Portada » bits&bytes » Opinión sobre la marca Chuwi
Opinión sobre la marca Chuwi

Opinión sobre la marca Chuwi

Cuando hablamos de Chuwi hablamos de un fabricante de dispositivos chinos especializado en ordenadores portátiles, tabletas y minipcs.

Se diferencia de otros fabricantes chinos en que ha conseguido una gran popularidad gracias a ofrecer una gran calidad en sus productos a un precio prácticamente imbatible.

Una breve historia de Chuwi

Chuwi es una marca comercial propiedad de la empresa china Shenzhen Ditaier Technology, empresa que comenzó a funcionar por allá el año 2004.

Sus productos fueron en su inicio reproductores MP3 y MP4, luego optó por adentrarse en el terreno de las tabletas primero con algunas bajo Windows 8, por allá el 2016 y posteriormente con sistema operativo Android para finalmente abarcar también el de los ordenadores portátiles.

Chuwi, una marca con buena pinta

Logotipo occidental y chino de Chuwi

Chuwi es un fabricante que tiene dispositivos que convencen tanto por la calidad premium que desprenden en su construcción como por unos precios increíblemente ajustados.

Así de buenas a primeras y en cuanto a esa calidad de materiales y construcción deberíamos ubicarlo por encima de marcas super conocidas por todos como son HP, Lenovo y Acer en sus gamas media y baja.

Por encima quedarían los productos de Huawei, los de Microsoft, Samsung y otros fabricantes que tienen un enfoque más premium, tanto en la construcción y los materiales como en el precio.

Comparando Chuwi con otras marcas de portátiles lowcost chinas, como Teclast, Jumper y otras tantas que aparecen y desaparecen del mercado también Chuwi está claramente por encima de estas.

Con respecto a las marcas más conocidas, como HP, Lenovo, Asus, nos pasa una cosa muy curiosa, a nivel de acabados, de características excepto en las prestaciones de potencia, Chuwi está un paso por delante de las gamas bajas de las mismas, incluso permite codearse con las gamas medias ofreciendo algunso elementos netamente superiores como los acabados y las pantallas.

¿Por qué Chuwi es más barato?

Quizá te estarás preguntando que dónde está el truco para ofrecer precios económicos. La respuesta es en varias partes, veamos cuáles.

La garantía no es su punto fuerte, al igual que el soporte técnico en caso de problemas así que si eres de los que habitualmente recurren al SAT o viajan mucho y con ello exponen el dispositivo ante golpes y constante traqueteo, Chuwi no es tu marca.

Eso sí, si adquieres el equipo en Amazon pues tienes, como cualquier otro producto vendido en dicha plataforma derecho a devolución en 14 o 30 días, depende del momento del año puede variar, 14 días es lo mínimo.

Al ser un comercio de rigor que vende en Europa, también podrás solicitar una reparación en garantía, eso sí, que dure 3 años la cobertura, aunque por ley esto sea exigible, no sé yo.

Luego podemos encontrar más economía de producto en otros aspectos, como en la no publicidad en TV, ni tan siquiera en revistas del sector, también en sus embalajes, de cartón sobrio y poco dados a lujos, a diferencia de sus productos, que sí que tienen ese aire premium.

Una cosa importante que debes saber y donde también consiguen un importante ahorro de costes es que de ser un producto con teclado físico y no en pantalla, como los portátiles, estos no tienen una personalización de teclas adaptada para cada país.

Que qué es esto? Fácil, en el caso de España no existirá una tecal con la Ñ la Ç y otras grafías propias de España grabadas en ninguna tecla, los Chuwi en lugar de integrar las teclas adecuadas para cada tipo de teclado concreto te entregan uno universal en formato americano. Los teclados americanos no tienen tecla Ñ ni Ç ni acentos.

Para mitigar en parte esto, los de Chuwi te entregan de forma gratuita una especie de sobre teclado de silicona que ubica la Ñ y otras teclas en el mismo lugar que tendrían en un teclado normal.

