Prueba Acer Swift 3 Ryzen

Hemos probado un equipo de gama baja con acabados de gama alta, se trata de la prueba del Acer Swift 3 SF314-42, un portátil con un procesador AMD Ryzen 3.

Acer Swift 3 con procesador Ryzen

Lo de gama baja, lo habrás visto al momento, su CPU un Ryzen 3 cuando lo que la gente anhela son los Ryzen 7, y si puede ser de última generación mejor que mejor. Eso sí, son muchos los usuarios que no pueden vivir sin esa potencia aunque luego no necesiten ni la mitad.

Y lo de gama alta es por sus acabados, que son muy premium, su tacto general y porque es un equipo elegante, alejado de las estridentes estéticas gamer que se llevaban hasta el año pasado, porque digo yo que en el 2021 el gaming se llevará más refinado no?

Vamos a ver pues la prueba sobre este pequeño portátil de Acer.

Estética y acabados del Acer Swift 3

Acabados premium

Se trata de un portátil que en mano y mientras trabajamos se siente muy premium.

Su peso es muy reducido, de 1,2 Kh. El tamaño compacto, se trata de un verdadero ordenador portátil y no de un «ordenador movible» sus medidas son 32,5 cm de ancho x 21, 5 de fondo y 1,8 cm de grosor.

Reflejos del logo

En cuanto levantas la pantalla del Acer Swift 3 caso todo es ordenador. Sobretodo gracias a que la pantalla cuenta con unos marcos finos que le otorgan ese look a generación actual.

El desbloqueo dactilar, ubicado justo debajo de los cursores, es otro de los plus premium que lleva este equipo incorporado.

Lo que no nos ha gustado el logotipo de Acer ubicado en la franja negra inferior de la pantalla.

A poco que tengas una luz cenital hará que el logotipo quede reflejado sobre el teclado, si esa luz su cromado se convierte en un punto de luz que a mi modo de ver molesta, hubiera quedado mucho mejor mate.

Tampoco es óptimo su sistema de refrigeración ya que a poco que le exijas al portátil el ventilador se hará oír.

Un acabado elegante y sobrio

La pantalla del Acer Swift 3

El tamaño de la pantalla del Acer Swift 3 es de 14 pulgadas, idóneo en el compromiso comodidad y portabilidad. El acabado es mate, por lo que no refleja, cosa que consideramos indispensable.

Una cosa curiosa, aunque no se que puede servir llevarla hasta tal extremo es que la pantalla puede abrirse 180 grados, quedando totalmente plana. Si fuese táctil o aceptase escritura manual tendría una razón de ser. Pero como no es el caso, no sabemos bien los motivos que llevan a hacer tanta «flexibilidad»

La pantalla se abre hasta 180º

La resolución de la misma es full HD, 1920 x 1024 píxeles resultando en 157 puntos por pulgada. Una resolución correcta para esta pantalla, pues una mayor resolución no sería desde mi punto de vista, óptima. Con estos tamaños de 12 a 14″ debemos trabajar al 125% de zoom en Windows para poder ver los textos sin forzar la vista.

Los ángulos de visión no están nada mal, es una IPS aunque quizá se eche de menos algo más de brillo. Solo alcanza 237 nits cuando lo aconsejable son 300.

Los marcos son bastante finos, el superior es de 1 cm justo. Mientras que el inferior es bastante más ancho con el doble de tamaño hasta llegar a los 2cm. Los laterales son francamente finos, de tan sólo 0,7 cm.

Teclado y touchpad del Acer Swift 3

Lateral y puertos del Acer Swift 3

El tacto del teclado es excelente, escribo a unas 400 ppm y no he he tenido que adaptarme. Su retroiluminación se aprecia bastante y eso que las teclas son claras, plateadas, y negras que es donde más destaca una retroiluminación.

La distribución de teclas del Acer Swift 3 también es acertada, aunque nuestra unidad nos llegó con teclado alemán. Realmente es casi perfecto, a excepción de la tecla de encendido que es una tecla más, en la parte superior a la derecha del todo, y que es algo que nunca me gustó pues puedes apagar el teclado de forma accidental.

Sensor dactilar del Acer Swift 3

Lo que si que me gusta es la tecla Intro completa, sin que esté recortada, así como que no tenga una columna adicional con teclas como Inicio, Fin y que nunca utilizo y que me hacen producir errores de tecleado.

El touchpad funciona de forma ejemplar.

El desbloqueo con huella del Acer Swift 3 funciona y lo hace a la primera.

Había leído críticas de que se trataba de un sensor económico y sí, por la pinta que tiene este sensor o su tecnología debe de tener más de 10 años.

Pero oye… funciona sin problemas.

El sonido del Acer Swift 3

En agudos este portátil de Acer no va mal, pero en graves se queda muy corto. No los escuchamos por ninguna parte.

Hace poco probamos los nuevos MacBook Air con procesador M1 y claro, se han quedado como referencia, estos que lleva el Acer Swift 3, sin distorsionar tienen una carencia de empuje en graves destacable.

La batería del Acer Swift 3

Con el equipo cargado al 100% y la gestión de energía por defecto Windows nos decía que llegaría a las 16 horas de autonomía. Mentira.

Algo andaba mal, tras varias actualizaciones de Windows 10 y con el Acer Swift 3 cargado al 100% nuevamente, nos marcaba entre 5 y 7 horas, depende del momento. Por lo que aún siendo conservadores con las aplicaciones abiertas no creemos que que sobrepase las 4 o 5 horas reales de autonomía.

La refrigeración del Acer Swift 3

El Acer Swift 3 es un equipo pequeño, no tendrá mucho espacio entre componentes y su delgadez no ayuda a que se disipe el calor correctamente por lo que el ventilador siempre está en marcha.

O al menos lo hemos estado escuchando durante toda la prueba del portátil. Claro que las pruebas a las que sometemos a estos equipos suelen ser bastante duras. Además no hemos dejado de actualizar e instalar programas de forma continuada.

En estas ocasiones de mucha actividad, resulta algo ruidoso, no en exceso pero sí que su ventilador es perfectamente audible.

Conectividad del Acer

A nivel físico en el Acer Swift 3 por un lado tenemos un conector típico de carga, un 1 puerto USB 3.2 una salida de vídeo HDMi y un puerto USB Type-C que no admite carga en el otro lado del portátil encontremos un puerto USB 2.0, un conector de auriculares y el cierre de seguridad Kesingtong.

En relación a su conectividad inalámbrica destacar que incorpora Wifi 6 la cual se siente bastante más rápida que la de equipos más viejos.

Las prestaciones del Acer Swift 3

Vamos a hablaros del desempeño de la CPU, la memoria y del disco del Acer Swift 3.

Posteriormente comprobaremos del rendimiento de este portátil de Acer en diferentes escenarios reales de trabajo y entretenimiento..

El procesador del Acer Swift 3

Estos equipos Acer Swift 3 los podremos encontrar con tres procesadores AMD diferentes, Ryzen 3, Ryzen 5 y Ryzen 7. Además de otros tantos con Intel.

Sin embargo en este 2021 los AMD están de moda, pues han logrado traccionar más usuarios que nunca debido a su mejor ratio entre prestaciones y economía.

Este modelo que vamos a probar es por tanto el de gama más baja en cuanto a poder computacional, un Ryzen 3 serie 4000. Aunque ya te adelanto que resultará más que suficiente para la mayoría de usuarios.

El Ryzen que monta la unidad que hemos recibido es un Ryzen 3 4300U a 2,70 Ghz que puede alcanzar los 3,7 Ghz en modo turbo. Cuenta con 4Mb de cache L3

Se trata de un procesador con tecnología de 7nm y Zen 2 que cuenta con 4 núcleos y 4 hilos de ejecución.

La memoria RAM del Acer Swift 3

El equipo de pruebas cuenta con 8 Gb de memoria RAM no ampliables, ya que la misma va soldada a la placa base del dispositivo.

La memoria es LPDDR4X y viene en Dual Channel con lo que Zen 2 se podrá aprovechar de este extra de velocidad .

El disco del del Acer Swift 3

Equipa un disco SSD de 1Tb de capacidad, en este caso se trata de un rápido NVMe y la verdad que es bastante rápido para tratarse de un disco de stock.

Es capaz de arrancar Windows 10 en su versión 20H2 en 11,60 segundos.

El modelo concreto de la unidad probada es un Western Digital WDC PC SN730 SDBQNTY-1T00-1014

Rendimiento sintético Acer Swift 3

Los rendimientos sintéticos nos pueden dar una idea bastante realista de lo que nos podemos encontrar en estos Acer Swift 3 cuando los comparamos con otros equipos de los que tenemos estas mismas referencias sintéticas.

Con CPU-Z en el benchmark versión 17.01.64 hemos conseguido 1141.3 en multinúcleo y 460.4 en mononúcleo

En la prueba de GeekBench 5, nos ha arrojado 2174 puntos en multi núcleo y 638 en mononúcleo

Bajo CrystalDiskMark en su versión 8 hemos realizado la prueba por defecto y hemos obtenido unos resultados muy buenos.

En lecturas secuenciales de 1Mb. 1897 Mb/s y escrituras de 1749 Mb/s

En lecturas aleatorias de ficheros de 4Kbytes, 452 Mb/s leyendo y 295 Mb/s escribiendo.

Rendimento del Acer Swift 3 en ofimática

Rendimiento correcto

Como ordenador, el Acer Swift 3 en entornos ofimáticos rinde sobradamente bien.

Es fácil poder estar navegando con multitud de pestañas abiertas. Hemos llegado a tener 40 ventanas abiertas en el navegador Edge de forma simultánea. Entre ellas YouTube con un vídeo en reproducción además de otras de especial consumo como Yahoo!.

Cambiando constantemente de ventana en ningún momento el Acer Swift 3 las repintaba.

Durante este proceso obtuvimos un consumo de CPU que oscilaba entre los 17 el 30% así como una ocupación de la memoria RAM al 83%

En cuanto al uso de suite ofimática en el Acer Swift 3, hemos estado trabajando de forma rápida con LibreOffice, el tiempo de apertura de Writer, el procesador de textos de LibreOffice es de 1,1 segundos

Un documento de texto de 1Mb en formato nativo .odt tarda 3 segundos en abrirlo sin tener LibreOffice previamente abierto.

La misma operación con el Microsoft Word incorporado conllevó algo menos 02,35

Posteriormente repetimos las pruebas de compresión pero de forma manual. En formato RAR mediante el programa gratuito WinRAR procedimos a comprimir una carpeta de 3,94 Gb 34 archivos. Le costó 7 minutos 35 segundos completar la compresión dejando el archivo .rar en 3,2 Gb. Una vez comprimida la descompresión posterior tan sólo requirió 29 escasos segundos.

GiMP es un programa que utilizamos a diario, y nos encanta conocer su rendimiento.

Si ya eres usuario de este magnífico programa que es una clara alternativa a Photoshop sabrás que es pesado en su apertura. Sobre todo la primera vez que decidimos lanzarlo tras la instalación. Esto es debido a que en ese proceso configura los plugins, filtros y otras rutinas internas del programa. Pues bien, para el primer arranque necesitó 1 minuto 17 segundos. Posteriormente en sucesivos arranques tras haber reiniciado el PC el tiempo de apertura de Gimp era sorprendentemente bueno, con 5,15 segundos. En mi equipo de referencia tarda 17.

Rendimiento con videojuegos

Los videojuegos son una de las actividades que más exprime a los ordenadores. Tanto es así que es normal oír girar sus ventiladores a máxima velocidad a los escasos segundos de lanzar un juego. Este sonido en el Acer Swift 3 quedará oculto en el momento en que el videojuego comience a emitir «sonidos de acción» o utilicemos auriculares.

Este portátil de Acer no dispone de gráfica dedicada. Siendo una integrada en el propio chip Ryzen 3. Se trata de una Radeon Vega 5 que va demasiado justa para trabajar con la resolución nativa de 1920 x 1024 del monitor en videojuegos.

Además la Vega 5 disminuye de forma notable su potencial gráfico si jugamos desconectados del cargador. Por este motivo durante todas las pruebas lo hemos tiendo conectado.

En cuanto a juegos retro, tanto emulación como los típicos retropixel que hay nos ha funcionado de maravilla. Hemos disfrutado con su resolución nativa con Valfaris, 8-bit Bayonetta, Cave Story +, Maldita Castilla y otros del género

Comenzamos a subir el listón de exigencia gráfica con el videojuego Drag. Es un sencillo juego de coches pero con buenos gráficos al que conseguimos jugar cómodamente en la resolución nativa del monitor. tocando algo los ajustes hacia abajo

Seguimos con Pacer, juego de carreras de naves espaciales y el rendimiento seguía siendo más que bueno. Sobretoto a poco que bajemos un poco los settings gráficos. Incluso respetando la resolución nativa del monitor de 1080p, claro que estos juegos no destacan por exigir demasiado a la tarjeta gráfica.

Otra vuelta de tuerca en cuanto a potencial para juegos la damos con Call of Duty WWII. Tras varios ajustes la experiencia fue más que positiva, a 1280 x 720 píxeles pudimos jugar con suficiente fluidez y calidad gráfica en el monitor integrado del portátil.

Quizá por optimización o el tratamiento del color del videojuego, muy sepia y poco contrastado fue totalmente positiva. Como única pega los tiempos de carga, que son largos, aunque esto es algo propio de este videojuego.

Shadow of the Tomb Raider, es otro de los videojuegos que probamos en el Swift 3 con Ryzen 3. Comprobamos que a 1270 x 720 con vSync y el antialias desactivado obteníamos una experiencia solvente. Aunque no con toda la calidad necesaria para disfrutar de las bellas imágenes y momentos que nos transmite este juego en resoluciones nativas.

La prueba final la efectuamos con Assasin’s Creed Origins. Obtuvimos unos escasos 19 fps a 1080p. Tuvimos que jugar bajando nuevamente los gráficos a 1280 x 720 píxeles y estableciendo la resolución al 90% de su calidad. Con esos parámetros el juego resultaba perfectamente jugable.

Conclusión sobre el Acer Swift 3

En resumen, no es un portátil gamer y no nos va a servir para jugar de forma más o menos asidua. La experiencia no es suficientemente buena. Pero que en determinadas ocasiones y siempre que lo tengamos conectado a corriente nos puede ofrecer algún momento de juego.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro