Prueba de la Husqvarna Vitpilen 701

Prueba de la Husqvarna Vitpilen 701
2.6 (52.73%) 11 votos

La Husqvarna Vitpilen 701, cuyo nombre significa “flecha blanca” es una exclusiva moto al más puro estilo… agárrate fuerte al manillar que es bien largo… “café racer neo clásico y vintage”.

Esta 701 es comparable con motos del estilo de las Triumph Thruxton 1200 R, otra preciosa moto que anteriormente probamos en tiroriro.com, y también es estéticamente comparable con la serie de BMW Nine-T así como con otras motos neo retro de las que te hablé hace ya algún tiempo en otro artículo.

Esta Husqvarna sin lugar a dudas te hará vibrar con cada uno de sus múltiples detalles, tanto o más como su gran y único cilindro de nada más y nada menos que 692 c.c. Ya sabemos que a menor número de cilindros recibirás una mayor vibración en tus brazos y partes más nobles.

Destaco por encima de todo el nivel visual de Husqvarna, un altísimo nivel estético así como unos acabados preciosistas que hacen de esta bonita moto un producto diferente y muy deseable.

Sin lugar a dudas, y tras probarla, intentando ir algo más allá de ese primer enamoramiento visual, ya que esta es una moto que me encantaría tener en el salón de casa, te das cuentas de que se trata de una moto de auténtica colección y con la que  luego en la práctica le podrás dar un uso como moto de a diario.

Las líneas de diseño de esta preciosa moto beben de aguas minimalistas. Su precioso depósito, donde el modelo está escrito en una tipografía del tipo sci-fi muy binaria, su corto colín, que ojo, aunque no lo parezca permite llevar a pasajero, su sencillo chasis pintado en negro, su gran radiador y su imponente trasera la convierten en objeto de admiración máxima.

Antes de la prueba pensaba que me encontraría con un motor rudo, lleno de vibraciones en todo el rango del tacómetro y con una gran retención en las reducciones así como una patada seca en baja y una capacidad motriz a bajas vueltas brutal. Pues bien, nada o más bien poco de todo esto se ha cumplido. La bestia está totalmente domada. Seguro que esto se debe a la inclusión del sistema de gas Ride by Wire y es que la electrónica puede con todo.

 

El motor de la Vitpilen 701

El motor es un monocilíndrico refrigerado por líquido, un motor muy probado y solvente ya que es el que monta la KTM 690, cuenta con una cilindrada de 692,7 c.c. y un rendimiento de 55 kW, que traducidos a caballos serían 73,75 cv, cuenta con un par motor de 72 Nm a 6.750 rpm .

Una de las dudas que me acuden a la cabeza es como aguantará el paso de los años dicho motor pues como bien sabréis no hace mucho KTM ha lanzado al mercado su primer bicilíndrico en línea, el que equipa la KTM 790, claramente más potente que este y algo más refinado.

Es cierto que a partir de segunda velocidad y hasta rebasadas las 3.000 rpm la moto vibra más que cualquier bicilíndrico que hayas podido probar, a excepción de BMW y Harley Davidson por supuesto, que vibran más, pero esta vibración de la Vitpilen 701 no es ni mucho menos molesta.

La capacidad de tracción a baja velocidad que te da el monocilíndrico destaca por su precisión por debajo de los 20 Km/h. Al principio tendrás unos minutos de adaptación al tacto del gas. Luego te verás circular con comodidad a cualquier rango de revoluciones.

El escape de la unidad de pruebas era un Akrapovic, con el chupete puesto, su sonido en aceleraciones fulgurantes era muy bonito sin ser excesivamente ruidoso, si bien ese escape Akrapovic opcional, fabricado en titanio a mi personalmente me aburre, su forma está quizá demasiado vista, lo montan muchas motos como escape opcional en su compra y de tanto verlo, cansa. No sucede lo mismo con el escape de serie que es todo un ejercicio de diseño estético del más alto nivel.

El consumo está situado entre los 4 y 4,5L en una conducción combinada de carretera y ciudad. Quizá me esperaba algo menos al tratarse de un único cilindro, pero no está del todo mal.

La caja de cambios es de 6 velocidades contando con un embrague de accionamiento hidráulico y con sistema antirebotes APTC. Pero en lo que más destaca es en su acertadísimo quickshifter que te permite tanto subir de marcha como bajar sin utilizar la maneta de embrague.

Probé el cambio semiautomático sin maneta tanto en ciudad como en carretera de curvas, y siempre dió la talla, a poco más de 2.000 rpm ya permite cambiar sin usar el embrague y sin recibir una coz exagerada, como si que lo hacen otras marcas, por ejemplo BMW con el cambio PRO de la R 1200 GS que analicé anteriormente en tiroriro.com un artículo que puedes leer >aquí<

La parte ciclo de la Vitpilen 701

El chasis es un entramado en acero al cromo-molibdeno pintado en color negro.

La suspensión delantera es una horquilla invertida del prestigioso fabricante WP de 43 mm de sección y con un recorrido de 135 mm, la suspensión trasera, también de WP es un amortiguador con tambien 135 mm de recorrido

El freno delantero, de un sólo disco de 320 mm de diámetro cuenta con una única pinza brembo de anclaje radial con cuatro pistones y una bomba radial también brembo cumple y cubre las expectativas, ayuda que su motor “sólo” entregue 75 cv. Este punto del uso de un sólo disco es quizá el que menos me ha gustado de esta moto, no por su potencia de frenada o por su tacto si no más bien por un tema estético, es una moto con una estética fiera, pero que con su simple disco delantero de 320 mm da una imagen menos fiera. No se yo si los diseñadores de Husqvarna han querido al mostrar un sólo disco abaratar costes o más bien mostrar mejor su curiosa llanta delantera.

El freno trasero es un disco de de 240 mm y es mordido por una pinza brembo monopistón.

Cuenta con sistema ABS de doble canal 9M firmado por Bosch que es desconectable.

Su peso es muy, pero que muy contenido, tan sólo 157 Kg. antes de llenar su depósito de gasolina de 12L, un auténtico peso pluma que nos da una relación peso potencia de 2,13 Kg. por cada caballo de potencia

Comodidad de la Vitpilen 701

No se trata de una moto con la que podrás emprender grandes viajes, bueno aunque eso dependerá más de tu aguante y forma física. Pero digamos que el concepto de moto es más el de una moto de exhibición, con una estética por encima de la funcionalidad. Aún con estas la moto sorprende y mucho y yo sería el primero que me encantaría disfrutarla a diario para desplazarme al trabajo y por la ciudad, así como para hacer salidas de curvas de fin de semana.

Cuenta con una altura de 830 mm. y una altura libre de 140 mm. Quizá una altura excesiva para el tipo de moto que es y para aquellos que no superen el 1,70 holgadamente.

Su asiento es duro, muy duro aunque está fabricado en gel y en la hora que duró la prueba debo decir que el trasero no se me resintió en absoluto. La posición con unos semimanillares muy abiertos es algo al ataque, nuevamente de forma contenido.

La Vitpilen puede parecer una moto diseñada para llevar tan sólo un pasajero, y es que su bonito y corto colín parece estar construido en un material duro, lo que viene a ser una tapa colín pero en esta ocasión de acabados mate, mi sorpresa fue cuando toqué el material y vi que realmente era un mullido engomado que permite llevar a un pasajero. Obviamente el pasajero deberá ir fuertemente agarrado al piloto y eso es algo que la limita a un uso ocasional como moto a dúo.

Sus relojes, totalmente digitales y montados muy planos son algo pequeños, cuenta con una luz indicadora de sobrerégimen.

Las manetas son cortas, para favorecer su estética de café racer, y sinceramente funcionan a las mil maravillas.

Otras cosas sobre la Vitpilen 701

Las revisiones de la Vitpilen 701 se deberán efectuar cada 10.000 Km.

En otro orden de cosas, y tras comentar las primeras sensaciones con esta moto con compañeros moteros siempre está ese rin rin sobre que si la moto tiene poca potencia, sobre que si sólo un disco delantero, que si el precio, y es que esta moto es diferente, no podemos tratar de compararla a motos de potencia similar y mucho menor precio como las Yamaha MT07, las Kawasaki ERn6 y otras de corte similar, sería del todo injusto pues esta moto estéticamente es un punto y aparte, al igual que el nivel de sus acabados, con ella estarás comprando una moto exclusiva y cuyo resultado, más allá de los fríos números de potencia, par equipo de frenos y otros es exquisito, si no me crees, dirígete a un concesionario y pruébala… te encantará, es una moto ideal para aquellos que disfrutan de la estética y el rodar sin tener que ir a buscar prestaciones extremas, esta moto sin batir a otras del mismo rango de precio es una moto que anda lo suyo, una moto que se estira, con un comportamiento en curva ejemplar y te hará vibrar cuando le busques las cosquillas.

El precio sin ofertas en el momento de escribir este articulo es de 10.125 euros. quizá un precio algo alto en comparación con otras motos de un corte similar aunque no tan exclusivas, como las Yamaha XSR900.

No te pierdas: