Opinión series Magnun P.I.

Tenemos una nueva serie que no es nueva, pero en cambio es novedosa, me refiero a la serie Magnum P.I.. No es nueva porque está con nosotros desde 2018, aunque no habíamos reparado en ella en la redacción de tiroriro.com

Novedosa es, porque es un nuevo «remake» o podríamos llamarlo más propiamente «reboot». Es decir, una serie de otras épocas que se «trae» a la actualidad.

Esta vez el remake o reboot es de la serie del investigador privado Thomas Magnum Magnum P.I.

Serie con la que comparte el mismo nombre y personajes, pero no la esencia. Y es que mi, que era un seguidor fiel de la serie original,me ha dejado totalmente «ñe»

Aunque antes de machacar más esta serie que puedes ver en Prime Video, te diré que la nueva Magnum P.I. está basada en la serie original bajo el mismo nombre que protagonizó en los 80 Thomas Selleck.

Por cierto, sobre Selleck, no sabíamos nada hasta hace poco ya que ahora lo podemos ver en la serie Blue Bloods.

Desde luego la nueva serie de Magnum P.I. es de todo menos recomendable para los seguidores de la serie original. No porque se trate de una serie mala, no, pues la verdad es que entretiene, aunque en la lejanía.

Con la perspectiva que te da haber visto los 158 episodios de la serie original tiempo atrás, es fácil ver como el paso del tiempo oxida los esquemas y producciones audiovisuales de antaño. Tanto o más como no haber dado en el clave con el protagonista principal, ahora interpretado por un insulso Jay Hernandez.

Y es que dar con alguien de la talla, nunca mejor dicho, de Tom Selleck no es en absoluto fácil.

Una serie vacía, que no aporta

De alguna forma la nueva serie Magnum P.I. se trata de una serie vacía. En tanto que no te aporta nada más allá que el entretenimiento ligero. Y es que no consigue alcanzar la pura y ansiada evasión de la realidad. Le sobra lejanía y le falta empatía.

Lo primero, esa lejanía viene de que en ella nada es lo suficientemente atractivo para desengancharte de tu mundo real. No es de esas series que es comenzar y ser capturado en su trama, ni de lejos.

El esquema es como antaño, cada episodio está desconectado del anterior, no existe una trama continua más que la propia vida del prota. Ese ir y venir por las espectacular isla de Hawai con su colección de Ferraris.

Lo segundo, esa falta de empatía con el espectador, es lo que la condena desde mi punto de vista a dejarla de ver tras el visionado de los tres primeros capítulos.

Quizá esos eran los secretos del éxito de la serie original. Para empezar es innegable el magnetismo que demostraba Selleck episodio tras episodio en el papel del investigador privado, algo que el actual actor del reboot de Magnum no consigue ni por asomo en las carnes de Jay Hernandez.

Sólo Tom Selleck consigue ser Magnum

Tom Selleck el Magnum genuino, junto a su inseparable Ferrari GTO 348

Con esto no quiero condenar al actor Jay Hernandez, o tacharlo de malo, no, pero es que Selleck era único, tan socarrón como afable y creíble. Thomas Selleck le daba un encanto a su personaje que sólo él podía dárselo.

Cuando el listón del carisma está tan alto, dar con alguien con el mismo nivel es una tarea del todo imposible. Y es que por más que pienso y pienso, no veo en la actualidad ningún digno sustituto de nuestro Magnum original.

El resto del reparto de Magnum P.I

Al resto del reparto les pasa exactamente igual, ninguno de ellos nos llega a impregnar de esa simpatía y ese equilibrio entre polos opuestos que también conseguía la serie original. Sobretodo entre las duplas Magnum vs Higgins y TC vs Rick.

Entrañables personajes, todos los originales.

Ni que decir que la pérdida del personaje de Higgins de la original es imperdonable. O mejor dicho, la sustitución de nuestro Higgins original por una mujer, algo que desde mi punto de vista ha sido una decisión arriesgada de la productora.

El Higgins de la serie original, magistralmente interpretado por el actor John Hillerman, conseguía proferir a su personaje una flema británica sin parangón. A pesar de ser de origen americano.

Algo que no consigue ni por asomo la actriz que toma si relevo, Perdita Weeks.

He llegado a pensar que la actualidad, donde la equidad mujer/hombre está tan de moda ha habido un forzado que ha conducido a la productora a cambiar el género de tal pieza clave en la serie original.

O eso, o quizá se quería añadir una pizca de feminidad y porque no, de amor, a la consabida vida de solterón a la que le daba vida Selleck en la serie original.

Luego tenemos a los TC, interpretado por un grandullón Stephen Hill y a Rick tras el cual está Zachary Knighton, quién se pasa de músculo respecto al original. Sin ser pésimos, se quedan en meros actores haciendo un trabajo de guión, sin más sal que aportar.

Será la edad, la nostalgia que ella conlleva, pero parece que todos y cada uno de los actores originales conseguía imprimir algo diferente a sus personajes que te acercaba sobremanera a ellos.

Si en cambio no vistes la original, te recomiendo que te saltes esta y que busques por la red los 158 episodios de la serie original, aunque ochentera, seguro que te lo pasas con ella mucho mejor que con este anacrónico reboot de la serie Magnum P.I.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro