Prueba del Honor 10

Prueba del Honor 10
4.6 (91.67%) 12 votos

Hemos estado algo más de una semana analizando el Honor 10 en un uso cotidiano, y en resumen te diré que es un excelente terminal en cuanto a prestaciones y la sensación de calidad que percibes pero que en lo que más destaca por encima del resto de sus ya de por si grandes cualidades, es su gran belleza.

Aunque lo que te voy a decir ahora ya lo hemos contado en más de un artículo, no está de más repetirlo en este para los que no hallan leído pruebas de teléfonos móvil Honor o Huawei realizadas anteriormente en tiroriro.com

Honor es la segunda marca de Huawei, pero no es una segunda marca al uso o una marca blanca del fabricante. Con la marca Honor, Huawei pretende llegar a un target de público algo diferente, aquellos usuarios de teléfonos móviles que huyen del “marquismo” y que priman por un mayor equilibrio entre precio y prestaciones. Cuando aparece un modelo Honor nuevo en el mercado siempre lo hace utilizando el mismo hardware que el modelo más competitivo de Huawei aunque lo haga algo más tardes, en ocasiones un mes y en otras hasta 6 meses después.

Este Honor 10 rivaliza directamente con el Huawei P20, de hecho, ambos teléfonos comparten un hardware casi idéntico sin apenas variaciones.

Además de competir en su propia casa, también compite con otra marca, Xiaomi, o mejor dicho con la también segunda marca del fabricante Xiaomi, llamada Pocophone. Concretamente el Honor 10 rivaliza con el Pocophone F1 si bien el F1 es bastante más potente en cuanto a prestaciones puras de rendimiento de procesador. Sí, y esto no significa que el Honor 10 sea lento, en absoluto, pero es que el Xiaomi Pocophone F1 cuenta en su interior con un potentísimo procesador SnapDragon 845 que es hasta la fecha el top de los top en cuanto a rendimiento matemático.

Sobre el resto de móviles de otras marcas, y para ubicarte, te podría decir que el nivel de rendimiento estaría entre el Samsung Galaxy S8 y el del más nuevo S9, quizá más cercano a este último.

En definitiva, que por un precio muy, pero que muy contenido tienes un teléfono de alta gama que además destaca por su gran belleza y es que el Honor 10 es quizá uno de los terminales móviles más bonitos que se han lanzado al mercado en los últimos tiempos.

La belleza del Honor 10

El Honor 10 cuenta con unas líneas de diseño modernas, unos colores diferentes a los habituales en telefonía móvil, donde destaca en especial su bonita y especial parte trasera, el Honor 10 nos llegó en color verde y azul o lila, unos modelos que realmente son mucho más que un simple color básico, ya que depende del momento el color resulta camaleónico.

Sí, y es que la trasera del móvil toma su supuesto tono verde o lila en condiciones de luz normal o escasa luz ya que con una luz directa o en exteriores, su superficie su trasera es capaz de mostrar un colorido espectacular que viaja entre los azules, verdes y lilas. Al mover el teléfono, el Honor 10 crea un sin fin de líneas de luz que dibujan formas y curvas increíbles, tanto que que al que escribe este artículo, lo dejan embelesado, qué bonito es el Honor 10. Desde luego se trata de un producto único y distintivo que en lo estéticamente personal me ha encantado.

Podrías estar pensando que su color estaría en la línea del famoso y también bonito color tricolor o Twilight que decora a su primo cercano, el Huawei P20, pero no, en Honor los acabados de sus traseras siempre han ido algo por su cuenta, mostrándose desde el ya veterano Honor 7 unos teléfonos elegantes y espectaculares en sus coloridos a partes iguales.

Los acabados y el manejo del Honor 10

Este Honor 10 cuenta con un nivel de acabados de alta gama a un precio de media gama. Los acabados, materiales y ensamblaje del móvil Honor 10 es casi perfecto. Sobre sus acabados, casi excelentes, y digo casi, porque tanto este Honor 10 como el Huawei P20, tanto monta, monta tanto, pierden enteros con el uso de esa especie de lámina de cristal que Huawei coloca sobre la parte frontal de alguno de sus teléfonos tops, como este, y que llega casi hasta los bordes de la misma. Pues a mi esa lámina, que no se puede quitar, me molesta y mucho. La noto sobremanera al desplegar las notificaciones o hacer scroll lateral desde alguno de sus marcos siento como me araña la yema de los dedos. Realmente no se como un control de calidad mínimo dejó fabricar este móvil así. Obviamente, al ponerle la funda de silicona, que viene de regalo, y sirve para proteger la bella parte trasera este efecto deja de apreciarse automáticamente.

Es en su bella trasera donde nos encontraremos un diseño algo diferencial con el P20, ya que el Honor 10 utiliza unos bordes laterales muy redondeados que harán que la sensación en mano sea muy agradable. Su tamaño que es de 5,84″ también resulta muy cómodo en mano y es que creo que este formato y tamaño de  pantalla es perfecto hoy en día para casi cualquier usuario. Aquellos que tengan problemas de vista o usen mucho el móvil para editar textos, escribir cartas, etc quizá vean en modelos con pantallas mayores una solución y tamaño más redonda que la de este Honor 10. Para el resto, que somos la mayoría este teléfono y sus acabados serán de matrícula de “Honor”.