Si bien, en mi caso, que soy usuario de Chuwi, esta funda no la utilizo, por dos motivos, no me gusta nada su tacto profiláctico y otra razón es porque no me hace falta ya que rara vez miro al teclado al escribir al conocer de sobras que tecla se corresponde a la Ñ, tecla que al pulsarla aunque en su grabado no figure Ñ si tienes configurado el teclado en español sí que escribirá en pantalla una Ñ.

Por otro lado está la reducción de precios de fabricación en sus componentes internos son de las gamas más bajas, el más caro de ellos es la CPU o procesador y aquí Chuwi utiliza procesadores de gama de entrada, Intel Celeron, que sólo son aptos para navegación por internet, ofimática y ver contenidos de streaming, pero no serían aptos para utilizarlos para diseño gráfico, edición de vídeo y jugar.

Las baterías también no cumplen con lo que el fabricante anuncia, como en la mayoría de fabricantes, pero claramente son baterías inferiores a las que puedes encontrar en equipos europeos, un Chuwi por norma media puede darte 3 horas o 3,5 horas de autonomía, mientras que un HP, Asus o similar llegará a las 5 de mínima.

No obstante estos componentes, cubrirán las necesidades de la mayoría, que es navegar, ver series y utilizar Word, Excel, PowerPoint derivados, herramientas que funcionarán perfectas en un procesador de gama baja.

Chuwi es mejor que marcas tradicionales

Chuwi supera a marcas tradicionales en algunos componentes, por ejemplo en los acabados de la carcasa, que en el fabricante chino Chuwi son metálicos, en metales de muy bajo peso por lo que además son más «portátiles» ya que pesan siempre 100, 200 o incluso 300 gramos menos que ordenadores más caros de marcas más reconocidos.

En sus pantallas destaca sobremanera comparadas con portátiles de marcas reconocidas, y es que cuando hace no mucho todos estos fabricantes ya asentados en territorio europeo ofrecían pantallas de 15,6″ con resoluciones de 1366×760 píxeles donde la calidad global era ínfima, Chuwi ya optaba por pantallas de 13,3″ con resolución de 1920 x 1080p.

En la actualidad cuando por fin parece que todo portátil de 13, 14 o 15 debe llevar una pantalla de 1080p, Chuwi eleva su resolución a los 2K, con resoluciones de 2160 x 1440, siendo el caso del LarkBook X analizado en la revista de nada más y nada menos que 2240 x 1400 píxeles.

Otra de las mejoras está en los formatos de pantalla pasan del típico formato panorámico de proporción de 16:9 al 3:2, un formato más cuadrado y que Apple, con sus más recientes MacBook está poniendo de moda, esta proporción más cuadrada mejora la navegación por internet al disminuir los marcos en blanco que siempre quedan en los lados de toda página web.

Por si fuese poco, el formato 3:2 y los ínfimos marcos de pantalla que tienen los últimos productos de Chuwi hacen que tengan un tamaño más pequeño, un peso menor pero que no pierdan superficie de pantalla.

Lo mismo pasa en la calidad de sus teclados, o en el hecho de que todos ellos son retroiluminados en diferentes niveles cuando en marcas como HP, Huawei, Honor y otros debes ir a modelos de gama alta o media-alta para contar con retroiluminación.

También mejoran otras marcas en que muchos de estos portátiles de Chuwi tienen un segundo conector para poder añadir una unidad de almacenamiento extra, es decir, contar con dos discos duros, la misma es accesible sin tener que desmontar la carcasa del portátil, sólo aflojando dos tornillitos.

Cierto es que podrás ver un portátil exacto o casi exacto al Chuwi de turno pero con otra marca, esto es así, ya que utilizan componentes o partes que se comercializan en China de una forma más o menos exacta. Pero luego en esa otra marca tendrás otros portátiles con un aspecto bien diferente entre sí, en cambio Chuwi siempre es fiel a un tipo de diseño, aspecto y nivel prestacional, que sin ser unos portátiles potentes tienen un nivel de acabados siempre igual, muy altos, y que poniendo el precio en la fórmula, en su conjunto impresiona lo que recibes por lo que pagas.