunque no dudo que esto es así por el propio papel con el que le ha tocado lidiar, con momentos divertidos, más que por la interpretación. Me refiero a Gerald McRaney, el patriarca de la familia Monreaux.

Por su parte, contiene algunas interpretaciones odiosas, como la de Corey Cott, que de tan tonto resulta increíble, o Aubrey Dollar, su hermana en la ficción que resulta melosa hasta la misma tontería que el hermano.

Si te fijas, destacamos de forma superficial algunas de sus actuaciones no por lo gracioso, si no por la fidelidad hacia la tontería, hacia lo aburrido alejado de lo «chisposo», y es que en definitiva eso es lo que es este serie, una serie con falta de la suficiente chispa.

Segunda temporada de Asquerosamente Ricos

La serie ha sido cancelada en la finalización de la primera temporada, y por el momento no se habla de una posible e hipotética temporada, no es de extrañar debido a que la serie no ha gustado a prácticamente nadie.

Mejor así.

Author: El editor

Share This Post On