Portátiles chinos: Chuwi UBook Pro

En la foto el Chuwi UBook Pro abierto sobre su pata trasera

Prueba del Chuwi UBook Pro

Hoy te traemos el la prueba del Chuwi UBook Pro de 12,3″, si bien resulta del todo imposible hablar de este nuevo portátil, tablet, convertible, o como prefieras llamarlo, del fabricante chino Chuwi sin mencionar el producto estrella de Microsoft, el convertible de Microsoft, Surface Pro.

Sobre Chuwi, como bien sabrás ya hemos analizado unos cuantos ordenadores portátiles en tiroriro.com, y la coincidencia hasta el momento es que son de una calidad inusitada.

Este tipo de prácticos ordenadores portátiles que se convierten en tablet al poderse separar el teclado de la pantalla no son unos ordenadores realmente vistos. Aunque si te fijas en el gobierno español, son muchos los ministros que llevan uno, probablemente porque paga el estado.

Su escasa difusión a pesar de ser unos ordenadores muy capaces puede ser debido a su elevado precio en comparación con portátiles de similares prestaciones en cuanto a potencia, RAM y disco duro.

Pero como esperábamos desde tiempo atrás, llega Chuwi con sus excelentes portátiles para dar un golpe sobre la mesa y mostrarnos sus cartas, su clon de la Surface, el denominado Chuwi Ubook Pro ha llegado para sorprendernos, sigue leyendo nuestro análisis sobre este formidable portátil convertible 2 en 1 de origen Chino.

Materiales y acabados del UBook Pro

Los diferentes materiales con los que está construido el uBook Pro de Chuwi son de primera calidad, como el aluminio de su carcasa de tan sólo 9 mm de espesor y es que como ya he dicho este fabricante chino destaca tanto por materiales como por acabados.

Realmente es muy difícil encontrar un tablet con estos acabados a estos precios, Chuwi se ha especializado en ofrecer un tipo de ordenador que nadie estaba cubriendo, este subsector donde el fabricante chino ha encontrado un filón es en los equipos de prestaciones medias pero con grandes acabados.

Así, fabricantes ya más reconocidos en España, aunque también de origen o fabricación china, como HP y sobretodo Lenovo ofrecen equipos de prestaciones medias con acabados de escasa calidad, mientras que los acabados de alta calidad es exclusivo para equipos de grandes prestaciones que montan lo último de lo último.

A fin de cuentas, hoy en día, los ordenadores actuales de gama media son sobradamente capaces de afrontar la tareas típicas diarias por lo que raramente necesitará esa potencia extra, que al final no resulta tanta, que te ofrecen los equipos de gama alta como los Lenovo táctiles convertibles o las propias tablets Surface de Microsoft.

Tamaño del Chuwi UBook Pro

El equipo de Chuwi cuenta con unas medidas de 292 x 208 x 8,5 mm, resultando muy fino en mano, tamaños que justamente coinciden con las mismas medidas que su rival de Microsoft.

En cuanto a su peso, se trata de un equipo bastante ligero teniendo en cuenta su tamaño, dejando un dato en la báscula de 770 gr., también igualando al Surface.

Pantalla y sonido del Chuwi UBook Pro

Su pantalla, cuenta con un formato de 3:2 y es de nada más y nada menos que de un formidable tamaños de 12,3 pulgadas.

Este tamaño nos otorgará una gran comodidad a diferencia de otras tablets que se quedan en escasas 10,11 pulgadas, a la hora de utilizarla tanto en formato ordenador como en formato tablet para por ejemplo leer páginas webs o revistas descargadas de internet en formatos PDF o similares.

La pantalla es de una calidad prácticamente al mismo a la que equipa por ejemplo el Surface Pro 6, es IPS y es táctil con una sensibilidad de 4096 niveles de presión, permite el uso de stylus, el HiPen H5, lápiz que hay que decir no nos venía en la unidad analizada.

Los marcos no están mal, aunque son sensiblemente mayores que los vistos en las últimas Surface, o inclusive en los portátiles LapBook Pro o Aerebook de la propia Chuwi.

La superficie táctil del UBook Pro nos viene con una cubierta oleofóbica integrada que la hace prácticamente no se quede manchada de forma constante con nuestras huellas dactilares, es decir no queda tan marcada como algunos otros tablets existentes en el mercado.

La pantalla cuenta con una resolución de 1920 x 1080, es decir Full HD. Para mi la mejor resolución para pantallas de tamaños hasta las 15″, más resolución me resulta innecesaria en estos tamaños. Su brillo es notable, superior a la comentada Surface.

Alrededor de su pantalla encontraremos diferentes puertos de conexión que veremos más adelante, así como los botones de subir y bajar el volumen y el botón de encendido, también encontraremos una cámara de 2 megapíxeles en la parte frontal y otra de 5 megapíxeles en la parte trasera.

La inclinación de su pantalla se puede ajustar entre 0 y cerca de unos buenos 145 grados, en cuanto a su estabilidad decir que gracias a este soporte o pata parece sólidamente asentado.

Los altavoces están situados a cada lado de la tableta, debajo del mismo soporte, no tienen una correcta reproducción de las frecuencias graves, como lamentablemente era de esperar, pero claro, con cajas de resonancia de 8,5 mm a lo sumo tampoco podíamos esperar mucho más, además de los altavoces incorporados el equipo cuenta con salida para auriculares mediante una clavija estándar, por si los prefieres en lugar de unos buenos auriculares inalámbricos por bluetooth.

Teclado touchpad y lápiz del Chuwi UBook Pro

El teclado es un teclado retroiluminado que imita en cuanto a disposición de teclas al de su competidor Surface. Funciona de forma correcta para un uso ocasional, pero como en el caso del de Microsoft no será del todo apto para largas sesiones de escritura, así que depende de como quizá necesites conectar cualquier otro teclado de dimensiones normales, uno de PC te sirve, a uno de sus dos puertos USB, o si no quieres cables, podrás hacerlo con algún teclado bluetooth.

El touchpad integrado en el propio teclado, como en cualquier otro portátil, en el Chuwi el touchpad no nos ofrecerá una buena experiencia de uso y posiblemente acabaremos utilizando nuestro dedo o conectando un teclado normal a nuestro convertible.

El lápiz, bajo el nombre de HiPen H6 pesa tan sólo 16 gramos de peso, y cuenta según especificaciones con una resolución de 4096 niveles de presión, si bien no venía en la unidad analizada y por tanto no hemos podido probarlo.

La batería del lápiz debería de proporcionarnos cerca de los 90 días de uso o 180 días en reposo, se recarga mediante un puerto microUSB existente en su parte superior, bajo un capuchón, a su vez dicho lápiz es compatible con Surface Pro a partir del modelo Pro 3.

Conectividad del Chuwi UBook Pro

El Ubook Pro está especialmente bien preparado en cuanto a posibilidades de conectividad, resultando superior a la de su más caro adversario, la Surface Pro.

Para conectividad con datos incorpora Bluetooth en una versión 4.2, nada de 5.0 en este caso y un módulo WLAN que ofrece un rendimiento de datos inferior al de una Surface Pro 6 pero netamente superior al de un iPad 2019

Cuenta con dos puertos USB 3.0 de tipo normal uno a cada lado, un conector USB tipo C que permite ser utilizado para carga además de permitir la carga con un típico adaptador de corriente normal de clavija redonda.

Para conectarlo a un monitor externo cuenta con un conector micro HDMI, en su lateral observamos la presencia de un lector de tarjetas microSD y un jack de 3,5 mm para la conexión de auriculares.

Rendimiento del Chuwi UBook Pro

Chuwi equipa al UBook Pro con sistema operativo Windows 10, y un procesador Intel Core m3-8100Y de refrigeración pasiva y con un consumo de escasos 4,5 W.

Esta CPU de Intel fue lanzada durante el tercer trimestre de 2018 y está fabricada en tecnología de 14 nm. No es sin lugar a dudas lo último de lo último en cuanto a diseño de procesadores, pero son estos procesadores, digamos que algo más antiguos, los que permiten a Chuwi ofrecer precios tan competitivos.

OjO, que el hecho que sean procesador de hace un cierto tiempo no significará en absoluto que nos vayan a ofrecer un rendimiento escaso, al contrario, este modelo se mostrará sobradamente capaz para prácticamente cualquier tipo de tareas en tu día a día, eso sí olvídate de jugar a juegos que no sean sencillos gráficamente, esto no es un ordenador gaming, como tampoco lo es su rival la Surface Pro.

La CPU que monta el Chuwi cuenta con dos núcleos físicos e hyperthreading lo que le hará sentirlo prácticamente como si se tratase de un ordenador de 4 núcleos, su capacidad de turbo o overboost es francamente notable, siendo capaz de pasar de los 1,1 Ghz de reloj normal hasta unos 3,4 Ghz. sobre el papel, en nuestras pruebas llegó hasta los 2,7 Ghz momento en el que el conjunto alcanzó los 80º internos y bajó su frecuencia hasta unos más comedidos 1,4 Ghz que permitieron rebajar la temperatura a cerca de los 60º

En líneas generales y para que tengas una mínima referencia te contaré que su rendimiento se encuentra entre la Surface Go que ya analizamos previamente en tiroriro.com y la Surface Pro 6.

Destaca sobre ambas en su rendimiento en pruebas mononúcleo, donde el Chuwi es superior a la Surface Go en un 36%.

Si lo comparamos con por ejemplo un portátil como el Aerobook, también de Chuwi, pero que calza un procesador m3-6Y30 de sexta generación en lugar de octava, como es el caso del analizado, el rendimiento del UBook Pro es de un 35% superior.

En cuanto a pruebas multinúcleo quedará claramente mermado con su «dual core» al compararse con soluciones a priori más sencillas y antiguas pero con un mayor número de núcleos. Por ejemplo rendirá un 25% menos que un equipo que funcione con un Intel Celeron 4100 como el maravilloso portátil LapBook SE también de Chuwi que ya analizamos hace un año aproximadamente.

Si nos vamos en la búsqueda de prestaciones sintéticas, en base a pruebas, este Chuwi UBook Pro obtiene algo más de 6.000 puntos en la prueba multinúcleo de Geekbench 4, y 3707 en la mononúcleo.

A la unidad central le acompaña una gráfica integrada Intel Graphics 615, que aún siendo claramente inferior a las 620 que equipan algunos competidores, nos permitirá reproducción de vídeo UHD o 4K, aunque su pantalla sea FullHD podríamos conectarla mediante a una pantalla 4K externa.

En cuanto a su memoria principal, este Chuwi viene equipado con 8 GB de memoria en formato LPDDR3, esta es una memoria de de un solo canal pero que nos servirá para todo tipo de tareas.

El UBook PRO para el almacenamiento en disco cuenta con un SSD Netac de 256 GB del tipo m2. que se queda claramente por debajo de otros equipos al ofrecer unas velocidades de lectura inferiores a 475 Mb/s y de 370 Mb/s en escritura. En línea con lo esperado para este tipo de discos.

Batería del convertible de Chuwi

El Chuwi Ubook Pro no destaca por ser un ordenador portátil con gran autonomía, esta ha sido quizá la pega más grande que le he encontrado a este equipo pues la ha sido de poco más de tres horas y media en la reproducción de vídeos a través de Internet con la pantalla a su máximo brillo.

Si bien la media registrada con tareas ofimáticas y un uso del navegador de internet ocasional, se sitúa en unas mejores 5 horas y 30 minutos.

El tiempo de recarga mediante el cargador de CA es bastante lento, cercano a las 3 horas completas para una carga al 100%

Parecidos razonables entre el uBook Pro y la Surface Pro

El parecido del Chuwi Ubook Pro con la Surface Pro 7 es desde luego increíble, tan sólo su peana difiere de forma notable con el convertible de Microsoft, supongo que por motivos de patente legal.

Incluso el teclado, que es separable del cuerpo del portátil, al igual que en la Surface Pro es visualmente parecido, no así los materiales, que abandonan en el modelo chino esa textura denominada alcántara para ser de mero plástico, aunque con cierta calidad.

Opinión sobre la prueba del Chuwi UBook Pro

El Chuwi Ubook Pro es un convertible que recomendaré a todo aquel que esté pensando en la compra de una Microsoft Surface, es una mejor inversión, con casi la mitad de precio, diferencia que podrás utilizar para adquirir otras cosas o para cambiarte el equipo pasados unos cuatro o cinco años.

Estos equipos convertibles con cuerpos de aluminio y pantallas táctiles, disponen de baterías internas difícilmente accesibles, requieren pistolas de calor y ser realmente un experto para por ejemplo poder cambiar las baterías.

Te cuento esto porque en mi experiencia propia, siendo poseedor de una Microsoft Surface Pro 3 con un problema en la baterías, un drenado de la misma con el equipo apagado, pues bien, fíjate que la propia Microsoft me está pidiendo 600 euros por la reparación/cambio de mi Surface.

Descartando dicha reparación por ser de un precio desmesurado consulto otros servicios técnicos alternativos, donde me piden unos 150 euros de mano de obra al que deberé añadir el coste de la batería y un circuito mosfet, cercano a los 80 euros, es decir, sumado unos 230 euros, además de que tampoco me aseguran que se corrija del todo mi problema y la verdad… viendo estos precios y calidades en este Chuwi me hace despedirme del todo de comprar una nueva Surface en el futuro, prefiero gastarme la mitad en este Chuwi y cambiarme el equipo por uno nuevo cuando la batería muestre claros signos de fatiga.

Comparando peras con peras, y sin tener en cuenta la reparabilidad del conjunto y el precio, tan sólo la duración de su batería quedará claramente por debajo de la opción de Microsoft, opción que a su vez es mucho más cara para una misma configuración, hablo del doble de precio.

En cuanto a las diferencias en prestaciones del equipo, aunque las del UBook Pro puedan resultar algo inferiores sobre el papel a las obtenidas por la Surface Pro 6 o 7, puestas en la práctica no serán apreciables a menos que tengas que editar vídeo constantemente, para el resto de tareas prácticamente no notarás diferencia alguna.