Pepinos italianos Aprilia Tuono V4 X

Aderezar tu vida poniendo un ingrediente tan y tan picante como la exclusiva Aprilia Tuono V4 en su versión X, esta especia es sin lugar a dudas de lo más picante que puedes llegar a añadir a tu día a día si te gusta esto de las dos ruedas.

Aleix con la V4X

La Aprilia Tuono V4 X es un portento de la ingeneria mecánica, una moto exclusiva, con un precio exorbitado.

Esta Tuono en su versión X es una moto del tipo naked o a tenor de sus características y prestaciones, una auténtica hypernaked.

Sin apenas concesiones para el piloto más allá de ofrecerte la posibilidad de cabalgar un auténtico misil, te puedo contar que tiene lo justo, un asiento y un manillar donde asirte con todas tus fuerzas cuando le retuerces la oreja a fondo a este tetracilíndrico en V que aúlla como un auténtico lobo.

Es una digna heredera de muchas de las tecnologías que podemos ver en motogp en el seno del equipo Aprilia.

Donde tenemos a dos pilotazos como Aleix Espargaró y Maverick Viñales.

En las fotos podeis ver al piloto de Granollers en pista con la Tuono V4X.

Si la miramos detenidamente, a esta moto destaca sobre todo sus «anchas narices» esos alerones ubicados en la parte frontal que le otorgan una imagen increíble, totalmente cogidos del equipo de MotoGp y que no pasarán desapercibidos allá por donde vayan, se mire por donde se mire.

La V4X surge de la de por si también potente Aprilia Tuono V4 a secas, siendo esta una naked digamos que más de serie, que entrega 175 cv en su última revisión, una vez ya apta para el Euro 5 y que cuesta algo menos de los 20.000 euros.

Pero aquí no hemos venido a hablar de la V4 a secas, si no de la V4 X… así que vamos a despejar la X

La Aprilia Tuono V4 X sobre el papel

Pepinos italianos Aprilia Tuono V4 X

Con los números en la mano este portento italiano de corte exclusivo por el que tendrás que pagar casi de 35.000 euros, entrega nada más y nada menos que 220 cv a la salida de su cigüeñal.

Se trata de una potencia 35 cv superior a la del modelo del que deriva, la Tuono V4 a secas, un motor ya visto en las Aprilia RSV4 1100 Factory

¿No te enamora la Tuono V4X? A mi desde luego sí

Casi nada, sobre todo si tenemos en cuenta su delgada cintura que en la báscula marca exactamente 166 Kg.

La Aprilia Tuono V4X es todo un peso pluma, consigue su reducido peso con a pesar de montar un motor descomunal y lo hace gracias a que se encuentra optimizado y es más estrecho de lo habitual.

Si cogemos la calculadora y dividimos esos 166 Kg de peso entre los 220 cv tendremos una relación de potencia por cada kilogramo de peso absolutamente brutal, el motor necesitará sólo 0,75 cv para mover cada kilogramos de peso.

221 cv para 166 Kg una relación peso potencia de absoluta locura

Esta relación poniéndola en comparación y cogiendo ya lo que sería una moto considerada como deportiva media. digamos que algo así con 190 Kg y 100 cv de potencia veremos que obtenemos que precisa de 1,8 cv por cada kg, es decir, que a esta Aprilia le va a sobrar potencia por todos los lados.

La entrega de potencia es la típica de un motor en V, menos fina que la de un tetracilíndrico en línea, pero con la potencia más repartida a lo largo de toda su banda de potencia, que no es precisamente pequeña, aunque como es lógico para conseguir esa potencia extra sobre el modelo de serie han tenido que conseguir más revoluciones en la parte alta del tacómetro antes de cortar la alimentación.

Claro que no sólo de motor vive el piloto, si no que también hay que sacarse el sombrero sobre su parte ciclo, porque en algún momento deberemos parar esos 166 kg de peso lanzados a más de 250 Km/h, y para ello cuenta con una bomba de freno radial que accionarán las pinzas firmadas por Brembo del modelo GP4-MS encargadas de morder los discos delanteros fabricados en acero con tecnología T-Drive.

Brembo GP4-MS

Continuando con la parte ciclo, tenemos la incorporación de los Öhlins Smart EC 2.0, un sistema de amortiguación de alto voltaje que no se para hasta llegar a las mismas gomas, unos slicks montados en una llantas Marchesini forjadas en magnesio.

Además tendremos la sonora compañía de un escape Akrapovic acabado en carbono y una línea completa de colectores fabricados en titanio para conseguir sumar lo menos posible antes de ponerla sobre las báscula.

Finalmente tenemos la electrónica, afilada por la propia Aprilia Racing y es que cuenta con una electrónica soberbia, capaz de regular el freno motor, el antiwheelie, y que ofrecerá para aquellos aficionados que entren a circuito una información de tiempos por vuelta de piloto profesional.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On