Prueba monitor ultrawide BenQ

Prueba monitor ultrawide BenQ EX3501R

Probamos en tiroriro el monitor BenQ EX3501R, se trata de un monitor ultrapanorámico, para los más neófitos un monitor más ancho de lo normal.

Este extra de ancho permite trabajar con más ventanas abiertas de forma simultánea, imagina tener una página web a un lado y al otro una hoja de cálculo o documento Word donde estás pasando los datos.

En muchas publicidades hablan de que un monitor panorámico como BenQ EX3501R es como tener dos monitores en uno, pero esto no es así, al menos para este BenQ, ya que se trata de un monitor con una proporción de 21:9, mientras que los monitores «normales» o más típicos son los de 16:9

Dos monitores unidos sería una proporción de 32:9 y no de 21:9. Seguro que te estarás preguntando si existen monitores 32:9, pues sí los hay.

Si bien los monitores de 32:9 resultan demasiado masivos e inmersivos, y a menos que le dediques poco tiempo al día durante el ordenador, no te los aconsejo.

En cambio un monitor de 21:9 si que es aconsejable, pues de alguna forma creo que es el que más se adapta a la disposición paralela de los ojos de un humano, sin llegarte a rodear.

¿Qué es mejor usar dos monitores o uno?

Pues aquí mi respuesta puede levantar la ira desatada de algunos que abanderan que lo mejor es jugar o trabajar con dos monitores de formato 16:9 en lugar de trabajar cono sólo un monitor de formato más ancho como lo es este BenQ de 21:9.

Mi respuesta es, lo mejor es trabajar o jugar con un único monitor, siempre. ¿Motivos? varios, te ahorras cableado, y sobretodo evitarás el indeseable marco que va existir entre ambas pantallas, aunque este sea mínimo, siempre estará ahí en medio, para molestar.

En cuanto a si mejor 32:9 que 21:9… he probado ambos y el de 32:9 me resulta excesivamente grande, debo girar demasiado la cabeza para recorrer toda la pantalla, además de colocarme demasiado lejos. En cambio el de 21:9 me permite trabajar a unos 50 cm escasos sin dejarme ciego, y cuando juego, me separo un poco más, no mucho, quedando entre 80 y 100 cm del centro del monitor.

Algunas características del BenQ EX3501R

En el BenQ EX3501R tenemos una pantalla de generosas dimensiones, concretamente con 35″ de diagonal, lo suficientemente grande para disfrutar mucho trabajando con él y a la vez contenida para que más o menos quepa en cualquier escritorio de tamaño más o menos estándar.

Podría comentar todas y cada una de las especificaciones técnicas del monitor, sin embargo esto es algo que puedes ver en muchas otras páginas, o inclusive en las tiendas de compra o en la propia web del fabricante. En mi caso te voy a dar una opinión real, de uso, tras estar trabajando ya más de 15 días con el a razón de unas 10 horas diarias, además de jugar una o dos horas al día en su pantalla.

Las ventajas del BenQ EX3501R

Pues son muchas, y eso que ya venía de otro monitor 21:9 un LG de 29″ con resolución 2560 x 1080p.

Con este BenQ EX3501R todas la bondades que comenzaba a desplegar el LG se ven elevadas a la perfección. Me explico.

Un típico escenario que me encuentro en mi día a día es el de programar páginas web. Ahora con la resolución «extra» de 3440 x 1440p me permite tener dos ventanas, una al lado de la otra sin que estas solapen. Esto me es especialmente práctico para poder tener el código fuente en un lado, y la página web resultante en otro. Esta resolución se llama Quad HD.

Ideal para simuladores de conducción

La curvatura, de 1800R, sin ser excesiva hace que el monitor se vea más moderno y en juegos, sobretodo en los juegos de conducción se vuelve más inmersivo. En el trabajo diario se aprecian la líneas horizontales ligeramente curvadas, pero no molestan ni distorsionan la imagen, ni aunque como es mi caso, esté diseñando logotipos habitualmente.

La conectividad es también un punto fuerte del BenQ EX3501R, ya que además de las obligadas conexiones de HDMi y DisplayPOrt dispone de conectividad USB Tipo C lo que nos asegura que podremos conectar los nuevos portátiles mediante esta salida, una salida, que a diferencia del HDMi tradicional, nos permite sacar vídeo a más altas resoluciones y con mayores frecuencias de refresco, un conector que es cada vez más popular.

Sobre la mencionada tasa de refresco, esos 100hz que abandera son de agradecer, los ojos se cansan menos y te lo digo tras utilizar el LG que ya daba 75hz y que notaba como mejora sobre los típicos monitores de 60hz. Si que no son los 144 hz que anuncian otros fabricantes, pero por ejemplo el monitor se ve de lejos mejor que los 144 hz que llevaba el portátil de Asus que probamos en tiroriro hace ya un tiempo.

El diseño del monitor es excelente, su peana cumple, su sistema de regulación doble, tanto en inclinación como en elevación trabajan de forma excelente. Además y para los más puristas, sus marcos son bastante reducidos.

Puntos negativos del BenQ EX3501R

La accesibilidad de sus menús, se que es difícil controlar un monitor a través de los botones que encuentras en ellos, pero este se lleva la palma. Es horrible entrar a configurar cualquier cosa, como todo, al final te aclaras, pero dudo yo que sea capaz de memorizar los diferentes procesos, pues una vez bien ajustado, creo que si no vuelvo acceder me olvidaré de su intrincado sistema de menús.

El HDR, para mi una tecnología, que no me convencen al menos para el trabajo diario, hace que los textos pierdan suavidad, los vuelve más vetustos y vira algo los colores, sobretodo los blancos.

Se me hace imposible trabajar en mi día a día, programando, diseñando y escribiendo con el HDR activado, en cambio en juegos… en juego ni idea, porque en juegos este monitor ya es una pasada con los ajustes que he conseguido para el trabajo diario.

Por ponerle otro pero te diré que este monitor BenQ no tiene altavoces y que por tanto deberás recurrir al uso de altavoces externos. Esto para muchos no supondrá un problema, pero para mi es otro enchufe más para los altavoces y otro botón que encender más a primera hora. Mis dos monitores anteriores incorporaban altavoces, y vale, no sonaban como los Edifier que tengo ahora, pero desde luego, con ellos mi día día era más cómodo.

En más de una web leerás como desventaja que su pantalla es VA en lugar de una IPS, pues bien, vengo de una IPS, y sí la IPS se ve mejor bajo casi cualquier condición y configuración, pero con esta VA, una vez bien ajustada, ríete tú de la IPS, la diferencia es prácticamente inapreciable.

No dispone de software para la gestión de ventanas, como si que disponen otros monitores existentes en el mercado, como mi anterior LG UltraWide, algo que para mi a día de hoy es imprescindible pues me gusta configurar al disposición y tamaño que va a tener cada ventana de trabajo mediante sistemas de disparador o magnéticos, tal y como tiene de serie Windows 10, pero con mayores posibilidades de configuración.

Para solucionar esta disyuntiva he tenido que recurrir a buscar programas para la gestión de ventanas de terceros fabricantes, ya que mi anterior programa llamado Split Screen sólo funciona con monitores LG. Encontré no obstante una joyita, algo caótica al principio por no ser muy visual, pero que a la postre es superconfigurable y altamente recomendable, toma nota: WinDock

Conclusión sobre este monitor BenQ

Así que no me queda nada más que recomendar la compra de este monitor ultrapanorámico de BenQ.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro