Portada » bits&bytes » ¿Para qué sirve una VPN?
¿Para qué sirve una VPN?

¿Para qué sirve una VPN?

Vamos a dar un repaso en profundidad, aunque eminentemente práctico y entendible por todos sobre qué son y para que sirven las VPNs.

De esta forma informamos para aquellos que no saben de su existencia y del mismo modo sentamos el conocimiento mínimo para comprenderlas y saber si merece la pena contratar estos servicios o no.

Ya de entrada conviene saber que lo que hace una VPN es dificultar nuestra identificación cuando nos movemos por la red, y es que durante la navegación por internet dejamos multitud de datos en diferentes servicios y páginas sin tan siquiera saberlo.

¿Qué datos dejamos en Internet?

¿Qué datos dejamos en Internet?

Una actividad en internet deja muchos datos y pistas sobre nosotros y nuestros hábitos que ni tan siquiera somos conscientes de ellos.

Piensa que una acción en internet va desde el usuario, o mejor dicho, desde uno de los dispositivos del usuario hasta el servicio final que quiera utilizar pasando previamente por diferentes redes, como el proveedor de servicios de Internet.

En todo ese recorrido dejamos ciertos datos, algunos de los mismos podrían ser de carácter personal incluso cuando lo que hacemos en internet no implique rellenar formulario alguno donde escribamos dichos datos.

Por ejemplo si visitamos la página web tiroriro.com desde un móvil Android de Xiaomi en el que tenemos insertada una tarjeta de Pepephone, nuestro móvil se conectará a la red de pepephone diciendo que es un móvil Xiaomi con el sistema operativo Android bajo la versión tal y con tal configuración de pantalla que quiere conectarse a tiroriro.com.

Pepephone grabará dicho intento de conexión asociándolo un cliente suyo a una dirección IP única en el mundo en ese momento bajo un dispositivo concreto, ese móvil Xiaomi, y que visita la página web de tiroriro.com a la hora tal y hasta la hora tal.

Por parte del servicio utilizado, en este caso nosotros, tiroriro.com recibimos la información de que una dirección IP, de la cual podemos conocer el operador, la IP con ubicación a nivel de país y posiblemente de provincia, el tipo de dispositivo, ese móvil Xiaomi, así como algunos otros datos técnicos.

Toda esta información quedará registrada por al menos un año según se establece en el BOE que puedes consultar en esta dirección online.

Qué pueden saber sobre nosotros con esos datos

Esto de mostrar la IP y otros datos, desvela información sobre la conexión que realizamos, es decir, que estaremos facilitando esos datos una y otra vez, siempre de forma no consciente, tanto al proveedor de servicios de internet como al servicio en sí o página que queremos visitar.

No importando si nuestro proveedor es Movistar, Vodafone, Jazztel, Orange, Másmóvil o el que sea, todos ellos deben guardar durante al menos un año nuestro perfil de cliente legal, el que paga las facturas, con la relación de actividad en la red.

Esta actividad incluye información sobre las apps que utilizamos y las páginas que visitamos, no importando el tipo de las mismas. Quedará grabado en nuestro perfil nuestras intenciones de visitar tal página web o tal servicio,

Estos datos que mostramos son para empezar la dirección IP, que nos identifica como personas o grupo familiar de personas y que el proveedor de internet sabe a qué cliente y con que DNI se corresponde, incluso conoce la dirección física donde se ubica esa conexión, sea mediante wifi en nuestras casas o mediante triangulación de antenas de móvil si nos conectamos fuera de casa con el móvil.

Si bien esa información de direcciones física no llega a la página o servicio que visitamos o usamos si que mediante un proceso matemático pueden establecer la ubicación aproximada de dicha conexión, por ejemplo saber con una certeza casi del 100% el país de procedencia e incluso la región provincia de dicha conexión.

Otros datos que pueden conocer tanto el proveedor de servicios como la página o servicio visitado es el tipo de dispositivo, incluso el modelo y algunas de sus características, así que pueden mapear que desde una misma dirección IP hay un número determinado de dispositivos que se conectan y hacer un perfil o inventario digital, estableciendo que de esa casa ubicada en España y en la provincia de Madrid, se conectan hasta 6 dispositivos diferentes, siendo estos 1 televisión inteligente Samsung de alta gama, 2 ordenadores portátiles de la marca Apple, 1 tablet iPad, 2 teléfonos iPhone modelo tal, 1 móvil Android modelo tal.

Dicho esto, y debido a que en internet realizamos lo que casi podríamos llamar toda una vida digital, estaremos revelando nuestras necesidades, inquietudes y otras intimidades.

Podrías pensar que son datos poco reveladores, y en parte es así, pero existen redes como la red de anuncios de Google que están presentes en casi todas las páginas web del mundo y que conocen sus temáticas, de forma que cruzando datos pueden generar completos perfiles de usuario con sus intencionalidad de búsqueda, de compras, intereses, etc.

El inventariar todos estos datos, por ejemplo que se trata de modelos de alta gama o de gama baja de estas u otras marcas junto a la ubicación de las mismas puede establecer un perfil de familia más o menos adinerada, y con ello así mostrar promociones, anuncios e informaciones perfilados hacia un sentido u el otro.

Por ejemplo si visitamos páginas de salud sobre una enfermedad concreta, nuestro proveedor de datos sabrá que estamos interesados en dicha enfermedad, pudiendo de alguna forma establecer que la sufrimos.

Lo mismo pasará si acostumbramos a visitar periódicos digitales con una cierta coloración política, o si nos interesamos por un partido político en concreto, o si lo hacemos incluso por un equipo de fútbol, estaremos dando datos sobre nuestras preferencias.

Por supuesto si hacemos actividades que por desconocimiento o voluntad no son del todo lícitas, aunque no estén de alguna forma mal vista a nivel social, como ver porno en la red, descargarse películas de internet, descargar juegos de consolas o de PC piratas, el registro de estas actividades quedará en los archivos de actividad de usuario que guardan las operadoras.

¿Qué es una VPN?

La palabra VPN es el acrónimo de Virtual Private Network, o Red Virtual Privada, y de alguna forma es crear un acceso a la red privado, donde no mostramos nuestros datos reales.

De una forma más entendible, digamos que una VPN funciona como un túnel entre nuestro dispositivo y la página o servicio final, quedando invisible a los ojos de nuestra operadora, pero que a su vez y de cara al servicio final también repercute, ya que este no nos verá con nuestro «dispositivo» original.

Subiendo el nivel explicativo podemos decir que una VPN es un servicio que provee la plataforma llamémosla «lanzadora», mediante la cual nosotros nos conectamos a la plataforma lanzadora con nuestra conexión de internet habitual.

El proveedor de servicios de internet, ese Movistar, Vodafone o el que sea registrará que nosotros con una IP única y concreta y como usuarios tal y tal, con nombres ya apellidos tal y tal nos hemos conectado a la «plataforma lanzadora», pero sólo conocerá los datos de nuestra actividad justo hasta esa «plataforma lanzadora», luego ya perderá toda pista y posibilidad de registro de la actividad que realicemos desde esa plataforma lanzadora.

Una vez en esa «plataforma lanzadora» que realmente es la VPN, y desde allí visitaremos las páginas y servicios que deseemos a través de una conexión que el servicio de VPN nos presta temporalmente, lo que incluirá una IP diferente a la nuestra real, dependiendo del servicio la VPN nos puede permitir elegir diferentes direcciones IPs pertenecientes a diferentes países.

La navegación que realizamos desde la «plataforma lanzadora» no quedará registrada en el proveedor de servicios local, ya que no tiene acceso a dicha navegación, si bien esa información podría almacenarla o no la propia plataforma lanzadora o VPN.

En este sentido, comentar que son muchas las VPNs que afirman que no guardan los datos por más de 24H y que son borrados de forma automática transcurrido ese tiempo.

Utilidad teórica de las VPN

Así que podemos establecer que las utilidades teóricas del uso de las VPN todas giran sobre la misma funcionalidad, ocultar tus datos de navegación y uso de la conexión a internet.

Digamos que utilizar una VPN es un método por el que no mostraremos ni a la operadora de acceso a internet ni al servicio final que utilices a través de dicha VPN tu dirección IP real.

Si bien dicho así no nos muestra mucho sobre la verdadera utilidad en el mundo práctico ya que para ello deberíamos saber el motivo por el qué querer ocultar nuestra dirección IP real, así que veamos un poquito alguno de los motivos.

Utilidad de las VPNs en el mundo real

Tras toda esta información sobre la teoría y los datos que entregamos al navegar por la red, vamos a ver algunos ejemplos prácticos para el uso de una VPN.

Ver la TV de tu país cuando viajas o estás viviendo fuera

A veces por diferentes motivos, sea trabajo, estudios u ocio, puedes encontrarte viviendo en un país extranjero, y desde este país no puedes ver la TV local que estabas acostumbrado a ver cuando vivían en tu país natal.

Ver la TV a través de internet es la solución, pero tras ir a la web de una de las cadenas o canales de tu país te encuentras que el operador o la propia web te dice que desde esa dirección IP o ubicación no se pueden ver dichos canales.

Esto pasa muy a menudo ya que muchos programas y transmisiones deportivas se contratan para poderse ver en determinados entornos geográficos, y fuera de dichas fronteras no se permite la visualización.

En esos casos es tan fácil como utilizar una VPN para saltarse dicha prohibición.

Saltar los vetos estatales a la información

Saltarse restricciones geográficas a diversos contenidos, por ejemplo en caso de que vivas en un país totalitario donde se prohibe el acceso a determinadas páginas web por decisiones del estado que puedes o no compartir, al utilizar una VPN

Esto recientemente ha sucedido en países como Rusia y China, regímenes totalitarios ambos donde el estado decide por sus ciudadanos que es lo que pueden y no pueden ver.

De esta forma los gobiernos lo tienen fácil para colorear las noticias e informaciones y así poner a la opinión pública, mermada por sus restricciones, a su favor.

Unas prácticas descabelladas pero que es palpable y evidente que ponen en marcha dichos gobiernos de forma sistemática.

Así que si eres un periodista, corresponsal o sencillamente quieres tener un acceso libre y no tutelado a la información pero vives en alguno de los muchos países totalitarios, deberás utilizar una VPN sí o sí.

Acceder a web de descargas

Si bien no es lo mismo que un veto a diferentes medios de comunicación o al uso de determinadas apps de redes sociales, hay países, como la propia España que veta el acceso a determinadas webs de transmisión de partidos de fútbol online gratis, descargas de películas y series o incluso de descarga de videojuegos.

Este veto lo aplican las operadoras de internet, y lo hacen tras recibir una orden judicial de que tal web ha sido denunciada por una empresa, probablemente dedicada a la gestión de derechos y quien consideran que el contenido que ofrecen dichas páginas infringe ciertos derechos.

En esos casos el juez que recibe la orden puede emitir un comunicado a las diferentes operadoras para que tras recibir una petición de cualquier de sus usuarios para acceder a dicha página les vete a estos el acceso a esa web.

Pues en estos casos, la opción de utilizar una VPN hará que te saltes el control del proveedor de acceso a internet, a quien tu pagas una factura por acceder a dichos servicios.

Esto te permitirá ver partidos de fútbol en páginas famosas que han sido prohibidas en España, así como descargar series sin que te «capen la conexión» y sin que quede una constancia de ello.

Ver partidos de fútbol online

Por muchos es sabido que las ligas de fútbol, como podría ser LaLiga Santander no es visible desde dentro de España por ninguna plataforma abierta y para disfrutar del fútbol de primera división o bien debes ir a algún bar donde tengan los canales de LaLiga o pagar una cara suscripción a operadoras y plataformas de streaming.

Pues bien, se da que algunos partidos se pueden ver en otros países en TVs públicas, esto es debido a acuerdos internacionales de derechos de transmisión e intercambios entre LaLiga o los canales y operadoras.

Si intentas acceder directamente y sin VPN a las correspondientes páginas web de estos canales extranjeros detectarán tu IP como proveniente de España y vetarán el acceso a dicho contenidos.

En estos casos algunos usuarios españoles utilizan VPNs para conectarse a las webs de dichos canales extranjeros donde se transmiten partidos de la liga española en abierto mediante el uso de VPNs.

Con la VPN no te reconocerán como proviniente de España y podrás disfrutar de dichos partidos de fútbol gratis.

Utilizar apps prohibidas

En el mismo sentido muchos países prohíben el uso de apps como Facebook, Twitter y otras alegando muchas veces burdas tonterías, como que consumen demasiado tiempo productivo a sus usuarios.

Vetar el acceso a determinas apps, algunas de ellas redes sociales es vetar el acceso libre a la información.

El porque lo hacen es más que evidente ya que con ello consiguen acallar y controlar que la información que se difunde en estas apps de redes sociales y que en ocasiones pueden resultar contrarias a las opiniones y acciones del gobierno.

En todos estos casos de apps que no permiten ser utilizadas, también podrías burlar la prohibición a determinadas apps que un país