Prueba Kawasaki Z900

Prueba Kawasaki Z900

La Kawasaki Ninja Z900 es el sueño de muchos, una moto con unas cifras de ventas espectaculares que se ven alimentadas por un muy buen hacer por parte del fabricante nipón.

No es de extrañar que esta nueva versión de su Z, elevada hasta los 948 c.c. sea la moto más vendida en su categoría y cilindrada. Sus predecesoras, las Ninja Z800 y la Z750 ya cosechaban un gran éxito comercial, y esta nueva versión no podía ser menos.

Para conseguir es puesto tan alto en el cajón de las motos más vendidas, desde Kawasaki nos llega una moto muy equilibrada y con todas las razones para llevarse tan digno premio. Su equilibrio precio/prestaciones es bárbaro.

No existe ninguna otra moto por debajo de los 9.000 euros que entregue 125 cv. de potencia.

Si bien, su precio catálogo está en los 9.299 eur, a poco que llores en el concesionario te la rebajarán casi 1.000 euros.

¿Qué te dan los japoneses de las motos verdes por esos 9.000 euros?

Pues los diseñadores de Kawasaki nos ofrecen una estética más que comprobada y que funciona y funciona muy bien entre los jóvenes y no tan jóvenes, sus formas, en Z, como su nombre de modelo ya nos indica, quitan el sueño a moteros de entre los 18 y los 30 años como ninguna otra moto consigue hacerlo. Si bien ese es su target, por encima de otras edades ya se suele buscar otro tipo de cosas en una moto, más allá de un diseño molón y unas prestaciones de infarto.

Además es como ya he comentado una moto económica, porque ninguna otra te ofrece lo mismo a ese bajo precio, obviamente sin hablar de marcas desconocidas.

El motor de la Z900

El motor de la Z900

La Kawa cuenta con un motor de cuatro cilindros en línea de 948 cc y doble árbol de levas que resulta muy enérgico y directo al gas. Rinde unos buenos 125 cv a 9.500 rpm y entregan un par motor de hasta 98,6 nM a 7.700 rpm.

Su rango de uso es bastante ideal pues resulta muy muy lleno y con una espectacular subida de revoluciones en la que no presenta apenas baches de potencia durante todo su régimen, a excepción como es lógico en todo motor de cuatro cilindros, de su parte más baja, donde acusa la típica falta de bajos, pero eso tan sólo será en la parte más baja del cuentavueltas.

Es sin embargo destacable, sus medios ya que su poderoso empuje se asoma inclusive algo por debajo de las 4.000 rpm, no muy lejos de esas hipotéticas 3.000 en las que acostumbran los motores bicilíndricos a tirar. Así que con este «tetra» no echarás a faltar el tacto abajo de las «bi», ni de lejos ya que si abres gas sin contemplaciones la Z900 te puede catapultar hasta algo más allá de las 10.000 rpm en un suspiro, momento en que emitirá una especie de chillido, corto y agudo a la vez que corta inyección.

Su inyección cuenta con doble mariposa de 26 mm por cilindro lo que ayuda a que su respuesta sea tan instantánea y sin titubeos.

Diseño en Z para la Kawasaki Z900

Quizá ese corte de inyección llega algo antes de lo inicialmente imaginado por su configuración de motor tetracilíndrico y su alta cilindrada. En el velocímetro, con la segunda velocidad engranada llegamos a ver 129 Km/h, sin embargo para seguir incrementado esa velocidad deberás engranar tercera, y esto será algo que lo harás sin quickshifter ni nada que se le parezca, tampoco le hace falta a este embrague, formidable en tacto.

Quizá para algunos, entre los que me incluyo, su relación de cambio pueda resultar algo corta, no mucho, pero es que esta Z900 no es una moto sport turismo, es una naked sport por lo que esa caja de cambios más cerrada de lo normal es a priori lo que deberías necesitar para las salidas a curvear con tus amigos esas mañanas de fin de semana.

Comparada con otras motos similares que hemos probado su motor anda bastante más que el de la Honda CB650R y sobretodo se encuentra mucho más lleno, aunque eso a veces implique menos diversión, pues no notarás en la Z900 como se estira tanto su motor si no que todo sucede más rápido y sin altibajo alguno, su respuesta es mucho más parecida a la de la Triumph Street Triple R… aunque aquí si que hay diferencias en sonido y en entrega, siendo quizá todavía más plano el tricilíndrico británico que el tetra japonés, aunque a fin de cuenta la diferencia es de tan sólo 7 cv a favor de la Z, si que notarás en su parte alta el casi 25% más de par que atesora la japonesa.

El sonido de la Z900

El sonido de la Z900

En cuanto al sonido de serie que emite este tetra japonés… quizá sea su parte más flojita, conjuntamente con algún que otro detalle sin mucha importancia del que te hablaré más adelante.

Su sonido en frío es como casi el de cualquier otro tetra, un sonido acelerado, enfadado y con tonos taquicárdicos… efecto que se diluye una vez el starter automático deja de trabajar. Entonces el sonido recupera un pulso más normal aunque para mi gusto a ralentí, incluso con el motor ya a perfecta temperatura de trabajo, es un motor demasiado rumoroso y con sonidos algo metálicos, que en definitiva no es desde luego un sonido redondo, ni a ralentí ni a bajas vueltas.

Eso sí, una vez atacas la parte media y alta del tacómetro la cosa cambia, pero sigue siendo un sonido de esos normalitos, no es de esos bramidos que te enamoran como por ejemplo el de otro tetra que probé hace escaso tiempo, la Honda CB650R. Y es que cómo sonaba la muy…

Tampoco nos ha gustado la estética del escape de serie de la Z900, ya que, siempre desde mi punto de vista, no es muy agraciada, demasiado voluminoso, un escape «jamonero», pero en definitiva, en esta moto el escape es algo que casi con total seguridad acabarás cambiando pues resulta muy raro ver una Z circulando con el escape de serie.

Los consumos de la Z900

Los consumos de la Z900

Los consumos que sacamos a la Kawasaki en nuestra prueba, casi toda efectuada por una carretera revirada de montaña, estuvieron en unos muy decentes 6,1L si bien un compañero que tiene una desde hace ya casi un año nos cuenta que con algo de esmero es posible incluso bajarla de los 5L a los 100 Km, quedando su «récord» personal en unos muy contenidos 4,9L a los 100 Km.

Desde luego que estos contenidos consumos para una motor de 948 cc. capaz de entregar la nada despreciable cifra de 125 cv son dignos de mención. Un punto más para esta Kawasaki Z900 y ya van varios.

Estos consumos junto con su depósito de gasolina con capacidad total para 17 litros nos permitirá unas autonomías a sus mandos de poco más de 250 Km. No está nada mal.

La parte ciclo de la Kawasaki Z900

El chasis multi-tubular en acero de la Z900 es sumamente neutro, a sus mandos en pocos minutos, por no decir segundos te parece que has llevado esta moto desde hace tiempo, la confianza que te da su noble chasis es bárbara. Quizá a esto también suman sus neumáticos Dunlop SportMax con medidas de 120/70R17 y 180/55/R17 así como su rígida suspensión, que no machacona suspensión, es una suspensión que bien ajustada no pierde la compostura inclusive con la presencia de algunos baches en el asfalto y con el asfalto impoluto es perfecta.

La suspensión está compuesta por una horquilla invertida de 41 mm y una trasera con un sistema Back-link, ambas suspensiones se benefician de contar con ajustes de extensión y precarga del muelle.

Su peso aún siendo de 210Kg. en orden de marcha con los líquidos llenos, se siente a sus mandos muy contenido para tratarse de una moto que roza el litro de cilindrada.

Horquilla invertida de 41 mm en su parte ciclo

Los frenos es de lo más destacado de esta moto, junto con su motor y chasis, en el tren delantero contarás con dos discos de 300 mm mordidos por pinzas de 4 pistones de anclaje no radial, aún con estas, este tiene una fuerza impresionante y su nivel de dosificación es exquisito, al igual que ese freno trasero, un disco de 250 mm con pinza monopistón que frena y bastante, no como en muchas motos que el trasero parece que está ahí simplemente para decorar, en definitiva en esta Z900 una orden a la pinza Nissin posterior y tus deseos se harán realidad. Otro punto más para la Kawasaki.

El ABS es un ABS tradicional, nada de ABS en curva ni otras pájaras electrónicas, además su entrada en acción está muy lejos… durante la prueba no lo hemos buscado pero tampoco lo hemos encontrado en ninguna de las fuertes frenadas que hemos acometido tras aguantar demasiado tiempo el gas abierto entre curva y curva con segunda velocidad engranada. Y es que eso es tan divertido….

La ergonomía de la Z900

La ergonomía de la Z900

Estamos ante una moto que es lo que es, una moto para sacar la quintaesencia en reviradas carreteras de montaña y claro, eso implica hacer muchas concesiones a la falta de comodidades, su asiento es como sus suspensiones, duro, por ello te transmite que está pasando en cada una de sus ruedas y eso en larga tiradas te pasará factura, o ¿quizá esperabas otra cosa?

Llegarás al suelo con suma facilidad pues su asiento se sitúa en unos contenidos 795 mm.

En cuanto a la comodidad para el acompañante… pues bueno…allá él si quiere subirse, irá bastante arriba, con muy poco mullido y muy estrecho, sus nalgas acabarán apoyándose sobre el carenado y las piernas las llevará muy flexionadas, no es desde luego una moto para dos.

La parte estética de la Z900

Esto siempre será algo que deberá valorarse a parte, cada uno tiene unos gustos estéticos que le hacen decantarse por un tipo de moto y otro, o inclusive dentro de un mismo tipo, como por ejemplo el que nos ocupa en este artículo, las naked, tendremos gustos que van desde lo retro de su hermana la Z900 RS de corte clásico pasando por la clásica Triumph Thruxton 1200R, o la tricilíndrica Triumph Street Triple R a otras más neo-clásicas como la Honda CB650R que probamos anteriormente, las Yamaha de las series MT o inclusive la KTM SuperDuke.

Desde mi punto de vista estético esta moto la encuentro algo «chepada» de diseño, y me da una sensación de «transformer» o Mantis religiosa, no me desagrada pero quizá por la edad soy algo más de estéticas tipo MT09 o CB650R.

Lo que si que considero un fallo, desde mi punto de estético, es el uso de estos marcadores o relojes donde desde un display digital se intenta emular una cuentavueltas electrónico, ni es preciso, ni consigue el efecto correcto ni me ha gustado un ápice. Cuenta con un indicador de ECO, es decir que te informa de si tu conducción es económica/ecológica… pues bien, a mi se me encendía tan sólo en fuertes reducciones, y al tocar embrague o insinuarme a la maneta del gas desaparecía por completo.

En cuanto a la diferente gama de colores la unidad probada es en color Lima con Gris grafito, es decir, la más Kawa de todas si bien la puedes encontrar en rojo combinado con un gris más obscuro, en blanco perlado combinado con negro o en negro metalizado.

Los acabados son justitos, también su precio, en esta moto todo va en equilibrio.

Conclusiones sobre la Z900

Desde luego es una moto que te hará disfrutar de lo lindo, rápida como pocas y tremendamente ágil en curvas, con unos consumos inferiores a lo esperado para un motor tan poderoso y sobre la que sobretodo, obtienes lo que pagas por ella.

 

No te pierdas: