¿Nos vamos de pícnic?

¿Nos vamos de pícnic?
Valora este artículo

Siiii, ¡pues claro!, ¡vaya pregunta!, dime cuándo y dónde, y allí estaré.

¿A quién no le apetece de vez en cuando ir de pícnic?

Al campo, a la montaña, a la playa, cualquier lugar es ideal para hacer una pequeña escapada en compañía de la familia o de los amigos, y pasar un buen rato.

Sólo tienes que traer algo de bebida y comida para acompañarla  – el resto haremos lo mismo-, y ya está. Cuantos más seamos, más cosas traeremos y más nos divertiremos.

Otra cosa, las mascotas también son bienvenidas, así que, si tienes perros, gatos, periquitos o algún que otro cerdito, te los puedes traer contigo, que puedes estar seguro que no nos los comeremos, ups! Solo se trata de echar un rato en buena compañía y pasarlo en grande mientras podamos. Que como dice el dicho: “la vida son dos días, y ya vamos tarde…”

Bueno, pues lo dicho, ¿te apuntas? ¿Sí? ¡vale!

¿Que qué necesitas traer? Pues ya te lo dicho, algo para picar y compartir con los demás. Ah! ¿Que qué más puedes traer?, sí, claro, se me había olvidado. Pues es verdad, ¿qué otras cosas son necesarias para disfrutar de un buen pícnic?

Pues necesitaremos algún que otro artículo logístico para acompañar nuestros alimentos. Ya sabes, sillas, mesas, mantas para pícnic, vajilla para la ocasión, puf!, pues es verdad, no había caído en ello.

Venga, apúntate y a continuación te mostramos dónde adquirir estas “cositas”

Mesas plegables para pícnic

Pues como te íbamos comentando, aparte del avituallamiento alimenticio, necesitarás de un soporte donde desplegar la cantidad de comida buena que vais a consumir. Qué mejor lugar que una mesa con sus correspondientes sillas, ¿no?

Mantas para pícnic

Aunque si lo que prefieres es un pícnic de lo más tradicional, ya sabes, el de toda la vida, pues aquí os vamos a mostrar unas encantadoras mantas de pícnic, de lo más “chic”, donde poder sentaros y acomodaros en el suelo, mientras saboreáis las ricas viandas, acompañados de vuestros colegas más cercanos. Ya sabes, codo con codo, pierna con pierna, y muslo de pollo a la boca!

Cubiertos y cestas para  pícnic

No podíamos olvidarnos de los cubiertos ni de las cestas de pícnic donde transportar estas útiles herramientas culinarias.

Ya sé que para muchos de vosotros pensáis que con las manos, o mejor dicho, con los dedos, ya tenéis más que suficiente para comer. Vale, sí, por qué no, pero bueno, existiendo una oferta tan extensa de cubiertos divertidos y prácticos para ir de pícnic, ¿por qué no utilizarlos?

Y ahora las cestas para pícnic

Lo mismo sucede con las cestas para pícnic. Si queremos ser unos verdaderos profesionales en la materia, debemos ir preparados al “campo de batalla”. Con lo cual, estaréis conmigo en que es necesario llevar los accesorios adecuados para ello.

Miraros las cestas que os enseñamos, que ya veréis que son muy guapas, aunque algunos penséis que con unas simples bolsas de plástico hacéis la misma función. Sí, es cierto, pero con cestas mola más!

Más cosas para hacer un pícnic

Bueno, y si os habéis quedado con ganas de completar vuestro repertorio de artículos para hacer un pícnic, no os preocupéis porque aquí os estamos mostrando unas cuantas “cosillas” más, que podréis incorporar en vuestra lista de cosas para preparar una comida campestre. ¡Venga, animaros!