Objetivos zoom

¿Qué es un objetivo zoom?

 

objetivo-zoom

 

Un objetivo zoom es un objetivo de longitud focal variable. Es decir, es  un objetivo que en sí mismo contiene o puede contener diferentes distancias focales, desde un gran angular hasta un teleobjetivo.

De ese modo, un zoom u objetivo de focal variable permite alterar tanto el ángulo de toma, como la ampliación de la imagen y la profundidad de campo, sin cambiar de óptica.

 

Como ya te hemos comentado anteriormente, la característica principal de un objetivo zoom consiste en combinar en un mismo dispositivo diferentes ópticas, desde un gran angular hasta un teleobjetivo, para que puedas captar imágenes de todo tipo sin necesidad de recurrir a diferentes objetivos en función de la fotografía que quieras realizar.

Un objetivo zoom te ofrece esa gran ventaja de no tener que intercambiar las lentes cada dos por tres ya que te ofrece la posibilidad de reunir todas las distancias focales en un solo objetivo.

Por otro lado, esa disponibilidad de lentes conlleva asociado, quizás, un pequeño inconveniente. Y es que, el hecho de tener tantas ópticas juntas puede mermar la calidad de tu fotografía.

Actualmente existe una gran cantidad de objetivos zoom en el mercado, de todos los tamaños y todos los precios. Como en la mayoría de las veces, el valor de un objeto está proporcionalmente relacionado con las prestaciones que nos ofrece.

Seguramente, si nos encontramos con un objetivo zoom de elevado precio, lo más probable es que las características de ese objetivo están relacionadas con la calidad de las ópticas que lleva insertadas en su interior, y también con la luminosidad de esas lentes.

A mayor luminosidad, es decir, cuánta más obertura de diafragma tenga una óptica (f.1,4 – f.2 – f.2,8…), mayor calidad de imagen tendremos. Recuerda que cuanto menor es el número f, mayor luminosidad de objetivo.

Así pues, aquí tienes una pista para guiar tu elección a la hora de escoger entre un objetivo zoom u otro.

Del mismo modo, como ya te hemos comentado, un objetivo zoom puede abarcar diferentes distancias focales. Por ejemplo, podemos trabajar con un gran angular. Y, ¿qué te ofrece un objetivo de este tipo? Pues, puedes abarcar un gran campo de visión, ideal para fotografiar paisajes, bonitas panorámicas o, captar los interiores de grandes edificios o enormes mansiones.

Por otro lado, la distancia focal que te ofrece un gran angular se traduce en una mayor sensación de perspectiva al igual que una gran profundidad de campo. Gracias a esta distancia focal podemos abarcar grandes objetos o múltiples objetos desde distancias muy cortas.

Del mismo modo, pero a la inversa, mediante un objetivo zoom podemos trabajar con un gran teleobjetivo. Y, ¿qué conseguimos con esta lente? Pues básicamente, acercar aquellos objetos o aquella parte de la imagen que se encuentra a una gran distancia de la cámara.

Ideal para fotografiar detalles concretos que nos han llamado la atención, o personas o sujetos que por algún motivo queremos destacar. De hecho, podemos decir que la finalidad principal de un teleobjetivo es el retrato de personas, ya sea “capturándolas” de forma inesperada o bien intencionadamente (¿os viene a la mente los paparazzi?…, sin ofender, eh…)

Bueno, digamos que la principal característica de los teleobjetivos se debe a su gran distancia focal, ya que ésta reduce considerablemente la profundidad de campo, centrándonos en aquellos objetos o sujetos que son de nuestro interés.

Así pues, si os habéis fijado, un objetivo zoom os ofrece la posibilidad de fotografiar todo aquello que queráis, esté situado lejos o cerca de vosotros, sin necesidad de desplazaros de donde estéis.

Por otro lado, es una opción ideal para utilizar cuando viajamos, ya que con un sólo dispositivo tendremos más que suficiente, para traernos de vuelta todo aquello que hemos querido registrar para la posteridad.