Las prestaciones del Honor 10

En cuanto sus prestaciones puras en ocasiones se muestra inclusive más rápido que su primo hermano P20 con el que comparte casi todo el hardware. Recordemos que este bonito Honor 10 lleva el potente procesador Hi-Silicon Kirin 970 el penúltimo modelo de la casa,  ya con lo que Huawei denomina AI, o inteligencia artificial.

Además cuenta con 4Gb de memoria RAM, una cantidad solvente aunque no en línea de los últimos teléfonos lanzados al mercado. Si bien en el día a día el procesador se muestra muy rápido en el cambio de tareas, y destaca por su rendimiento en juegos.

Aunque también aquí debo puntualizar que sufre algunos lags puntuales y que me hace pensar que quizá en cuanto a rendimiento aún nos falta un ápice para hablar de tú a tú con iOS de Apple y sus iPhone. En cualquier caso hablo de pequeños lags al querer tomar una foto a la velocidad del rayo para rápidamente ir a la galería, retocarla y enviarla por correo, la experiencia es rápida pero con algo de falta de fluidez.

El modelo que nos ha llegado a la redacción de tiroriro.com es el modelo de 64 Gb. Suficiente para casi todos los humanos, si bien existen versiones de 128 Gb. Un tamaño de memoria interna que yo veo como el próximo estándar durante 2019. Los juegos cada vez pesan más, las fotos también, y la irrupción de la grabación de vídeos a 4K también disparará las necesidades de almacenamiento, quedando los 64 Gb. como suficientes pero justos para muchos usuarios.

Un aspecto en el que no nos ha llegado a convencer, aunque en otros medios la alaban de forma incomprensible, es la calidad de su pantalla. No está mal, si no tienes justo al lado otro dispositivo. Y es que incluso en casa, la pantalla de 5,84″ del Honor 10 se queda por ejemplo un listón por debajo del P20, amarillea algo más inclusive estableciendo el color más frío posible los blancos resultaran excesivamente cálidos.

Pero es que el P20 ya amarillea algo pues sin ir más lejos lo he comparado además de con el Huawei P20 con un Xiaomi Redmi Note 5 que anda por la redacción y sinceramente, el blanco de la pantalla de Xiaomi es mucho más blanco, sin ese ligero tono amarillo que no me acaba de convencer.

La cámara con inteligencia artificial del Honor 10

La cámara del Honor 10, equipada con el sistema AI o inteligencia artificial que mediante el análisis de la imagen permite que el móvil reconozca entre diferentes tipos de fotografía para aplicar de forma automática los mejores parámetros así como simular diferentes tipos de iluminación, efectos de apertura, desenfocado y realce de los colores. Todo esto en el día a día convierte a prácticamente cualquier usuario en un excelente fotógrafo a nivel técnico tan sólo con la pulsación de un botón. Y es que si cuentas con unas mínimas nociones de encuadre y composición el resto lo hará la AI del teléfono por si solo, obteniendo a cambio unas instantáneas magníficas.

Las ópticas no son Leica como si lo son las de su primo hermano el Huawei P20 y están montadas en diferente posición, sobresalen algunos milímetros, bastante más de lo deseado, pero como viene siendo habitual en la actualidad en casi todos los móviles que aparecen en el mercado, cosa que repercute en una clara “cojera” del teléfono cuando lo usamos plano sobre una mesa.

En cuanto a la calidad percibida tras una jornada de pruebas creo sin miedo a equivocarme que este teléfono hará las delicias de cualquier usuario, especialmente de aquellos que no busquen una gran capacidad de ajustes manuales y que normalmente saquen el teléfono, encuadren y disparen sin querer ir más lejos que obtener excelentes fotos. Con ello no quiero decir que su cámara no sea del todo “profesional”… ya que la realidad nos dice que ninguna cámara de móvil puede considerarse profesional ya que las lentes son siempre muy reducidas y para considerar una cámara profesional esta debería tener un diámetro mucho mayor para poder trabajar la luz con mayores parámetros lumínicos. Si bien tanto el sensor como sobre todo el software de este teléfono nos brindará unos resultados casi a la altura de los teléfonos más tops del mercado.

Es también destacable la cámara delantera, la que usamos para los selfies y es que esta cámara es capaz de ofrecer una calidad a la altura de la trasera para que así nos podamos ver los defectos con total precisión… bueno… esto, al menos creo yo, no debería ser un hecho diferencial para optar por este teléfono u otro pero cada cual que opte por su mejor opción.

Sobre esta cámara frontal, será a su vez la que nos provee del reconocimiento facial para el desbloqueo del terminal, es muy rápido y eficaz, con tan sólo levantar el teléfono móvil ya entra en funcionamiento el “lector de caretos” y realmente funciona, tanto si vas con gafas (no de sol) como si no las lleva, si te has peinado tras levantarte o si no has pasado aún por el espejo.

El sistema operativo Emui

La posición del sensor de huellas es otro elemento desde mi punto de vista revisable, ya que aunque de buenas a primeras puede resultar más óptima que la típica colocación del sensor en la trasera puedes encontrarte que si usas el móvil mediante gestos en lugar de mediante la típica barra de Android, cuando estás con el móvil en posición lateral, para por ejemplo jugar a los centenares de juegos que hay para Android puedes rozar dicho sensor ocasionalmente con la mano y hacer que salgas momentáneamente de la partida.

Quedándonos en esa opción de control por gestos, algo que tan de moda se está poniendo últimamente, impulsado por Apple y su iOS, al igual que el nocht y otros elementos. En este Honor 10 e incluso en los Huawei como el P20 el control por gestos está implementado digamos que regulín, para mi claramente peor que la implementación de gestos que Xiaomi ha conseguido en su sistema Miui. Tras una semana de pruebas no acabo de acostumbrarme.

¿Cómo puede mi cabeza relacionar que un gesto de derecha a izquierda o viceversa sobre el sensor de huellas se corresponde a mostrarte la pantalla de la baraja de cambio de apps? Para mi este gesto se debería corresponder al cambio de aplicación instantáneo entre el orden de apertura de apps o si están con el navegador de Internet el ir hacia adelante o hacia atrás en el historial de la navegación.

Luego Emui hace que una pulsación corta sobre el sensor equivalga a ir hacia atrás, yo preferiría que ante una pulsación corta, no hiciese nada.

Por último una pulsación larga sobre el sensor equivale a ir hacia la home. Yo preferiría que ese fuese el gesto para mostrar las apps abiertas, la vista de la baraja, y usar una doble pulsación como acción para ir hacia a la home.

Siendo sincero, hoy para mi el sistema operativo o mejor dicho “capa” de personalización de Huawei, la denominada Emui, creo que se está quedando ya demasiado pasos atrás con respecto a Miui ya que en definitiva la siento como algo antigua en su look&feel.

Hablo de cosas nimias de la capa Emui pero que a un usuario de telefonía móvil avanzado le pueden frenar en su compra, detalles que van desde esa comentada implementación del control por gestos a otros como la vista del cambio de tareas, que tanto en Honor como en Huawei podemos hacer mediante la ya algo desfasada visión que nos mostrará las apps abiertas en formato baraja de cartas, cuando en Miui de Xiaomi es mucho más clara y práctica al formar dos columnas de vista cenital o planas mostrando el contenido en pantalla de las diferentes apps abiertas. Otro detalle que no entiendo de Emui es como no evolucionan la vista de las carpetas de escritorio que se encuentran repletas de apps, Emui de Huawei al abrirlas no aprovechará ni de lejos el formato de la pantalla, mostrándote tan sólo 9 aplicaciones antes de tener que realizar scroll por las 15 que te muestra Miui.

Alternativas al Honor 10

Para empezar tenemos a su primo hermano, el Huawei P20 que anteriormente analizamos en tiroriro.com y del que quedamos muy satisfechos. Hablando claro, el Huawei P20 es un teléfono premium algo superior gracias a su mejor cámara, que está firmada por Leica, eso sí, por el resto son móviles idénticos, así que dependiendo de la diferencia de precio, por ejemplo si esta es superior a 100 euros, yo me quedaría con este Honor 10.

Por otro lado tenemos a su hermano mayor, el Honor View 10. Se trata del mismo nombre con diferente apellido. Las diferencias saltan a la vista, ya que el apellido View implica una pantalla de mayor tamaño, pasando de las 5,84″ a las 5,99″. ¿Quieres saber que significa View, Lite, Pro? Recuerda que tenemos un artículo sobre ello. También cabe destacar que el View no cuenta con el famoso “notch” o bigotillo, y esto aunque no sea nada que pueda repercutir en temas funcionales ya que los marcos del View son muy finos si que le da un aspecto un tanto más antiguo, parece que el nocht le da algo de mayor modernidad al Honor 10. Por lo demás, cuenta con el mismo procesador 970, algo más de memoria RAM al situarse en los 6Gb y una batería un poco mayor de 3750 mAh.

Y el último, aunque probablemente existan muchos más, tenemos a su competencia más feroz, esta no es otra que el Xiaomi Pocophone F1 un teléfono que cuenta con un procesador potentísimo que es claramente superior al Kirin 970 que monta el Honor 10 y que para nada es lento, al contrario, pero es que el SnapDragon 845 que monta el Pocophone F1 es a día de hoy el procesador más potente que puede equipar un móvil. Eso sí en el resto de apartados, sobretodo en cuanto a los acabados, el Honor 10 se encuentra muy por encima.

La conclusión para este redactor no es otra que aconsejar este Honor 10 por la combinación de factores potencia, prestaciones y extraordinaria belleza del dispositivo. En resumen, este  Honor 10, es de 10.

No te pierdas: