Prueba de la Aprilia Tuono V4 RR

Probamos una de las motos naked que probablemente más esencia bebe de la competición.

La Aprilia Tuono V4 RR es probablemente la moto de calle que menos de calle he probado, y es que muchos pilotos semiprofesionales que han montado a la italiana dicen que se trata de una moto con tacto de auténtica superbike, yo no he probado, todavía, ninguna superbike, pero seguro que será algo parecido a la Tuono V4 RR ya que como mínimo esta moto ha sido hasta día de hoy lo más parecido a un misil con asiento que he tenido la suerte de probar, aunque pensando, pensando, tampoco creo recordar haber probado todavía ningún misil, y espero no hacerlo, por la cuenta que me trae.

Bromas aparte esta moto te ofrece una potencia a raudales, la Tuono V4RR es una Aprilia RSV4 a la que han desprovisto de gran parte del carenado y que como tal, te proporciona un fabuloso tacto con auténtico sabor a moto de carreras.

Quizá la duda para adquirir esta moto no será otra que, ¿Necesito tanta potencia? A lo que ya te respondo, no, a menos que pretendas competir o entrar asiduamente a circuito… a lo que te deberías formular otra pregunta… ¿Realmente voy a entrar de una forma constante a hacer tandas en circuito? Porque de lo contrario la Aprilia Tuono v4 RR no la disfrutarás en todo su esplendor y es que, esta Tuono V4 pertenece a ese pequeño grupo de motos que no te las acabarás nunca, por muy quemaete que seas.

Y es que esa la gran duda que puede condicionar su compra, su falta de practicidad, y ¿es que utilizarías una moto de 175 cv para ir cada día a tu lugar de trabajo? ¿y para irte de vacaciones? los habrá que sí, desde luego, pero en su mayoría te responderán que no, así que la realidad es que si sólo te puedes permitir una única moto, moto que vas a usar para todo le estarás dando un mal uso, un uso para el que no fue diseñada esta gran deportiva. Pero si tu pasión son las tandas en circuito darás de lleno en el clavo con esta moto… tal como reza un adhesivo de serie en sus laterales… #be a racer

¡Vamos con la prueba! tras recogerla y tras circular brevemente por ciudad hasta encarar una carretera de montaña y en el momento que trazas esas primeras curvas en las circunvalaciones para salir de la ciudad ya estarás notando que la Aprilia es una moto que se nota increíblemente sólida, debido a un tarado de suspensiones y una geometría ideado para tal fin.

Transcurridos unos primeros minutos de toma de contacto es cuestión de escasos minutos que ya notas que es una moto extremadamente ágil y rápida en el cambio de direcciones, se presta, parece sumamente dócil en todo momento y es que pesa poco más de 180 Kg. Que ganas de llegar a una de mis carreteras favoritas para ver como se mueve esta RR tras enrroscar el gas.

Por fin la espera acabó… tras las primeras curvas enlazadas en subida sales de esa curva que tanto te conoces y que apuntas a una primera recta de no más de 30 metros y decides abrir gas…

¡hola piloto! ¿dispuesto a volar?

¡Pero que pedazo de motor! y es que no sólo es potentísimo si no que gracias a la electrónica se muestra sorprendentemente fácil de pilotar, y eso aún conociendo sus estratosféricas cifras de potencia y entrega, o al menos eso es lo que me pareció a mi mientras circulaba al principio de la prueba a ritmos tranquilos, y es que cuando te haces amigo de la Tuono, cosa que tardas a lo sumo 20 minutos, y decides subirla cada vez un poco más de vueltas te das cuenta de su enorme potencia y es que cuando su motor de 4 cilindros  en V pasa de las 6.000 rpm la aceleración es tremenda y su motor aúlla de forma única y cautivadora.

El motor de la Aprilia Tuono V4 RR

El imponente motor tetracilíndrico en V a 65º refrigerado por agua que empuja a esta Tuono V4 RR cuenta con una cilindrada de 1077 cc. y una compresión 13,1:1 con doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro. Con estos datos es capaz de proporcionar una potencia máxima de 175 cv a 11.500 rpm y un poderoso par motor de 121 Nm a 9.500 rpm.

Y es que cuando estira esta italiana deberás asirte a su manillar utilizando todas tus fuerzas si pretendes realizar aperturas totales o casi totales del gas en marchas cortas. Prepárate para recibir una tremenda patada a 6.000 rpm que te catapultará hasta el corte del encendido situado sobre las 12.000 rpm, 12.500 en la versión Factory en un abrir y cerrar de OjOs.

A decir verdad pocas veces, han sido a lo sumo dos veces durante toda la prueba las que me he permitido abrir el gas a fondo, eso sí, cerrándola antes del corte, y es que en un terreno tan revirado coo el de la prueba a este animal le sobran caballos por todos los lados, es una auténtica bestia un misil que pide circuito. Y realmente te lo pide por su enorme motor, no por su geometría o posición de conducción ya que aún siendo una RR me resulto francamente cómoda.

Debido a la gran potencia de la Tuono V4 no pude llegar a ejecutar de forma completa mi prueba clásica de adelantamiento a otros vehículos, te recuerdo que es una prueba en la que trato de llevar la moto en segunda velocidad hasta el mismo corte de encendido para comprobar como se comportaría la moto en un adelantamiento en un puerto de montaña. Si bien, no la completé, pude constatar como la moto va absolutamente sobrada para adelantar en un supiro, y es que realmente no pude hacerlo porque faltaban metros en línea recta para poder subirla en segunda velocidad hasta el corte, si bien si que pude observar que entre las 8.000 y las 8.500 rpm ya andaba a 129 Km/h por lo que restando casi 4.500 rpm en su tacómetro hasta el corte creo que podría alcanzar en dicha velocidad los 140-150 Km en el velocímetro.

En este mismo aspecto comentar que tampoco pude comprobar el reprís en ningún momento del trazado de curvas la cuarta velocidad ya que la moto anda muchísimo en las tres primeras velocidades y por el trazado es en esas marchas en las que rodé. En algún momento que inserté cuarta, a muy bajas vueltas y abrí gas el motor no titubeó en absoluto pasadas las 2.500 rpm, y tampoco vibró en exceso, en absoluto, el motor de la Aprilia Tuono V4 RR es todo un doctorado en suavidad.

Su sonido como ya he comentado anteriormente es adictivo a altas vueltas, particular y diferente a lo que esperas de un tetracilíndrico de calle, pero es que volvemos al mismo punto, suena casi a moto de Superbike, y no sólo eso, al comprarla al menos en el momento de la prueba, Aprilia te ofrece sin coste alguno un segundo escape, el de serie te lo entregará igual, pero te regalará un Akrapovic, por si no tienes suficiente con el sonido del de serie, y espera que no acaba aquí… dentro de lo que te ofrece Aprilia te deja optar por uno de dos modelos de Akrapovic, uno, el homologado para calle y otro, un  Arkrapovic no homologado que podrás utilizar tan sólo circuito. Según me han contado el no homologado es… pone… no hay palabras… un escándalo de los serios.

Por ponerle un punto malo al motor diría que es algo caluroso, ya que en el momento que paré a tomar las fotos de esta prueba, el calor que desprendía el motor era más que evidente visible. Si bien aunque el termómetro marcaba por encima de los 100º, llegué a ver hasta los 105º, y la temperatura ambiente estaba ya por encima de los 25º no llegué a sentir ese calor especialmente en la entrepierna, quizá debido a que la bancada de cilindros que te queda más cerca del culo está algo desplazada hacia adelante en comparación con otras motos con esta misma configuración de motor en V. Aunque estamos en primavera y he rodado poco por ciudad quizá esto en pleno mes de julio o agosto y circulando más rato en ciudad cambie, penalizando la moto para uso diario.

Mención a parte se merece el fabuloso Quick Shift que incorpora la Tuono V4 RR y que ahora funciona en ambas direcciones, tanto para subir marcha como para reducir, en modelos anteriores sólo permitía subir. El funcionamiento en general es de lo mejorcito que he probado, muy superior al de BMW. El Quick Shifter de la Aprilia en reducciones es perfecto, y en subidas de marcha es adictivo, no es tan rápido subiendo como en las reducciones y al subir si vas enrroscando notas como se hunde algo el tren delantero durante un cuarto de segundo escaso para luego levantarse y seguir estirando hacia el infinito, todo eso aderezado por un intenso bramido de sus cuatro cilindros que lo convierten en lo dicho, puramente adictivo.

La parte ciclo de la Aprilia Tuono V4 RR

La parte ciclo de la Aprilia Tuono V4 RR es exquisita y sin pero alguno, un peso pluma para su potencia que cuenta con una parte ciclo de auténtico lujo, lujo deportivo del mejor, sólo superado por la versión Factory de la propia Aprilia.

Empecemos por lo que la Tuono te transmite como piloto. Es una moto que al rodar con decisión te transmitirá todo, todo y todo, una gran cantidad de información viajará desde sus ruedas hasta tu cerebro para que puedas exprimirla milésima a milésima en tu lucha contra el crono cuando ruedes por circuito.

Gracias a una excelente parte ciclo que cuenta con un chasis de doble cuna en aluminio unido a un basculante con doble brazo de aluminio podrás acelerar sin apenas contemplaciones hasta metros antes de iniciar la plegada momento donde su potente frenada logrará mantener a sus 185 kg y 175 cv completamente pegados al asfalto, y es que el espectacular tren delantero equipa dos gigantescos discos de 330 mm mordidos por dos potentes pinzas Brembo M50 de anclaje radial y cuatro pistones.

Además de este equipamiento en la delantera la capacidad frenada es completada en la zaga por un disco de 220 mm y una pinza también firmada por el fabricante Brembo , una pinza de dos pistones. En este momento, justo antes del posible bloqueo en nuestra frenada cabe recordar que esta moto RR cuenta con sistema ABS Bosch 9MP, un ABS que además es totalmente desconectable para poder hacer diabluras en los circuitos.

Todo esta capacidad mordiente de los frenos será perfectamente complementada por unos excelentes neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa en unas descomunales medidas de 200/55 ZR17 para la zaga y 120/70 ZR17 para la rueda delantera.

Las suspensiones de la versión RR de la prueba son equipadas con unos amortiguadores Sachs como los de las fotos.

Dejando la suspensión delantera a cargo de una horquilla invertida Sach con las botellas en un bonito color dorado, unas suspensiones que cuentan con un recorrido de 120 mm y un diámetro de 43mm regulables en compresión, extensión y precarga.

En la parte trasera de la moto encontramos un mono amortiguador con sistema progresivo y botella de gas separada bajo el asiento, contando con un recorrido de 130 mm y ajustable en compresión, extensión, precarga de muelle y longitud.

Pero recuerda que la moto de la prueba es la versión RR, una versión bastante más económica que la versión Factory, sobre unos 2.000 euros menos. Y es que la versión Factory dispone de amortiguadores Öhlins multiajustables de primerísima calidad.

La electrónica de la Aprilia Tuono V4RR

La gran cantidad de electrónica que atesora la potente Aprilia Tuono V4 RR siempre está presente, de lo contrario creo que esta moto sería totalmente indómita, es tal la caballería que atesora que deberías ir siempre con 175 OjOs abiertos como platos y conservar en tu muñeca un tacto de gas finísimo. Un error en una toma de decisión, un milímetro o dos más de muñeca, un segundo de indecisión y puede resultar en 20 o 50 Km./h de exceso en un paso por curva.

Así que para que no debas preocuparte tanto por no despertar a la bestia la Tuono V4 dispone de multitud de ayudas a la conducción, cosas tan exclusivas de los circuitos como el “Launch Control” o el botón de “Pit” donde puedes ajustar diferentes niveles para poder realizar carreras en tu circuito preferido.

Como no podría ser de otra manera esta moto incorpora acelerador electrónico lo que la habilita para disponer de diferentes mapas de motor, estos son Sport, Track y Racer. Para ir de calle la mejor opción es la Sport dejando el resto de modos para entrar en circuito. En sus modos de motor la Tuono V4 te deja claro para lo que está ideada esta moto, ya que al contrario que casi la totalidad del resto de motos que incorporan Ride By Wire y modos de motor aquí los modos típicos como “Tourer” o “Rain” brillan por su ausencia. Bajo todos estos modos dispondrás siempre de la cifra máxima de potencia a tu disposición, esos apabullantes 175 cv.

El control de tracción dispone de 8 niveles. El ABS cuenta con 3 niveles de intervención así como el antiwhelie también es configurable. Todo lo realizarás combinando el uso de un mini joystick en la piña izquierda y dos pequeñas levas con los pulsadores de + y – ubicados en la misma piña.

El marcador es un TFT digital a todo color que incorpora la Tuono V4 RR ofrece lo mismo que todos los marcadores digitales de nueva generación pero, en esta ocasión y debido al tipo de moto que se trata, una moto donde lo más habitual es entrar a hacer tandas a circuitos cuenta además con algunos extras como un indicador de inclinación mediante el que podrás observar cuantos grados llegas a plegar en cada curva que traces, así como un indicador de la presión que ejerces sobre los frenos y otro sobre el mando del gas.

La comodidad de Aprilia Tuono V4 RR

La comodidad de esta Aprilia Tuono V4 RR es sorprendente para tratarse del tipo de moto que es, sorprendente dentro de los límites lógicos que marca el tipo de moto y que és una doble R, toda una RR pero en la que detalles que saltan a la vista de primeras, como su manillar de una pieza muy al estilo de una naked de toda la vida y unas estriberas no demasiado retrasadas, hará que su posición sea mucho más agradecida que de haber contado con semimanillares.

Su asiento, además, es de excelente factura e incontestable belleza resulta cómodo a la vez que deportivo, combinando diferentes texturas de tejido que proporcionan un excelente agarre en cualquier tipo de posición.

El calor de su motor a buen seguro que se convertirá en un problema al circular por ciudad o en retenciones en los meses de gran calor.

La escasa protección aerodinámica y la dureza de tarado de sus suspensiones que llevan implícitas este tipo de motos también mermará su comodidad general como moto de grandes viajes así que en resumen es una moto más cómoda de lo esperado, diría que mucho más, pero en definitiva es una moto deportiva, muy depoRRtiva.

Dentro de la comodidad aunque bien podría haber hablado de estas cosas al tocar el tema de la electrónica a destacar el control de velocidad que incorpora así como el botón “PIT” que es un limitador de velocidad que puedes configurar a tu gusto de forma que puedes establecer unos 60 Km/h de máximo cuando entras a boxes o bien como limitador a 50 Km/h cuando circulas por ciudad.

Quizá a nivel de comodidad las piñas de la Aprilia Tuono RR están demasiado plagadas de controles sobretodo la izquierda.

La estética de la Aprilia Tuono V4 RR

La estética de esta moto es especial pues no se trata de una naked al uso sino que es lo que podríamos llamar una seminaked pues cuenta con algo de carenado aún dejando totalmente a la vista a su imponente motor.

El frontal tiene un corte de moto deportiva clásica, quizá la Tuono V4 RR queda hoy algo lejos de los canónes estéticos actuales que se basan quizá en exceso en esos tintes vintage o retro que lo están inundando todo. Pero es que es una deportiva.

A destacar aunque pueda resultar irrelevante es que sus dos focos se encienden simultáneamente al ir con luz de cruce y no enciende sólo un foco como nos tienen mal acostumbrados en otras motos alguna que otra marca japonesa y la verdad es que queda mucho mejor así.

Por debajo de esa careta bifocal salen a la luz las dos botellas de las horquillas invertidas en un bonito color dorado, y algo más abajo vemos que aquí la Tuono V4 incorpora ya algunas soluciones para perder peso, como el guardabarros delantero que es de carbono para restar peso al conjunto y darle una estética aún más racer si se puede.

El chasis de aluminio que recorre el lateral queda a la vista, mostrándote su doble cuna en color aluminio mate que entra en constrate con el negro de su motor. Son las tapas motor en ese color negro mate lo único, además de su foco delantero algo clásico e impersonal los dos detalles estéticos que no me acaban de cuadrar en esta moto, tan sólo esos, podrían trabajarse más el acabado de dichas tapas de motor, o bien utilizando otro color más claro, como el mismo cromado del chasis o ese tono titanio del escape, y de ser obscuro, porqué no unas tapas de carbono o símil de carbono como las del guardabarros delantero que si que está rematado en carbono.

Continuando con el diseño llegamos a su parte trasera, con un colín elevado de exquisito diseño que nos deja con un muy bonito asiento de dos niveles bien diferenciados. Un asiento que además de resultar ser más cómodo de lo esperado y ofrecer un excelente agarre disfruta de un muy moderno y deportivo diseño.

El asiento del copiloto me encanta por sus formas y costuras y es en este punto donde la Aprilia Tuono V4 RR vuelve a mostrarnos soluciones muy bien integradas en el diseño del conjunto, fíjate en lo foto y busca esas magníficas agarraderas del pasajero…

Y es que las agarraderas, un elemento obligado por ley, son prácticamente invisibles en su bonito colín, estas quedan ocultas totalmente por debajo del sillín del copiloto, búscalas, son en color plateado como al final encontrarás y apreciarás en la foto de aquí al lado, son unas agarraderas simples y que al no sobresalir del propio asiento parecen ser parte del diseño aerodinámico del conjunto.

El escape de serie, no el Akrapovic que regalan Aprilia en el momento de la prueba, quizá resulta es demasiado voluminoso, cosas de cumplir con la Euro 4.

Conclusiones sobre la Aprilia Tuono V4 RR

En el momento de la prueba y tras aplicar los descuentos de campaña la moto quedaba algo por encima de los 16.000 euros, incluyendo ese segundo escape extra de la casa Akrapovic. Esta campaña y oferta del silencioso seguro que viene a tratar de equipararse con su competencia ya que motos como la BMW S1000R entrega una potencia muy parecida y equipa un Akrapovic de serie por un poco menos de precio.

Existen varios extras como la posibilidad de conexión al PC para pasarle toda su telemetría, este es un extra que de optar por entrar a circuito seguro que yo me pediría.

La moto me ha encantado, prácticamente en todos sus aspectos, suave, potente y con un sonido cautivador, ahora bien, no la veo como una moto para el día a día, pero no por nada en concreto si no por su concepto, por se la moto del tipo que es, una RR.

Ni tan siquiera intenté comprobar los consumos que seguro que con el trote que le di fueron escandalosos, pero es que quien compra este tipo de motos no se debería mirar los consumos no los mantenimientos porque con semejante patada seguro que esos deportivos neumáticos no duran más allá de los 3.000 o 4.000 kilómetros y claro, eso para una moto del día a día o una moto con la que pretendes afrontar algunos viajes no es para nada apropiado.

En conclusión, perfecta como moto para entrar a circuito además que te permitirá también darle uso los fines de semana en las salidas con tu colegas y porqué no algún pequeño, recalco lo de pequeño, viajecito de pocos días también. Pero no pretendas hacer grandes kilometradas, no está pensada para ello.