Prueba de neumáticos de moto

En la imagen una foto macro de los tacos de un neumático Continental TKC70

Foto 1: Prueba de los Continental TKC70

La prueba de hoy, no va sobre una determinada marca y modelo de moto si no sobre una prueba a una carcasa o neumático realizada en varios momentos de su vida útil.

La prueba se inicia con las gomas nuevas, incluso con todavía algún resto de parafina sobre su superficie, es decir, con menos de 30 Km tenemos ya la primera foto, para luego retomarla a los 1.000 Km., a los 8.000  a los 10.000  y finalmente a los 16.000 Km donde se valora un posible cambio.

De entre toda la oferta de ruedas mixtas existentes para las medidas de llantas de la moto de pruebas, una África Twin CRF 1000 L que nos han prestado, y que cuenta con llantas de 18″ para la rueda trasera y una gran llanta de 21″ para la delantera, opté por los neumáticos para motos trail Continental TKC70 para mi prueba de largo recorrido.

Finalmente opté para esta prueba por descartar los Heidenau K60, que fueron otros neumáticos que a la postre probé en la misma montura y también me gustaron, sobretodo por su look todavía más campero al contar con un taco visualmente más grande.

Otro de los neumáticos que descarté para la prueba de duración a los pocos kilómetros fueron unos horribles Dunlop Trailmax D610, donde mi aversión fue ya mayúscula desde los primeros kilómetros pues estos «zapatos» me habían propinado demasiados sustos, con copiloto y sin, con y sin lluvia, con y sin humedades, sobre varias líneas blancas, al cruzar gusanos de carretera e incluso algún que otro desplazamiento sin motivo aparente simplemente por alargar una frenada.

Así que antes de entrar en la prueba quiero dejar claro que esos Dunlop Trailmax D610 no se los aconsejo absolutamente a nadie, a diferencia de los TKC70 que aconsejo a cualquier piloto, que haga off de bajo o medio nivel y que en carretera sea de una conducción tranquila o media.

En la foto un neumático Continental TKC70 recién montado y listo para rodar

Foto 2: El Continental TKC70 montado en la rueda delantera

Los Continental TKC70 son unos versátiles neumáticos de moto trail aptos tanto para carretera como para offroad, si bien lo serán para off siempre y cuando se traten de pistas de tierra fáciles o de media dificultad, sin una presencia excesiva de barro ni mucha arena suelta.

Una vez montados los TKC70 en el taller y tras quitar la parafina en la primera rodada, creo que desapareció por completo entre los 30 y 50 Km de curvas, me dejé llevar por ellos, si bien al principio notaba que caían rápido mucho más rápido que los Dunlop en la entrada de las curvas, en cuanto te insinuabas, tumbabas.

Me acostumbré a los pocos kilómetros y en seguida me ofrecieron unos cambios de dirección superiores a los anteriores que había probado.

El neumático Continental TKC70 montado en la trasera sin pelillos tras 1.000 Km

Foto 3: Continental TKC70 trasero con 1.000 Km.

Con 0 kilómetros el neumático recién montado Continental TKC70 pinta muy bien, se pueden observar en la foto 2 con sus pelitos todavía ansiando rodar para desaparecer de la superficie del neumático. El delantero de 90 de ancho tiene un surco bastante menos profundo y menos separado que el trasero donde se aprecia mucho más el taco.

Cogí la moto un día con algo lluvioso, no exceso y aún con parafina por lo que mi conducción fue increíblemente suave.

Las sensaciones al principio eran algo extrañas, con el neumático nuevo y las presiones correctas para una carga de dos personas y maletas se observa claramente cierta tendencia a inclinar en exceso, me explico, a la mínima insinuación la moto entraba rápidamente en curva, se inclinaba mucho más rápido

Dejé pasar los kilómetros para comenzar a estudiar su desgaste y comportamiento de una forma más exhaustiva con ya unos 1.000 Km.

Tras otros 1.000 Km. ya con unos 2.000  en las gomas, el neumático continuaba nuevo aunque en la foto, tras una ligera incursión offroad se aprecia ya la banda por donde apoya el neumático principalmente y por donde va a  empezar a cuadrarse, aunque aún faltasen muchos kilómetros para su «cuadradura»

 

El delantero también se muestra en perfecto estado,sin  el típico escalonamiento de los tacos.

Después inclusive los probé cruzando el puerto de montaña dels Ports en Tinença camino a Morella, durante una copiosa lluvia que acabó nevando hasta de alcanzar su cima y que nos acompañó en todo el descenso hasta la misma ciudad de Morella, debo decir que el comportamiento de los neumáticos Continental volvió a ser intachable

Con 6.000 kilómetros

El trasero continuaba contando con un gran aspecto aunque por el peso al que ha sido sometida la moto en viajes largos de más de 3.000 Km. con copiloto y las tres maletas ahora si que se empieza a apreciar claramente el inicio de la cuadratura, esto es en mi caso algo normal.

El delantero con esos 6.000 km sigue prácticamente intacto.

En estos 2.000 o 3.000 últimos kilómetros su excelente comportamiento no ha dejado más que sorprenderme una y otra vez, nuevamente en un viaje largo, por tierras francesas con una tromba de agua y algún que otro momento de granizo los Continental TKC70 me daban una confianza sin parangón.

Llegados a los 10.000 Km ya presentan un aspecto algo diferente, se gasta, como es lógico la rodadura central y no tanto los flancos acabando con el neumático bastante cuadrado.

Con 11.000 Km. llegó el primer pinchazo, algo atravesó la goma trasera en su parte más estrecha, en el surco entre tacos y perforó las cámaras reforzadas que montaba la moto.

Con 12.000 Km. este neumático aún aguanta aunque llegó la primera caída, por suerte a baja velocidad y debido a una placa de hielo oculta bajo la hojarasca, el comportamiento fue seco el neumático trasero deslizó al dar gas para poner la moto recta y al suelo, sin grandes consecuencias ni para moto ni para el piloto.

Este efecto de cuadramiento realmente no influye de forma muy perceptible en el agarre en sí del neumático, y apenas se nota en el comportamiento a menos que inclines especialmente lento como para notar el escalón que produce el cuadramiento.

En todo caso si hilas fino notas que llegado a un punto de inclinación la moto cae algo más rápido y de forma un poco más brusca, pero como dicha deformidad va llegando con el paso de los kilómetros el piloto se va acostumbrando a ella casi sin darse cuenta de ello.

Con 15.000 kilómetros se muestra ya claramente cuadrado, y con los tacos en el delantero muy escalonados, pero aún cuenta con suficiente taco como para alargar su vida unos dos mil kilómetros más.

El hecho de que unos neumáticos se cuadren más o menos dependerás mucho del número de compuestos que tiene el neumático, y sobretodo del peso que va a soportar, en este caso la moto soporta el peso de dos maletas laterales a media carga y una trasera, además de viajar normalmente a dúo, total que la carga a la que se somete al eje trasero será de unos 150-175 Kg.

Como último factor podríamos señalar el propio del estilo de conducción y el hecho de que se circule mucho por autovía y/o autopista. Al circular la mayor parte del tiempo recto los flancos no se desgastan tanto como la banda de rodadura central, cuadrando los neumáticos.

Es cierto, porque lo tengo comprobado, que se pueden intentar descuadrar los neumáticos eligiendo zonas de curvas en rutas a horas en las que el asfalto esté caliente, me refiero a días soleados y a mediodía, donde si circulas por carreteras muy reviradas con carga en el eje trasero, acompañante, y aceleras desde mitad de la curva justo hasta antes de poner la moto recta irás rebajando el «canto» del cuadrado.

No obstante a poco que vuelvas a circular cien o doscientos kilómetros por autovía la cuadratura volverá.

Finalmente el neumático de moto Continental TKC 70 fue cambiado con 17.250 km. por unos de la misma casa, pero con más taco, los Continental TKC 80